Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 65 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 65 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

La locura sin fin de la isla maldita

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La locura sin fin de la isla maldita

Mensaje por WES el Lun Sep 06, 2010 10:22 am

jueves 2 de septiembre de 2010


La locura sin fin de la isla maldita



El resucitado entre los muertos Fidel Castro hablará mañana, a las 7:30 a.m., por el inicio del curso escolar, en la escalinata de la Universidad de La Habana, discurso que será transmitido por diversos medios.
Desde luego, se referirá al "conflicto en el Medio Oriente" y a las amenazas en consecuencia para el mundo, el cual, como sabemos ya, se acabará el próximo 9 de septiembre.
Un viejo orate y esperpéntico, al que se le permite soltar una colosal sarta de estupideces y desvaríos, elevados éstos a la categoría de "importancia mundial para la salvación del género humano".
El lugar de Castro sería sino el Hyde Park de Londres, si tanto quiere expresar sus ideas y ser escuchado. ¿Cuántos oyentes habría conseguido aquí?
Probablemente, algunos curiosos, en principio, como lo son los habituales de Hyde Park, y luego habría sido rápidamente olvidado.
Pero, con la astucia e incluso la inteligencia que pueden poseer los locos, Fidel Castro desde sus inicios tomó como cautivos a los cubanos para que lo oyeran, lo acataran y lo aplaudieran. Sabido es que a los locos, para no molestarlos y ser condescendientes con ellos, hay que aplaudirlos si así lo piden. La diferencia, en el caso de este cubano esquizofrénico, fue que llevó la exigencia de ser aplaudido, en sus no infrecuentes arranques de "lucidez" con tal de mantenerse en el poder (su único éxito), a fusilar, asesinar, o condenar a la prisión y reprimir a todos aquellos que no quisieran ni escucharlo ni aceptar su vesania.
El resto, es esa historia desgraciada que parece no tener fin, aunque ahora haya pasado de su primer período hegeliano-marxista de "tragedia" para ser una "farsa".
Es una farsa porque la tragedia, instalada ya, ha cedido su plaza (como el próximo "discurso" de Fidel Castro pudiera ser en la denominada "de la Revolución") a los incoherentes balbuceos megalómanos de un desquiciado que se cree el "Señor del Mundo", capaz con su palabra ungida de hacer fracasar a los planes de un perverso e imperialista "gobierno del mundo", sobre el que ha escrito su reciente amigo, Daniel Estulin.
El pobre (es un decir) loco, recuperado físicamente, se aburre. En la falta de poder ejecutivo en la isla, que detenta su hermano Raúl, necesita afirmarse en lo que él considera es el "vasto mundo", para lo que siempre se creyó predestinado, o en sus regresivas visitas al Acuario de La Habana.
Quizás, por piedad filial, el hermano menor Raúl (ideológica y represivamente, su igual o acaso peor, pero desde el punto de vista chocarrero, un "simple mortal" respecto del mayor) no sólo le permite salir al Acuario y conceder entrevistas, sino a ser escuchado nuevamente, justo porque se dedica a los "mucho más importantes asuntos mundiales" que, en definitiva, siempre fueron su "vocación".
Lo atroz, junto a los tantísimos muertos, entre fusilados, asesinados, caídos en combate (y fuera de Cuba, como en Angola, por ejemplo) que produjo la "locura" de Fidel Castro, con tal de ser oído a la fuerza, es que ahora ella ha vuelto, similarmente a lo que se expresa en las visitas a los peces, a la fase de "enfermedad infantil" y tiene para esto el mismo auditorio de siempre.
Incluso, más jóvenes, como los estudiantes universitarios mañana en la escalinata.
Su próxima alocución deberá ser la plaza esa, la que se llamó "Cívica".
Que se vayan preparando los habitantes de la isla a ser movilizados para oírlo argumentar abstrusamente sobre entelequias sin sentido, sin ninguna relación con la desdichada situación de miseria y opresión de los cubanos.
Obtendrá, también, los mismos aplausos de siempre.
The show must go on !
http://isis-lareinadelanoche.blogspot.com/2010/09/la-locura-sin-fin-de-la-isla-maldita.html

WES
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 422
Valoración de Comentarios : 218
Puntos : 1091
Fecha de inscripción : 11/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.