Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 22 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 22 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por pedro dollar el Vie Ago 27, 2010 11:30 pm


El Hermano Salvador Allende con su Regalia Masonica


"Yo, Salvador Allende Gossens, de mi libre y espontánea voluntad, y bajo mi palabra de honor, me ofrezco como candidato a la sociedad masónica deseando ser útil a la Humanidad".



De esta manera, en julio de 1935, Salvador Allende, el que fuera presidente del Gobierno chileno, solicitó su ingreso en la Logia Progreso #4, de Valparaíso. Tras la solicitud, se sucedieron las entrevistas e informes de rigor que culminaron con la iniciación de Allende el 16 de diciembre de ese mismo año, a las 18.30.

Mi contacto con Salvador Allende ocurrió en París, en 2004, cuando estuve trabajando para Radio Francia Internacional. En esa época frecuentaba las logias del Gran Oriente de Francia y en una oportunidad, recorriendo la biblioteca y el museo, me topé con el mandil del hermano Allende.

Ser nieto de un ex Serenísimo Gran Maestro de la Gran Logia de Chile e hijo de otro masón fueron elementos excepcionales en su candidatura, a los que se sumaron sus cualidades personales y su deseo constante de trabajar por la sociedad.

Salvador Allende nació en Santiago de Chile el 26 de junio de 1908. Después de vivir en varias ciudades se radica en Valparaíso y en 1926 ingresa en la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile.


Su vida universitaria se caracteriza por una gran actividad desarrollada en torno a los ideales de los estudiantes de aquella época, integrando dos grupos de opinión: Avance y El Vanguardia. En una de sus actuaciones fue expulsado como estudiante de Medicina y readmitido un año después, terminando sus estudios en 1933.

Su connotación política estuvo determinada por su admiración por dos grandes masones chilenos: Marmaduque Grove, muy vinculado a su familia y fundador del Partido Socialista; y por su abuelo, Ramón Allende Padín, conocido por sus ideas revolucionarias y fundador de la primera escuela laica de Chile.

La concepción masónica, el compromiso político y la actividad médica de Salvador Allende constituyeron los tres pilares fundamentales de una vida cuyo objetivo era aportar algo a los demás, tal y como lo expresó durante su iniciación masónica: "El hombre es sólo un engranaje del conglomerado social, por lo tanto, su vida debe estar a su servicio, o sea, al serviciode sus semejantes".


De esta manera, su aspiración a la justicia social se manifiesta nítidamente a través del respeto al derecho de los demás y a los afanes por impulsar el perfeccionamiento espiritual, moral y material de la sociedad.


Sin embargo, su compromiso político causó alguna reticencia en su ámbito masónico, lo que no impidió que él se sintiera siempre masón, con una sensación que él mismo manifestó tras el momento iniciático: "Cuando la venda cayó de mis ojos y pude observar las espadas dirigidas a quien veía por primera vez la luz masónica y oía las palabras del Venerable Maestro, pude entender que esa era una expresión de profunda y honda solidaridad, para hacerle presente al iniciado que sus hermanos estarían prestos para acudir en su ayuda si el caso así lo requiriera".
Desde aquel momento, Allende intentó trasladar sus ideales masónicos a su acción en el mundo profano, visualizando en sus compromisos ideológicos una identidad muy cercana entre los principios de libertad, igualdad y fraternidad que propugna la Masonería no como concepciones abstractas sino como enfrentamientos con la realidad. Así, los objetivos de sus ideas socialistas buscaban la justicia social aplicando los mismos principios.

Persiguiendo este fin, se afianzó en el Partido Socialista, que lo llevaría como diputado al Congreso Nacional en el año 1937, para ocupar el Ministerio de Sanidad durante el Gobierno del también masón Pedro Aguirre Cerda.


Pero estas ocupaciones lo alejan de Valparaíso, por lo que para continuar su actividad masónica solicita cambio de Logia, afiliándose a la Logia Hiram #65, en Santiago de Chile, el 8 de noviembre de 1940. En ella alcanzará el grado de Maestro y se verá acompañado en sus venidas por un buen número de hermanos de militancia socialista.

Sin embargo, ocurrió algo aparentemente contradictorio. En un Congreso del partido realizado en Chillán, algunos sectores presentaron una moción por la que declaraban la incompatibilidad entre la militancia socialista y la pertenencia a la Masonería, olvidando, por ejemplo, que dos de los fundadores del socialismo chileno habían sido masones: Grove y Matte. Ante esta situación, Allende intervino demoliendo los argumentos de antimasonería y dando una lección iniciática y de socialismo. En 1965 escribiría: "Tengo conciencia de que, dentro y fuera de los talleres, me comporté como un masón".

Sus problemas no terminarían ahí y una crisis sobre la filosofía masónica y la realidad le llevaron a un periodo de reflexión tras el que en 1965 presentó una carta renunciando a su afiliación masónica. Pero los hermanos de la Logia Hiram rechazaron unánimemente su renuncia, invitándolo a permanecer en sus filas, tras lo cual Allende no persistió en su renuncia y continuó dentro de la Institución.

A lo largo de su vida, Salvador Allende argumentaría las razones que le llevaron a ingresar en la orden masónica: "De ambiente familiar sin prejuicios dogmáticos y atraído por el papel de los masones desde los albores de la independencia; por la dura tarea de la Orden en su inalterable lucha con el mal y por el bien; por la acción profana de las instituciones en sus afanes de eliminar la desigualdad social; por sus esfuerzos para barrer la intolerancia y superar el oscurantismo y por imponer un régimen de igualdad de derechos y de expectativas para todos los hombres, ingresé en la Orden".

Hasta su muerte, el 11 de setiembre de 1973, Salvador Allende intentó llevar a la práctica su deseo de ser útil para la humanidad y, pese a las discrepancias propias del género humano, se puede decir que lo consiguió como masón, político y médico, pero, sobre todo, como hombre.



La carta de Allende

"Pienso, mirando hacia el comienzo de mi vida, y aún joven, que no recibí con facilidad el derecho de ser miembro de la Gran Logia de Chile, porque había sido un estudiante rebelde.


Y si golpeé las puertas de la logia Progreso #4 de Valparaíso, lo hice con la profunda convicción y teniendo el acervo de los principios masónicos inculcados en mi hogar y com mi padre, el querido hermano Ramón Allende Padilla Huelvo, quien fue Serenísimo Gran Maestro de la Gran Logia de Chile y fundador de la logia cuyas puertas se abrieron para mí en Valparaíso, siendo la segunda en el país.

Tengo plena conciencia de que la Orden no es ni una secta, ni es un partido. Que al desbastar el hombre la piedra bruta, se preparará para actuar en el mundo profano y es obligación de los masones actuar en él sobre las bases de los principios permanentes de la masonería.


Por eso no diré para agradecer, porque me parece que ese es un término impropio entre hermanos, sino para testimoniar el contenido generoso de las palabras del Soberano Gran Comendador y del Serenísimo Gran Maestro para un hermano que tengo que recordar también la noche de mi iniciación, cuando oí por vez primera, en el ritual, que los hombres sin principios y sin ideas arraigadas, son como las embarcaciones que roto su timón, se estrellan contra los arrecifes.


También supe que en nuestra Orden no había ni jerarquías sociales ni fortunas. Por eso desde el primer instante se fortaleció mi convicción de que los principios de la Orden, proyectados al mundo profano, podían y debían significar una contribución al gran proceso renovador y bullente, que buscan los pueblos en todo el orbe y, sobre todo, los pueblos de este continente cuya dependencia política y económica acentúa la tragedia dolorosa de los países en vía de desarrollo.


Por eso, teniendo la seguridad de que la tolerancia es una de las virtudes más profundas y sólidas, a lo largo de mi vida masónica, que alcanza ya a los 33 años, planteé en las planchas masónicas en las diversas logias de mi patria la seguridad, cierta para mí, de que podía coexistir dentro de los templos con mis hermanos, a pesar de que para muchos era difícil imaginar que lo pudiera hacer un hombre que en la vida profana públicamente dice que es marxista.

Este hecho, comprendido dentro de las logias, fue muchas veces incomprendido en mi propio partido. Más de una vez en los congresos del partido que fundara nada menos que un ex Serenísimo Gran Maestro de la Orden Masónica de Chile, Eugenio Matto Hurtado, se planteó la incompatibilidad entre ser masón y ser socialista. Es más dura la intolerancia en los partidos políticos.


Yo sostuve mi derecho a ser masón y ser socialista. Manifesté públicamente en esos congresos, que si se planteaba esa incompatibilidad, dejaría de ser militante del partido socialista, aunque jamás dejaría de ser socialista en cuanto a ideas y principios; de la misma manera, sostuve que el día que en la Orden se planteara, cosa que no me podía imaginar, la incompatibilidad entre mi ideario y mi doctrina marxista y ser masón, dejaría los talleres, convencido de que la tolerancia no era una virtud practicada.


He podido sortear esta realidad y creo que tan solo puedo ofrecer a los hermanos de la Gran Logia de Colombia una vida leal a los principios de la Orden, dentro de ella, y en el mundo profano.


Durante muchos años, desde estudiante, que supo de la cárcel y de la exclusión de la universidad y de la relegación, hasta hoy, he sido consecuente con mis convicciones. Mis batallas en un mundo político convulsionado, pero en un país que políticamente ha alcanzado altos niveles, a veces sin ninguna posibilidad y seguro de ello, de llegar al solio de los presidentes de Chile.

Me interesaba abrir un surco, sembrar una semilla, regarla con el ejemplo de una vida esforzada para que algún día diera su fruto esta siembra, no para mí, sino para mi pueblo, para el de mi patria, que necesita una existencia distinta.


Chile, si bien es cierto que es un país que políticamente ha alcanzado - como lo dijera hace un instante - niveles más altos en el desarrollo político que otros países de este continente; si bien es cierto que Chile, es un país donde la democracia burguesa ha permitido el desarrollo de todas las ideas; si bien es cierto - repito - que esto es así, ello se ha alcanzado por la lucha de los sectores populares, a fin de que se respete el derecho del hombre y las conquistas alcanzadas por el pueblo y que han sido logradas en heroicas batallas por la dignidad y por el pan. Si bien es cierto que Chile ha logrado en lo político ser un país independiente, desde el punto de vista económico no lo es; y nosotros pensamos que es fundamental alcanzar esa independencia económica para que sea nuestro país auténticamente libre en lo político.


Y pensamos que es fundamental que ello se logre, como pueblo, nación o país; así como es fundamental que el hombre de mi tierra pierda el temor a la vida, rompa con la sumisión, tenga derecho al trabajo, a la educación, a la vivienda, a la salud y a la recreación. Pensamos que el hombre de Chile tiene que vivir el contenido de palabras tan significativas y que constituyen la tríada de los fundamentos masónicos: Fraternidad, Igualdad y Fraternidad.

Hemos sostenido que no puede haber igualdad cuando unos pocos lo tienen todo y tantos no tiene nada. Pensamos que no puede haber fraternidad cuando la explotación del hombre por el hombre es la característica de un régimen o de un sistema. Porque la libertad abstracta debe dar paso a la libertad concreta. Por eso hemos luchado.


Sabemos que es dura la tarea y tenemos conciencia de que cada país tiene su propia realidad, su propia modalidad, su propia historia, su propia idiosincrasia. Y respetamos por cierto las características que dan perfil propio a cada nación del mundo y con mayor razón a las de este Continente. Pero sabemos también, y a la plenitud de conciencia, que estas naciones emergieron rompiendo el correaje por el esfuerzo solitario de hombres que nacieron en distintas tierras, que tenían banderas diferentes, pero que se unieron bajo la misma bandera ideal, para hacer posible una América independiente y unida.


La historia nos enseña que unas pocas logias, como las Lautarianas, fueron la semilla y la simiente de las luchas emancipadoras, y aquí, en la Gran Logia de Colombia, puedo recordar con profunda satisfacción que Bolívar escribió a O´Higgins directamente desde Sucre, y que su palabra encontró eco en el padre de la patria nuestra, que "entregara la lección de tenacidad" cuando supo de las derrotas, pero supo también de la entereza para resarcirse de ellas; y en tierra hermana argentina buscara junto a San Martín, la posibilidad de la batalla decisiva que liberara a Chile; y tuvo la visión en el Cono Sur de la América que tuvo Bolívar en su ansia justa, para el resto del Continente.
Por eso, un día 20 de agosto, desde la Rada de Valparaíso despidió con estas palabras a los barcos de la expedición libertadora del Perú: "De estas cuatro tablas depende el porvenir de América".


Fueron soldados de Chile y Argentina los que contribuyeron a la liberación del Perú. Por eso, con modestia en la dimensión de la realidad, y sabiendo que en el mundo contemporáneo, más que el hombre, son los pueblos los que deben ser y son los actores fundamentales de la historia, busqué la posibilidad de hacer que este pueblo, el de Chile, tomara conciencia de su propia fuerza y supiera encontrar su propio camino.

No ha habido, por lo tanto, más que un aporte en lo personal. Han sido las masas populares chilenas, las mayorías nacionales, integradas por campesinos y obreros, por estudiantes, empleados, técnicos, profesionales, intelectuales y artistas; han sido ateos y creyentes, masones y cristianos, laicos; han sido hombres con definición política en partidos centenarios, como el radical, o sin domicilio político, los que convergieron en un programa que levantó la voluntad combatiente de las masas chilenas, para enfrentar al reformismo de la democracia cristiana y a la candidatura que representaba lo tradicional del capitalismo del señor Jorge Alessandri.

Chile, por lo tanto, vivió la etapa prolongada y no estéril de los gobiernos típicamente capitalistas. Digo no estéril, porque he sostenido que nuestro país ha sido o es uno de aquellos en que la democracia burguesa ha funcionado propiamente como tal.

Las instituciones chilenas tienen una firmeza más que centenaria; y este año el congreso de mi patria, del cual formé parte durante 27 años, dos años como Diputado y 25 como Senador, va a cumplir 160 años, casi en ininterrumpida labor. Yo diría de ininterrumpida labor. Por eso no renegamos de lo que antes se hizo, pero comprendemos que el camino de ayer no puede ser el mismo camino de mañana. Por eso en el proceso político al viejo sistema sucedió la brillante esperanza, sembrada demagógicamente, de una revolución y libertad caracterizadas por el reformismo de la democracia cristiana.


Tampoco niego que ese gobierno, al cual sucede el gobierno del pueblo, no hiciera avances en el campo económico, social y político; pero siempre están en pié los grandes déficit que caracteriza la existencia de pueblos como los nuestros: vivienda, trabajo, salud,educación. No hay ningún país en vía de desarrollo que haya logrado solucionar cualquiera estos rubros esenciales y menos en este continente donde un vasto sector humano ha sido negado y desconocido; sean los descendientes de Atahualpa o los hijos de Lautaro en mi Patria, el heróico arauco, el mapuche, el indio, el mestizo; han sido y, lamentablemente, a pesar de que dieron la simiente de nuestra raza, preteridos, postergados y aún negados en muchos países.

Por eso nuestro combate y nuestra decisión tenían que ser no un cambio político, no el traspaso del gobierno de un hombre a otro, sino la entrega de un régimen a un pueblo que quiere la transformación profunda en lo económico, en lo político y en lo social. Para abrir el camino dentro de su legitimo derecho al socialismo, Chile - he dicho, Serenísimo Gran Maestro - tiene su propia historia, como la tienen los otros pueblos con sus propias características. Y Colombia sella como Chile su vocación democrática y libertaria.

Pero nosotros vivimos en 1938 una etapa distinta a todos los pueblos de este continente y a la mayoría de los pueblos de Europa y de otros continentes. Chile fue uno de los tres países del mundo en que hubo un "Frente Popular". Y un masón radical, Pedro Aguirre Zerda, alcanzaba el poder por las fases políticas del entendimiento entre el partido radical, más que centenario, y los partidos marxista, comunista, socialista y el partido democrático.


En mi Patria, y más allá de mi Patria, se combatió la posibilidad de la victoria del Frente Popular. Se echaron a vuelo las campanas del terror y del pánico. Se habló de los " tontos útiles" para decir que los comunistas y los socialistas se aprovecharían de los radicales para instaurar una dictadura. Y Aguirre Zerda, radical de derecha, se engrandeció en el ejercicio del poder porque vitalizó el contacto con el pueblo y su lealtad hacia él.

Y cuando un día aciago, soldados que no respetaron el compromiso contraído con su conciencia y con la Constitución política, se levantaron con el pretexto fútil de que un trapo rojo ondeaba en la Moneda de Chile, porque un pabellón partidario se había apoyado en su muralla, fue el pueblo el que rodeó los cuarteles. Fue el pueblo sin armas el que los obligó a rendirse, sin que sus heroicos soldados dispararan un solo tiro frente a una multitud dispuesta a defender a un radical masón, pero maestro y estadista.

Por eso en la raíz del proceso de la evolución política chilena, hay antecedentes que no tienen otros paralelos, y por eso se hace difícil entender lo que hoy acontece en mi Patria; y por eso es raro que hoy se tema la presencia de un masón o de un socialista en el gobierno de Chile. La verdad es, Serenísimo Gran Maestro, que nadie en mi Patria, ni más allá de las fronteras, puede llamarse a engaño.

Durante más de un año dimos a conocer el programa de la Unidad Popular- repito- integrada por laicos, marxistas y cristianos, por hombres de la pluma, del arado y del riel. Nadie que lo quiso, dejó de conocer por qué luchábamos y para qué luchábamos. Siempre sostuve que era difícil ganar en las elecciones, que era más difícil asumir el gobierno, que aún era más difícil construir el socialismo.

Siempre expresé que esa era tarea que no la podía hacer un hombre o un grupo de partidos, sino un pueblo organizado, disciplinado, consciente, responsable de su gran tarea histórica, y los hechos han comprobado lo que yo sostuviera. Fuimos tan combatidos como en el año 38. Y yo, que he sido varias veces candidato, tengo la experiencia de hasta qué métodos se recurre para impedir el avance de los pueblos.

Una impresionante cruzada se gestó en el 69 para diseminar el pánico de la persecución religiosa, el temor de que fueran eliminadas las fuerzas armadas de Chile, de que fuese suprimido el Cuerpo de Carabineros; argumentos sencillos, pero capaces con su maldad encubierta, de ser asimilados para negarnos los votos que necesitábamos.

Siempre sostuve que cada país, de acuerdo con su propia realidad, debía buscar el camino. Por lo tanto, agregué que, desde el punto de vista teórico, para mí por lo menos, el foco guerrillero, la insurgencia armada, el pueblo en armas o las elecciones, eran caminos que podrían elegir los pueblos dentro de su propia realidad. Yo no tengo ambages en decirlo.

Hay países en que nadie se puede imaginar que puede haber elecciones porque no hay congreso, ni partidos ni organizaciones sindicales. Por eso pisamos ese sendero dentro de las leyes de la democracia burguesa, comprometidos a respetarlas, pero al mismo tiempo a transformarlas, para hacer posible que el hombre de Chile tenga una existencia distinta y que Chile sea auténticamente una Patria para todos los chilenos.

Hemos planteado una revolución auténticamente chilena, hecha por chilenos, para Chile. No exportamos la revolución chilena, por razones muy sencillas: porque algo sabemos de las características de cada país. Para exportar democracia y libertad tiene que haber algunas condiciones que no tienen la inmensa mayoría de los pueblos latinoamericanos.


Por eso es que entre hermanos, en la Gran Logia de Colombia, pueden darse cuenta ahora de la sinceridad de nuestra postura de no intervención. Es la entrega franca del planteamiento de un Hermano, frente a Hermanos. La batalla nuestra es muy dura y muy difícil porque, indiscutiblemente, para elevar las condiciones de vida de nuestro pueblo, necesitamos hacer las grandes transformaciones revolucionarias que hieren intereses: intereses foráneos, el capital extranjero, intereses imperialistas, intereses nacionales de los monopolios y de la alta banca.


Estamos convencidos de que no podremos derrotar el retraso y la ignorancia, y la miseria, moral y fisiológica, si no utilizamos los excedentes que produce nuestra propia economía para sembrarlos en escuelas, caminos, haciendas trabajadas con técnica moderna, para hacer posible - repito - el rendimiento en nuestra propia patria, de lo que legítimamente nos pertenece.


Solo puedo ilustrar, para que se entienda nuestra posición, el caso de Chile, con el cobre, por ejemplo: riqueza fundamental, pilar de nuestra economía, representa el 82% del presupuesto de divisas del país, y nos da el 24% del ingreso fiscal, Serenísimo Gran Maestro. Y esto ha estado manejado por manos que no son chilenas.


La inversión inicial de las compañías americanas del cobre no superó hace 50 años los 13 millones de dólares; y a lo largo de estos años han salido de Chile 3.200 millones de dólares para ir a fortalecer a los grandes imperios industriales. En estas condiciones, ¿cómo podemos progresar? ¿Cómo un pueblo que tiene las más grandes reservas de cobre del mundo y la más grande mina del mundo que es Chuquicamata, no puede controlar ni los precios, ni los niveles de producción, ni los mercados, cuando la variación en un centavo en el precio de la libra de cobre representa un mayor y nuevo ingreso para Chile de 12 millones de dólares? ¿Cómo es posible, que ese que yo he llamado con razón el sueldo de Chile, sea manejado por manos que no son chilenas?.

Yo declaro que en esta actitud nuestra de rescate de nuestras riquezas fundamentales no hay, queridos hermanos una actitud ni discriminatoria ni contraria a los pueblos. Respetamos a los Estados Unidos como nación; sabemos su historia y comprendemos perfectamente bien la frase de Lincoln cuando dijo: "Esta nación - refiriéndose a su patria - es mitad esclava y mitad libre". Esa misma palabra, esa misma frase, puede aplicarse a nuestros pueblos aparentemente libres
pero esclavos en la realidad moderna. Por eso hemos luchado y por eso somos combatidos.


He puesto el ejemplo del cobre y podría hablar del hierro, del acero, del carbón y del salitre, y podría hablar de la tierra. En un país que puede alimentar a 20 millones de habitantes o más, se tiene que importar todos los años carne, trigo, grasa, mantequilla y aceite, por un valor superior a los 180 o 200 millones de dólares. Si continuara el proceso de aumento vegetativo de la población a razón del 2.9% al año, y no aumentara la producción agrícola, en el año 2000 Chile tendría que importar mil millones de dólares en alimentos. Y todo el comercio exterior de Chile en este instante, Serenísimo Gran Maestro, son 1.200 millones de dólares, de los cuales el cobre representa 1.030 millones.


En estas condiciones tampoco podría estar ausente de la mente nuestra, la necesidad de un profunda reforma agraria, que es parte del proceso de desarrollo económico de un país, y que no es sólo el cambio de propiedad de la tierra sino la elevación del nivel intelectual y moral del trabajador de la tierra. Nosotros hemos hecho nuestra la frase de Tupac-Amaru, el cacique del Perú, cuando dijo a sus indios: "El patrono no comerá más de tu hambre".

Hemos querido efectivamente que el trabajador de la tierra sea el que tenga derecho también a comer lo que la tierra produce. Y yo, que soy médico, y que he sido cinco años Presidente del Colegio Médico de Chile, siendo combatiente senador socialista, que sé lo que es la vida gremial, y que puedo decir con satisfacción a mis hermanos que los médicos de mi Patria me respetaron y me respetan, puedo señalar con dolor chileno, lo que seguramente también pasa en otros pueblos: 600.000 niños de mi patria, Serenísimo Gran Maestro, que ha alcanzado el nivel político que he mostrado aquí, son retrasados mentales, porque no recibieron proteínas en los primeros seis meses de su existencia.

Frente a estas realidades no cabe el conformismo. Frente a este panorama cabe la explicación en el mundo profano de los principios que a mí me enseñaron y aprendí en la Orden. Por eso he combatido, y por eso, no en lo personal, sino en función de vocero de un pueblo, soy Presidente de mi Patria, para cumplir sin vacilaciones el programa que levantara la frente al pueblo; porque tengo un compromiso ante mi conciencia, y es un compromiso de un masón frente a la conciencia de un masón, y tengo un compromiso con la historia y tengo un compromiso con mi Patria.


Esto va significar represalias. Herir intereses es duro, y que esos intereses se defienden, lo sabemos y ya lo estamos viendo. Pero, ¿hasta dónde los pueblos de este Continente van a aceptar que seamos manejados por control remoto? Durante 20 años se ha hablado del Fondo Monetario Internacional, de la convertibilidad de la moneda en oro.

Y de la noche a la mañana, cuando le interesa al país hegemónico, se cambian las reglas del juego y se golpean nuestras débiles economías. Durante 15 o 20 años hemos visto que a las Naciones Unidas no puede ingresar la República Popular China, país de 900 millones de habitantes. Pero cuando conviene al problema interno de un país, en vísperas de elecciones, se puede decir que se reconocerá a China y puede viajar el Presidente de los Estados Unidos a conversar con Mao Tse Tung.

Pero nosotros no podemos hacerlo antes. ¿Hasta cuándo no vamos a ver nosotros que tenemos derecho a trazar nuestro propio camino, a recorrer nuestro propio sendero, a tomar las banderas libertarias de los próceres de este Continente para convertirlas en realidad, porque esa es la tarea que nos entregaron? Si eso es ser revolucionario, yo lo soy, pero si eso es ser masón, también sostengo que lo soy.

Por eso puedo decirles también a los queridos hermanos de la Gran Logia de Colombia: en mi patria no hay un hombre encarcelado; en mi patria no hay un preso político; en mi patria se respetan todos los derechos. Y esta noche he tenido el agrado de llegar a este Templo acompañado del Embajador de Chile en Colombia, querdio hermano Hernán Gutiérrez. Viene también con nosotros el Director General de Carabineros, General José María Sepúlveda que es también un hermano nuestro, y él sabe perfectamente bien, como lo sabe el Q:. H:. Gutiérrez, que es cierto lo que estoy diciendo.


Y si hubiere todavía que buscar un testimonio, aquí está presente un H:. que vio aquí la luz masónica, porque es colombiano, que es embajador de Colombia en Chile, que no ha olvidado que es masón y que yo tuve el agrado y la suerte de estrechar su mano después de ser triunfante en las urnas, dentro de un Templo Masónico, donde llegó siendo diplomático como llega Gutiérrez a cumplir en las Logias con su obligación masónica.


Por eso sostengo que frente al clima artificial creado antes o durante la elección, seguirán hechos mucho más duros, que tenemos que confrontar. Pero si hay gobernantes o gobiernos que creen que es legítimo defender los intereses de unos pocos, por muy grandes que sean, yo sostengo el derecho a defender el interés de mi pueblo y de mi Patria frente a los intereses de unos pocos.

Si alguien piensa que, a estas alturas de la vida, la amenaza material puede doblegar a los pueblos, se equivoca. Estados Unidos tiene que aprender la lección de Vietnam. Y la lección de Vietnam es una lección para todos los países pequeños, porque es la lección del heroísmo y la dignidad.

Y nosotros debemos entender que hay países que gastan cien mil millones de dólares al año en una guerra, en un continente que no es el suyo, para impedir que un pueblo se dé el destino que quiera, frente a una América Latina que tiene que estar con manos tendidas e implorantes, para conseguir empréstitos pequeños, gotas de leche de la gran ubre del país más poderoso del capitalismo; en circunstancias que de este Continente, en la última década, han salido muchos más millones por amortización de las utilidades e intereses, que los que ingresan como aporte de capitales. América Latina, continente pobre, es exportador de capitales, frente a la realidad del país más poderoso del mundo, del capitalismo internacional.

Es por eso que ésta es nuestra lucha, y es por eso que uso éste lenguaje que es un lenguaje de claridad, como es la obligación de hacerlo frente a mis Hermanos. Es una lucha frontal que no sólo será en Chile; que está dándose en todas partes del mundo, porque vivimos el minuto trascendente en que los viejos sistemas crujen, y es obligación nuestra mirar con ojos abiertos lo que va a ocurrir mañana, para analizar si somos capaces de encontrar los cauces que permitan a las grandes masas continuar un camino que no sea el de la violencia innecesaria y del costo del capital elevado.


Yo lo he dicho en mi país, y lo repito aquí en el seno de los Hermanos de Colombia: yo no soy una represa, pero sí soy el cauce para que el pueblo pueda caminar con la seguridad de que sus derechos serán respetados. No pueden detenerse las avalanchas de la historia.


No pueden las leyes represivas calmar el hambre de los pueblos. Transitoriamente podrán aplazarse algunos años; y quizá hasta una generación, pero tarde o temprano se rompen los diques y la marea humana inunda, pero esta vez con violencia - y a mi juicio justa - porque también su hambre y sufrimiento son más que milenarios en algunas partes, y centenarios, por lo menos en nuestro Continente.


Si viejas instituciones como la iglesia ven transformarse el contenido de su propia existencia; si los obispos reunidos en Medellín hablan un lenguaje que pudiera haber sido revolucionario hace 5 o 10 años atrás, es porque comprenden que el verbo de Cristo tienen que recuperarlo para que la iglesia se salve como institución, porque si la ven siempre comprometida con los intereses de unos pocos, nadie va a creer mañana en la verdad de la enseñanza del que la dio: el Maestro de Galilea, considerado por mí, por lo menos como hombre.


Es por eso que yo pienso y sueño. Sueño en la noche de la iniciación, cuando recordaba estas palabras: que los hombres sin ideas arraigadas y sin principios, son como las embarcaciones, que perdido el timón, encallan en los arrecifes.


Yo quiero que los hermanos de Colombia sepan que no voy a perder el timón de mis principios masónicos. Es más difícil hacer una revolución en que no haya costo social y es duro estrellarse contra poderosos intereses internacionales y poderosos intereses nacionales.

Pero lo único que quiero es llegar mañana, cumplido mi mandato, y entrar por la puerta de mi templo, como he entrado ahora siendo Presidente de Chile.



Christian Gadea Saguier.

pedro dollar
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2661
Edad : 65
Localización : Miami
Hobbies : Musica, cine, filatelia, numismatica
Valoración de Comentarios : -153
Puntos : 3346
Fecha de inscripción : 24/01/2007

Ver perfil de usuario http://www.cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por PLACETA el Sáb Ago 28, 2010 1:53 am

Puede ser que todo lo bueno que hiso lo hecho a perder con lo malo. esa es la vida.

PLACETA
VIP

Cantidad de mensajes : 5781
Edad : 57
Valoración de Comentarios : 1111
Puntos : 3420
Fecha de inscripción : 07/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por Aurelio Cruz Hernández el Sáb Ago 28, 2010 8:14 am

Placeta tiene razón Pedro, pero tampoco creo que el hecho de que fue masón quiere decir que es bueno. Pasa lo mismo con un cristiano católico o protestante: lo importante son sus hechos en la vida y no sus creencias.






Aurelio Cruz Hernández
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 375
Edad : 84
Localización : españa
Hobbies : deportes, sumo, artes marciales, boxeo
Valoración de Comentarios : 218
Puntos : 593
Fecha de inscripción : 13/08/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por arcangel el Sáb Ago 28, 2010 9:32 am

¿No han leido la Tesis de Docotorado del Dr. Allende y su Proyecto de Ley que presentó como Ministro d Sanidad de Chile? . Pues en verdad refleja la base ideologica nazional socialista de Allende, hasta pudiera dar envidia al mismisimo Menguele, Aqui les envio un articulo muy interesante al respecto:

MITOS DE LA IZQUIERDA
¿Quién era realmente Salvador Allende? (I)
Por Juan Carlos Girauta
Esta es, textualmente, la enigmática pregunta que un día le hizo Simon Wiesenthal, el célebre cazador de nazis, a Víctor Farías, filósofo, historiador, catedrático de la Freie Universitat de Berlín, académico en Estados Unidos y Argentina.

Víctor Farías está a punto de regresar a su Chile natal después de cuarenta fructíferos años en Alemania, donde fue alumno dilecto de Heidegger. Con el tiempo acabaría profundizando en las conexiones de la filosofía de su maestro –y del maestro mismo– con el nacionalsocialismo; Heidegger y el nazismo se convirtió en un acontecimiento editorial e intelectual tras permanecer cinco años inédito.

Temor editorial, algo a lo que el autor está acostumbrado: veinticinco años tuvo que esperar a la imprenta La izquierda chilena. Mucho menos ha tardado su última obra: Salvador Allende. Antisemitismo y Eutanasia, de inminente publicación en Chile, a pesar del rechazo de su editorial, Seix Barral, y también de Planeta, que lo consideraron "un libro estupendo, pero impublicable". Lo mismo que otras catorce editoriales.

Quien sienta algún afecto por la figura de Salvador Allende, es decir, toda la izquierda, está a punto de encontrarse con una desagradable sorpresa, por decirlo suavemente. Recordarán al ex presidente socialista de Chile como el revolucionario mártir que tantos jóvenes lloramos en los años 70, ante las estremecedoras escenas finales de La batalla de Chile, aquella película inacabable que había que ver por trozos.

En realidad fue un convencido antisemita, un defensor de la predeterminación genética de los delincuentes que extendió su racismo a árabes y gitanos, consideró que los revolucionarios eran psicópatas peligrosos que había que tratar como enfermos mentales, propugnó la penalización de la transmisión de enfermedades venéreas y defendió la esterilización de los alienados mentales. Ideas rechazadas por la opinión pública mundial en pleno, con una sola excepción: la Alemania nazi. Porque Allende defendía estas posturas, precisamente, en los años 30.

Lo tiene muy difícil quien intente negar estos extremos; el mismo Allende lo dejó todo escrito en dos piezas que se han mantenido ocultas hasta hoy y que Farías ha rescatado. Se trata de Higiene mental y delincuencia, la memoria o tesis que Allende presentó en la Universidad de Chile en 1933 para obtener el título de Médico Cirujano, y el Proyecto de Ley que elaboró siendo ministro de Salubridad del Gobierno del Frente Popular (1939-1941) de Pedro Aguirre Cerda. Proyecto que no llegó al Parlamento por el rechazo de la sociedad en general y de la clase médica en particular, destacando la oposición frontal de las primeras autoridades del momento en psiquiatría y genética, los doctores Vila y Cubillos.

En declaraciones al diario La Nación, Allende explicó su proyecto como "un trípode legislativo en defensa de la raza": tratamiento obligatorio de las toxicomanías, de las enfermedades venéreas ("transformando en delito su contagio") y "esterilización de los alienados mentales". Allende preveía la creación de un Tribunal de Esterilización, inaccesible a la familia del enfermo y competente para dictar sentencias inapelables. Leemos en el artículo 23 que "todas las resoluciones que dicten los tribunales de esterilización (...) se llevarán a efecto, en caso de resistencia, con el auxilio de la fuerza pública".

Farías subraya las "increíbles analogías entre el proyecto nazi y el de Salvador Allende", entre la Ley de Esterilización del chileno y la "Ley para precaver una descendencia con taras hereditarias" dictada por el Tercer Reich en 1933. El número y tipo de enfermedades que ambas normas recogen son idénticos; contienen capítulos casi iguales. En cuanto a las diferencias, es más duro Allende: la esterilización de los alcohólicos crónicos es obligatoria en el proyecto chileno, no en la ley alemana.

Pero dejemos hablar al Allende de Higiene mental y delincuencia: "Los hebreos se caracterizan por determinadas formas de delito: estafa, falsedad, calumnia y, sobre todo, la usura". Refiriéndose a los revolucionarios, destaca "la influencia perniciosa que sobre las masas pueda ejercer un individuo en apariencia normal y que, en realidad, al estudiarlo nos demostraría pertenecer a un grupo determinado de trastornos mentales (...) este tipo de trastornos colectivos tienen a veces caracteres epidemiológicos, y es por eso que cuando estallan movimientos revolucionarios en ciertos países, éstos se propagan con increíble rapidez a los estados vecinos". Curioso pensamiento para un declarado marxista.

En una reciente entrevista para el diario La Segunda, Farías señala: "En Chile hubo y hay una gran cantidad de antijudíos. Lo increíble es que mientras los líderes nazistas González von Marées, Carlos Séller y Tomás Allende, el padre de la escritora Isabel Allende, afirman que los judíos son un daño, pero reconocen la pluralidad de las razas, en su Memoria Allende se muestra como antisemita en el sentido biológico".

No es extraño que quien defendía las tesis del determinismo racial, la genética del delito para judíos, árabes y gitanos, quien comulgaba con la eugenesia negativa de los nazis, acabara protegiendo en los años 70, siendo ya presidente, al criminal de guerra nazi Walter Rauff, residente en Chile. La denuncia procede directamente de Wiesenthal. Él puso a Víctor Farías sobre la pista cuando lo abordó, tras recibir el Gran Collar de la RFA, con la pregunta que nos sirve de título: ¿Quién era realmente Salvador Allende? La respuesta la hemos ido viendo, y se completa contestando a otra pregunta: ¿quién era Walter Rauff, el protegido de la Unidad Popular?

Walter Rauff fue el inventor del sistema de exterminio con camiones de gas y, por tanto, el responsable de la muerte de medio millón de personas en Auschwitz, un criminal despiadado que asesinó "prácticamente con sus propias manos", explica Farías, a más de 100.000 personas.

Simon Wiesenthal deseaba para Rauff un final similar al de Adolf Eichmann. Por eso escribió al presidente socialista narrando las atrocidades del criminal de guerra que su país acogía. En respuesta, Wiesenthal recibió "una carta fría". Hubo más cartas inútiles. El cazador de nazis autorizó a Farías a publicarlas. Aparecieron en el epílogo de Nazis en Chile, desencadenando una agria polémica entre el filósofo y la hija de Allende, Isabel.

arcangel
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2039
Valoración de Comentarios : 337
Puntos : 1250
Fecha de inscripción : 13/01/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por pedro dollar el Lun Ago 30, 2010 8:28 pm

Este tema tiene muchas aristas. Allende como convencido socialista tuvo que enfrentar el rechazo de la mayoria en la Orden, pero mas que nada primo cierta cordura y pudo seguir en su carrera politica de izquierda, pero con mucho idealismo entre pecho y espalda. Y es por eso que lo asesinan para tenerlo como bandera de una filosofia politica que todos, hasta ellos mismos saben que es un engano total.

La historia se ha encargado de dar el verdadero lugar a cada uno de estos hombres que no tuvieron una fuerte conviccion en cuanto a lo que es la realidad, que debe separarse muy definidamente de los suenos.

pedro dollar
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2661
Edad : 65
Localización : Miami
Hobbies : Musica, cine, filatelia, numismatica
Valoración de Comentarios : -153
Puntos : 3346
Fecha de inscripción : 24/01/2007

Ver perfil de usuario http://www.cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por arcangel el Mar Ago 31, 2010 12:41 pm

Mi opinión es que Allende mas que Socialista tenia una base ideologica Nacional socialista y su antisemitismo era mas que cultural, explicado por lo genetico o sea lo mas retrogado q se puede ser. Su Obra Cientifica escrita asi como las acciones politicas avalan su calaña. Era un Totalitario disfrazado de Democrata o sea un Lobo con piel de cordero, una escoria admirador de Menguele, Hitler y Castro al que mi General le dio su merecido.


arcangel
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2039
Valoración de Comentarios : 337
Puntos : 1250
Fecha de inscripción : 13/01/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por pedro dollar el Mar Ago 31, 2010 4:30 pm

Sin embargo, esto no ha impedido que el escritor Víctor Farías, con un envidiable sentido de la oportunidad, perpetrara un libro que lleva el título de Salvador Allende. Antisemitismo y eutanasia (Editorial Maye, Santiago, 2005). El tremebundo “descubrimiento”, como es típico del personaje citado, resulta bastante trivial: la escuela lombrosiana ha seducido al joven Allende, allá por los años treinta. Suponer que esa adhesión es una muestra de antisemitismo o, incluso, de “nazismo”, es una imputación ridícula y sólo puede obtener audiencia por el prontuario de supuesto “desmitificador” que Farías explota, para edificación moral de sus insensibles contemporáneos (que, mezquinos ellos, no siempre están dispuestos a compartir sus obsesiones).


Cabe preguntarse, llegados a este punto, de dónde surge el pretendido antisemitismo de Allende -considerando que Gossens, su segundo apellido es de origen “sefaradí". La explicación radica en la parte de su tesis en que Allende menciona la variable “raza”, en cuanto relacionada con ciertos tipos de criminalidad. El joven tesista sólo se ha limitado a seguir a Lombroso, nacido de familia judía, y al que difícilmente podrían adjudicársele pulsiones antisemitas (en 1894 publicó, de hecho, una fuerte requisitoria –como judío y como científico- contra la judeofobia de su tiempo: el libro El antisemitismo y la ciencia moderna). Con acierto, Joan Garcés ha destacado algunos fragmentos en que Lombroso especula en esta específica dirección, en la obra –que ya abordamos en el capítulo IV- El delito. Sus causas y remedios (1902) y que fueron citados por Allende.

Como bien recuerda Garcés (2005), uno de los amigos más egregios de Allende fue Israel Drapkin, adalid de la criminología en Chile, que finalmente se radicó en Israel y fundó la primera cátedra de criminología en la Universidad Hebrea de Jerusalén. Suponemos que no aparecerá un nuevo libelo de Farías denunciando el antisemitismo de Drapkin (uno de los intelectuales judíos de más renombre internacional en el período de post-guerra), pues participaba, al igual que Allende, de parecidas ideas criminológicas y había bebido de idénticas fuentes (Vid. Drapkin, 1949).

Podemos entender, por fin, la magnitud de la tergiversación a que ha sido sometida la Memoria de marras y al atrabiliario sensacionalismo que ha rodeado a “la denuncia”. Cuán grotesco es, por ejemplo, el título de la edición española del libro de Farías: Salvador Allende: contra los judíos, los homosexuales y otros ‘degenerados’. El difamador cede aquí a sus propios temores y fijaciones, pues Allende está del todo alejado de esa cruzada purista. Tal es el celo de nuestro autor de best sellers, que suprime los párrafos en que Allende rechaza ciertas exageraciones positivistas y le atribuye –increíblemente- el contenido de las citas que el memorista reproduce. Imaginemos que alguien hace un trabajo histórico y cita a los ideólogos del Ku Klux Klan… ¿sería lícito que un cantamañanas cualquiera le atribuyese al investigador las citas y le acusase de racista y esclavista? Transcribo un fragmento del Gran Dragón Blanco y me cuelgan sus dichos, palabra por palabra. Imaginemos que todo esto se hace con el aparato de escándalo al uso, en un libro con vocación de “pan caliente de librerías”, con glamorosas entrevistas y artículos multimediáticos, en que el desenmascarador es felicitado por su “perspicacia” y su “valentía”, por los “terribles obstáculos” que ha debido superar, etcétera. Imaginémoslo y ya tenemos un “suceso” al estilo de “Víctor Farías contra Allende”. ¿No vemos aquí un proceder no sólo antiacadémico y antiético, sino también delictual (ya que de criminología hablamos)?

Lo de Farías puede explicarse por dos razones, que deben leerse en forma copulativa, pues ninguna se basta a sí misma: 1) al momento de escribir, nuestro aventurero lo ignora todo sobre la historia de la criminología (por cierto, ¡Allende no dedica en su Memoria un solo párrafo al tema de la eutanasia y le da una mención mínima, como al pasar! Incluso, era contrario a la pena de muerte); 2) a sabiendas, Farías saca frases de contexto y manipula el material que con avidez atenaza, lo cual demostraría un singular grado de mala fe. Quisiéramos sentirnos más inclinados por la primera hipótesis. Pero la manipulación del texto y la adulteración de las ideas de la Memoria son obvias, para quien se tome la molestia de leerla.


En todo caso, Farías puede estar satisfecho: le ha dado alas a la difamación y al rumor calumnioso, los que han tenido una acogida extraordinaria en ciertos círculos. Cosechar aplausos, no importa de quiénes ni por qué; es una divisa y una forma de vida. A fuerza de no poder vivir como se piensa, se termina pensando como se vive. Y nosotros también podemos sentirnos complacidos en lo que a Farías respecta, pues, al querer revelarnos una letrina moral imaginaria, la ha materializado en su propia búsqueda.

Por Sergio Sanchez Rodriguez

pedro dollar
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2661
Edad : 65
Localización : Miami
Hobbies : Musica, cine, filatelia, numismatica
Valoración de Comentarios : -153
Puntos : 3346
Fecha de inscripción : 24/01/2007

Ver perfil de usuario http://www.cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por jose gonzalez el Mar Ago 31, 2010 9:35 pm

Si el tal Allende fue mason, creo que los unicos perdedores fueron los masones al tener a este triste personaje como miembro de su orden.

Salvador Allende casi logra imponer el engendro de sistema que Fidel Castro establecio en Cuba, el cual a convertido a la isla en un pais totalmente destrozado socialmente, politicamente y economicamente.

Gracias al Capitan General Augusto Pinochet, el cual no se si era mason pero si tuvo los testiculos y el honor de salvar a un pais como Chile, a su pueblo, su economia y su sociedad y hoy en dia este pais es un ejemplo a seguir en Latinoamerica.Estabilidad economica, politica y social, factores envidiables y algo lejanos en la mayoria de los paises del sur del Rio Grande.

Viva Chile mierda..!!!

Espero que comunistas traidores como Salvador Allende se cocinen en el infierno, con aceite de motor, pa' que le dure la "fritada"...!!

saludos

jose gonzalez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2692
Valoración de Comentarios : 142
Puntos : 261
Fecha de inscripción : 28/08/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por PLACETA el Mar Ago 31, 2010 9:59 pm


PLACETA
VIP

Cantidad de mensajes : 5781
Edad : 57
Valoración de Comentarios : 1111
Puntos : 3420
Fecha de inscripción : 07/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por pedro dollar el Mar Ago 31, 2010 10:32 pm

Ese es el punto. A Chile la salvo el General Pinochet.

Augusto Pinochet ingresó a la Logia Victoria No 15, se inició el 28 de mayo del 1941, teniendo 25 años y había obtenido el grado de capitán.

Continua la historia en otro post.

pedro dollar
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2661
Edad : 65
Localización : Miami
Hobbies : Musica, cine, filatelia, numismatica
Valoración de Comentarios : -153
Puntos : 3346
Fecha de inscripción : 24/01/2007

Ver perfil de usuario http://www.cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por pedro dollar el Mar Ago 31, 2010 10:34 pm

"No todos los que están son y no todos los que son están"
"En todas partes se cuecen habas".


Y sigue en otro post.

pedro dollar
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2661
Edad : 65
Localización : Miami
Hobbies : Musica, cine, filatelia, numismatica
Valoración de Comentarios : -153
Puntos : 3346
Fecha de inscripción : 24/01/2007

Ver perfil de usuario http://www.cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por pedro dollar el Mar Ago 31, 2010 10:45 pm

Iniciado en la Gran Logia de Chile. Su suegro Osvaldo Hiriart Corvalán fue iniciado en la Logia Deber y Constancia No 7 de Santiago, cuando era estudiante de derecho.

El 24 de octubre de 1942 el Consejo de la Logia le dio la Carta de Retiro Obligatoria por inasistencia y falta de pago.

Los rumores dicen que Agusto Pinochet pidió el retiro, otros dicen que por moroso, por no pagar la cuota le dieron el retiro. Pero esto en la teoría significa que si Pinochet quisiera algún día reintegrarse bastaría que pagase las cuotas que debe.

Y sigue en otro.

pedro dollar
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2661
Edad : 65
Localización : Miami
Hobbies : Musica, cine, filatelia, numismatica
Valoración de Comentarios : -153
Puntos : 3346
Fecha de inscripción : 24/01/2007

Ver perfil de usuario http://www.cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por pedro dollar el Mar Ago 31, 2010 10:51 pm

Unas de las logias más fieles al Presidente Allende fué la Logia Franklin No 27.
Como también los siguientes masones que estuvieron incondicionalmente con el Presidente y llevaron a la práctica las enseñanzas y los valores de la masonería:

- Edgardo Enríquez Frödden
- José María Sepulveda
- Hugo Miranda Ramírez
- Aníbal Palma
- Osvaldo Puccio Giesen
- Orlando Cantuarias, ex Presidente del Partido Radical año 2004
- Benjamin Teplitzky, Partido Radical
- Julio Stuardo
- José Quiroga
- General Alberto Bachelet
- General Sergio Poblete
- Coronel Carlos Ominami, padre del actual Senador Ominami por el Partido Socialista
- Coronel Rolando Miranda
- Comandante Ernesto Galaz

Quiero compartir con vosotros esta triste historia del masón y General de la Fuerza Aerea de Chile don Alberto Bachelet, padre de la ex Ministro de Salud, Ministro de Defensa del gobierno de Chile, y la actual
Presidente de Chile, Sra. Michelle Bachelet.

No son rumores que me contaron o cosas que se dicen, son las propias reflexiones del general Alberto Bachelet que redactó cuando estaba recluido en los estrechos patios de la galería 5 de la Cárcel Publica
santiaguina.

Apenas un par de semanas antes había cerrado la puerta que por 38 años lo había vinculado a la Gran Logia de Chile. Al igual que aquél, este acto había sido un doloroso desprendimiento; "... Entre el día 14 de Septiembre y el de hoy (5 de Diciembre), sólo un hermano masón, llegó hasta mi hogar y más en su condición de amigo que en función de su cargo. En los momentos difíciles es cuando se conocen los hombres y, en esos momentos, mi esposa necesitaba del apoyo moral de mis hermanos masones, ya que de mis compañeros de armas no lo podía esperar. Sin embargo, mis hermanos masones no llegaron, ni siquiera por teléfono, olvidando la solidaridad y, especialmente, la fraternidad. Y los hermanos masones conocían la situación y los hechos que estaban acaeciendo. Incluso mi esposa fue un día hasta la Logia La Cantera, habló con algunos masones y les enrostró su proceder y el olvido en que habían incurrido en principios tan primarios y que nos son tan queridos: apoyar al necesitado".

También se negó su velatorio en el Club de la República, apesar que fuera miembro activo de la Orden, Venerable Maestro y fundador de varias logias.

Las palabras de Bachelet respondían a su expulsión de la Orden Masónica " por inasistencia y falta de pago" de sus cuotas.

"... Había que eliminar al masón Bachelet, porque trabajó al lado del masón Allende; porque le fue leal al pueblo, porque fue leal y consecuente con sus principios, los mismos que se le inculcaron en la Masonería". Los reproches del don Alberto Bachelet no consiguieron su objetivo.

El 6 de Diciembre, sus compañeros masones ratificaron su expulsión, pero ahora sólo por inasistencia".

Los juicios dedicados por el general Bachelet a sus compañeros masones no fueron menos lapidarios para con sus "compañeros de armas". En una carta despachada el 19 de Octubre de 1973 a su hijo Alberto, residente en Australia, el general señaló:

"Me quebraron por dentro, en un momento; me anduvieron reventando moralmente. Nunca supe odiar a nadie. Siempre he pensado que el ser humano es lo más maravilloso de esta creación y debe ser respetado como tal. Pero me encontré con camaradas de la FACh (Fuerzas Aérea Chilena), a los que he conocido por 20 años, alumnos míos, que me trataron como a un delincuente o como un perro. Oficiales a los que siempre ayudé, a los que siempre tendí mi mano, me dieron vuelta la espalda y recién ahora,
en que los cargos desvirtuados, empiezan a mostrar la cara, empiezan a justificarse".

"El 11 de Septiembre de 1973 en la oficina de la secretaría general de FF.AA. fuí encañonado por el general ORLANDO GUTIERREZ, quien me conminó a entregarme arrestado por orden del comandante en jefe. Fuimos llevados al subterráneo del Academia de Guerra Aérea. Nos ataron las manos, nos vendaron, los ojos y pusieron una capucha en la cabeza. Debíamos permanecer de pie, sin movernos y sin hablar. Quien lo hiciera recibiría un balazo en las piernas.

Fuí llevado a presencia del fiscal general Gutiérrez. Me preguntó porqué había sido solicitado por el Presidente de la República para el cargo de secretario nacional de Distribución. Le expresé que lo ignoraba, pero que debía suponer que por el hecho de conocerme y saber que era masón, le daría mayor seguridad en su nombramiento".

El 18 de Diciembre, el Jefe de Servicio de inteligencia de la FACh, comandante EDGARDO CEBALLOS, llegó hasta el departamento del General Alberto Bachelet, lo arrestó y lo condujo a la Cárcel Pública.

Los cargos en su contra , basados en presunciones, cambiarían su rumbo en forma definitiva. Recluido en la galería 5, el General Bachelet iba escribir algunas reflexiones acerca del carácter de las Fuerzas Armadas: "La cárcel tiene el don de nivelar a todos los hombres. Ahí desaparecen jerarquías militares, sociales o de fortuna. Ahí son todos iguales. Desaparecen hasta las inhibiciones. En esta galería todos somos prisioneros de una guerra que no hicimos y que no queríamos, pero ahí estamos" (Chile: La Memoria Prohibida. Capítulo El Destino de los Hombres de Allende, pág. 306-307).

Es mi palabra
Rodrigo German A.

Y seguimos

pedro dollar
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2661
Edad : 65
Localización : Miami
Hobbies : Musica, cine, filatelia, numismatica
Valoración de Comentarios : -153
Puntos : 3346
Fecha de inscripción : 24/01/2007

Ver perfil de usuario http://www.cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por PLACETA el Mar Ago 31, 2010 11:14 pm

Realmente no entiendo a donde quiere usted llegar pero creo que para opinar de un pais hay que vivir en el

PLACETA
VIP

Cantidad de mensajes : 5781
Edad : 57
Valoración de Comentarios : 1111
Puntos : 3420
Fecha de inscripción : 07/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por pedro dollar el Mar Ago 31, 2010 11:37 pm

Un punto muy valido Placeta, pero el punto a que quiero llegar los hermanos masones ya creo que lo han comprendido a cabalidad.

Una de las cosas a destacar es que simplemente somos humanos, y como humanos podemos cometer errores. Y ese es un punto.

Politicamente hablando los hombres podemos tener nuestra ideologia afin.
Y este es otro punto.

Se pueden defender los principios validos a la humanidad desde un espectro muy amplio. Y este es otro punto.

La historia nos demuestra que los hombres pasan. Otro punto.

Las ideas son eternas. Otro punto.

La comprension y la tolerancia promueven la hermandad de los hombres.
Otro punto.

Y despues seguiremos porque tengo que trabajar mucho manana.

Mis saludos desde Miami Hermano.

pedro dollar
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2661
Edad : 65
Localización : Miami
Hobbies : Musica, cine, filatelia, numismatica
Valoración de Comentarios : -153
Puntos : 3346
Fecha de inscripción : 24/01/2007

Ver perfil de usuario http://www.cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por Aurelio Cruz Hernández el Miér Sep 01, 2010 2:32 am

Las ideas son eternas.

Dicho así, en general, hay que seguir preguntando: ¿las ideas de quién?

Todo depende del que siga esas ideas: cristianos, masones, budistas, musulmanes, ateos, etc.... Y eso sucede con todo tipo de ideas: las morales, las de cortesía, las de ética, las religiosas...

En cuanto al "compañerito Allende", bufón de comparsa de los asesinos Castro, Guevara y Cía, no fue más que un personaje malvado, repito, malvado, que pretendió llevar a los chilenos a una sociedad comunista como la castrista-guevarista, CON SOLO EL 37% DE LOS VOTANTES CHILENOS.

De él no se puede decir que era un ignorante. Era culto y por tanto sabía muy bien el engaño que estaba haciendo al pueblo chileno.

El final de su vida, ultimado por las hienas castristas fue muy merecido. Según el dicho castellano, "dime con quién andas, te diré quién eres", y también te diré cómo vas a morir.

Por último, ser masón no es un título que supone ser una buena persona. Es una creencia como tantas otras. En la guerra civil española, pelearon masones en ambos bandos, en el republicano-rojo, y en el nacional-fascista. Una persona buena se debe definir por sus hechos, nunca por sus títulos, ya sea masón, obispo, cardenal, clérigo musulmán, budista, etc.

Aurelio Cruz Hernández
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 375
Edad : 84
Localización : españa
Hobbies : deportes, sumo, artes marciales, boxeo
Valoración de Comentarios : 218
Puntos : 593
Fecha de inscripción : 13/08/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por pedro dollar el Miér Sep 01, 2010 8:13 am

Esta usted en lo cierto Aurelio y estoy completamente de acuerdo con usted, pero lo que queriamos destacar es la fragilidad del ser humano. Todos somos dados a cometer errores y de ahi que ello implique el saber reconocerlos y aplicar las soluciones pertinentes.

De todos estos acontecimientos siempre se puede sacar una ensenanza para que no se comentan de nuevo los mismos errores; o por lo menos detectarlos a tiempo y evitar males mayores.

Lo que si es muy cierto es que lo que resulta aceptable y bueno para unos es todo lo contrario para otros y de ahi que politicamente hablando se pueden definir las tendencias de los pueblos a la derecha o la izquierda.

Generalmente la izquierda como todos sabemos engana a las masas prometiendoles villas y castillas y esto unido a la gran cantidad de sinverguenzas que se benefician con respaldarlos hacen que muchos pueblos se embarquen en ese camino del fracaso social, economico y politico.

Hoy en dia aun existen gentes que se dejan embaucar con su propaganda y es doloroso en el caso particular de nosotros los cubanos; que tengamos tambien a estos genizaros que todavia apoyen el castrofascismo.

Mi sincero saludo.

pedro dollar
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2661
Edad : 65
Localización : Miami
Hobbies : Musica, cine, filatelia, numismatica
Valoración de Comentarios : -153
Puntos : 3346
Fecha de inscripción : 24/01/2007

Ver perfil de usuario http://www.cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: SALVADOR ALLENDE Y SU LEGADO MASONICO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:31 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.