Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 69 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 69 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

CUBA Y LA IZQUIERDA: NOTAS PARA UNA REFLEXIÓN

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CUBA Y LA IZQUIERDA: NOTAS PARA UNA REFLEXIÓN

Mensaje por Anonymou el Lun Mar 12, 2007 3:42 pm

Dr. Juan Antonio Blanco
Director de Cooperación Internacional
Human Rights Internet
Ottawa, Canadá

Los recientes acontecimientos en Cuba obligan a la reflexión urgente de todos aquellos que fuimos militantes activos de la revolución ocurrida hace más de cuatro décadas en aquella isla y que, más temprano o tarde, nos distanciamos o rompimos con el régimen político instaurado en su nombre por considerarlo ajeno y en conflicto con nuestros ideales de izquierda. Pero también deben constituir un estímulo a la reflexión de todos los que aun creen que su honrada y comprometida contribución al proyecto revolucionario cubano -desde dentro de un régimen político que lo ha echado deliberadamente a un lado desde hace décadas- puede tener algún impacto en el curso de los acontecimientos.
Desde el V Pleno del CC del PCC en 1996 y el cuidadosamente planificado derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate para provocar la aprobación de la Ley Helms-Burton hasta hoy, la elite de poder cubana ha dado pasos orientados a hacer irreversible, no al socialismo, sino al actual modelo de socialismo de estado que impera en el país. La intervención directa o indirecta de cualquier espacio legal que gozara de relativa autonomía para formular propuestas políticas, la aprobación de la Ley Mordaza, la supuesta "batalla de ideas" dirigida a reforzar el régimen de pensamiento único, la declaración de "inamovibilidad" legal del sistema (o sea, el cierre definitivo de todo espacio legal para la posible reforma de aquel), seguida ahora por las sentencias a más de un milenio en prisión decretadas para un puñado de opositores pacíficos, marcan hitos que no pueden ser ignorados por quienes alguna vez tuvimos la ilusión de impulsar, como intelectuales, ciudadanos o funcionarios, una reforma pacífica y gradual del sistema hacia un nuevo paradigma de socialismo democrático.Las 75 victimas de esta última ola represiva, sea cual sea el grado de afinidad y cercanía que realmente guardasen respecto a EEUU - y ninguna de las supuestas "evidencias" de la Fiscalía cubana demostraría hasta ahora que fueran sus agentes directos- sólo tenían por armas sus ideas, viejas maquinas de escribir, alguna obsoleta computadora y un radio comercial (como esos que es posible adquirir fuera de Cuba en cualquier tienda de efectos eléctricos) con capacidad estándar para escuchar no sólo estaciones AM y FM sino también de onda corta.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA Y LA IZQUIERDA: NOTAS PARA UNA REFLEXIÓN

Mensaje por Anonymou el Lun Mar 12, 2007 3:43 pm

En su inmensa mayoría se mostraban públicamente críticos de varios aspectos de la actual política de Washington hacia Cuba, en particular de la persistencia del embargo comercial. Estos no son los grupos de oposición armada, suministrados directamente por la CIA, que en los años sesenta enfrentó el entonces naciente poder revolucionario. Pero recibieron por su actividad intelectual -caracterizada por la proyección plural de diversas ideologías dentro de su común oposición al poder posrevolucionario- sentencias tan graves como las que se les otorgó a aquellos alzados en armas hace más de cuatro décadas. Su "crimen" -por el que algunos recibieron condenas de hasta casi treinta años- fue expresar públicamente ideas que no eran del agrado del poder en medios de comunicación que tampoco eran de su agrado. El gobierno los ha situado ahora en un régimen penitenciario con crueldad calculada en lo referente a las infrahumanas condiciones de su encarcelamiento y las notables distancias de sus prisiones respecto a la residencia de sus familiares.
El mensaje es claro: se tratará cualquier disidencia pacífica con el mismo rigor implacable con el que se aplastaron los intentos armados de la pasada oposición. Esa postura pone, de facto, al disidente sistémico y al antisistémico ante los mismos peligros y desafíos. El sentido de otredad con el que hasta ahora era percibido el último por el primero ha sido definitivamente eliminado desde la perspectiva del poder. Ahora toda disidencia -incluida la sugerencia de reformar un régimen que se ha declarado constitucionalmente "inamovible"- será vista y tratada bajo el denominador común de la intolerante Ley 88 (conocida como Ley Mordaza). Con ello se replantea con más fuerza la interrogante de cuál debe ser la postura de un cubano de izquierdas -y precisamente por ello- crítico de la realidad presente: ¿continuar contribuyendo a la construcción de discursos legitimadores de un régimen con clara vocación totalitaria o recuperar de algún modo su autonomía de pensamiento y propuesta frente a aquel?
Lo que sigue es un apretado inventario de notas con las que sólo pretendo darle nuevo impulso al diálogo acerca de la ya inaplazable necesidad de fundar una nueva escuela de pensamiento de izquierda para la realidad cubana. Creo que semejante ejercicio requiere abordar los puntos que expongo a continuación.

1- En la clásica historia de Alicia en el País de las Maravillas, la protagonista le pregunta al Gran Gato "¿y cómo se sale de aquí?" a lo que aquel responde: "eso depende de a donde quieras ir". En el caso de la transición cubana a la democracia la respuesta a la interrogante "cómo se sale de aquí? depende de la respuesta que demos a aquella otra: "¿a dónde queremos ir ahora?". Eso es lo que separa a las izquierdas y derechas cubanas (ya que ambas tienen más de una).

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA Y LA IZQUIERDA: NOTAS PARA UNA REFLEXIÓN

Mensaje por Anonymou el Lun Mar 12, 2007 3:43 pm

2- Pese a que todavía pueden reportar cierta utilidad conceptual para deslindar posturas en temas claves, el usar conceptos como los de "derechas" e "izquierdas" para calificar las fuerzas al interior del espectro político cubano puede resultar un ejercicio riesgoso. Nadie es de derechas o izquierdas en estado puro y permanente. La izquierda y la derecha cohabitan el gobierno y la oposición en Cuba. En la izquierda internacional encontramos a aquellos que se opusieron a la invasión estadounidense a Afganistán (pero no a la soviética), se quejan de la monopolización de la economía mundial por unas pocas transnacionales (pero no el que ejercen los estados totalitarios sobre las economías nacionales), critican el llamado intento de constituir un "pensamiento único" en los medios de comunicación de sus países e internacionalmente (pero apoyan el actual régimen de pensamiento y partido únicos en Cuba). En la derecha es posible encontrar personas que se oponen con vehemencia a la falta de libertades en los países comunistas (pero nos dicen poco o nada de sus violaciones en ciertos regímenes occidentales), critican el régimen de partido único de los sistemas totalitarios (pero no les preocupa la distorsión que crean los financiamientos privados a partidos políticos en sociedades de mercado), están a favor de promover la filantropía internacional para aliviar la miseria (pero no los cambios estructurales necesarios para erradicarla). En resumen: casi todas las personas y organizaciones en todas partes son de derechas en ciertos temas y de izquierdas (o progresistas) en otros. Tampoco se trata de posiciones fijas. Los ciudadanos y sus instituciones pueden tener ciertas percepciones e ideas que luego se trasforman en su contrario. En muchas partes derechas e izquierdas se daban la mano hasta no hace mucho en su homofobia y ahora importantes segmentos de una y otra vienen evolucionando hacia una nueva tolerancia en este tema.

3- Resistir los intentos de una reducida elite de poder por perpetuar el socialismo de estado cubano es una política progresista aunque una parte de quienes la asumen tengan ideas de derecha respecto a algunos tópicos relacionados con la nueva sociedad que deberá sustituirlo. En esa oposición progresista al régimen reaccionario de socialismo de estado cubano se da una coincidencia entre diversas tendencias políticas cubanas que -bajo diferentes discursos y proyectos de futuro- convergen en su oposición a la actual realidad nacional. Existen hoy puntos de vista progresistas que pueden ser compartidos por todos - desde reformistas sistémicos e intelectuales orgánicos hasta oposicionistas antisistémicos- acerca de las condiciones necesarias y reglas de juego pertinentes para "salir de donde estamos". Entre ellos se encuentran los recogidos por el Proyecto Varela. Se trata de medidas progresistas respecto a la realidad imperante. Liberar a los presos de conciencia, incluso preparar una amplia amnistía para presos comunes cuyos "crímenes" no son tales bajo el derecho internacional, autorizar la existencia y funcionamiento de la empresa privada nacional (y no sólo la extranjera como sucede ahora), garantizar las libertades básicas de reunión, conciencia, asociación y expresión, revisar para enmendar o suprimir la actual Ley electoral y otras (código penal, Ley de Asociaciones, las regulaciones sobre la llamada "propaganda enemiga", la Ley Mordaza etc.), y preparar elecciones - libres en esas circunstancias- en un plazo no mayor de 12 meses, son aspectos que pueden ser compartidos por todos. Ello no significa, más allá de la superación democrática del régimen actual, que los propósitos y fines últimos que motivan a unos y otros sean idénticos. Hay quienes hoy se oponen al reaccionario régimen cubano con el objetivo de instaurar en el futuro otro tipo de régimen autoritario (el de una sociedad de mercado sin responsabilidad ecológica ni social) y hay aquellos que lo hacen con el propósito de sustituirlo por uno genuinamente emancipador. Entre una visión y otra existen muchas formulas intermedias. La actual oposición cubana tiene fuertes corrientes democráticas y otras que no lo son tanto, aunque todas sean antitotalitarias. El liderazgo cubano procura descalificar como derechistas a todos los que se le oponen para poder presentarse con una identidad de izquierda que no se compadece de sus posturas políticas reaccionarias. Hitler, Mussolini, Stalin y Franco eran todos antinorteamericanos y proveían servicios universales de salud y educación a sus pueblos, pero con ello no lograron pasar a la historia como "progresistas". Lo que siempre fue progresista per se fue oponerse a esos regímenes, con independencia de las motivaciones ulteriores que movilizaban a las diversas y contradictorias fuerzas que se les opusieron. Sólo un sector fanatizado y seguidista de la izquierda internacional fue incapaz de comprender entonces ese dato en el caso de Stalin y todavía hoy, medio siglo después, está pagando el precio político por ello.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA Y LA IZQUIERDA: NOTAS PARA UNA REFLEXIÓN

Mensaje por Anonymou el Lun Mar 12, 2007 3:43 pm

4- Mas allá de la actual oposición a un régimen de vocación represiva y totalitaria, se bifurcan los caminos con mayor claridad en una serie de temas cruciales (aunque no en todos tampoco). Las futuras diferencias que acompañarán la transición democrática no radicarán, sin embargo, en el viejo debate sobre la existencia o no de una economía de mercado y un régimen democrático, sino sobre los fines que ellos deberían perseguir y las diferentes institucionalidades requeridas para que se cumplan unos u otros. La derecha cree que ambos deben estar en función de garantizar, al corto plazo, la más libre acumulación de riquezas producidas de manera privada. Pero la nueva izquierda que va emergiendo tiene la convicción de que ambos deberían estar en función de asegurar el avance progresivo hacia una sociedad inclusiva (pero no igualitaria) y realmente participativa (en lugar de movilizativa como hasta ahora), donde existirán grandes diferencias de ingresos y niveles de consumo, pero no marginalidad económica y social.

5- Mientras la derecha buscará objetivos alcanzables al corto plazo los fines que se planteará la izquierda requerirán de estrategias de mediano y largo plazo dado el estado depauperado de los servicios públicos, la ineficiencia y obsolescencia generalizadas del aparato productivo y la endeudada renta nacional que se heredará del régimen actual. Será difícil sostener los servicios del estado de bienestar cubano - asunto que interesará más a la izquierda que a la derecha- en esas circunstancias y con una población cuyo envejecimiento ya se ha acelerado. Por otro lado, la izquierda tropezará con un inmenso obstáculo en su labor persuasiva: el desgaste y desprestigio del ideario de izquierda por su ejercicio distorsionado -e imposición totalitaria- por casi medio siglo. El ciudadano estará más inclinado a escuchar, en el corto plazo, a aquellos que prometan libertades de cualquier tipo (individuales, de empresa) sin cortapisa alguna, que a aquel otro que le venga a hablar de favorecer las opciones "socialistas" frente a las "capitalistas neoliberales". Hasta el uso de conceptos como "izquierda" y "derecha" sonará sospechoso a restauración totalitaria para la inmensa mayoría y probablemente tengan poco valor en cualquier competencia por ganar la representación ciudadana.

6- La interrogante acerca de a dónde queremos ir ahora tendrá que pasar, en lo inmediato, por la reconstrucción de significados y códigos comunicativos. Pero el tema no se reduce a una estrategia proselitista. Primero, de veras, necesitamos saber nosotros mismos a dónde queremos ir y ello supone entender y comprender muy bien de dónde estamos saliendo. La sociedad que deseamos dejar atrás no fue creación de la derecha, sino nuestra. De aquel amplio sector de la izquierda cubana -fuesen funcionarios o simples ciudadanos- que un día dio su aquiescencia para anteponer los largamente anhelados fines de justicia social a los procedimientos y principios democráticos. Decir que las cosas tuvieron que salirnos mal debido a la agresividad del enemigo o que todo fue una desviación debido a la traición de un grupo de individuos, es poco riguroso y menos marxista. No estaremos en condiciones intelectuales ni morales de proponer nuevos rumbos nacionales sin antes comprender - y admitir- por qué obramos de cierto modo y llegamos a la realidad actual que ahora deseamos superar.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA Y LA IZQUIERDA: NOTAS PARA UNA REFLEXIÓN

Mensaje por Anonymou el Lun Mar 12, 2007 3:44 pm

7- De todo lo anterior se deduce que pensar a Cuba desde una perspectiva de izquierda en el umbral del nuevo siglo y milenio supone atender, como mínimo, ocho aspectos:

a) hacer el examen crítico de nuestro pasado colectivo e individual (todos, en una u otra medida, fuimos responsables, por acción y/o omisión, de nuestro presente) para evitar incurrir nuevamente en nuestros anteriores errores,

b) contribuir honradamente a los procesos de esclarecimiento de la verdad sobre los sucesos en el pasado reciente -en el que ambos bandos cometieron abusos y acudieron a medios inaceptables para alcanzar sus propósitos- y a generar un genuino proceso de reconciliación nacional respecto a ellos,

c) tener una clara definición de lo que hoy nos une y separa de la derecha antitotalitaria frente a la realidad nacional presente y futura,

d) imaginar un proyecto de nación cuya institucionalidad haga compatible la existencia de diferencias de ingresos y consumo con la inclusión económica y la igualdad de oportunidades sociales,

e) elaborar una nueva concepción de la soberanía, independencia y seguridad nacionales en el contexto de los actuales procesos mundiales de globalización,

f) proponer los elementos institucionales y jurídicos para la construcción de un régimen democrático que sea, a la vez, representativo y participativo,

g) afianzar la cultura política de esa nueva izquierda -y de la ciudadanía en general- en el más profundo respeto a la democracia, la no violencia, la diversidad, la libertad y los derechos individuales y colectivos,

h) reconstruir los significados y códigos comunicativos por otros que respondan a las ideas que pretendemos proponer.

8- Pero los ejercicios reflexivos que aquí se proponen para poder construir el proyecto de nación de una nueva izquierda cubana en el futuro no pueden postergar el cumplimiento de ciertas obligaciones éticas inmediatas sin lo cual nadie daría crédito a sus propuestas. Y el primer deber ineludible que se plantea a todo cubano progresista (para hoy mismo; no para mañana) es precisamente el de la solidaridad efectiva con las víctimas de la actual represión contra las libertades básicas de conciencia, reunión, asociación y expresión, sea cual sea la ideología que profesen. Asumir que se trata de "esos otros que no respetaron nuestras leyes por injustas que ellas fuesen" es coincidir con la ideología de aquellos alemanes que deploraban el trato "excesivo" contra los judíos pero consideraban que su trágico destino se realizaba conforme a las soberanas leyes del Tercer Reich. Por otra parte el mensaje enviado por el gobierno con estas sentencias ha revindicado nuevamente el mensaje de Bertold Brecht: hoy vienen por ellos; mañana vendrán por mí. Aquellas personas que aun no han llegado a entender que todo ser humano tiene derechos inalienables y universalmente reconocidos que deben ser protegidos, deberían al menos razonar de manera utilitaria que no escaparán a la represión en las nuevas circunstancias a menos que se plieguen sumisamente al diktat oficial. El poder ya no admite el silencio como expresión de compromiso. Exige la pública e incondicional adhesión a sus decisiones. Se han venido cerrando o controlando rigurosamente los espacios donde antes era relativamente posible preservar la autonomía intelectual y personal. El intento de eternizar el régimen totalitario y su represión han creado -por si mismos- la convergencia coyuntural de una muy diversa oposición, cohabitada por múltiples visiones, proyectos e ideologías. Si importante resulta "saber a donde queremos ir" no lo es menos esforzarnos juntos por "salir de donde estamos."

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA Y LA IZQUIERDA: NOTAS PARA UNA REFLEXIÓN

Mensaje por Anonymou el Lun Mar 12, 2007 3:44 pm

9- La formulación de una alternativa de izquierda a la realidad nacional debe comenzar desde ahora. El miedo a un futuro insatisfactorio no debe paralizarnos en un presente insoportable. La izquierda cubana, dentro del país, -incluidos funcionarios, militantes, académicos y oposicionistas afiliados ideológicamente a esa tendencia política- puede también contribuir en el presente a esa indagación a pesar de la permanente asfixia de su autonomía intelectual por las políticas en curso. Pese a la lamentable lentitud de nuestro aprendizaje, hemos adelantado en algo: ya sabemos que no debemos esperar la comprensión de la elite de poder para reformar el país y que cualquier proyecto de izquierda para el futuro nacional tiene que incluir la plena vigencia de todos los derechos humanos universalmente reconocidos y la democracia para todos, y no sólo para los simpatizantes del socialismo.

10- El tema a considerar, sin embargo, no es si una nueva izquierda cubana tendría asegurada la posibilidad de hegemonizar la futura opinión pública en su favor y abrir espacio -por métodos democráticos- a una sociedad decente que realmente represente una superación (aufheben) de todas las anteriores. El asunto -como siempre- sigue siendo que intentarlo es la única opción ética que aun sigue en nuestras manos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA Y LA IZQUIERDA: NOTAS PARA UNA REFLEXIÓN

Mensaje por Alcaldesa el Mar Mar 13, 2007 3:02 pm

Toño

Por favor pon la fuente correcta de este articulo. Que se trata de La formulación de una alternativa de izquierda para Cuba.

Yo estoy interesada en informarme mas sobre este "Grupo de Cooperacion Internacional" que has traido al foro.


En particular:
Los recientes acontecimientos en Cuba obligan a la reflexión urgente de todos aquellos que fuimos militantes activos de la revolución ocurrida hace más de cuatro décadas en aquella isla y que, más temprano o tarde, nos distanciamos o rompimos con el régimen político instaurado en su nombre por considerarlo ajeno y en conflicto con nuestros ideales de izquierda. ...

.....Con ello se replantea con más fuerza la interrogante de cuál debe ser la postura de un cubano de izquierdas -.....Lo que sigue es un apretado inventario de notas con las que sólo pretendo darle nuevo impulso al diálogo acerca de la ya inaplazable necesidad de fundar una nueva escuela de pensamiento de izquierda para la realidad cubana....

Pero los ejercicios reflexivos que aquí se proponen para poder construir el proyecto de nación de una nueva izquierda cubana en el futuro no pueden postergar el cumplimiento de ciertas obligaciones éticas inmediatas sin lo cual nadie daría crédito a sus propuestas. Y el primer deber ineludible que se plantea a todo cubano progresista (para hoy mismo; no para mañana) es precisamente el de la solidaridad efectiva con las víctimas de la actual represión contra las libertades básicas de conciencia, reunión, asociación y expresión, sea cual sea la ideología que profesen.

La formulación de una alternativa de izquierda a la realidad nacional debe comenzar desde ahora.

El tema a considerar, sin embargo, no es si una nueva izquierda cubana tendría asegurada la posibilidad de hegemonizar la futura opinión pública en su favor y abrir espacio -por métodos democráticos- a una sociedad decente que realmente represente una superación (aufheben) de todas las anteriores. El asunto -como siempre- sigue siendo que intentarlo es la única opción ética que aun sigue en nuestras manos.

Alcaldesa
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1579
Edad : 105
Hobbies : cazar moscas y mentirosos. las moscas son mas dificiles.
Valoración de Comentarios : 626
Puntos : 1325
Fecha de inscripción : 29/10/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA Y LA IZQUIERDA: NOTAS PARA UNA REFLEXIÓN

Mensaje por Anonymou el Mar Mar 13, 2007 4:53 pm

La fuente esta puesta al principio, si no le gusta borre lo que le dé la gana.
¡So falta de respeto, gentuza!

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA Y LA IZQUIERDA: NOTAS PARA UNA REFLEXIÓN

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:16 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.