Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 34 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 34 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Habla un opositor sobre la rebelion en Cuba

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Habla un opositor sobre la rebelion en Cuba

Mensaje por Alana el Mar Jul 20, 2010 1:35 pm

El derecho de rebelión contra el despotismo, ha sido reconocido, desde
la más lejana antigüedad hasta el presente, por hombres de todas las
doctrinas, de todas las ideas y todas las creencias.

En las monarquías teocráticas de las más remota antigüedad china, era
prácticamente un principio constitucional que cuando el rey gobernase
torpe y despóticamente, fuese depuesto y reemplazado por un príncipe
virtuoso.

Los pensadores de la antigua India ampararon la resistencia activa
frente a las arbitrariedades de la autoridad. Justificaron la revolución
y llevaron muchas veces sus teorías a la práctica. Uno de sus guías
espirituales decía que "una opinión sostenida por muchos es más fuerte
que el mismo rey. La soga tejida por muchas fibras es suficiente para
arrastrar a un león."

Las ciudades estados de Grecia y la República Romana, no sólo admitían
sino que apologetizaban la muerte violenta de los tiranos.

En la Edad Media, Juan de Salisbury en su Libro de hombre de Estado,
dice que cuando un príncipe no gobierna con arreglo a derecho y degenera
en tirano, es lícita y está justificada su deposición violenta.
Recomienda que contra el tirano se use el puñal aunque no el veneno.

Santo Tomás de Aquino, en la Summa Theologíca, rechazó la doctrina del
tiranicidio, pero sostuvo, sin embargo, la tesis de que los tiranos
debían ser depuestos por el pueblo.

Martín Lutero proclamó que cuando un gobierno degenera en tirano
vulnerando las leyes, los súbditos quedaban librados del deber de
obediencia. Su discípulo Felipe Melanchton sostiene el derecho de
resistencia cuando los gobiernos se convierten en tirano. Calvino, el
pensador más notable de la Reforma desde el punto de vista de las ideas
políticas, postula que el pueblo tiene derecho a tomar las armas para
oponerse a cualquier usurpación.

Nada menos que un jesuita español de la época de Felipe II, Juan
Mariana, en su libro De Rege et Regis Institutione, afirma que cuando el
gobernante usurpa el poder, o cuando, elegido, rige la vida pública de
manera tiránica, es lícito el asesinato por un simple particular,
directamente, o valiéndose del engaño, con el menor disturbio posible.

El escritor francés Francisco Hotman sostuvo que entre gobernantes y
súbditos existe el vínculo de un contrato, y que el pueblo puede alzarse
en rebelión frente a la tiranía de los gobiernos cuando éstos violan
aquel pacto.

Por esa misma época aparece también un folleto que fue muy leído,
titulado Vindiciae Contra Tyrannos, firmado bajo el seudónimo de
Stephanus Junius Brutus, donde se proclama abiertamente que es legítima
la resistencia a los gobiernos cuando oprimen al pueblo y que era deber
de los magistrados honorables encabezar la lucha.

Los reformadores escoceses Juan Knox y Juan Poynet sostuvieron este
mismo punto de vista, y en el libro más importante de ese movimiento,
escrito por Jorge Buchnam, se dice que si el gobierno logra el poder sin
contar con el consentimiento del pueblo o rige los destinos de éste de
una manera injusta y arbitraria, se convierte en tirano y puede ser
destituido o privado de la vida en el último caso.

Juan Altusio, jurista alemán de principios del siglo XVII, en su Tratado
de política, dice que la soberanía en cuanto autoridad suprema del
Estado nace del concurso voluntario de todos sus miembros; que la
autoridad suprema del Estado nace del concurso voluntario del gobierno
arranca del pueblo y que su ejercicio injusto, extralegal o tiránico
exime al pueblo del deber de obediencia y justifica la resistencia y la
rebelión.

Hasta aquí,... he mencionado ejemplos de la Antigüedad, la Edad Media y
de los primeros tiempos de la Edad Moderna: escritores de todas las
ideas y todas las creencias. Más, como veréis, este derecho está en la
raíz misma de nuestra existencia política.

Sabido es que en Inglaterra, en el siglo XVII, fueron destronados dos
reyes, Carlos I y Jacobo II, por actos de despotismo. Estos hechos
coincidieron con el nacimiento de la filosofía política liberal, esencia
ideológica de una nueva clase social que pugnaba entonces por romper
las cadenas del feudalismo. Frente a las tiranías de derecho divino esa
filosofía opuso el principio del contrato social y el consentimiento de
los gobernados, y sirvió de fundamento a la revolución inglesa de 1688, y
a las revoluciones americana y francesa de 1775 y 1789. Estos grandes
acontecimientos revolucionarios abrieron el proceso de liberación de las
colonias españolas en América, cuyo último eslabón fue Cuba. En esta
filosofía se alimentó nuestro pensamiento político y constitucional que
fue desarrollándose desde la primera Constitución de Guáimaro hasta la
del 1940, influida esta última ya por las corrientes socialistas del
mundo actual que consagraron en ella el principio de la función social
de la propiedad y el derecho inalienable del hombre a una existencia
decorosa, cuya plena vigencia han impedido los grandes intereses
creados.

El derecho de insurrección contra la tiranía recibió entonces su
consagración definitiva y se convirtió en postulado esencial de la
libertad política.

Ya en 1649 Juan Milton escribe que el poder político reside en el
pueblo, quien puede nombrar y destituir reyes, y tiene el deber de
separar a los tiranos.

Juan Locke en su Tratado de gobierno sostiene que cuando se violan los
derechos naturales del hombre, el pueblo tiene el derecho y el deber de
suprimir o cambiar de gobierno. "El único remedio contra la fuerza sin
autoridad está en oponerle la fuerza."

Juan Jacobo Rousseau dice con mucha elocuencia en su Contrato Social:
"Mientras un pueblo se ve forzado a obedecer y obedece, hace bien; tan
pronto como puede sacudir el yugo y lo sacude, hace mejor, recuperando
su libertad por el mismo derecho que se la han quitado." "El más fuerte
no es nunca suficientemente fuerte para ser siempre el amo, si no
transforma la fuerza en derecho y la obediencia en deber. [...] La
fuerza es un poder físico; no veo qué moralidad pueda derivarse de sus
efectos. Ceder a la fuerza es un acto de necesidad, no de voluntad; todo
lo más es un de prudencia. ¿En qué sentido podrá ser esto un deber?"
"Renunciar a la libertad es renunciar a la calidad del hombre, a los
derechos de la Humanidad, incluso a sus deberes. No hay recompensa
posible para aquel que renuncia a todo. Tal renuncia es incomparable con
la naturaleza del hombre, y quitar toda la libertad a la voluntad es
quitar toda la moralidad a las acciones. En fin, es una convicción vana y
contradictoria estipular por una parte con una autoridad absoluta y por
otra con una obediencia sin límites..."

Thomas Paine dijo que "un hombre justo es más digno de respeto que un
rufián coronado".

La Declaración de Independencia del Congreso de Filadelfia el 4 de julio
de 1776, consagró este derecho en un hermoso párrafo que dice:
"Sostenemos como verdades evidentes que todos los hombres nacen iguales;
que a todos les confiere su Creador ciertos derechos inalienables entre
los cuales se cuentan la vida, la libertad y la consecución de la
felicidad; que para asegurar estos derechos se instituyen entre los
hombres gobiernos cuyos justos poderes derivan del consentimiento de los
gobernados; que siempre que una forma de gobierno tienda a destruir
esos fines, al pueblo tiene derecho a reformarla o abolirla, e instituir
un nuevo gobierno que se funde en dichos principios y organice sus
poderes en la forma que a su juicio garantice mejor su seguridad y
felicidad."

La famosa Declaración Francesa de los Derechos del Hombre legó a las
generaciones venideras este principio: "Cuando el gobierno viola los
derechos del pueblo, la insurrección es para éste el más sagrado de los
derechos y el más imperioso de los deberes." "Cuando una persona se
apodera de la soberanía debe ser condenada a muerte por los hombres
libres."

Creo haber justificado suficientemente mi punto de vista:.. todas
asisten a los hombres que luchan por la libertad y la felicidad de un
pueblo; ninguna a los que lo oprimen, envilecen y saquean
despiadadamente; por eso yo he tenido que exponer muchas y él no pudo
exponer una sola. ¿Cómo justificar la presencia... en el poder, al que
llegó contra la voluntad del pueblo y violando por la traición y por la
fuerza las leyes de la Revolución? ¿Cómo llamar revolucionario un
gobierno donde se han conjugado los hombres, las ideas y los métodos más
retrógrados de la vida pública? ... ¿Con qué derecho enviar a la cárcel
a ciudadanos que vinieron a dar por el decoro de su patria su sangre y
su vida? ¡Eso es monstruoso ante los ojos de la nación y los principios
de la verdadera justicia!

Pero hay una razón que nos asiste más poderosa que todas las demás:
somos cubanos, y ser cubano implica un deber, no cumplirlo es un crimen y
es traición. Vivimos orgullosos de la historia de nuestra patria; la
aprendimos en la escuela y hemos crecido oyendo hablar de libertad, de
justicia y de derechos. Se nos enseñó a venerar desde temprano el
ejemplo glorioso de nuestros héroes y de nuestros mártires. Céspedes,
Agramonte, Maceo, Gómez y Martí fueron los primeros nombres que se
grabaron en nuestro cerebro; se nos enseñó que el Titán había dicho que
la libertad no se mendiga, sino que se conquista con el filo del
machete; se nos enseñó que para la educación de los ciudadanos en la
patria libre, escribió el Apóstol en su libro La Edad de Oro: "Un hombre
que se conforma con obedecer a leyes injustas, y permite que pisen el
país en que nació los hombres que se lo maltratan, no es un hombre
honrado. [...] En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como
ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin
decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres.
Ésos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban
a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En
esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad
humana..." Se nos enseñó que el 10 de octubre y el 24 de febrero son
efemérides gloriosas y de regocijo patrio porque marcan los días en que
los cubanos se rebelaron contra el yugo de la infame tiranía; se nos
enseñó a querer y defender la hermosa bandera de la estrella solitaria y
a cantar todas las tardes un himno cuyos versos dicen que vivir en
cadenas, es vivir en afrenta y oprobio sumidos, y que morir por la
patria es vivir. Todo eso aprendimos y no lo olvidaremos aunque hoy en
nuestra patria se esté asesinando y encarcelando a los hombres por
practicar las ideas que les enseñaron desde la cuna. Nacimos en un país
libre que nos legaron nuestros padres, y primero se hundirá la Isla en
el mar antes que consintamos en ser esclavos de nadie.

Fidel Castro “La Historia me Absolverá” en el juicio del Moncada, el
16 de octubre de 1953

Alana
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1898
Edad : 54
Localización : Asturias, España
Hobbies : jorobar a la tirania castrista
Valoración de Comentarios : 172
Puntos : 1962
Fecha de inscripción : 19/02/2007

Ver perfil de usuario http://alanacubana1962.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Habla un opositor sobre la rebelion en Cuba

Mensaje por Yiyo Star el Dom Jul 25, 2010 9:59 pm

Amigo Alana, historias muy bien para justificar el derecho a la rebelión de cualquier pueblo, y terminas diciendo que "...y primero se hundirá la isla en el mar antes que consintamos en ser esclavos de nadie"
Y...parece obvio que la esclavitud existe en Cuba, y también que la isla no se ha hundido en el mar lo mas mínimo, aunque tu frase suene bien.
Pese a tu buena voluntad, son demasiadas palabras para no aportar ninguna idea que ayude, si no a que el pueblo cubano se rebele, si al menos a analizar el por que de ello.
Yo que he recorrido varias veces Cuba a lo largo de los cuatro puntos cardinales y me precio de conocerla, tengo que confesar que no he logrado conocer ni mucho menos en la misma medida a los cubanos.
Lo único que he encontrado en una mayor parte de la población es el orgullo, pero creo que muy mal entendido. La mayoría de las veces, ese orgullo que el cubano suele mostrar con el visitante se muestra como un orgullo hacia sus "peculiaridades", y hacia la incapacidad de un extranjero, o sea del resto del mundo para comprender su forma y estilo de vida. La cuestión ha llegado a tal punto creo yo, que con ese orgullo se está tratando de ocultar la falta de voluntad de la mayoría de ese pueblo, la falta de información para opinar razonablemente, la miseria que abarca a toda la población si se exceptúa a la clase dirigente y a algunos de sus familiares y allegados, la falta de motivación en cualquier tarea, y la necesidad generalizada de acudir al hurto, al robo y a la corrupción, para poder sobrevivir.
Entre esa población, se encuentra a bastante gente crítica, pero también resignada; a nadie he encontrado yo dispuesta simplemente a salir a la calle a protestar en silencio, y buena prueba de ello es la oportunidad perdida para respaldar con su compañía a las damas de blanco. Comentan que con ingeniárselas para conseguir día a día cubrir sus necesidades mas mínimas, ya tienen bastante. Solamente me he encontrado con gente algo mas dispuesta -curioso- entre los mandos intermedios de la "nomenklatura"; aquellos que salen al extranjero por ocuparse de la dirección de las llamadas "empresas" -e improductivas- cubanas, y aún no se han quedado afuera porque desearían ser los primeros en montar las futuras empresas cubanas sujetas a las leyes del mercado. Casi todos tienen o un negocito de los legalmente autorizados -paladar o alojamientos-prostíbulo- bien a su nombre o al de un hijo, esposa, hermano etc... Son los únicos capaces de decir que si algo se moviese, darían un paso adelante tratando de hacer peso sobre el nuevo platillo de la balanza.
Los años transcurridos dentro del férreo control de la información -en la realidad no existe- y tras ese orgullo mal entendido del que hablo, está claro que se encuentra la incapacidad del cubano actual para cualquier tipo de movimiento de protesta o intento de rebelión.
El factor de asumir el fracaso de mas de cincuenta años de errores y falta de capacidad no solo de los dirigentes, si no de todo el pueblo que les ha respaldado y creído en lo increíble, no les deja otra salida que la de seguir siendo sodomizados, o la de considerarse unos verdaderos imbéciles. -con perdón para los que no lo son-
La única posible aunque remota salida que yo veo a la situación cubana es que ocurra el fallecimiento del "totem" sagrado de ese fracasado sistema llamado revolución, Fidel, y que desde adentro se produzca un movimiento como única alternativa que dispare a esos mandos intermedios que saben como hay que hacer las cosas.
Después, a ver quien reeduca al pueblo en los valores de la ética personal y de la democracia como mal menor en el gobierno de los difíciles seres humanos.
O sea, que si yo estuviese menos loco de lo que estoy -cosa improbable- diría que visto lo visto, estoy elucubrando.
Finalmente, lo que en principio me parecería una traición sería lo que estoy empezando a escuchar -solo en este foro- sobre una posible anexión a USA como país asociado. jeje... Seguro que en esto solo pensarían los cachorros de Miami. Sería el reconocimiento del pueblo cubano de su incapacidad para gobernarse y cometer el error de ponerse en manos del yanki; la entrega de Cuba a USA, o sea, un desastre imperdonable para el pueblo cubano.
Que así no sea.
Saludos a todos.

Yiyo Star
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 124
Edad : 105
Localización : Oviedo-Asturias
Hobbies : Tunturuntu
Valoración de Comentarios : 18
Puntos : 184
Fecha de inscripción : 26/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.