Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 33 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 33 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Fines y estrategias

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fines y estrategias

Mensaje por odioafifo el Lun Jun 14, 2010 1:26 pm

Fines y estrategias

Lunes 14 de Junio de 2010 11:21 Alejandro González Raga, Madrid



El régimen ha liberado a Ariel Sigler Amaya y la noticia no puede más que alegrarnos. Ariel se encuentra muy enfermo, entre otras razones, porque nunca debió estar encerrado. Liberarlo, por tanto, no es un gesto de bondad, sino un acto de justicia ajeno a la voluntad de los esbirros: es el recurso extremo al que acuden los Castro ante el riesgo de muerte en prisión de otro opositor.
Esta posibilidad, la de la muerte, no puede ser asumida ya por la deteriorada imagen de la revolución. No importa que algunos, en su confusión semiótica, presenten la noticia de Sigler como una señal de la voluntad de movimiento en el inamovible escenario cubano.
Lo cierto es que se trata del mismo juego macabro de siempre, sólo que en otro tiempo y circunstancias. Esto que ahora se anuncia como éxito de la mediación cardenalicia, es el resultado de unas apremiantes condiciones que han desembocado en un callejón sin salida.
En similar situación a la de Ariel Sigler Amaya hay otros muchos presos, pero no son liberados porque su salud aun les permite soportar más castigo: más jornadas de celdas solitarias, más hambre, psicofármacos y olvidos.
Raúl Castro y sus acólitos no van a renunciar ahora, como no lo han hecho nunca, al deleite que les produce infligir sufrimiento a quienes consideran sus enemigos. No liberarán presos sin obtener algo a cambio. La idea inicial era la de trocarlos por los cinco espías de la Red Avispa, pero estos rehenes multipropósito pueden utilizarse con cualquier fin. Por ejemplo, la revisión, hoy, de la Posición Común Europea hacia Cuba.
En las pasadas elecciones españolas, Castro decidió deportar a cuatro prisioneros políticos. Yo fui uno de ellos. Era un buen momento, entonces, para retribuir al gobierno español su mediación ante Europa: el ministro de Exteriores de Madrid, Moratinos, podía presentarlo como un logro de su política hacia La Habana.
O sea, no hay nada nuevo en la liberación de Sigler, y sería un error dejarnos llevar por la algazara que suelen producir los montajes mediáticos del castrismo.
Los presos de conciencia cubanos no son culpables de nada, y han sido tratados con máxima severidad desde su ingreso en las cárceles, una zona tenebrosa per se, en la cual han padecido normas inusuales de tratamiento: lejanías adicionales, aislamiento, regímenes de visitas no aplicados ni a los peores asesinos, condenas de hasta 28 años de privación de liberad.
La liberación de los presos no hay que pedirla, sino exigirla. No hay que negociar la justicia; ésta, como la verdad, no admite términos medios. Ser parciales es ser injustos; ser tibios, cómplices. Admitir este goteo de "liberaciones" es inmoral, ya que esa conducta lleva a confundir a inocentes con culpables y lo execrable con lo virtuoso.
La libertad incondicional de todos los presos políticos cubanos debe ser la exigencia, y cualquier otra salida del régimen debe ser vista como lo que es: un recurso para ganar tiempo.
Contribuir a ello es oxigenar a la dictadura, colaborar con el abuso.
La liberación de Ariel Sigler Amaya nos alegra a todos, pero la liberación de todos será lo único que alegre a Ariel.
http://www.diariodecuba.net/opinion/58-opinion/2007-fines-y-estrategias.html

odioafifo
Moderador

Cantidad de mensajes : 2578
Valoración de Comentarios : 423
Puntos : 3758
Fecha de inscripción : 02/09/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.