Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 49 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 49 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Hace falta una amnistía nacional

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hace falta una amnistía nacional

Mensaje por odioafifo el Mar Jun 08, 2010 2:17 pm

Hace falta una amnistía nacional

Por Francisco Chaviano González

LA HABANA, Cuba, junio (www.cubanet.org) - El 14 de mayo se cumplieron 55 años de la amnistía que concediera Fulgencio Batista a Fidel Castro, su hermano Raúl y el resto de los asaltantes del cuartel Moncada. Los liberados, responsables de un hecho terrorista que incluyó acciones similares en el Palacio de Justicia y el hospital Saturnino Lora, no cumplieron dos años de prisión.

No se necesitó de la intervención de organismos internacionales ni de jefes de Estado, porque por entonces el pueblo tenía una opinión que emanaba de su sociedad civil, era presentada por sus diputados en el Parlamento de la República, y hasta los dictadores trataban de respetarla.

Sobre este hecho nos contaba el compatriota Gustavo Arcos Bergnes, testigo excepcional de aquel suceso por su participación como miembro del Movimiento 26 de Julio: “Me recogió en La Habana un automóvil donde viajaban varios camaradas del grupo conspirativo y nos llevó hasta Santiago de Cuba, al otro extremo de la isla. Nos alojamos en un pequeño hotel donde pernoctamos y al siguiente día nos recogieron para llevarnos a la Granjita Siboney”.

Según su relato, llegaron al lugar cuando se ultimaban los preparativos para el asalto, aunque nadie sabía del mismo. “Fidel reunió a la gente y explicó lo que íbamos a hacer, hablaba de una manera como si todo fuera cosa fácil. Nadie dijo nada, sólo yo me atreví a exclamar, ¡eso es una locura, pero yo voy contigo! Acto seguido nos montamos en numerosos automóviles, con Fidel viajábamos Mario Chanes y yo, entre otros”.

( Algunos de los ataudes de los militares muertos por los asaltantes al Cuartel Moncada; ceremonia de despedida de duelo ; nota y foto sañadidas por el bloguista)

Algunos automóviles se “perdieron” tomando rumbo a La Habana, por considerar aquello una locura. “El auto en que viajábamos, conducido por Fidel Castro –agrega Bergnes- seguido de algunos pocos, llegaron al Cuartel Moncada y próximo ya a la Posta # 3, Fidel se abalanzó contra un sargento que caminaba por la acera y lo atropelló; razón por la cual se desató la balacera, perdiéndose el factor sorpresa”. Al parecer, Castro llegó a considerar una locura demasiado peligrosa penetrar por la posta, y decidió abortar el asalto. En su lugar daría el show de la intentona con varias decenas de muertos”.

“Dice Fidel que dio la orden de retirada, pero yo no la oí, puede que se la haya dado al que estaba a su lado” –cuenta Arcos Bergnes, quien recibió un balazo en la columna que casi le deja inválido: “Boris Luis Santa Coloma me sacó del lugar y logró ingresarme en la clínica de la Colonia Española de esa ciudad, donde me operó el Dr. Posada, quien me tuvo bajo sus cuidados por varios meses, actitud que respetaron las autoridades”.
Como se sabe, Fidel Castro, cuando se vio perdido en las estribaciones de la Sierra Maestra, se entregó al Obispo de Santiago de Cuba, a quien había mandado a buscar con tal fin. Luego estuvo protegido por el teniente Sarría, que se negó a entregarlo a otra fuerza militar que presumiblemente lo quería ejecutar. Luego, en la prisión de Boniato, el entonces oficial de esa penitenciaría, Jesús Yanes Pelletier, le salvó la vida informándole a él y a sus partidarios, que había pretensiones de envenenarle.

Hoy nada es igual. No existen médicos que se atrevan a defender a su paciente, ni oficiales de las fuerzas castrenses que alerten a las víctimas, o se nieguen a participar de un abuso. El Parlamento no se inmuta, no existe en la práctica. Los obispos de la Iglesia Católica, personas que sufrieron el flagelo y la humillación, hoy se pliegan a los intereses del poder.

Ahora los opositores son pacíficos, no asaltan cuarteles ni realizan actos de terrorismo. A pesar de que la población se encuentra despojada de todo derecho y es objeto de abusos masivos; la oposición se limita a criticar y pedir que el propio gobierno realice cambios.

Hoy, 26 prisioneros de conciencia se encuentran en delicado estado de salud. Por pensar diferente ya han extinguido cuatro veces el tiempo que estuvo Castro en prisión. Su rencor no termina, y mantiene a los opositores presos en condiciones infernales de vida. Y si se quejan porque murió uno de ellos, o Guillermo Fariñas se declara en huelga de hambre como extrema opción, entonces el tirano se disfraza de víctima y dice que es una campaña preparada y pagada por el imperialismo
yanqui.
( Ariel Sigler Amaya uno de los Prisioneros de la Primavera Negra del 2003entre agosto del 2008 y enero del 2010; nota y comentario del bloguista )
*****************
Nota del Bloguista

La amnistía no ha sido la única diferencia entre el Batistato y el Castrato: las condiciones de vida fueron infinitamente mejores en las cárceles de Fulgencio Batista que en las de Fidel Castro

Mario Chánes de Armas, asaltante al Cuartel Moncada y expedicionario del yate Granma, quien sufrió tanto la cárcel del régimen de Fulgencio Batista como la del régimen de Fidel Castro, en la que cumplió hasta el último día la condena de 30 años de prisión, valoró ambos presidios y dijo que comparando a ambos presidios, el presidio de Batista era el Paraiso y el de Fidel el Infierno. Esas palabras se encuentran en videos de YouTube y en documentales del Instituto de la Memoria Histórica de la Lucha del Pueblo Cubano contra el Totalitarismo.

Orlando Zapata Tamayo, Prisionero de Conciencia, fue a la huelga de hambre pidiendo las más elementales condiciones de vida y de dignidad en su injusta prisión política: cese de las golpizas por parte de sus carceleros, no vestir la ropa de preso común, etc.

Orlando Zapata Tamayo, Prisionero de Conciencia, no pedía comodidades como las que disfrutó Fidel Castro y demás asaltantes al Cuartel Moncada y que están reflejadas en la correspondencia personal del futuro tirano; dos fragmentos reproduzco a continuación:




En la foto vemos a Fidel Castro en el Presidio Modelo de Isla de Pinos en una de las visitas de su hijo Fidelito Castro Díaz-Balart a la cárcel donde cumplía condena por el sangriento ataque al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953 donde decenas de personas murieron y otras decenas fueron heridos. Fue condenado a 15 años pero sólo cumplieron apenas 2 años por una Amnistía General que aprobó el dictador Fulgencio Batista.



Comunicaron mi celda con otro departamento cuatro veces mayor y un patio grande, abierto desde las 7 am hasta las 9pm. No tenemos recuento ni formaciones en todo el día. Nos levantamos a cualquier hora, (tenemos) agua abundante, comida y ropa limpia. No sé, sin embargo, cuánto tiempo más vamos a estar en este paraíso”

“Como soy cocinero, de vez en cuando, me entretengo preparando algún pisto. Hace poco me mandó mi hermana desde Oriente un pequeño jamón y preparé un bistec con jalea de guayaba. También preparo espaguetis de vez en cuando, o bien tortilla de queso. Arreglé mis cosas y reina aquí el más absoluto orden. Las habitaciones del Hotel Nacional no están tan limpias. Me estoy dando dos baños obligado por el calor, cuando cojo sol por la mañana en shorts, siento el aire de mar, que me parece que estoy en una playa, luego un pequeño restaurant aquí, me voy a cenar espaguetis con calamares, bombones italianos de postre, café acabadito de colar y después un H Upman número 4”

http://www.baracuteycubano.blogspot.com/

odioafifo
Moderador

Cantidad de mensajes : 2578
Valoración de Comentarios : 423
Puntos : 3758
Fecha de inscripción : 02/09/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hace falta una amnistía nacional

Mensaje por Invitado el Mar Jun 08, 2010 2:43 pm

QUE CLASE DE CARA TUVO ESE FIDEL CASTRO ASESINO!
EL PUEBLO CUBANO CONOCE EL GRAN LIBRO DE M...QUE ESCRIBIÓ, PRECISAMENTE ESE LIBRO LO DESCARTA, PRECISAMENTE ESE LIBRO ES EL QUE NO LO ABSOLVERÁ!

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.