Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 64 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 64 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Por que el cubano suena con la muerte de Fidel Castro?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Por que el cubano suena con la muerte de Fidel Castro?

Mensaje por Alcaldesa el Miér Mar 07, 2007 1:40 am


¿Por qué el cubano sueña con la muerte de Fidel Castro?


Publicado el 06.03.2007 16:02
Por Damian Dubrocq




El Tirano de Cuba ha trabajado durante casi medio siglo con dedicación y eficiencia para destruir a Cuba y a tres generaciones de cubanos. Le ha robado, la felicidad, la alegría, la esperanza , el presente y el futuro a millones de cubanos dignos , gente sencilla, laboriosa, creyente que alguna vez aceptaron el cuento de una Revolución que sólo ha significado destrucción, calamidades, hambre, sufrimientos, muertes, separaciones familiares, odio sistemático y así hasta el infinito. Fidel Castro inauguró un mundo que se pudiera definir como, “El Reino del odio, las venganzas, la desconfianza, el sufrimiento, la muerte, y la falta de Libertad”. ¿Puede alguien extrañarse que el cubano quiera que su verdugo desparezca para siempre?


El Pueblo de Cuba es en una inmensa mayoría cristiano de alguna denominación. El pueblo cubano en su mayoría, no es rencoroso ni vengativo. Tanto el de la Isla como el del exilio. Lo demuestra el hecho de que cada día llegan a Miami personajes que hasta ayer pertenecieron al régimen castrista con posiciones de alto nivel como el caso del General Rafael del Pino, el ex-secretario personal del General Raúl Castro, Alcibíades Hidalgo y hasta el hijo del Comandante de la Revolución, antiguo jefe de la KGB cubana, y actual Ministro de Informática y Comunicaciones, Ramiro Valdés y muchos más imposible de referir aquí. Y todo el mundo vive en paz y armonía en el exilio, de la misma forma que el antiguo coronel de la policía de Batista, Esteban Ventura y Novo se paseaba solo por las playas de la Florida y jamás le ocurrió nada. Murió en su cama. Existe el caso más notorio conocido por el que esto escribe personalmente y es el del ex-preso político de las cárceles de Fidel Castro, Martín Pérez, a quien en Cuba durante su estancia en la cárcel le extirparon un testículo de un ballonetazo. Años después la misma persona culpable de esa bestialidad, se fue de Cuba y vino a Miami a buscar trabajo y una de las puertas que tocó fue precisamente la de Martín Pérez. Y a ese exilio de Miami, en Cuba se le califica de extremista y cosas peores!!

Por su parte Fidel Castro creó y mantuvo a sangre y fuego, un régimen terrorista, consecuentemente stalinista durante casi medio siglo. Durante todo ese tiempo y aún hoy en día los basamentos de ese sistema infernal dentro de la Isla son: una libreta de abastecimientos, (sin abastecimientos) para el pueblo y el paredón de fusilamientos para cualquiera que amenace siquiera la estabilidad del régimen (y referencias sobran: El general del ejercito y héroe de la republica de Cuba, Arnaldo Ochoa, fusilado en 1989 sólo por la presunción de poner en peligro la estabilidad del régimen; los fusilamientos más recientes de tres jóvenes cubanos que trataban de salir de Cuba en una lancha robada y que fueron fusilados también por poner en peligro la estabilidad del régimen, para no hablar de los incontables fusilados desde los lejanos años sesentas, cuando la maquinaria de fusilar opositores reales o figurados de la dictadura implantada en Cuba estaba en pleno apogeo.
Fidel Castro por esa misma razón tiene una historia de exterminio de cristianos que hace palidecer la de Nerón en Roma. Nerón lo hacia para tener a quién culpar de la quema de Roma y utilizarlos como bombillos de las obscuras avenidas de la ciudad; Fidel Castro como consecuente stalinista, lo ha hecho por motivos políticos y cuidando su supervivencia y supremacía como amo y señor de Cuba y de todos los cubanos.


Se hizo con premeditación, alevosía, y nocturnidad. Se les fusilaba en los fosos de la Cabaña y de paso servían para amedrentar a los que quisieran imitarlos. Pudiera ser, y es humano que muchos de los familiares de esas victimas deseen ver muerto a Fidel Castro, por el hecho de recibir cierta justicia en la Tierra. Pero la mayoría de los cubanos desean que el personaje acabe de desaparecer por otras razones, mucho más prácticas.


Esta demostrado por la historia reciente de Cuba que Fidel Castro ha sido el promotor, el brazo y el cerebro ejecutor del inmovilismo cubano. Durante casi medio siglo en Cuba no han cambiado ni la represión, ni la persecución de cualquiera que no pensara igual que el régimen; ni los juicios sin basamento jurídico, ni garantías legales de ningún tipo (juicios sumarísimos para condenar a un infeliz que sólo expresó su opinión personal, a los mismos años de cárcel que a Nelson Mandela en Africa, o hasta más aún).

Ahí está y estará presente, hasta el día del juicio final de Fidel Castro, el caso de su compañero del Moncada y del Granma, Mario Chanes de Armas. Lo condenó sin delito probado alguno, a 30 años de cárcel. En ese tiempo su único hijo nació y se murió a los 22 años de edad y Fidel Castro no lo autorizó ni a su nacimiento ni a su velorio. Cumplió sus 30 años hasta el último día. ¿Pudiera existir alguien más sádicamente rencoroso y vengativo sobre este planeta?

¿Alguien capaz de realizar un acto tan oprobiosamente inhumano y criminal, por razones evidentes y palpables de simple venganza? ¿Puede un ser humano normal que conozca de este hecho sentir algún tipo de admiración o deferencia de cualquier tipo sobre esta persona? ¿Puede alguien en este mundo pensar que un hombre capaz de semejante bajeza y monstruosidad se le pueda respetar y hasta admirar como algunos conocidos personajes de Hollywood y otros que hasta son parte de alguno de los poderes que conforman el sistema democrático de Norteamerica?


Pero como todos sabemos para que el mundo sea mundo, tiene que haber de todo. Y lo hay. Luego, puede que alguien fuera de Cuba o de Miami, se alarme y se horrorice que el cubano está esperando con ansias la muerte de su dictador.



Pero no se trata de venganza, ni siquiera de justicia, se trata de que todos los cubanos sabemos que nada va a cambiar en Cuba mientras Fidel Castro esté insepulto. De hecho ahora mismo ya ha transcurrido más de medio año, desde que el personaje anunció oficialmente que delegaba el poder en las manos de su hermano, Raúl Castro, un “joven “de 75 años que está al frente del ejercito cubano, también desde hace medio siglo. En todo ese tiempo, la única preocupación de ese “Gobierno Provisional”, ha sido la de mantener los mismos niveles de represión que existían anteriormente e incluso incrementarlos, por si acaso, no sea que algo pase y se pierda el poder. Esto además ha servido para demostrar que si se produce una mejoría física (aunque no mental de Fidel Castro) y este aunque no regresara a dirigir, pero permaneciera medio muerto o medio vivo (da igual pues la arteriosclerosis no se cura, sino se empeora con el tiempo ), esto solo serviría para alargar la tragedia del pueblo cubano. Por otra parte el pánico que provoca en la actual administración norteamericana un hipotético éxodo masivo desde Cuba, ha convertido el aparato de defensa de E.U. en aliado de la dictadura cubana.


Ahora las garantías son totales de que nada del exterior y mucho menos del norte va a venir a desestabilizar al régimen castrista. Por otra parte los cubanos disidentes dentro de la Isla, ni hablar pueden, luego es un sueño infantil pensar que desde dentro de Cuba saldrá un cambio producido por las masas. Todos los cambios que se han producido en las dictaduras comunistas han venido desde arriba. Polonia tenía un sindicato paralelo y de ahí surgió el cambio. En Rumania el cambio vino desde una conspiración dentro del ejército. En Rusia fue el propio dirigente máximo, Gorbashov quien dio comienzo a los cambios.

Para los cubanos la única esperanza de cambio está en la desaparición de Fidel Castro. Todos los cubanos sabemos que cuando se anuncie la muerte del tirano, algo va a cambiar en Cuba. Los que dirigen la sucesión de la dictadura también lo saben, y como no quieren que ese cambio se produzca porque conocen que a partir de ese momento cualquier cosa puede suceder dentro de la Isla Esclava, se empeñan de forma masiva en demostrar que el tirano es y será eterno, a pesar de que cuando lo exhiben hay que darle a leer un texto para que éste pueda hilvanar algo coherente. Los del exilio, y los que dentro de Cuba han abierto los ojos frente a la tiranía, deseamos ansiosos que llegue de una vez ese momento, pues sabemos que solamente entonces llegará por fin el día de fiesta nacional que todos esperamos para que se abra la única ventana posible a los cambios con que todos los cubanos soñamos desde hace ya casi medio siglo.





Fuente:Gentiuno

Alcaldesa
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1579
Edad : 105
Hobbies : cazar moscas y mentirosos. las moscas son mas dificiles.
Valoración de Comentarios : 626
Puntos : 1325
Fecha de inscripción : 29/10/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Por que el cubano suena con la muerte de Fidel Castro?

Mensaje por Juan Per el Miér Mar 07, 2007 12:33 pm

Alcaldesa, muy buen escrito, bien esclarecedor. Me gusta muchísimo que tome el estado metal atrofiado de Fidel castro como un hecho. Bravo!!!. Muchas cosas las veo muy bien.

Sin embargo, hay una que abiertamente no comparto, ya que lo veo como un éxito de Fidel, y es que se acepte como inevitable en esperar a que muera y además supone que en ese momento todo cambiará. Gran error doble.

1- Los cubanos no estaremos listo para la democracia y la libertad, mientras solo esperemos que nos caiga del cielo. Incluso, si eso se diera, sería bueno, pero no todo lo bueno que quisieramos. Soy partidario de la lucha pacífica interna dentro de Cuba, tal y como la están desarrollando esos valerosos hombres y mujeres, totalmente indefensos, a no ser por sus posturas, palabras e ideales. Y al mismo tiempo soy partidario que nosotros en el exilio mucho más podemos hacer por ellos, como es el apoyo monetario, y de cualquier tipo a su lucha, pero nosotros los cubanos, no hablo de ningún gobierno.

2- Esperar que muera para que aquello se caiga, y llegue la democracia, simplemente nos puede costar medio siglo más de espera y de lamentos. Nuestra libertad depende mucho más de nosotros que del propio Fidel, aunque se llegara a tomar una pócima mágica y lo deje como nuevo con 31 años. Esperar es pasividad injustificada.

Mucho, muchísimo podemos hacer que no hacemos. Eso es lo que pienso. Gracias.

Juan Per
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.