Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 32 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 32 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Mar Mar 06, 2007 4:19 pm



La conspiración Judeo - Masónica del sionismo actual

Existe una sorprendente carta publicada en la edición del 1 de Junio de 1928 del "Revue de París", recuperada de las pertenencias de Karl Marx tras su muerte y aceptada como auténtica por varios historiadores de prestigio, aunque resulta increíblemente desconocida (o evadida) incluso entre los derechistas enemigos declarados del marxismo. En este documento, cuyo original data de 1848, el artífice del movimiento "proletario-revolucionario" recibe las felicitaciones de su amigo y confesor, el rabino Baruch Levi, a propósito del planeado movimiento político y obrero que ha generado su trabajo. Allí se lee:

"Todo el pueblo israelí será, por sí mismo, su propio Mesías (...) Su dominio del mundo se alcanzará con la unificación de todas las otras razas (...) Eliminando las fronteras y las monarquías se conseguirá acabar con las particularidades para instaurar una República Mundial que procurará, por todo el mundo, los derechos para los israelíes (...) En esta nueva organización de la humanidad, los hijos de Israel, repartidos por todos los rincones de la tierra, se convertirán en todas partes y sin oposición alguna, en la clase dirigente, sobre todo si consiguen colocar a las masas obreras bajo su control exclusivo. Los gobiernos de las naciones integrantes de esta futura República Universal caerán, sin esfuerzo, en las manos de los israelitas, gracias a la victoria del proletariado. La propiedad privada podrá entonces ser suprimida por los gobernantes de raza judía, que administran en todas partes los fondos públicos. Así, se realizará la promesa del Talmud, según la cuál, cuando llegue el tiempo del Mesías, los judíos poseeremos los bienes de todos los pueblos de la Tierra"

El propio Marx declararía en una oportunidad: "Buscamos en vano la clave del laberinto del alma judía en su religión; lo que debemos buscar es el misterio de su religión en el misterio de su naturaleza. ¿Cuál es la base del judaísmo? Una pasión práctica y la codicia del provecho. ¿A que puede reducirse su culto religioso? A la extorsión. ¿Quién es su verdadero Dios? La caja de caudales ..."

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Mar Mar 06, 2007 4:22 pm



Como Marx y Engels, fueron judíos todos los que colaboraron en la fundación del marxismo y que posteriormente propiciaron la Revolución Rusa de 1917, financiada y auspiciada en casi todos sus detalles por los propios norteamericanos, como años después lo hicieran en Cuba. Era tan sabido por ellos lo que iba a ocurrir en aquellos días de octubre en Rusia, que se envió desde EE.UU. a un importante sirviente, el periodista John Reed (que había trabajado para la inteligencia norteamericana y que muy probablemente ocultaba tras su nombre algún origen judío) hasta el corazón mismo de la bomba de tiempo para convertirse en el cronista oficial para occidente de lo que fue la Revolución Rusa. Su famoso libro "Diez días que conmovieron al mundo", obra totalmente comprometida con los bolcheviques, es un verdadero desfile de personalidades judías sustentando la instauración del marxismo en la posteriormente llamada Unión Soviética.




Vladimir Ilich Ulianov, el judío conocido como Lenin, ocuparía el máximo cargo de la Rusia comunista. Su decisión de motivar la revolución marxista por la vía armada y subversiva fue tan determinante que desde entonces el apellido "leninista" se agregó al movimiento marxista supuestamente obrero, aunque Marx y Lenin jamás se conocieron: el primero murió cuando el otro aún era un chiquillo.

Sin embrago, Lenin, poco antes de morir postrado y en impedimento mental, haría extrañas declaraciones desenmascarando a algunos de sus congéneres judíos que preparaban el surgimiento de una siniestra figura sucesora, a pesar de su descontento: el ex-asaltante de bancos, Josef Stalin. Su verdadero nombre era Josif David Vissarionovitch Djugaschvili. Este último apellido es indiscutiblemente de origen judío, como lo fueron todas las mujeres con las que se casó, sus principales amigos y también sus hombres de confianza en la administración del Estado, como el pervertido sexual llamado De Beria. Sin embargo, esta bestia se volvió contra elementos de su misma calaña en la incontenible sed de muerte: el dedo ejecutor de Stalin apuntó a varios judíos como Kamenev, Zinoviev, Rikov y tantos otros. Incluso desterró al judío Trotsky, para luego ordenar su muerte en México. Prohibió también a su hijo ilegítimo, Yacob, contraer matrimonio con un muchacha judía y se le educó con tanta fineza que, se dice, acabó suicidándose cuando le obligaron a cumplir con la tarea de limpiar los baños de la prisión, estando preso en un campo de detenidos de guerra, humillación que no pudo soportar. La hija de Stalin vivió el tiempo suficiente para escribir una biografía de su padre, en la que rebela el desprecio permanente de éste hacia los judíos en general pero los intrigantes vínculos que de todos modos mantiene con esta raza.

Algunos han tratado de comparar el sabido odio de Stalin hacia los judíos con las ideas de Hitler. Nada más absurdo, pues Stalin fue un fiel sirviente del judaísmo hasta los últimos días de su vida: puso a funcionarios judíos al mando del Ejército Rojo y la policía de inteligencia de Estado. Stalin es un claro ejemplo de que la traición es una práctica frecuente entre los propios judíos. Comenzó con el propio Alexandre Kerensky, judío asesor del Zar, que se aliaría a los bolcheviques proporcionándoles información vital para la instauración del nuevo régimen. Y al propio Stalin le traicionarían sus congéneres al final de sus días del mismo modo que él y los mismos judíos lo hicieran contra Lenin.

El aspecto más siniestro de Stalin no está, sin embargo, en su adhesión al judío internacional, sino en la criminalidad que le llevó a asesinar directa e indirectamente a cifras que llegan a millones y millones de personas. ¿De qué manera puede ser un solo hombre la causa de tantas muertes? Stalin hizo exterminar por su propia orden a comunidades enteras de Rusia y Siberia, al no poder decidir qué hacer con ellas en el reajuste de su Nueva Rusia, en la que el Estado daba tan bajos pagos a los campesinos por su producción que ni siquiera se cubrían los costos... Éste es sólo uno de los aspectos de la desbordada crueldad del Hombre de Hierro, del ser mecánico, del robot Golem.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Mar Mar 06, 2007 4:24 pm

Los procesos de reconfiguración de la economía agraria se impusieron con una indiferencia escalofriante, matando a millones de campesinos de hambre y desprotección. Rusia conoció, hacia los años ´20, algunas de las escenas más horrendas que pudiera documentar la humanidad, como el canibalismo. Sólo en la región de Kubán, la bestia de Stalin ordenó desarmar 20 grandes aldeas de humildes campesinos, abandonados a su suerte. Lo mismo ocurrió en Bielorrusia y las áreas suburbanas de Moscú. Ucrania fue literalmente barrida, con una brutalidad que eriza los pelos.

Dos humildes campesinos de Leningrado vendiendo como alimento trozos de cadáveres, entre los que destacan el cuerpo de un niño y la cabeza de un difunto. Estos eran los episodios de hambruna generados por el reajuste del agro forzado por los jerarcas del comunismo, todos ellos judíos viviendo en palacios del "Gobierno del Proletariado". Era la forma real y efectiva en que el marxismo judío trataba al trabajador y al mismo hombre modesto que colma de promesas. En Nürembeg hubiese bastado sólo una fotografía como ésta para condenar a muerte al gobernador de una comarca o cualquier líder local.


Es cierto que el judío Leiba Davinovich Bronstein, alias León Trotsky, era el representante más correcto de la línea marxista desarrollada hasta entonces por Lenin. Pero sólo con una política de estado tan tiránica como la de Stalin podría permitirse al comunismo bolchevique asegurar su existencia íntegra para los años venideros. A pesar de la necesidad de la existencia de Stalin, para cortar los vínculos con su fama criminal, era necesario entre los posteriores marxistas "renovados" el apoyarse en las diferencias entre el dictador y la figura de Lenin, una desigualdad de la que siempre se supo. La prueba era una carta dictada por el propio ideólogo del comunismo soviético en 1924 para el congreso, donde fue leída por sus congéneres judíos:

"El compañero Stalin, que ha llegado a ser Secretario General, ha concentrado en sus manos un poder inmenso, y yo no estoy seguro de que sepa siempre servirse de él con suficiente prudencia. Por otro lado, el compañero Trotsky, como ya lo ha demostrado en su lucha contra el CC, sobre la cuestión del comisariado del pueblo para los transportes, se distingue no sólo por sus capacidades inminentes"

La carta de Lenin, utilizada para liberar al comunismo de todos sus pecados, fue redactada para ser leída a su muerte, en enero de ese mismo año, ante el Congreso Pleno e inmediatamente después darla a conocer ante la ciudadanía. Lo que pocos marxistas saben, sin embargo, es que el Partido Comunista Soviético, sabiendo de los requerimientos drásticos que eran necesarios a futuro y ofrecidos por Stalin bajo su bigote judío, publicó la carta sólo en 1956, de una manera tan bulliciosa y masiva que más bien parece una forma de pedir disculpas ante el mundo. Antes había sido leída en absoluto secreto ante los jerarcas judíos del partido, y todo indica que sólo un hombre apoyó las palabras del difunto Lenin. Fue Trotsky, y no lo hizo por moral, sino por sus intereses personales sobre los poderes que se habían concentrado en torno a Stalin.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Mar Mar 06, 2007 4:32 pm

Judíos, judíos y más judíos... TODOS JUDÍOS: Todos los comisariados y altos puestos de la URSS eran ocupados por judíos. La siguiente tabla (*), muestra la real dimensión de tal infiltración:
Dependencias- Funcionarios Judíos- %
Consejo de Comisarios -22- 77
Comisión de Guerra -41 -77
Comisariado de Asuntos Exteriores -43 -81
Comisariado de Hacienda- 16- 80
Comisariado de Gracia y Justicia- 30- 80
Comisariado de Instrucción Pública- 30 -79
Comisariado de Socorros Sociales- 53- 100
Comisariado de Provincias -6 -91
Periodistas (Dirigentes sindicales) -23- 100

(*) Salvador Borrego. "Derrota Mundial", Capítulo I, pp. 24-25,

De los 534 individuos que formaban la más alta burocracia de los soviets y ministerios en 1918, 429 eran judíos. El financiamiento de la revolución fue realizado por los siguientes judíos multimillonarios estadounidenses: Jacob Schift, Felix Warburg, Otto H. Kahn, Mortimer Shift, Jerome H. Hanauer, y muy especialmente el Banco Kuhn, Loeb & Co., coordinado por los Rothschild desde Inglaterra (recordemos que la revolución cubana se realizó con armamentos de los Estados Unidos, luego de que Fidel Castro pidiera ayuda personalmente a la ONU) Estos mismos judíos habían hecho elegir "democráticamente" a Woodrow Wilson en 1913, y crearon desde la sombras la Federal Reserve Board, entidad supraestatal judía que está formada por cinco bancos que emiten hasta el día de hoy dólares de circulación.

Si alguien duda de todas estas palabras, he aquí otro dato interesante aunque nada nuevo: la población rusa de origen judío nunca llegó a ser mayor al 2%. Esto, contando incluso a las masas de estudiantes y científicos judíos que posteriormente se llevó su archienemigo-aliado imperialista, Estados Unidos, para que trabajasen a su servicio en América. Sin embargo, los judíos que trabajaban para el gobierno bolchevique superaban el 80%, a pesar de ser menos del 1.5% de la población de entonces. Al respecto, existen cifras muy precisas.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Mar Mar 06, 2007 4:36 pm

El genocidio del pueblo ruso relatado en las noticias de la época


Moraleja: los que en Norteamérica son multimillonarios son los mismos que en la URSS eran funcionarios de Estado, es decir, judíos todos. Se sabe que Stalin, por ejemplo, vivía en un palacio lleno de lacayos y servicios de oro, con decoración de lujo y paredes finamente terminadas, con una elegancia pocas veces vista en los últimos siglos, mientras los campesinos rusos se comían entre sí. La caída de la Cortina de Hierro reveló que los demás dictadores del mundo comunista vivían en iguales condiciones de comodidad y ostentación, o incluso mejores. Es sabido además, que el mismo Marx habitaba una gran mansión patronal con varias empleadas, a una de las cuales habría embarazado, según las malas lenguas. Y en 1997, la revista "Forbes" demostró que Fidel Castro Ruz tenía una cuenta bancaria de 1.400 millones de dólares esperando el día de su jubilación... ¡Coño que gajes del oficio, chico! Fidel es descendiente de una familia de médicos judío-moriscos de España, como parece serlo además el "Che" Guevara, traicionado a muerte por el amo y seño de la isla.

El marxismo ha sido, acaso el ejemplo más claro del hipócrita aparataje judío y del Caballo de Troya capaz de asumir las más diversas y extrañas caras.

Un ejemplo de esta hipocresía se pudo ver en el Perú con el trágico surgimiento de "Sendero Luminoso" y posteriormente el MRTA. Ambas organizaciones proponían al marxismo como única solución para el campesinado y proletariado. Pero en la práctica sus dirigentes eran burgueses que jamás habían arado un campo en su vida, que vivían del partido y contaban con apoyo y financiamiento de organizaciones internacionales en Europa e incluso preparamiento y adiestramiento militar en la URSS y Cuba. Nuestro país fue virtualmente una república soviética, aún después de la caída de la Cortina de Hierro y del estrepitoso fracaso de las teorías marxistas. Su dirigente supremo, Abimael Guzmán, "presidente Gonzalo", se declaró la quinta espada del marxismo, afirmando que la "revolución popular" peruana debería costar 1 millón de muertos. No llegaron a esa cifra pero hicieron grandes esfuerzos por acercarse: entre ambas organizaciones, en 20 años exterminaron comunidades campesinas enteras que se negaban a engrosar sus filas. Decenas de miles de muertos fue el trágico saldo dejado por los "defensores del pueblo".

Sus organizaciones patrocinadoras en el exterior han tomado en la actualidad la forma de ONG´s con "fines altruístas" pero que en el fondo siguen buscando ejercer la misma influencia sobre los países tercermundistas, con los dirigentes sionistas de siempre. La más clara representante de esta ralea es la primera dama, la judía marxista Eliane Karp, ciudadana belga que saludó puño izquierdo en alto al pueblo peruano durante un discurso de fiestas patrias de su también sionista esposo, Alejandro Toledo. La memoria de los miles de indígenas campesinos exterminados por los rojos no le importaron a la indigenísta declarada Karp al momento de hacer apología de su ideología genocida. Por lo tanto no debe sorprendernos que las ONG´s en Europa se encarguen de darles la imagen de "presos políticos" a los militantes encarcelados de Sendero Luminoso y el MRTA, dedicándoles fondos para la financiación de su defensa y velando porque no se violen sus "derechos humanos", como pudimos apreciar en la liberación del terrorista Jehude Simons, en los recientes nuevos juicios a la cúpula senderista y en la casi liberación de la espía marxista norteamericana Lori Berenson, peligrosa terrorista que el gobierno norteamericano se encarga de proteger ejerciendo presión constante sobre el gobierno peruano en contra del tribunal que la juzgó.




Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Mar Mar 06, 2007 4:39 pm

Usted debe saber como se han ido cumpliendo en los Estados Unidos y en todo el Mundo Occidental los Protocolos Rabínicos-Talmúdicos de Sión.


Usted debe saber que en Cuba el Partido Comunista fue fundado el 16 de Agosto de 1.925 en el Centro Popular Judío sito en la calle Zulueta de La Habana y que su fundador fué el judío Abraham Zincowich (más conocido por Fabio Grobart), Comisario del Komintern para el área del Caribe.

Usted debe saber que el magnate multi-billonario judío David Rockefeller pagaba un millón de dólares diarios a su protegido del Caribe — el sátrapa asesino, ladrón y narcotraficante Fidel Castro, judío por su rama materna — para que sus tropas mercenarias comunistas cuidaran los Pozos Petroleros de la Standard Oil en Angola.


Usted debe saber como se prohiben en los Estados Unidos la pública exhibición de los símbolos religiosos del Cristianismo (la Cruz en Semana Santa, el Nacimiento en Navidad), mientras se impone forzosamente, a un Pueblo mayoritariamente Cristiano, las celebraciones judías de las Sinagogas, incluyendo las sangrientas y criminales Fiestas del Passover y el Purim.

Usted debe saber que el nefasto y fatídico Concilio Vaticano II fué la obra satánica del Sanhedrín Judío y de sus Logias Masónicas para demoler el Magisterio Tradicional de la Iglesia fundada por Nuestro Señor Jesucristo y establecer una "Nueva Iglesia" al servicio del Comunismo Internacional.

Usted debe saber como la familia judía-plutocrática de los Rothschilds pagó las ediciones de "El Manifiesto Comunista" redactado por el judío satanista Kissel Mordekay, más conocido por el pseudónimo de Karl Marx.

Usted debe saber como los grandes banqueros judíos de New York y Frankfurt (Iacob Schiff, Otto Kahn, los hermanos Max y Felix Warburg, Max Breitung, Jerónimo Henauer, Olf Aschberg, Kuhn Loeb) financiaron con 312 millones de dólares de la época (aZo 1.917) la sanguinaria Revolución Bolchevique encabezada por los terroristas judíos Oulianoff (alías Lenin) y Bronstein (alías Trosky) que implantó en Rusia la tiranía genocida y totalitaria de los Soviets.


Usted debe saber como los poderosos Clanes Judeo-Masónicos del Consejo de Relaciones Exteriores, la Comisión Trilateral y el Grupo Bilderberg dominan el Establishment político, económico e informativo de los Estados Unidos.

Usted debe saber como la enmandilada Mafia Judía controla los grandes Medios de Comunicación de este país (Periódicos, Revistas, Cadenas de Radio y Televisión, Agencias Cablegráficas, Industria Cinematográfica) siempre orientados en dirección liberal-izquierdista.

Usted debe saber que un consorcio internacional de banqueros judíos (de New York, Londres, Hamburgo, Amsterdam y París) son dueños y rectores del Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos, que de "Federal" sólo tiene el nombre.

Usted debe saber que desde la Presidencia del cripto-judío Jimmy Carter, la CIA y el FBI están infiltrados, en sus más altas esferas, por agentes rojos que protegen a las organizaciones subversivas de extrema izquierda mientras acosan y persiguen a los Patriotas Nacionalistas Americanos que defienden la Constitución, la Soberanía y la Bandera de los Estados Unidos y se oponen al llamado Nuevo Orden Mundial.

Usted debe saber que numerosos políticos de este país, tanto Demócratas como Republicanos, figuran en la nómina mafiosa de la Masonería Judaica.

Usted debe saber como en el año 1.945, la fuerza judía-kabbalística del Anticristo (la secta secreta satánica de "Los Iluminados") creó un organismo títere internacionalista (la ONU) para llevar a cabo sus planes de dominación universal a través de un Super-Gobierno Socialista Mundial.

Usted debe saber que en el año 1.946, ese organismo títere internacionalista (la ONU), decretó el bloqueo mundial contra el régimen anticomunista espaZol acaudillado por el Generalísimo Franco.

Usted debe saber que en el año 1.948, ese organismo títere internacionalista (la ONU), estableció, en territorio robado y usurpado al Pueblo Palestino, el Estado Sionista-Marxista de Israel que fue implantado por las bandas terroristas del IRGUN, cuyos principales cabecillas procedían de la Rusia Soviética y habían tomado parte activa en la sanguinaria Revolución Bolchevique.

Usted debe saber como el Presidente Franklin Delano Roosevelt (masón, cuyo verdadero apellido judío era Rosenwelt) entregó en Yalta media Europa a las garras sangrientas de su hermano de la raza deicida, David Koschba (conocido en la Historia con el terrible pseudónimo de Iosif Stalin), llevando a la esclavitud, a la tortura y a la muerte a millones de europeos cristianos.

Usted debe saber como el Presidente Harry Salomón Truman — judío y masón — traicionó alevosamente al líder nacionalista chino, Generalísimo Chiang Kai Shek, facilitando el triunfo revolucionario de las criminales hordas comunistas de Mao Tse Tung y como, posteriormente, durante la Guerra de Corea, destituyó de manera arbitrárea al heroico General Douglas MacArthur cuando aquel militar patriota y pundonoroso quiso llevar la ofensiva anticomunista hasta la mismísima China Roja.

Usted debe saber que el tiempo y los hechos han dado la razón al valeroso Senador Joseph McCarthy, quien seZaló, con nombres y apellidos, a los elementos comunistas infiltrados en la Administración, en la Prensa y en Hollywood, resultando que el 90% de ellos eran agentes soviéticos de origen racial judío.

Usted debe saber que el Presidente Dwight David Eisenhower — ¡también judío y masón! --- decretó, en Marzo de 1.958, el embargo de armas al Gobierno de la República de Cuba presidido por el General Batista y después esas mismas armas embargadas aparecieron en las guaridas guerrilleras de la Sierra Maestra en apoyo del maldito Movimiento 26 de Julio, instrumento terrorista del Comunismo Internacional para la esclavización del Pueblo Cubano.

Usted debe saber que recientemente el Hampa Kosher de la Escuadra y el Campás llevó a la Casa Blanca a los masones globalistas Bill Clinton y George W. Bush y allá, en Moscú, elevaron al Poder en el Kremlin a un antiguo sicario de la siniestra KGB llamado Vladimir Putin, posiblemente un judío oculto.

Usted debe saber que el que fuera candidato presidencial del socialistoide Partido Demócrata, el Senador John Kerry, ha estado escondiendo su verdadero origen racial judío bajo una falsa identidad Irlandesa

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Mar Mar 06, 2007 4:40 pm

LOS JUDIOS CONTROLAN EL PARTIDO DEMÓCRATA

Aportamos pruebas irrefutables de que los principales líderes políticos del socialistoide Partido Demócrata son de origen judío.

Resulta que el apellido de soltera de la ex primera dama Hillary Clinton (que de "dama" nada tiene esa arpía roja, crapulosa y lesbiana) no es Rodham como afirma la muy farsante, sino Rosenberg. Recordemos que después del triunfo de la sanguinaria Revolución Bolchevique, algunos de los comisarios asesinos de la Rusia Soviética tenían ese mismo apellido judío.

El actual candidato presidencial del socialistoide Partido Demócrata, el Senador John Kerry (a pesar de su nariz ganchuda, innegablemente judaica), se ha pasado toda su vida ocultando su verdadero origen racial bajo una falsa identidad Irlandesa-Católica, cuando en realidad John Kerry procede de una familia judía-comunista de Checoslovaquia y cuyo abuelo paterno se llamaba Fritz Kohn. Su esposa, Teresa Heinz, es una judía multi-billonaria vinculada a la Alta Finanza de Wall Street y envuelta en el escándalo de latrocinio de la Compañía Enron. Esta señora es una ardorosa promotora del llamado Nuevo Orden Mundial, que no es otra cosa que la dictadura totalitaria internacionalista de la ONU. Además, no podemos olvidar, que John Kerry fué el fundador de una organización subversiva llamada "Veteranos contra la Guerra de Vietnam" que atacaba a las tropas militares americanas que en aquellas lejanas junglas asiáticas luchaban contra las hordas criminales de la hoz y el martillo, al tiempo que defendía al régimen genocida de Hanoi y enarbolaba la bandera terrorista del Vietcong.

Los otros aspirantes del socialistoide Partido Demócrata que ya quedaron en la cuneta de la carrera hacia la Presidencia de los Estados Unidos, también son judíos ocultos.

El verdadero apellido judío del General Wesley Clark, también acérrimo defensor del Globalismo Socializante, es Kanne.

En cuanto al Gobernador de Vermont, el ultra-izquierdista Howard Dean (tan ensalzado por la canallesca prensa liberal), es un cripto-judío casado con una judía de nombre Judith Steinberg. El tesorero de su campaña electoral es un judío radical de extrema izquierda, perteneciente a organizaciones de carácter revolucionario, llamado Steven Grossman.

El único de toda esa gavilla judeo-marxista que ha admitido abiertamente su pertenencia a la raza deicida, es Joseph Lieberman, que siempre ha presentado sus credenciales al servicio del Estado Sionista-Socialista de Israel.

Los judíos constituyen una minoría ínfima en los Estados Unidos, tan sólo son el 2% ó el 3% de la población total. Sin embargo, el Judaísmo Internacional ó que domina absolutamente la Banca, la Bolsa y los grandes Medios de Comunicación de esta Nación ó ha tomado el control del socialistoide Partido Demócrata y se está apoderando también del Partido Republicano, al cual está desviando de su línea ideológica patriótica y cristiana.

Tiene razón el periodista Pat Buchanan cuando afirma que hace falta un tercer Partido genuinamente Americano, que ponga, en primer término de importancia, los legítimos intereses nacionales de los Estados Unidos y la salvaguardia de su República Constitucional bajo la Bandera de las Barras y las Estrellas.

Y sobre todo, tenia razón Benjamín Franklin cuando dijo que había que plasmar una clausula en la Constitución de los Estados Unidos para alejar del Poder a los pérfidos judíos, de lo contrario el Pueblo Americano acabaría siendo esclavizado por el yugo opresor de Sión.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Mar Mar 06, 2007 4:40 pm

LA CONSPIRACIÓN NAZIONALISTA
"El Mundo está gobernado por personajes muy diferentes a los que creen los que no ven más allá de sus ojos."
Benjamin Desraeli

"Aquel que no vea que en la Tierra se está llevando a cabo una gran empresa, un importante plan en el cual colaboramos como siervos fieles, está ciego"
Winston Churchill

"El escritorio presidencial ha sido utilizado para montar un complot de aniquilamiento de la libertad del pueblo americano y antes de abandonar este escritorio, debo informar a los ciudadanos de este estado crítico"
John F.Kennedy, 10 días antes de su homicidio.

"Somos una fuerza militar sin paralelo, tenemos el derecho de actuar en todo el mundo para imponer la economía de mercado y garantizar la seguridad energética, y podemos atacar a quien consideremos una amenaza o a cualquier país que pueda convertirse en una competencia militar"
George W.Bush



Los Estados-nación fueron creados por judío-masones como estrategia de formación del Nuevo Orden Mundial, cuya planificación remonta desde hace muchísimos siglos. El Imperio Global se fue concretando después de muchas sangrientas conquistas que incluyen las de Alejandro Magno, Julio César, Isabel la Católica, Napoleón, Hitler, todos ellos como títeres del poder mundial que se esconde detrás de algunas sectas y pseudo-religiones que desean conquistar el mundo. La infame conquista de los cuatro puntos cardinales del planeta fue planeada para el establecimiento de un Imperio Mundial y en los últimos cinco siglos tal propósito se está realizando al pie de la letra. Después de que la civilización “occidental” instauró su modelo de vida y cultura en muchos sitios estratégicos de los cinco continentes con violencia y masacres, el mundo quedó dividido políticamente en Estados-nación. Estas provincias del Imperio Mundial se encuentran separadas por “regiones” de estrategia que fueron demarcadas de tal forma que el planeta tenga su mapa político bien definido para su gobierno global, además de ser protegidos por las fuerzas militares y policiacas de cada Estado-nación.
Cada cierto tiempo se organizan las cumbres de naciones, como las de las “Américas”, la de la “Unión Europea”, la de la “Unión Africana”, la cumbre “Asiática”, la de las “naciones Árabes”, en donde se reúnen los presidentes de cada Estado-nación a discutir sobre la unificación de los pueblos, la imposición de la economía de mercado globalizada y donde hipócritamente pretenden resolver los problemas del mundo. ¿Pero como se ha ido formando estos Estados-nación y como fueron construidos?, ¿quien estuvo detrás de los acontecimientos históricos que devinieron en el modelo político-económico-cultural del mundo actual?, ¿quien mueve los hilos de estos acontecimientos?

Hace solo cinco siglos América Latina fue conquistada por españoles y portugueses quienes, por la enfermiza ambición de riquezas y poder mundial, formaron virreinatos comandados desde los reinos de España y Portugal para realizar uno de los pillajes y robos más descarados de la historia. Los ingleses conquistaron norteamérica exterminando a los indígenas que habitaban estas tierras, por lo que no tuvieron problema en instaurar su modelo de civilización, mientras que españoles y portugueses decidieron “mezclarse” con los indígenas de sudamérica para esclavizarlos y explotarlos, lo que hasta ahora está causando inestabilidad política y social en estos pueblos. Desde que el judío Cristóbal Colón llegó a América en 1492 hasta principios del siglo XIX, fueron tres siglos brutales en los que el modelo “occidental” de civilización fue impuesto a latigazos y esclavitud a los pueblos indígenas, el judeocristianismo trastornó las creencias religiosas de estos pueblos y se convirtió en religión oficial, el feudalismo y el posterior capitalismo se instauró en la vida económica y política, y el burdo materialismo degradante reemplazó a la cultura espiritual y mítica. Lo mismo ocurrió en África, también en estos últimos cinco siglos, que fue colonizada para exiliar de su tierra a millones de seres humanos como esclavos del Imperio europeo, millones fueron transportados a América o a Europa en barcos sin alimentos suficientes, muriendo de enfermedades y pestes, y servir así de mano de obra gratis para el advenimiento de la revolución industrial. Cecil Rhodes era un inglés colonizador del siglo XIX que creó su propia nación en África que llamó Rodhesia y que ahora se llama Zimbabwe y Zambia, era hijo de un pastor protestante y su ambición por poder y conquista era sanguinaria y atroz. Lo mismo ocurría en Asia cuando los ingleses provocaron “la Guerra del Opio” con China en su sed de conquista y poder mundial y económico. Esta colonización del mundo fue comandada por los judíos-masones que se instalaron en Europa, especialmente en Inglaterra y en Francia, constituía el primer paso para diseñar el Nuevo Orden Mundial o Imperio Mundial.


En el siglo XIX, el Plan judío de dominación mundial debía continuar y con mucha más sutileza política. Los pueblos colonizados empezaron a emanciparse de los reinados europeos, los gritos por independencia empezaban a sonar con fuerza, lo que no convenía a los poderosos judeocristianos que no querían deshacerse de sus suculentas colonias, algo debían tramar para impedirlo. La independencia de los pueblos iba a ser utilizada por estos mismos poderosos, a través de los masones, para no perder el poder sobre sus colonias, por ello quienes iban a dirigir la independencia tenían que ser los hijos criollos de los colonizadores. Simón Bolívar, alias el “Libertador”, era criollo español nacido en Venezuela y pertenecía a una de las varias Logias masónicas establecidas en América Latina. Según muchas fuentes confiables, un poco antes de realizar las “batallas” por la independencia, Bolívar estuvo en Londres para ser asesorado por los grandes maestres masones en su gesta libertaria. Otros “próceres” como Bernardo O´Higgings o José de San Martín, quienes “liberaron” a Chile y a Argentina de los “malos colonizadores” eran también criollos judíos y masones. Antonio José de Sucre también era masón y su asesinato fue comandado por Juan José Flores quien también era masón y que siendo venezolano fue el primer presidente de Ecuador, así mismo el primer presidente de Perú era ecuatoriano, el General La Mar quien invadió Ecuador para anexar su tierra natal Cuenca al Perú realizándose así la batalla de Tarqui. Todo este montaje político costó la vida de miles de personas y al final los poderosos cambiaron de máscara a su poder. Ya no gobernarían reinados ni virreinatos, ahora gobernarían a los nuevos Estados-nación recién formados con la ideología política europea. Los masones de norteamérica formaron tres grandes naciones, Canadá, EE.UU y México, mientras que los masones de sudamérica formarían varias naciones que se pelearían entre sí en el transcurso de la historia por las riquezas de sus territorios y así debilitarse económica, física y espiritualmente. EE.UU se convertiría en el Estado-nación más poderoso del mundo y las naciones sudamericanas serían su “patio trasero” dominados por este monstruoso imperio del norte. Esta falsa independencia fue inspirada por los ideales de la revolución francesa, que también fue dirigida por masones, como Libertad, Igualdad y Fraternidad pero que resultaron ser la farsa, impostura e hipocresía más infame de la historia del Imperio. Después de la independencia de todos los países del mundo, estos ideales crearon los sistemas supuestamente democráticos de los Estados-nación pero con las mismas estructuras en el poder, pues en esta farsante democracia, los grandes empresarios y banqueros, que también diseñaron la revolución industrial en el siglo XIX, no perdieron jamás su poder por las supuestas “independencias” y “soberanías” de los pueblos. Los Estados-nación se convertirían así en las provincias del Imperio global dominado por el poder económico de los bancos, industrias y los medios de comunicación. Hasta las guerras entre las naciones son planeadas como estrategias de dominación: en Europa la primera y segunda guerra mundial fueron planeadas para establecer y definir a los Estados-nación, en América las guerras entre Perú y Ecuador (dos pueblos muy similares por tener la misma historia) fueron planeadas para mantener el control del uranio en sus fronteras, de igual forma la guerra entre Paraguay contra “la triple alianza” de Brasil, Argentina y Uruguay también fueron diseñadas por judíos y masones para definir las riquezas de sus fronteras.

La Organización de las Naciones Unidas comandada por judíos representa el Super Estado-nación o Gobierno mundial, tiene su propio ejército llamado “los cascos azules” quienes hacen la guerra en nombre de la “paz”, además de estar implicados en escándalos como la trata de blancas en África y varios abusos de los derechos humanos en muchos lugares del mundo. El Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial de Comercio, también comandados por judíos, imponen a los Estados-nación de todo el mundo sus políticas económicas que incrementan la miseria y pobreza y concentra la riqueza en unas cuantas personas. El sistema capitalista neoliberal se sirve de los Estado-nación y su falsa democracia para concentrar el poder en los magnates plutócratas, quienes controlan los bancos centrales de cada país siendo lacayos de los banqueros internacionales. Todos ellos son judíos. Por ejemplo, en el Ecuador la crisis bancaria de 1999 fue diseñada por los magnates banqueros judíos para crear inestabilidad social en el país a raíz de la firma de paz con el Perú.
Cada cuatro años en varias naciones se eligen por “sufragio universal” a los representantes de los pueblos, no importa a quien voten, siempre serán los mismos conspiradores quienes lleguen al poder. El “dinerismo” judaico mueve los hilos de la política, pues en las campañas electorales se invierten millones de dólares para que quien acceda al poder se convierta en títere que realice los favores a quien dio el dinero para las campañas. El caso más reciente de esta corrupción ocurrió en el Estado-nación ejemplo de “democracia” en el mundo como los EE.UU, en donde el judío Jack Abramof, gran magnate en bancarrota, decidió confesar su delito de conspiración y fraude y su íntima relación con la Administración Bush y el partido republicano. Carrol Quigley, en su libro “Tragedia y esperanza” escribe: “la red de conspiración que mueve los hilos del mundo, está formada por banqueros y capitalistas internacionales: es decir el alto mundo de las finanzas. Reúnen a su alrededor un ejército de científicos, tecnócratas, políticos y agentes marionetas, para hacer desde las sombras su alta política”. Quienes no se dan cuenta que existe una conspiración mundial por dominar el mundo están ciegos. La “soberanía” e “independencia” de los pueblos es pura ciencia ficción, quienes tienen el poder económico, los medios de comunicación, las finanzas, gobiernan desde las sombras y no necesitan ningún sufragio para estar en el poder. El Nuevo Orden Mundial ya existe, está en nuestras narices, aquí no se trata de impedir que se establezca porque ya está establecido, sino de combatirlo con toda las armas posibles y no en nombre de una nación o país, sino en nombre de la libertad y la dignidad inherente en el ser humano.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Martin Fierro el Jue Mar 08, 2007 9:31 pm

Como me gustan tus articulos, toño, me es indiferente si pones la fuento o no la pones, pero son demoledores, yo tengo la misma inteligencia que tienen los otros foristas para buscar la fuente, pero no tengo la misma sensibilidad, si la pones o no me es indiferente, es decir me resbala.

Tu te has puesto a pensar en los ñangarones cubanos en cuba, que tiene que leer esto diariamente, como me divierto pensando en los muertos de hambre esos leyendo estos articulos y viendo al chulito hijito del monstruo en una fiestona, tomando champan con una jebita lindisima, y ellos con un hueco en la barriga, empatados con um moco y tomando chispa de tren.

Por eso yo digo que para ser comunista lo unico que hay que ser es masoquista y tarrú.

Martin Fierro
VIP

Cantidad de mensajes : 2311
Localización : USA
Valoración de Comentarios : 440
Puntos : 1761
Fecha de inscripción : 27/11/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Vie Mar 09, 2007 6:34 am

Tomo muy en serio tu comentario, que denota bondad; y apreciada preocupación por el prójimo. Pero me pregunto, si esto es así; porque ese dios siempre beneficia a los mismos.
Porque siempre son los mismos, los que nadan en abundancia. Porque siempre son los mismos, los sufridos y desposeídos.
¿La maldición siempre va a los mismos?

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Vie Mar 09, 2007 4:05 pm

Gracias por estas humanas palabras, compadre Oriental.
Que dios te bendiga, y multiplique tu felicidad.

Saludos.

Toño

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por porfin libre gonzalez el Sáb Mar 10, 2007 9:37 am

Amigo Oriental:
Perdone usted mi ignorancia con respecto a las reglas del judaísmo. En realidad mi mayor conocimiento de la comunidad hebrea radica en mis extensas lecturas del Holocausto y las huellas de las diferentes comunidades hebreas por el mundo antes de la creación del estado de Israel.
Llevo casi tres años luchando con mi esposa, reticente a que visite Tel Aviv por el riesgo de atentados, pero no quiero morir sin ver el Muro de las Lamentaciones, por mi inclinación a la historia, pero quisiera que usted me explicara algo.
Por ejemplo, un adolescente que vive en un campo de refugiados de Darfur en Sudán, o puede ser también un adolescente de la República Saharaui, por su lugar de nacimiento y entorno, falta de educación y ambiente de guerra donde ha crecido o por la religión de sus padres, jamás han oído hablar del pueblo hebreo y quizás pasen su vida sin ver un hebreo. Por regla de tres, ¿están condenados?
Le diré algo, he leído el Corán y reconocen a Cristo como profeta, la Biblia en este tema es algo más estricta, Dios y solo Dios, el enfoque del Talmud al respecto me resulta desconocido pero por ejemplo:
Entre tantas religiones, ¿por qué la nuestra es la que tiene la verdad absoluta?. ¿No sería más interesante respetar todas y no llamarnos infieles unos a otros? ¿Y si me enamoro de una hebrea y yo soy cristiano, nos podemos casar? ¿Seguro, seguro, seguro, que si bendigo un hebreo mi economía mejora?. No estoy bromeando con el tema ni nada por el estilo pero la bendición no debe llevar el interés de mejora material, si no espiritual, me da la ligera impresión, nada más.
Porfin

porfin libre gonzalez
VIP

Cantidad de mensajes : 1827
Localización : Canarias
Valoración de Comentarios : 158
Puntos : 155
Fecha de inscripción : 11/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por ElpidioValdez el Sáb Mar 10, 2007 3:41 pm

Oriental, saludos, me gusta leer tus comentarios y tonos religiosos, pero te confieso que no vi ninguna maldicion en los comentarios de Tono, y no es por defender a nadie.

Quizas esto traiga la atencion a una "situacion" incomoda y sobre la que me gustaria oir tu opinion, un asunto teologic en muchas religiones y es sobre el hecho de que si es pecado cuestionar o preguntar cuando la mente no comprende, todas las religiones "exigen" ESCUCHEN esto la fe ciega, confiar 100% , admito la fe es bellisima pro para una mente racionalista e intelectualmente corrupta como la de la mayoria de nosotros, me consiodero una persona espiritual pero no por la via de la fe, tengo qure mejorar en ese aspecto o quizas alguien que me lo explique mejor, ok.

Asi que si alguien cuestiona esto o aquello, por ignorancia o por curiosidad no importa que SAGRADO eso no es maldecir ok, y si lo es bueno , ese sera mi veneno.

Lo otro que afirmas es la ley universal del Karma, se te recompensa exactamente lo que diste, eso no falla, pero hay que aplicarla o interpretarla correctamente.

ElpidioValdez
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2887
Localización : Central Florida
Hobbies : Destapando la verdad
Valoración de Comentarios : -642
Puntos : 1997
Fecha de inscripción : 06/11/2006

Ver perfil de usuario http://www.luzdeyara.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Dom Mar 11, 2007 4:25 am

Disculpame que discrepe Oriental, no es el pueblo de Cuba el que ha traído el post al foro; he sido yo Toño.
Y si merezco ser maldecido por traer este comentario, y considerarlo cierto. Pues de donde lo traje están hasta los recortes de periódicos de la época.
Entonces que la maldición abarque, a los que usan a las religiones como estandarte; para cometer fechorías, y someter a la inmensa mayoría.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Martin Fierro el Dom Mar 11, 2007 7:38 am

Amen

Martin Fierro
VIP

Cantidad de mensajes : 2311
Localización : USA
Valoración de Comentarios : 440
Puntos : 1761
Fecha de inscripción : 27/11/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por porfin libre gonzalez el Dom Mar 11, 2007 3:37 pm

@Oriental escribió:
@porfin libre gonzalez escribió:Amigo Oriental:
Perdone usted mi ignorancia con respecto a las reglas del judaísmo. En realidad mi mayor conocimiento de la comunidad hebrea radica en mis extensas lecturas del Holocausto y las huellas de las diferentes comunidades hebreas por el mundo antes de la creación del estado de Israel.
Llevo casi tres años luchando con mi esposa, reticente a que visite Tel Aviv por el riesgo de atentados, pero no quiero morir sin ver el Muro de las Lamentaciones, por mi inclinación a la historia, pero quisiera que usted me explicara algo.
Por ejemplo, un adolescente que vive en un campo de refugiados de Darfur en Sudán, o puede ser también un adolescente de la República Saharaui, por su lugar de nacimiento y entorno, falta de educación y ambiente de guerra donde ha crecido o por la religión de sus padres, jamás han oído hablar del pueblo hebreo y quizás pasen su vida sin ver un hebreo. Por regla de tres, ¿están condenados?
Le diré algo, he leído el Corán y reconocen a Cristo como profeta, la Biblia en este tema es algo más estricta, Dios y solo Dios, el enfoque del Talmud al respecto me resulta desconocido pero por ejemplo:
Entre tantas religiones, ¿por qué la nuestra es la que tiene la verdad absoluta?. ¿No sería más interesante respetar todas y no llamarnos infieles unos a otros? ¿Y si me enamoro de una hebrea y yo soy cristiano, nos podemos casar? ¿Seguro, seguro, seguro, que si bendigo un hebreo mi economía mejora?. No estoy bromeando con el tema ni nada por el estilo pero la bendición no debe llevar el interés de mejora material, si no espiritual, me da la ligera impresión, nada más.
Porfin

Donde ho hay ley no hay condena, dice el Buen libro.
Pruebe lo que le dije y vera.

Shalom


¿A qué libro señalas como el buen libro?
Porfin

porfin libre gonzalez
VIP

Cantidad de mensajes : 1827
Localización : Canarias
Valoración de Comentarios : 158
Puntos : 155
Fecha de inscripción : 11/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por ElpidioValdez el Dom Mar 11, 2007 9:23 pm

Oriental esas historias son escalofriantes y pensar que yo lo habias oido o visto todo, que o cual es el nivel mas bajo del hombre cuando se reduce a ese nivel?

Es una lastima que no puedas mostrarlo en Espanol para que todos los puedan leer.

ElpidioValdez
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2887
Localización : Central Florida
Hobbies : Destapando la verdad
Valoración de Comentarios : -642
Puntos : 1997
Fecha de inscripción : 06/11/2006

Ver perfil de usuario http://www.luzdeyara.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por soycubana el Dom Mar 11, 2007 10:34 pm

!AMEN.........!

soycubana
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 540
Localización : miami
Hobbies : internet, leer, mis perros,mis plantas,fotos,
Valoración de Comentarios : 71
Puntos : 138
Fecha de inscripción : 07/03/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Lun Mar 12, 2007 2:14 pm

Brito, este artículo yo no lo saque de esa página fascista.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Anonymou el Lun Mar 12, 2007 2:20 pm

Brito, este artículo yo no lo saque de esa página fascista.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LOS JUDÍOS EN EL MARXISMO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:51 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.