Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 21 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 21 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Dice la canción: “Cuba es una maravilla…ta, ta, ta…”

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dice la canción: “Cuba es una maravilla…ta, ta, ta…”

Mensaje por Invitado el Vie Abr 23, 2010 4:21 am

“Una Maravilla” de Control Fascista a La Intimidad y a Las Comunicaciones de Las Personas Jurídicas y Naturales Cubanas. (Nótese el carácter de “legislación vigente” que tiene el accionar del MININT y de la “Agencia de Control y Supervisión del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones”, administrado por el compañerito Ingeniero Eléctrocástrico Inter/Externaccionalista Comandante Subjefe Ramirito Valdés.)


AR: Revista de Derecho Informático
ISSN 1681-5726
Edita: Alfa-Redi… (A propósito de Alfa-Redi: Alfa-Redi, establecida en 1998, es una de las más activas entidades de investigación y promoción de temas de políticas y regulación de Sociedad de la información en América Latina y el Caribe. Es una organización de la Sociedad Civil, de base en Latinoamérica, dedicada investigación, discusión, formulación de propuestas y acción en temas de Políticas de Sociedad de la Información. Asimismo es parte de la labor de Alfa-Redi la formación y capacitación en estas temáticas. Como organización posee cuatro áreas de investigación, propuesta y acción:
a) Marco Regulatorio de Sociedad de la Información. b) Nombres de Dominio, Números IP e Internet Governance en América Latina. c) Cultura Tradicional y TICs d) Proyectos de TICs para el Desarrollo.
Se desprenden de ella el Proyecto LatinoamerICANN : Sobre Nombres de Dominio, Números IP e Internet Governance en América Latina) y el Monitor de Privacidad y Acceso a la Información en América Latina (con el auspicio de IFAP/UNESCO)… ¡¿…?!)

No. 104 - Marzo del 2007

“El derecho a la intimidad y las comunicaciones en el ordenamiento jurídico cubano.”

Abstract: Se presenta el derecho a la intimidad en la informática, comprendida la intimidad dentro de los derechos inherentes a la personalidad en la esfera moral. De vital importancia para el derecho tanto público como privado. Este ha sido tratado desde épocas muy antiguas, la Escuela de Derecho Natural es la vanguardia en cuanto a su exaltación y reconocimiento, en Cuba se puede hablar de regulación desde épocas muy tempranas. En la actualidad ante los acontecimientos del progreso, de la ciencia y de la técnica, se hace más imprescindible la protección de este derecho. En este trabajo se tratan las generalidades del derecho a la intimidad y las regulaciones en el ordenamiento jurídico cubano en cuanto a la correspondencia, las comunicaciones y la informática.
Por Yanelys Delgado Triana, Cuba. Autor colaborador AR:RDI
Centro de Estudios: Universidad Central de Las Villas
Abogada. MES (Profesora Principal de Derecho Constitucional.)

Profesora de la Facultad de Derecho de la UCLV. Doctorada en Ciencias Jurídicas. Presidenta de la Sociedad de Derecho Constitucional Administrativo y Ambiental. Coordinadora del Proyecto ECOIURE Cuba- Canadá; del Proyecto Los Derechos de la Personalidad y del Proyecto CITMA DIPEM. Publicaciones: El Derecho al Honor; Consideraciones sobre los Derechos de la Personalidad; El Derecho a la Intimidad; El Derecho a la Propia Imagen; El Derecho a un Medio Ambiente Sano; El Cambio Climático una Afectación al Medio Ambiente. Incidencia del Protocolo de Kyoto; La Educación Ambiental. Eventos: I Simposio Internacional PEJUR; III Conferencia Internacional MAS XXI; II Simposio Internacional PENJUR; III Encuentro Internacional sobre Constitución; Seminario Ámbito Jurídico; IV Conferencia Científica Internacional MAS XXI; III Simposio Internacional PENJUR; VI Jornada Internacional de Derecho de Contratos. Curso Especializado en Derechos Humanos, IIDH, Costa Rica.



1. EL DERECHO A LA INTIMIDAD.
La esfera de la intimidad personal está determinada de manera decisiva por las ideas que prevalezcan en cada momento en la sociedad, y por el propio concepto que cada persona, según sus actos propios, mantenga al respecto y determine sus pautas de comportamiento. Esto determina que la consideración acerca de la violación o no de tal derecho varía según los tiempos y las personas, o sea, es relativa.
Según Ferreira Rubio, la intimidad se define como: “lo secreto, lo desconocido por terceros, lo reservado al conocimiento del propio sujeto o al estrecho círculo de sus próximos” pero excluye de dicho concepto “... los hechos o situaciones producidos en lugares públicos y respecto de los cuales no hubo intención de mantenerlos ocultos para los terceros... (1)”.

Siguiendo a Ferreira Rubio (2) se señala que el bien jurídico tutelado es la vida ajena en lo que hace a su aspecto privado, y que solo aquellos hechos que se tipifican como pertenecientes al ámbito de reserva de cada individuo son los protegidos. La palabra intimidad ha de entenderse como sinónimo de vida privada, de soledad total. Es decir, lo interior, personal o lo privado que sólo se comparte con los más próximos.

En un caso decidido por la Cámara Civil española se sostuvo que el derecho a la intimidad es el derecho de toda persona a que se la respete en su vida privada y familiar, y a evitar injerencias arbitrarias en la zona espiritual íntima y reservada de una persona (3).

Este derecho se enmarca dentro de los llamados derechos de la personalidad, tiene un fundamento único: el reconocimiento de que la persona tiene un valor en sí misma y como tal cabe reconocerle una dignidad. “Todo ser humano tiene frente a cualquier otro el derecho a ser respetado por él, como persona, a no ser perjudicado en su existencia (vida, cuerpo, salud) y en su propia dignidad (honor, intimidad, imagen) y que cada individuo está obligado frente a cualquier otro de modo análogo”. (4)

Teniendo en cuenta estas concepciones se puede expresar que la intimidad tiene campo propio en la vida privada de la persona, en el círculo de la afección familiar y en los pormenores y referencias concernientes a las particularidades de su carácter y existencia. Este derecho protege frente a las injerencias, intromisiones, vistas, escuchas, publicaciones, captaciones de datos personales, así como el empleo y comunicación, que de algún modo, apropien, vulneren o invadan elementos o circunstancias de la dimensión privada del ser humano o de las relaciones inherentes a la estructura y el vivir de la familia. Responde a convicciones sociales de absoluta necesidad, es garantía de libertad, base de lealtades recíprocas y exigencia elemental del correcto convivir.

2. REGULACIÓN JURÍDICA DEL DERECHO A LA INTIMIDAD EN CUBA.
El derecho a la intimidad no está regulado expresamente en la legislación cubana, pero sí existen regulaciones legislativas en cuanto a determinadas figuras que guardan relación con el tema. La Constitución de la República, el Código Penal, las leyes adjetivas y algunas disposiciones administrativas, son ejemplos de protección a conductas típicas que atentan contra la intimidad. Por lo que es preciso realizar un análisis de estas conductas a luz de las regulaciones vigentes.

En la Constitución de la República de Cuba no existen disposiciones expresas sobre este derecho, pero su regulación se puede inferir a través de los postulados previstos en el artículo 9 a) (5) y en el artículo 58 (6), además a través de la regulación que esta brinda a la inviolabilidad de la correspondencia y del domicilio.

2.1 LA INVIOLABILIDAD DE LA CORRESPONDENCIA.

El precepto 57 de la Carta Magna cubana se refiere expresamente a la inviolabilidad de la correspondencia (7), como manifestación del derecho a la intimidad, principio que solo puede ser contrariado en los casos previstos en la Ley y se extiende este derecho a las comunicaciones: cablegráficas, telegráficas y telefónicas, omitiéndose las electrónicas, pues en el momento en que se legisló la Constitución no existía en el mundo el desarrollo de las comunicaciones electrónicas, aunque no es menos cierto, que la Ley Fundamental debe atemperarse a las exigencias modernas e implementar modificaciones al respecto. También impone el deber de guardar secreto sobre los asuntos ajenos al hecho que motivare el examen, en los casos que sea necesario examinar y ocupar la correspondencia.

La Ley Sustantiva Penal resguarda el derecho a la correspondencia a través de dos conductas delictivas: la violación del secreto de la correspondencia ( 8 )y la revelación del secreto de la correspondencia. (9)

Referente a la violación del secreto de la correspondencia la conducta estará determinada por abrir la correspondencia, no se exige tomar conocimiento de la misiva, basta con la simple apertura. (10)

Este derecho corresponde tanto al remitente como al destinatario y no se debe confundir con el derecho de propiedad sobre la carta como objeto material, el cual por lo general corresponde al destinatario. Tampoco con el derecho de autor que corresponde al remitente.

El derecho al secreto de la correspondencia no es absoluto, pues presenta limitaciones impuestas por razones de seguridad y orden público, que permiten, en casos extremos establecidos por la ley, ocupar y examinar la correspondencia. Al respecto la Constitución permite ocupar, abrir y examinar la correspondencia en casos excepcionales previstos en la Ley. Pues la Ley de Procedimiento Penal cubana en su Capítulo X, Título III, denominado “Del registro de libros y documentos y de la retención y apertura de la correspondencia escrita, telegráfica y cablegráfica” (11), regula cómo y cuándo puede ordenarse tal acción, que solo se hará si existen indicios suficientes de que esta diligencia podría resultar el descubrimiento o comprobación de un hecho delictivo en investigación o de circunstancias importantes del mismo.

La conducta típica de la revelación de la correspondencia consiste en revelar, dar a conocer, el secreto del cual se tuvo conocimiento. No es trascendente el número de personas a que se comunique el secreto, basta con que sea a una sola para que se configure el delito. (12)

En el Código Penal no se aprecian determinadas conductas delictivas que dañan este bien jurídico, como son: la destrucción de la correspondencia, la inutilización o destrucción de medios de telecomunicación, dando espacio a una calificación por el delito de daños (13) y el objeto de tutela está distante de la intención de proteger del legislador.

La regulación penal de la libertad individual trasciende al conocimiento del contenido de la correspondencia, se tutela la intimidad de las personas que puede ser lesionada ante la revelación o violación de lo que se da a conocer. Estando presente la violación de la libertad individual, a través de un ataque al interés de conservar actos o documentos que trasmiten el pensamiento.

2.2 DISPOSICIONES ADMINISTRATIVAS EN CUANTO A LA CORRESPONDENCIA.

En relación a la correspondencia, se pudo comprobar la existencia del Reglamento de los Servicios de Correos, Giros Postales y Telégrafos, instrumento jurídico cuya puesta en vigor data de 1965, a pesar de considerarse un documento desactualizado, si se tiene en cuenta el desarrollo alcanzado por los medios de comunicación en la actualidad, se puede referir que este protege la intimidad de los clientes o usuarios, apreciándose regulaciones referidas al secreto de la correspondencia (14).

Por otra parte en la propia disposición se hace referencia al personal de correos, a los cuales se les prohíbe permitir que personas ajenas al servicio lean la cubierta, ni ninguna otra parte de la carta para saber hacia quien se dirige la misma. (15)

Se prohíbe que los trabajadores de correo faciliten información a persona distinta de la que indica en el remitente o a su destinatario, salvo en el caso de los jefes superiores o supervisores en el ejercicio de sus funciones o a los jueces o tribunales (16). El propio Reglamento dispone las circunstancias bajo las cuales pueden revisarse los envíos postales. (17)

Según entrevista realizada a los trabajadores de Correos de Cuba, se nos manifestó que los envíos nacionales e internacionales serán revisados en presencia de la persona que los remite, con el objetivo de detectar sustancias o productos cuyo curso es prohibido y para lo cual se establece el artículo 75 del Reglamento de Correos.

También el Reglamento Interno de los Carteros, en su Capítulo III “De la Ética del Cartero” (18), regula las obligaciones del cartero respecto a la correspondencia, este está obligado a protegerla de las demás personas y a asegurarla para que no sea objeto de violación. Además, con el propósito de evitar que alguien pueda manipular la misiva y examinarla, se prohíbe al cartero entregar sin justificación la correspondencia a personas que no sean los propios destinatarios, ni dejarla en otro lugar que no sea en la dirección indicada. También se regula la infracción de la disciplina laboral en que puede incurrir el cartero en caso de actuar negligentemente en su labor, o sea, con falta de cuidado o descuido al desempeñarlo.

2.3 DISPOSICIONES ADMINISTRATIVAS RELATIVAS A LAS COMUNICACIONES.

El vigente Reglamento Interno de los trabajadores que laboran en la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), establece las normas de inviolabilidad de las comunicaciones y las reglas que deben cumplir los trabajadores en el desempeño de sus funciones.

En el Capítulo III del Reglamento “De los deberes y derechos de los trabajadores” (18) se regula la obligación que posee el personal que labora en dicha entidad en cuanto a mantener una conducta positiva ante las comunicaciones, preceptuándose expresamente lo relativo a la prohibición de su violación.

El Capítulo V “Sobre la disciplina laboral y el procedimiento para su exigencia”, en su artículo 9, considera la inobservancia de cualquiera de estos deberes como una infracción de la disciplina laboral por parte del trabajador. Específicamente la transgresión de este deber que nos ocupa, la violación del secreto de la comunicación telefónica, es calificada como una falta de carácter grave por el artículo 11, la cual trae consigo la correspondiente medida disciplinaria e incluso una sanción de tipo penal cuando sea procedente.

También ETECSA permite a sus usuarios mantener de forma privada su número telefónico, a fin de que no sea publicado en el directorio según lo establecido en el artículo 35 del Decreto 275 de 30 Diciembre de 2003, de este modo se reconoce que el concepto del secreto de la comunicación cubre, no solo el contenido de la comunicación, sino también la identidad subjetiva de los interlocutores.

2.4 LAS COMUNICACIONES ELECTRÓNICAS. DISPOSICIONES INFORMÁTICAS EN CUBA.

El artículo 289.1 del Código Penal cubano expresa “El que sin estar autorizado, abra carta, telegrama, despacho o cualquier correspondencia perteneciente a otro...”, al analizarse lo preceptuado nos percatamos que se hace alusión a “cualquier correspondencia”, al ser tan amplio el término “cualquier” cabe la posibilidad de violación a la correspondencia electrónica o a la apropiación del E-mail como manifestaciones de lesión al derecho a la intimidad. “Entiéndase por correspondencia cualquier comunicación entre personas situadas en espacios distintos, realizada a través de medio capaz de trasmitir el pensamiento, incluyendo hoy día las redes de comunicación vía Internet.” (19)

El soporte material en el que viaja el mensaje no debe ser un obstáculo para considerar su inviolabilidad, aunque puede considerarse que en la actualidad tanto desde una óptica social como desde el punto de vista legal se carece de regulación concreta al respecto y puede parecer que no se equiparen ambos correos.

En el desarrollo de la información, con la aplicación de las nuevas tecnologías para el avance comercial, el uso del correo electrónico es un fenómeno generalizado que ha cambiado por completo la manera de comunicación interpersonal. Este método revolucionario, también ha pasado a ser la herramienta primordial de comunicación dentro de las empresas, no solo a nivel externo sino también interno, siendo la principal vía de transmisión de información.

Al respecto nuestra Constitución no se pronuncia, por lo que no está acorde a las exigencias modernas del desarrollo de la informática, debemos tener en cuenta que esta data desde 1976, con modificaciones posteriores, en las cuales no se ha tenido en cuenta la protección de esta cuestión, que permite garantizar la libertad de la persona en la era informática. Siendo a su vez una de las garantías constitucionales de más reciente consagración.

Ahora bien, desde un punto de vista estrictamente técnico, el empresario o administrador de la red tienen la posibilidad de controlar y archivar todo el correo electrónico que circule por la red de comunicación de su empresa. Así, el Reglamento de Seguridad Informática en Cuba, aprobado por la Resolución 6 de 1996, plantea que “cada administración adecuará su política de seguridad informática, la cual regirá sobre toda la información que se procese, intercambie, reproduzca o conserve a través de las tecnologías de información”, sin particularizar si dicha información es privada o pública. Ello podría configurarse como una medida más de vigilancia y supervisión a los trabajadores, basada en las nuevas tecnologías, junto a otras como el control de la navegación por Internet y de las llamadas telefónicas.

El artículo 26 de este Reglamento propone que siempre que sea factible, se implementarán mecanismos de control que permitan contar con un registro de los principales eventos que se ejecuten y puedan ser de interés para la detección o esclarecimiento ante violaciones de la seguridad informática. Siendo, “la seguridad informática uno de los elementos técnico-jurídicos más vinculados a la era de la información y por ende constituye una de las piedras angulares de toda realización informática que vaya a tener una incidencia social” (20).
Por otra parte se exige que solamente podrá intercambiarse información clasificada a través de las tecnologías de información utilizando sistemas de protección criptográfica diseñados y producidos por entidades debidamente certificadas por el Ministerio del Interior, o sea, que se prioriza el derecho a la seguridad estatal por encima del derecho a la privacidad, ya que el MININT podrá siempre acceder a toda la información que se trasmita por vía electrónica sin límite en cuanto a la necesidad e utilidad de esta medida. La transmisión de datos por red exige como obligatorio la implementación de mecanismos de seguridad que permitan filtrar o depurar la información que se intercambie e informar al administrador de la red y al titular de la misma si se detectan indicios de difusión de mensajes contrarios al interés social, la moral y las buenas costumbres, la integridad o seguridad del Estado.

La Resolución 92 de 2003, establece disposiciones sobre los sitios Web cubanos que brindan servicio de correo electrónico, los cuales no podrán crear cuentas webmail de forma automática para personas naturales o jurídicas que no se encuentren debidamente autorizadas. Indistintamente, dicha Resolución regula el uso del servicio de chat internacional mediante estas web, buscando en dichas regulaciones la protección ciudadana.
La Resolución 85 de 2004 se instituye para regular el Área de Internet, al brindarse servicios de navegación, correo electrónico desde empresas, oficinas, hoteles u otros establecimientos autorizados. Quedando establecido que toda área de Internet que brinde servicios deberá estar debidamente registrada a esos efectos en la Agencia de Control y Supervisión del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones.
En los casos de violaciones en que incurran los titulares aprobados como Área de Internet por incumplimiento de las regulaciones establecidas con relación a los servicios autorizados a ofertar o de otras disposiciones legales vigentes, se podrán aplicar como sanciones, la anulación temporal o definitiva de la autorización, ocupación cautelar de los medios técnicos u otras que la legislación establezca al efecto, con independencia de las medidas administrativas o penales que puedan corresponder de acuerdo a la violación cometida.

Entre las normas para el acceso y el uso de Internet en Cuba también se promulga la Resolución 58 de 1996, mediante la cual se crea el Sistema de Control de Redes Asociadas, Dominios y Números IP, establece las medidas de seguridad para impedir a personas ajenas el uso de la red y sus sistemas informáticos. (21) Además de disponerse en el propio cuerpo legal las funciones de los administradores de redes. (22)

La Resolución 49 de 1996, dictada por el entonces Ministerio de Comunicaciones, establece que las operaciones de los servicios de Internet dentro del país se regirán por las resoluciones y disposiciones vigentes de los Organismos de la Administración Central del Estado y por las que a este fin emitiera el entonces Ministerio de Comunicaciones para el tratamiento de las redes de datos, así como las responsabilidades y atribuciones de los titulares de redes de datos con acceso a Internet. Dicha Resolución también dispone que el Ministerio de las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior podrán tener sus propias regulaciones a fin de garantizar sus funciones relacionadas con la defensa y la seguridad del país (23).
En la Resolución 180 de 2003 del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones, se establecen las normas que limitan el acceso a Internet a personas no autorizadas. Conjuntamente, se indica que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), debe cuidar porque se tomen las medidas pertinentes para la protección contra la sustracción de contraseñas y el uso fraudulento y no autorizado del servicio de navegación por Internet, debiendo utilizar para ello los medios técnicos ineludibles para la detección de estas cuestiones.
El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, con la promulgación de la Resolución 139 de 2005, acuerda el procedimiento para la autorización de acceso a Internet y establece las pautas a seguir para su uso ya sean personas físicas o jurídicas subordinadas a este Organismo de la Administración.

La Resolución 65 de 2003 del Ministerio de Informática y Comunicaciones instituye disposiciones sobre la red privada de datos. También dispone que para la utilización de cualquier tipo de aplicación que implique el encriptamiento de la información a trasmitir, será requisito tramitar la aprobación del Ministerio del Interior, de conformidad con lo dispuesto en el Decreto-Ley 199 de 1999, Sobre la Seguridad y Protección de la Información Oficial, y en su Reglamento, la Resolución No. 2 de 2002 del Ministro del Interior.

En el Decreto Ley 199 sobre la Seguridad y Protección de la Información Oficial, se dispone que el Ministerio del Interior es el organismo encargado de regular, dirigir y controlar la aplicación de la política del Estado, y del Gobierno en cuanto a la Seguridad y Protección de la Información Oficial. Teniendo en cuenta las facultades que le confiere la disposición Final Primera del Decreto Ley 199 al Ministerio del Interior para adecuar en lo que fuese necesario la aplicación de lo dispuesto por el Decreto Ley, se pone en vigor la Resolución 1 de 2000, que instituye el Reglamento sobre la Seguridad y Protección de la Información Oficial y el modo en que se aplicarán las normas de seguridad establecidas en el Decreto Ley 199.
Con el objetivo de cohesionar institucionalmente en materia de seguridad informática en el país, se crea la Oficina de Seguridad para las Redes Informáticas, adscrita al Ministerio de la Informática y las Comunicaciones, por medio de la Resolución 64 de 2002.

También la Resolución 23 de 9 de Febrero de 2000, del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones dispone sobre la inscripción de redes privadas de datos, para lo cual el solicitante entregará a la dirección de telecomunicaciones de dicho organismo una carta acreditativa, en la que conste que el solicitante está facultado técnica, económica y legalmente por la entidad que representa en las responsabilidades que contrae en dicho procedimiento ante el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones.
La vigilancia de las comunicaciones en la empresa y por consiguiente en todo el país puede tener una finalidad legítima de seguridad nacional y de control en la calidad del trabajo, posibilitando la corrección de errores en el sistema productivo. Se impone como medida de protección y vigilancia ante posibles actuaciones desleales de las personas, circunscribiéndose a la afluencia del control, al uso de los elementos en la empresa y a los dispuestos al público, para evitar defraudaciones, introducción de virus y actos contrarios a la seguridad y desarrollo del Estado.

Esta facultad del Estado y de las administraciones de poder adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador y por la sociedad de sus obligaciones y deberes en el uso de la informática, puede colisionar de manera directa con el derecho a la intimidad personal. “Preservar nuestra soberanía, defender nuestra identidad cultural e ideológica, proteger nuestros secretos científicos, comerciales, militares, etc., se convierten hoy más que nunca en imperativos éticos de nuestra sociedad y deben ser asumidos por nuestros profesionales”.

CONSIDERACIONES FINALES.

1. El derecho a la intimidad no está regulado expresamente en la legislación cubana, pero sí existen regulaciones legislativas en cuanto a determinadas figuras que guardan relación con el tema. La Constitución de la República, el Código Penal, las leyes adjetivas y algunas disposiciones administrativas, son ejemplos de protección a conductas típicas que atentan contra la intimidad.

2. La Constitución cubana se refiere expresamente a la inviolabilidad de la correspondencia, como manifestación del derecho a la intimidad, principio que solo puede ser contrariado en los casos previstos en la Ley y se extiende este derecho a las comunicaciones: cablegráficas, telegráficas y telefónicas, omitiéndose las electrónicas. Esta figura es regulada en la Ley Penal sustantiva y también existen disposiciones administrativas al respecto.

3. La correspondencia electrónica al ser objeto de violación puede ocasionar lesiones al derecho a la intimidad, al respecto nuestra Constitución no se pronuncia, pero existen disposiciones administrativas encaminadas a proteger las comunicaciones, aunque en la mayoría de estas por cuestiones de seguridad se impone el interés social por encima del particular.

http://www.alfa-redi.org/rdi-articulo.shtml?x=8925


Miren, saben que les digo; que esta Ilustrísima Abogada se ha desperdiciado a sí misma Estudiando y Curri/culeando por ahí, porque para K´garse en La Ley; en El Derecho… en El Sentido Común de La Justicia; La Moral… y Eso…Basta con Ser como Hugo Chávez, por ejemplo, que Fidel Castro Lo Pujó un Poco, peritonealmente hablando, y Salió ya Hechecito todo Un Campeón de Los Torcidos Inhumanos que Representa El Régimen Subsidiario de Yanelys Delgado Triana… Debe ser que Últimamente, como que el Régimen de Castro Carece de DINERO PORQUE NADIE LE DA CRÉDITO, pues se está ahorrando en Gastos del Magno Programa de Educación Revolucionaria…: aquel Fantasma/Logro del Socialismo Faso/Castrista…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.