Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 34 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 34 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

DEPORTACION A CUBA NO SE LA DESEO NI A LOS ANIMALES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DEPORTACION A CUBA NO SE LA DESEO NI A LOS ANIMALES

Mensaje por Anonymou el Lun Mar 05, 2007 9:04 am

En Cuba, que apenas existen medios para garantizar la alimentación y el cuidado de los seres humanos que se podrá esperar para estas pobres criaturas, que de tener uso de razón se hubiesen escapado ya del zoológico y hubiesen cogido el monte!. Es que la deportación a Cuba no se la deseo ni a los animales!.

En junio del 94, en visperas de mi salida de Cuba y sabiendo que el viaje iba a ser 'one way ticket' hice varios recorridos a pie por La Habana para saturarme de sus imágenes y recuerdos. Un sábado me fui al zoológico de 26, en Nuevo Vedado. Hacía años que no iba a allí y me llamó poderosamente la atención lo abandonado del lugar. muchas jaulas vacias, las fieras extremadamente delgadas, mostrando signos de una evidente desnutrición yacian - casi en su totalidad - dormitando en un rincón de su jaula, aquello parecía más una clinica veterinaria que un parque zoológico!. Todo había cambiado...hasta la expresión de los visitantes, antes se veían niños con algodones de azucar, que le lanzaban galleticas dulces a los animales (pese a la prohibición) y se escuchaba música alegre por doquier!. Ahora no había música porque no había corriente eléctrica. Los visitantes eran un puñado de niños que lanzaban piedras a una mata de mango con dos o tres manguitos verdes...un par de hombres contemplaban ansiosos un Antílope africano que pastaba (único alimento disponible en el país) tranquilamente tras la seguridad de la cerca peerle, al pasar junto a ellos pude escuchar que comentaban sobre el buen par de perniles que se estaban desperdiciando allí.

Al visitar a las escualidas fieras no pude contener mi curiosidad y le pregunté a uno de los guardas que estaba pasando con la alimentación de esos animales y la respuesta fue; .." mire, antes traían un caballo todos los días, ahora es uno por semana, si no hay pa' la gente que queda pa' los animales...", mirando de hito en hito al estilizado vigilante, de cuyo uniforme solo quedaba una raida gorra de plato azul celeste, induje que además, algunos bípedos le cobraban peaje a la comida de los cuadrúpedos, el dia que llegaba el caballo...

Proseguí caminando en dirección a la laguna donde otrora pululaban las aves acuáticas, docenas de flamencos, patos y gansos, grullas, garzas, etc., de diversas razas y especies. No quedaba nada, ni un solo animal, de vez en vez el chapoteo de una batracio al entrar a agual, el zumbido de los insectos y nada más...

Volví a preguntar a mi interlocutor -que continuaba vagando a mi lado - ; "...Ay, mi'jo!, se los han llevado todos!, solo quedan cuatro patos pekineses, que aquí le decimos los Ninjas, porque nos hay quien los coja..". Evidentemente, 'cazadores furtivos' aprovechaban las sombras de la noche - y la de los apagones - para incursionar en el Zoológico de 26, incluso desafiando a la guardia nocturna armada. Recorrí de nuevo con la vista, el estanque con la esperanza de ver a alguno de los cuatro ninjas, pero nada, la más absoluta ausencia de las aves.

Entonces comencé a sospechar que los rumores que circularon meses antes en La Habana, de que en el Zoológico de Matanzas se habían comido un Avestruz, bien podían ser ciertos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.