Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 37 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 37 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Fidel y Llano Montes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fidel y Llano Montes

Mensaje por cardenense el Sáb Mar 03, 2007 12:30 am

Eduardo Chibás había muerto tras pegarse un disparo en el pecho durante su programa radial y el ambiente que se respiraba en La Habana era tenso. Por una tarima improvisada en la escalinata de la universidad desfilaron un sinfín de personas para expresar su dolor.
Antonio Llano Montes, conocido periodista de la época y redactor de la revista "Carteles" estaba a cargo del control de los micrófonos. Un joven relativamente desconocido que intentaba abrirse paso en la política local hizo uso de la palabra en un par de ocasiones, lanzando acusaciones a diestra y siniestra contra practicamente todo el mundo...e intentó hacerlo por tercera vez.[url=][/url]
-Antonio, dame cinco minutos para hablar de nuevo.
-Mira, lo siento pero éste es un acto de dolor y luto. Y tú lo único que has hecho es utilizarlo de propaganda política. Hasta atacaste al doctor Agramonte...Aquí tú no hablas más hoy!
-Pues me cago en el coño de tu madre, pa' que sepas. ME CAGO EN TU MADRE!!!
Llano Montes, sin tiempo a pensarlo, golpeó con el micrófono la mandíbula de su fornido oponente, que rodó escaleras abajo ante la risa de muchos y el desconcierto de otros tantos. Intentando arreglarse la desajustada camisa y con ojos desorbitados por la rabia, le gritó al periodista como escolar apaleado:
-TE ESPERO A LA SALIDA...TE ESPERO...
El acto se extendió hasta pasada la media noche. Y cuando todos se retiraron y dejaron a la escalinata desnuda en su frío mundo de cemento, Llano Montes y su ayudante procedieron a recoger cables, cargar cajas y guardar micrófonos. El joven aspirante a político aguardaba cerca de allí.
-Uff, la cosa está mala-comentó por lo bajo el periodista con una pizca de temor- Ese tipo sigue ahí, esperando...Oye, Arturo, si tú ves que viene hacia mí, nos separas, mira que estas broncas no me gustan.
Sudoroso y despeinado, con camisa fina de hilo y pantalón de caqui, el joven alto y casi grueso avanzó hacia Llano Montes a paso rápido, y cuando parecía que todo comenzaba de nuevo, en vez de un golpe le echó un brazo por encima de los hombros como si lo conociera de toda una vida.
-Perdóname, Antonio, perdóname...Se me fueron los estribos...No debí de haber reaccionado así. Tú tenías razón, metí la pata...es luto y no política. Perdón de nuevo.
-Mira, Fidel, no cojas lucha con eso.
-Parqueaste el carro en un lugar seguro?
-Sí, claro...
-Bueno, vamos en mi Ford a comer algo y a tomarnos un café con leche. Yo te invito.
Y amanecieron en un bochinche cercano, conversando y contando anécdotas, el futuro dictador y el futuro periodista exiliado.

cardenense
Fundador

Cantidad de mensajes : 3964
Valoración de Comentarios : 153
Puntos : 263
Fecha de inscripción : 14/09/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.