Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 22 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 22 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Gabo vigilado (I)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gabo vigilado (I)

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 06, 2010 9:50 am

El hallazgo de un texto de Norberto Fuentes donde se detallan grabaciones de la la vida sexual de García Márquez en Cuba.
Gabo vigilado (I)





Querido J:
Truculentos azares han puesto en mis manos un documento extraordinario. Truculentos azares. Así lo decía Reinaldo Arenas, y va bien para el caso. Nosotros decimos «papeles hallados en el container» desde que un periódico de la ciudad de Barcelona habló así para explicar cómo fue hallado un manuscrito inédito de Josep Pla. Yo también tengo encima de la mesa un manuscrito (mecanografiado) inédito. Lo escribió Norberto Fuentes. Ahí te copio una biografía sucinta del personaje.
Norberto Fuentes es escritor. Nació en La Habana en 1943, donde se licenció en Literatura Hispanoamericana. Colaboró con varias publicaciones, entre ellas Mella, Cuba, Hoy y Granma. En 1968 publicó su primer libro, un volumen de relatos titulado Condenados de Condado, sobre la lucha contra las guerrillas anticastristas del Escambray. A causa de esta obra, Premio Casa de las Américas, Fuentes fue condenado durante varios años al ostracismo. A mediados de los 70 comenzó a escribir Hemingway en Cuba, publicado en 1984 con prólogo de Gabriel García Márquez. El libro, considerado como uno de los mejores sobre Hemingway, lo consolidó como escritor favorito del régimen, permitiéndole acceder a la nomenclatura cubana. Acompañó a las tropas en Angola en los años 1987 y 1988 y participó en las posteriores conversaciones de paz. En 1989 fue condecorado por el gobierno como escritor de la Revolución. Sin embargo, la ruptura con el poder llegó pocos meses después cuando su nombre fue asociado al caso Ochoa-De la Guardia. Pasó a estar permanentemente vigilado por la policía y no pudo seguir publicando. En 1993 intentó escapar de Cuba, pero fue detenido. Con la ayuda de García Márquez y William Kennedy, entre otros, logró salir de la isla en 1994. Desde entonces, vive y trabaja en Estados Unidos. Su último libro editado, La autobiografía de Fidel Castro, es un testimonio de las entrañas del régimen, que revela y documenta numerosos detalles poco conocidos de la vida del dictador.
Fuera de la biografía canónica he dejado aposta Dulces guerreros cubanos, el primer volumen de sus memorias, que es el único libro que yo he leído de él y que está en el origen de la historia que voy a contarte. Fuentes tiene una prosa muy personal, inconfundible. La mayoría de especialistas subrayan este rasgo como una virtud apreciable; pero tú ya sabes hasta qué punto yo aprecio la escritura impersonal. Es una prosa sonora, no tanto porque abunde el metaforeo tropical cuanto porque parece hablada. Cuesta acostumbrarse, porque a veces las frases quedan suspendidas al encuentro de un gesto, o de una entonación significativa que no vendrá; pero tiene su gracia y su aliciente ir siguiendo su declinación. A lo que iba. Dulces guerreros… iba a llamarse La boca del lobo, y era lógico, porque el gran tema de las memorias de Fuentes es su acomodo privilegiado en la cúpula de la dictadura cubana y luego su partir desengañado de ella. Pero por causas editoriales el lobo se quedó para otro momento.
Ha llegado el momento. Fuentes está concluyendo la segunda parte de sus memorias y llevarán el título en que pensó para la primera entrega. Yo he leído un capítulo de La boca del lobo. Estupefaciente, te lo aseguro. El capítulo tiene como centro a García Márquez. Y más concretamente la buena vida de García Márquez en La Habana, donde habitaba en una de las llamadas casas de protocolo de la nomenclatura, antigua propiedad del rico jabonero Ramón Crusellas. Y aún más concretamente, la vida sexual de García Márquez en Cuba. Y, en fin, por concretar, amigo: cómo esa vida sexual fue perfectamente anotada y registrada (grabada en audio y vídeo) por los servicios secretos del régimen cubano. Yo no he visto ni he oído estas cintas, podrás suponerlo; pero Fuentes asegura que ha leído las transcripciones. Hasta el punto de que reproduce diálogos, se supone que textuales, entre García Márquez y algunos de los participantes en la miserable trama. Oye lo que dice, ya que escribe oral y va de cintas: «Los diálogos de García Márquez con sus interlocutores registrados por el K-J [brigada de los servicios secretos cubanos, especializada en la vigilancia de personalidades] y transcritos para uso de Fidel, y llegados a mi conocimiento en la Habana por diversas vías, y corroborados en el exilio, son reproducidos con la mayor fidelidad posible.» Y observa la minuciosidad con que trata de amarrar el pacto de veracidad con el lector: «El máximo nivel de error puede haberse producido porque habitualmente el personal encargado de transcribir intenta irse por el atajo más corto de lo que ellos consideran finalmente como esencial, y porque la distorsión de los micrófonos direccionales requiere a veces de un trabajo muy arduo y lento de laboratorio, que conspira casi siempre con la premura que el mando suele solicitar esas transcripciones con valor operativo».
Como comprenderás, la vida sexual de García Márquez tiene poca importancia pública y, aunque le añade chile picado, no es lo que hace de este texto una joya rara y siniestra. Lo asombroso es que García Márquez, amigo personal de Castro y emblema mundial de la cubanofilia, fuera sometido a una tan humillante vigilancia por el régimen. Ponte cómodo y vuelve a oír lo que dice Fuentes sobre el crédito que han de merecer sus transcripciones: «No obstante, el lector debe estar advertido de que el gobierno cubano o los interesados no tienen ninguna capacidad de desmentido puesto que todo el enorme caudal de grabaciones que obra en sus almacenes sólo serviría para corroborar o, pero aún (para ellos), enriquecer en exceso el panorama que en La boca del lobo se atisba con sólo haber levantado un tanto el borde inferior de la cortina.»
Respira, amigo, y continuamos, ya decididamente en busca de Orwell, a pesar de que me había jurado no mencionarlo, tan en boca huera como está de socialdemócratas que se quejan de las cámaras en las calles de las democracias o de la invasión corporal de los escáneres aeroportuarios.
«Todo lo tienen grabado, todo lo tiene filmado. El poder verdadero de Fidel Castro, su auténtica capacidad de maniobra, reside en esos miles de kilómetros de tapes. Deuda eterna, pues, del liderazgo fidelista con Sony Corp, con Maxell, con Tdk, dictadura del proletariado y casetes.»
Norberto Fuentes vive en Miami. Cuando le llamé por vez primera estaba en Méjico, de vacaciones. Otro día volvía a casa, ¡por carretera! Intercambiamos emails. Al fin una tarde descolgó.
—¿Ha acabado ya La boca del lobo…?
Ahí estamos, trabajando. Ya hay trozos hechos, sí.
—El de García Márquez y sus vigilantes. Increíble.
—¿Eh…? ¿Y cómo sabes tú eso!
Los truculentos azares. Te voy a dejar en la intriga de cómo García Márquez tuvo conocimiento de que lo vigilaban y lo que hizo.
Sigue con salud
A.
En el blog de :
http://www.arcadiespada.es/2010/02/06/6-de-febrero-2/
Leido primero en:
http://www.penultimosdias.com/

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.