Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 49 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 49 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

LA PELIGROSA CHINA

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:38 am

CUBA, VENEZUELA, CHINA

"el Estado renace de nuevo como ave fénix"
gracias a las relaciones de Cuba con China y Venezuela.
"Ha surgido un motor nuevo que se llama China
y una revolución bolivariana"

fidel castro

Entre el 9 y el 11 de marzo pasado se realizó en Florida, Estados Unidos, un seminario sobre Oportunidades estratégicas: Trazando nuevos enfoques para los retos a la defensa y seguridad en el hemisferio occidental. De acuerdo con uno de los participantes en el evento (Julio Yao: El Comando Sur y China Popular), el general Bantz Craddock, jefe del Comando Sur, expresó allí que "se están produciendo contactos crecientes entre militares chinos y latinoamericanos (...). Estos últimos se entrenan y familiarizan en China".

Días después, el 15 de marzo, en una interpelación ante el Senado de Estados Unidos, Craddock llamó la atención sobre la creciente presencia de la República Popular China en América Latina: "Es una dinámica que se está desarrollando y que no puede ser ignorada".

En el año 2004 se efectuaron 20 misiones militares chinas a Latinoamérica y 9 en sentido inverso.

Fidel Castro, en un discurso frente a mil 400 economistas de 42 países que asistieron a un encuentro antiglobalización realizado en La Habana en febrero de este año, afirmó que "el Estado renace de nuevo como ave fénix" gracias a las relaciones de Cuba con China y Venezuela. "Ha surgido un motor nuevo que se llama China y una revolución bolivariana", celebró Castro.

Cuba duplicará la producción de níquel y cobalto en los venideros 4 años debido a la inversión china. La empresa estatal china Minmetals, S.A., firmó un acuerdo con el Gobierno de Cuba para invertir 500 millones de dólares en la industria del níquel. China importa de Cuba azúcar crudo y medicinas. Pero los convenios bilaterales abarcan múltiples áreas (economía, turismo, ciencia y tecnología, deportes).

La relación de China con Venezuela se consolidó con la visita de Hugo Chávez a Pekín en las navidades pasadas. En esa oportunidad se firmó un paquete de 8 acuerdos de cooperación e inversión energética. Minas, ferrocarriles, maquinaria agrícola, agricultura y telecomunicaciones forman parte de la integración económica. El vínculo militar se había oficializado previamente
durante la visita de una delegación militar china a Caracas encabezada por el general Fu Quanyou, jefe del Estado Mayor del Ejército Popular de Liberación de China.

Pero lo más impactante en la pujante relación es la oferta realizada por Chávez al presidente Hu Jintao para que China explote 15 pozos "maduros", cuya producción total se estima en mil millones de barriles. Los problemas mayores que existen entre intención y realidad son el transporte y el procesamiento por parte de China del crudo extrapesado venezolano.

El senador republicano Norm Coleman afirmó que está "preocupado por la decisión de China de firmar acuerdos con Venezuela". Coleman recordó "la periódica amenaza del presidente Hugo Chávez de cortar los suministros de petróleo a Estados Unidos".
China se convirtió en 2003 en el segundo mayor consumidor de crudo del mundo y necesita incrementar sus importaciones petroleras para continuar con su ritmo de crecimiento (9% del PIB en 2004) y poder desplazar a mediano plazo a EEUU como primera potencia económica mundial.

El "Eje" de los dolores de cabeza del Pentágono no es solamente revolucionario (Cuba y Venezuela). Es multipolar y petrolero, con China incluida. Esa es la preocupación del Comando Sur.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:39 am

EL POSIBLE PAPEL DE CUBA
EN EL PROXIMO 9/11


El próximo “9/11” es algo de lo que la mayor parte de la gente no quiere escuchar, leer, o ni siquiera pensar. Hablo de la guerra biológica; y por lo que puedo desprender de lo que conozco, ya se han llevado a cabo experimentos con seres humanos -como si se tratara de conejillos de india- por parte del Ejército Popular de Liberación de China.

Los chinos comunistas han tenido éxito en identificar una cepa de “la gripe aviar o gripe del pollo”, denominada H5N–RK7, que es considerada extremadamente letal a aves y a seres humanos. El H5N–RK7 es una de la 10 diferentes cepas de la gripe aviar que ellos han estado estudiando – por medio de “propagaciones controladas” – en el seno de su propia población; y continúan a la búsqueda de "la cepa ideal” para crear una temible arma biológica..

El programa de desarrollo tiene al parecer tres objetivos: 1. Desarrollar una cepa que sea letal a seres humanos y al ganado, y que puede ser propagada por medio de aves migratorias. 2. Refinar esta cepa de manera que las aves seleccionadas para su transportación y diseminación puedan sobrevivir 60 días poco o más o menos: para que vivan lo suficiente como para alcanzar los obetivos geográficos designados. 3. Desarrollar vacunas en secreto, vacunas capaces de proteger a su propia población y a aquella de las naciones que sean sus útiles aliados: Cuba,Venezuela, Angola. El dar a conocer el descubrimiento de una vacuna puede ser anunciado después de que en todo el planeta haya cundido el pánico y ser puesta a la venta a un precio excepcionalmente alto – ya que China estaría en una posición absolutamente ventajosa. Llevar a cabo esta agenda requiere enorme experiencia en el campo de la bio-tecnología: uno de los renglones que China “compró” cuando firmara un extenso acuerdo comercial con Cuba en noviembre del año 2004.

Cuando mencionamos Cuba, estamos por supuesto más familiarizados con los tabacos cubanos, pero de hecho Cuba es una de las naciones que se encuentran al frente en el mundo, en lo que se refiere al área de la biotecnología – especialmente ese mundo arcano del DNA recombinante *– que es la tecnología esencial para la creación de los super-armamentos virales, la gran amenaza de la guerra asimétrica futura.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:40 am

Es quizás por ello no extraño el reciente acuerdo comercial que incluye el que China provea un número significativo de maestros de idioma chino a Cuba para que los cubanos aprendan el idioma oriental.

El próximo 9/11 podría arrivar a nuestras costas un amanecer en las alas de aves migratorias que acostumbramos a observar como algo de lo más natural, para lenta, muy lentamente a lo largo y ancho del territorio de los Estados Unidos propagar su terrible "carga". Para el
momento que nos percatemos del alcance de esta agresión, tendremos en casa un asesino formidable y prácticamente inconteible y seríamos incapaces de identificar claramente la fuente de su procedencia y además bien ocupados en enterrar nuestros muertos para que nos importe ya conocerla.

Esta es la realidad de la guerra de las armas biológicas.

He de una manera deliverada no dado a conocer la identidad de la fuente de la que proviene esta información. Se trata de uno de los más importantes virologistas estadounidenses, y está asociado con una destacada institución académica. Aunque ha publicado cierta información sobre este tema, ha sido más cauteloso a la hora de querer ofrecer conclusiones tan aterradoras.

Si diera a conocer su identidad con esta información, los radicales de la cultura universitaria aquí en Estados Unidos y en todo el mundo, harían todo lo que esté en sus manos para destruir su reputación, sin importar de que se trata de un hombre de ideas liberales.



* DNA Recombinante: Molécula híbrida de DNA formada por la unión covalente de secuencias de DNA de diferentes orígenes que se inserta en un organismo huésped.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:41 am

ANALISIS SOBRE EL CRECIENTE
INTERES DE CHINA COMUNISTA
EN LATINOAMERICA

Durante el pasado año ha tenido lugar un enorme aumento de la atención que se ha enfocado sobre el creciente interés de China comunista por Latinoamérica. La mayoría de los analistas están de acuerdo en que el interés primario de China en esa región está basado en su necesidad de alcanzar mayor acceso a recursos que les son imperativo obtener tales como petróleo, cobre, y el a través del incremento en el comercio y las inversiones.


Algunos también concluyen que otro de los objetivos de la agenda de China comunistas es el aumentar el aislamiento de Taiwan al atraer a las 12 naciones latinoamericanas que aún mantienen relaciones diplomáticas con Taiwan a fin de que aquellas cambien su reconocimiento diplomático y lo otorguen a China. Otros analistas sostienen que la involucración de China en la región podía constituirse en una futura amenaza a la influencia de Estados Unidos.

Al mismo los hay quienes afirman que los intentos de China de hacer presencia en Latinoamérica son marginales y con gran probabilidad condenados a ser insignificantes al ser en gran manera superados gracias a la ventaja económica y geográfica del mercado estadounidenses.

Aunque muchos países latinoamericanos le dan la bienvenida a las nuevas inversiones chinas, algunos ven a china como una amenaza económica, y están preocupacos porque tanto la industria doméstica como sus mercados de exportación a Estados sean inundados con importaciones de productos baratos venidos de China. El interés de China en Latinoamérica es un fenómeno prácticamente nuevo que ha venido desarrollándose por los últimos cuatro años.

Tras comenzar en abril del año 2001 con un recorrido de 13 días del Presidente chino Jiang Zemin por Latinoamérica y seguido más recientemente por la bien publicitada visita de alto nivel del President Hu Jintao (en noviembre de 2004) y del Vice-Presidente Zeng Qinghong (en marzo del año 2005), los funcionarios chinos han continuado su cortejo de los gobiuernos en la región.

Mientras que es evidente que el interés de Beijing en la región es en gran medida económico, el mismo posee una dimensión política y diplomática que pudieran en conjunto tener implicaciones futuras para los intereses de Estados Unidos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:41 am

¿"LECCIONES" DE CHINA
PARA LA TRANSICION EN CUBA?



Resumen Ejecutivo

A lo largo de la historia, los países han adaptado las ideas y experiencias de otras naciones que podían serle más útiles, tanto más cuanto más acuciantes fueran sus propias necesidades. Mao Zedong, que negaba las realidades de la naturaleza humana y del sentido común económico dejó a China, al morir en 1976, sumida en una crisis. Uno de estos años Fidel Castro le hará lo mismo a Cuba. Desde la muerte de Mao, China ha logrado avanzar desde el estancamiento hasta la economía en más rápido crecimiento del mundo, gracias a reformas en las exportaciones, orientadas al mercado, comenzadas bajo el régimen autoritario de Deng Xiaoping. Muchos analistas consideran que también Cuba quedará bajo un autoritarismo político durante algún tiempo a partir de la desaparición de Fidel Castro, y que sus nuevos líderes darán un fuerte impulso a la economía de la isla, en parte mediante la adopción de programas similares, en sus líneas relevantes, a algunos de los que se están desarrollando en China.

Este trabajo no presenta un plano de lo que a mí me gustaría que ocurriera en Cuba en el futuro próximo. Es más bien un examen de lo que la probablemente hará la élite que gobierne inmediatamente después de Castro, y cuáles serían las consecuencias de sus decisiones y sus políticas. Toda especulación se ve limitada por el hecho de que no sabemos cuándo Fidel Castro abandonará finalmente la escena, quién estará entonces en situación de tomar el poder, y cuáles serán las condiciones tanto internacionales como domésticas que el nuevo liderazgo tendrá que afrontar. No obstante, analizo por qué las ideologías y aspiraciones similares de Mao y Castro han dejado a China y a Cuba de rodillas en el terreno económico y por qué, a pesar de tener muchos puntos de vista y objetivos comunes, Castro y los líderes chinos han tenido una relación difícil durante casi todo el período de la guerra fría. A lo largo de los últimos quince años esta relación ha mejorado sustancialmente e importantes miembros de la elite política, militar y empresarial, incluyendo a Fidel y a Raúl Castro y a dos terceras partes de los miembros del Politburó del Partido Comunista han visitado China y han visto con gran interés la experiencia reformadora china.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:42 am

Aunque Fidel Castro ha bloqueado reformas importantes que modificarían su concepto de socialismo igualitario en Cuba, los líderes autoritarios que le sucedan casi seguramente optarán por

realizar reformas de mercado que acercarán a Cuba progresivamente a la economía global. En este trabajo, "aprender de China" significa estudiar la experiencia de desarrollo de China a partir de la muerte de Mao y adaptar aquellos aspectos que pueden parecer convenientes para las necesidades de Cuba después de Fidel. Las "lecciones" van desde la modificación de las actitudes mentales hasta la clara economía de mercado. Los aspectos chinos de estas lecciones se refieren a la manera en que estas actitudes y políticas han sido modificados productivamente, presentados y llevados adelante por un régimen políticamente autoritario que se denomina a sí mismo socialista. ¿Cuáles son algunas de esas lecciones?

La base de una reforma productiva será la actitud mental del pueblo cubano y su libertad de acción. Varios especialistas sobre Cuba en la Academia China de Ciencias Sociales en Beijing señalan que lo más importante que tanto los líderes como el pueblo cubano necesitan hacer ahora es echar lejos el igualitarismo paralizante y en su lugar promover la iniciativa, la productividad de mercado y el crecimiento. Cuando las políticas gubernamentales animen a las personas y grupos nacionales y extranjeros que desean producir, la economía se expandirá y los estándares de vida subirán, tal como ha ocurrido en el caso de la mayoría de las personas en China.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:43 am

Algunas acciones específicas ocurridas en China que tienen relevancia para Cuba son las siguientes:" Deng Xiaoping abrió las mentes de los chinos en términos económicos; podría decirse que dio al pueblo la libertad de hacer lo que parecía brotarles en forma natural: trabajar duro y producir para su propio bien, y en último extremo, para el bien del país. Aunque todavía China enfrenta retos muy serios, la mano muerta del igualitarismo ya ha desaparecido y el país se mueve en direcciones nunca previstas por los líderes anteriores en China continental durante los miles de años de historia del país. Estos cambios incluyeron iniciar un proceso que ha facilitado una sucesión pacífica y ordenada (claro está que entre los propios líderes del Partido Comunista) de Deng a Jiang Zemin y, en 2003, después de la muerte de Deng, a Hu Jintao. Fidel Castro parece pensar todavía que puede garantizar la sucesión a su hermano y asegurar la continuidad del igualitarismo de la Revolución. Para conseguirlo ya ha transferido algo de poder económico y capacidad de toma de decisiones a Raúl y a los militares, pero éstos no han recibido de

Fidel la autoridad para lanzar reformas serias y amplias en cuanto a pensamiento y a economía. Solo cuando estas reformas tengan lugar comenzará Cuba a prosperar mediante una economía orientada a servir a los intereses de todo el pueblo de la isla. Fidel Castro podría promover la prosperidad desde ahora, transfiriendo a otros la autoridad real para tomar decisiones, pero no es nada probable que lo haga.

" China ha logrado la tasa de crecimiento de dos dígitos mayor en la historia moderna, gracias a reformas económicas que promovieron (con frecuencia solo por permitir) la iniciativa, la competencia y la producción entre un pueblo reprimido pero con un alto potencial de creatividad. Estas reformas han ido desde la transformación total de las instituciones y prácticas actuales hasta el fomento de los pequeños, medianos y grandes comercios e industrias privadas, que son los tipos de cambios que fueran descritos en un estudio anterior sobre la Transición en Cuba elaborado por Carmelo Mesa-Lago. Muchas de las políticas que se han implementado en China son relevantes para Cuba, en diversas formas.

" El Ejército Chino de Liberación Popular (PLA) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) están ya considerablemente involucrados en las economías de sus países; las FAR suelen utilizar prácticas más empresariales que industria alguna en Cuba. La organización y el relajamiento del control de las fuerzas armadas en los próximos años podría ayudar a promover una transición fluída en Cuba, tal como ocurrió en China. Los aspectos negativos de la experiencia china en relación a la participación de los militares en la economía, que abarca desde la corrupción hasta la pérdida del enfoque institucional, son ya evidentes en Cuba. Con el tiempo, Cuba podría querer examinar la manera en la que, en años recientes, los chinos han reducido la participación del Ejército Popular en actividades económicas no directamente relacionadas con el sector militar.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:44 am

" En ocasiones la policía y el ejército chinos han sido empleados para mantener la estabilidad nacional durante la realización de las reformas económicas. El convencimiento de Deng Xiaoping de que la estabilidad es esencial para un crecimiento económico duradero se puso de manifiesto en la represión del 4 de junio de 1989 en Beijing y en otras ciudades, en los acontecimientos que el mundo asocia al nombre "Plaza Tiananmen". Fidel Castro aprobó el empleo del ejército que Deng hizo en esa crisis, pero permanece abierta la

cuestión de que hasta qué punto la policía cubana y/o el ejército reprimirían por la fuerza demostraciones populares, particularmente si las órdenes no vienen de Fidel.

" El rápido crecimiento en China hizo necesario el recurso a la vasta red de chinos ricos y productivos que viven en el extranjero. En muchos aspectos Cuba tiene un recurso parecido: el 15% de la población cubana que no vive en la isla y que radica principalmente en Estados Unidos. El potencial para la cooperación entre los cubanos de la isla y los de ultramar en la promoción del cambio económico real es considerable. Sin embargo, requerirá un futuro gobierno cubano dispuesto a extender una rama de olivo a los cubanos radicados fuera de la isla, y una disposición, por parte de éstos de enfocarse en primer lugar sobre todo en reformas económicas, con la esperanza de que detrás vendrá el cambio social y político.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:45 am

Introducción

No hay nada poco usual en aprender "lecciones" de países extranjeros. A través de la historia los pueblos y los gobiernos, de buen grado o no, han adoptado o se han adaptado a las experiencias e ideas de otros países. Por ejemplo, en muchos aspectos Latinoamérica es todavía hija de sus padres ibéricos. Durante milenios, China se vio inundada de influjos provenientes de las estepas del norte y de la India y, en el siglo veinte, por el marxismo. A veces puede parecer que Japón tomó la mitad de su civilización de China, desde su lenguaje escrito hasta la inspiración de su arquitectura y de sus famosos jardines de rocas. Pero en fechas recientes los líderes políticos chinos, así como también los analistas y otras personas en todo el mundo desconfiaban de quienes declaraban abiertamente que un país puede "aprender lecciones" de otro. Por ejemplo, cuando Raúl Castro se reunió con el entonces Premier Li Peng durante una visita a Beijing en 1997, Li señaló que "la experiencia de China solamente puede tomarse como referencia, ya que cada país socialista tiene sus propias condiciones". Un especialista sobre Cuba de la Academia de Ciencias Sociales de Beijing al que conozco desde hace algunos años me escribió, a raíz de un viaje de investigación hecho a Cuba a finales del 2003, diciendo que "los dirigentes cubanos prestan mucha atención a la experiencias chinas y vietnamitas, pero no las copian, sino las aplican a las condiciones concretas de Cuba." .
Este es también mi interés. Este artículo no es un plano de lo que me que ocurriera en Cuba en el futuro inmediato. Más bien, es un examen de lo que probablemente haga la élite que gobierne en la época inmediatamente posterior a Fidel Castro y de cuáles serían las consecuencias de sus decisiones y de sus políticas. Examinaré las condiciones actuales en Cuba hoy y el por qué debe haber un cambio serio en el futuro, que aunque ha logrado ser diferido por Castro tendrá que ser afrontado por sus sucesores. Examinaré de qué forma la ideología, las personalidades y los intereses han afectado las relaciones chino-cubanas en el último medio siglo, en el que oscilado entre estar arriba, estar abajo, y estar ahora nuevamente en alza. Destacaré la manera en la que, a partir de mediados de los 1990, Raúl Castro y varios de los principales líderes y analistas cubanos, aunque no Fidel Castro, se han interesado especialmente en el posible interés que pueden tener para Cuba algunas de las ideas y experiencias chinas. Concluiré con el análisis de algunas posibles "lecciones" chinas específicas para Cuba después de Fidel Castro, que han sido ya tomadas en consideración -o que podrían serlo- por parte de líderes cubanos, cubano-americanos y políticos norteamericanos, y sus posibles consecuencias. Toda esta especulación se ve restringida por el hecho de que no sabemos cuándo Fidel Castro desaparecerá por fin de la escena, quién tomará entonces el poder cuando él se vaya y cuáles serán las condiciones internacionales como domesticas que el nuevo liderazgo tendrá que enfrentar.
Los vínculos recientes entre ambos países han comprendido desde visitas de intercambio de jefes de estado, contactos con otros funcionarios y analistas de los dos países, hasta formas variadas de comercio y asistencia. Aunque algunos analistas norteamericanos se concentran hoy en lo que consideran el rol de Cuba en la estrategia global de China, me centraré en el impacto que pienso que la experiencia de la reforma china podría tener indirectamente en la vida diaria de los cubanos. Nadie puede prever qué ocurrirá en Cuba cuando Fidel Castro abandone el poder, ni cuándo ocurrirá. Algunos observadores bien informados piensan que el "castrismo" caerá con Castro, pero es difícil saber con seguridad lo que esto significará o traerá consigo. Si el sistema político de Cuba consigue avanzar rápidamente hacia la democracia liberal, entonces Estados Unidos y las experiencias de España y de otros países podrían jugar un papel decisivo en el futuro inmediato del país.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:45 am

Sin embargo, si después de Fidel Cuba sigue estando bajo un régimen autoritario durante un período largo, el rol de Estados Unidos será mucho menor; en este caso, las reformas y experiencias de China, más que las de cualquier otro país, podrían brindar a los líderes

algunas orientaciones para algún tiempo. Junto con las de Vietnam, podrían ser más útiles que las experiencias de todos los otros antiguos países comunistas juntos. Por supuesto, para que puedan usarse constructivamente deben ser comprendidas a cabalidad, y ésta es una tarea que cae fuera del ámbito de la presente introducción a este proceso; y, cuando se usen, será necesaria una cierta improvisación creativa.Cuba hoy, y por qué está como está
Antes de examinar mi afirmación anterior sobre la posible influencia china con más detalle, me fijaré brevemente en cómo será Cuba "la mañana después" de que el aparentemente indestructible Fidel Castro finalmente se haya ido, lo cual es un asunto muy importante para sus sucesores. Hace décadas, Castro optó por unirse al mundo socialista, que entonces aparecía prometedor, y rápidamente se convirtió en un aliado cercano, pero usualmente incómodo, de la Unión Soviética. Esa decisión lo condujo deliberadamente fuera de la órbita de su vecino natural e histórico, y socio comercial: los Estados Unidos, y lo ubicó fuera del consorcio del mundo desarrollado y democrático. Más aún, dado el contexto de la Guerra Fría y la actitud mental de Castro, el conflicto con los Estados Unidos se hizo inevitable. Contrariamente a quienes afirman que Washington empujó a Castro al campo soviético por la temprana hostilidad a su gobierno, Castro había declarado incluso antes de la caída de Batista que su "verdadero destino" sería una larga lucha contra los Estados Unidos. Durante varias décadas, la animosidad norteamericana hacia Cuba fue contrarrestada por la aprensiva generosidad soviética. De repente el bloque soviético se derrumbó, concluyendo uno de los fiascos políticos, económicos y sociales más trágicos de la historia de la humanidad. Durante los últimos años de la década de los noventa y en los primeros tiempos del nuevo siglo hemos escuchado mucho sobre la recuperación de la economía cubana. En algunos aspectos se ha estabilizado, si se compara con los primeros años del "Período Especial en un Tiempo de Paz", iniciado en 1990 a partir del colapso del bloque. Pero mucha de esta recuperación es ilusoria, especialmente durante los últimos tres años, ya que no se han afrontado los problemas básicos del país.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:46 am

Hoy en día Cuba viene a ser como los restos del naufragio del fracasado sistema soviético y del igualitarismo cubano (como China bajo Mao e inmediatamente después de él), víctima de las realidades económicas, de las nuevas configuraciones del mundo post-soviético y de un máximo líder que le niega al pueblo de la isla su futuro, tratando de petrificarlo en un pasado fallido.

Durante varias décadas, Castro presidió orgullosamente lo que parecía ser una de las sociedades más igualitarias del mundo. Dos razones lo hicieron posible: en primer lugar, la voluntad y el poder de Castro; y en segundo lugar, la ayuda masiva del bloque soviético, equivalente durante décadas a la cuarta parte o más del Producto Nacional Bruto (PNB), y un comercio y trueque que hizo a Cuba tan dependiente de los mercados soviéticos como lo había sido previamente de los Estados Unidos. Hace diez años, en el apogeo de la crisis del "Período Especial", Castro se vio obligado a permitir la abierta circulación del dólar norteamericano y hoy en día esa moneda yanqui se ha convertido con mucho en el medio de cambio más favorecido en la isla. La vida mejora un poco para los cubanos que pueden poner sus manos en esos dólares norteamericanos. Pero las condiciones no han mejorado; más bien, en muchos casos han empeorado, especialmente para la mitad o más de los cubanos que tienen poco o ningún acceso a los dólares. Para los millones de cubanos sin dólares, según Alcibíades Hidalgo, un antiguo oficial cubano que huyó de la isla en 2002, la vida es una lucha "por la mera supervivencia". Estos cubanos sufren, afirma, de "desigualdades sociales tan grandes o mayores que las que la Revolución de 1959 pretendió eliminar" .
Hoy en día, afirma Hidalgo, Cuba está sufriendo su peor crisis económica y social desde el colapso del bloque soviético: "El tiempo transcurrido desde la implosion del socialismo europeo ha redibujado la imagen de un regimen politico inicialmente presentado y aceptado como una revolucion social de profunda raiz popular e ideas progresistas. El caprichoso dominio personal sobre todas las esferas de la vida del pais, la ausencia de una estrategia coherente para la salida de la crisis economica, el control mas rigido del conjunto social, la represion selectiva e implacable de cualquier distanciamiento de la unanimidad forzosa y el progresivo abondono del discurso socialista a favor de un nacionalismo exacerbado caracterizan el ocaso del castrismo". El desempleo está "por los cielos" en todo el país, y una "explosión social", muy temida por muchos líderes, podría ocurrir en cualquier momento, según Hidalgo. La situación descrita por él parece confirmada por mis tres visitas a Cuba durante los últimos tres años, así como una que hice hace veinte años, inmediatamente después de la intervención norteamericana en Granada.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:47 am

Los líderes de Cuba: Fidel, Raúl y el futuro.

Las condiciones de vida en Cuba sufrieron un gran deterioro a partir del colapso del bloque soviético. Antes de ese momento la gente se alegraba de su suerte o la aceptaba o la rechazaba, y actuaba en consecuencia. En primer lugar, alrededor del 15 % de la población huyó al extranjero, principalmente a los Estados Unidos. En segundo lugar, la gran mayoría de cubanos en un primer momento respondieron positivamente al derrocamiento de Batista realizado por Castro y estaban bien dispuestos hacia el tipo de paternalismo que él representaba, una inclinación totalmente en la línea de más de medio milenio de tradición española. Esta aprobación mayoritaria ha desaparecido desde hace mucho tiempo; un funcionario de alto nivel de la inteligencia cubana estima que en 1993 solo el 10% de cubanos todavía simpatizaban con Castro. Por lo tanto, un creciente número de cubanos ahora están resignados estoicamente con su destino y esperan la ida de Castro. El propio Castro no ha captado este mensaje, porque da la impresión de creer que su "destino" es permanecer en el poder tanto tiempo como sea posible. Un número pequeño pero creciente de cubanos han pedido abiertamente reformas bajo Castro, lo cual con frecuencia ha sido causa de acoso o de prisión, como quedó de manifiesto en marzo de 2003 cuando docenas de disidentes cubanos fueron arrestados y encarcelados.
Pero no es probable que esta resignación estoica continúe en la Cuba post-Fidel y los futuros líderes, sean quienes sean, lo saben y lo temen. Las condiciones de vida son simplemente demasiado desesperadas. Pero, ¿cómo actuarán los líderes después de Fidel? El actual autoritarismo unipersonal terminará, ya que, como diría Basil Fawlty, no hay "sustituto de Fidel" ni dentro ni fuera de Cuba. Los sucesores de Castro no tendrán el prestigio para simplemente enunciar consignas revolucionarias, tal como lo ha hecho Fidel; tendrán que mejorar tangiblemente la vida para la gran mayoría de cubanos, o habrá más protestas y violencia que las que Cuba ha presenciado desde hace muchas décadas, incluso la gerra civil. Por supuesto, Raúl Castro es el heredero de lo que constituye la última dinastía familiar en América Latina. Muchos analistas piensan que Raúl asumirá el poder y gobernará como "primero entre iguales" en un tipo de junta, necesariamente con apoyo militar.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:48 am

El ex embajador a las Naciones Unidas Hidalgo afirma que quienquiera que tome el poder enfrentará inmediatamente dos amenazas: la inquietud social y un golpe militar. Un analista chino añade que el próximo gobernante en Cuba tendrá "dos tareas urgentes", a saber, "asegurar la estabilidad y mejorar la situación económica" .
De acuerdo a todos los informes fidedignos el gobierno de Raúl Castro será más pragmático que el régimen actual, pero no se moverá inmediata y decisivamente en la dirección de la democracia liberal. De hecho, bajo Raúl o cualquier otro probable líder principal o grupo de líderes, podría no haber movimiento hacia la democracia liberal en el futuro previsible, por más que la mayoría de cubanos en el extranjero (y muchos en la isla) querrían ver ese avance. Finalmente, por su escasa salud, edad y falta de carisma, un gobierno dirigido por él solo podría ser transicional, si en realidad el más joven de los Castro sobrevive a su hermano.
Si este análisis resulta correcto, el autoritarismo no desaparecerá con Castro. Edward González y Kevin McCarthy argumentan que lo más probable es que un gobierno autoritario, de coalición, después de Fidel no incluya a los reformistas al menos inicialmente, y "podría muy bien convertirse en una empresa sin timón por la aparición de facciones y la lucha por el poder y la autoridad", abriendo la puerta al gobierno militar directo. De hecho, señalan que "la gran probabilidad de que el régimen sucesor sea conformado por elementos de las filas de los leales a Fidel hará menos probable que el régimen esté dispuesto a emprender reformas sistémicas fundamentales" . Me inclino a pensar que el gobierno de coalición, o un gobierno militar que pueda sucederlo, se dará cuenta con bastante rapidez que su propia supervivencia depende de crecientes reformas serias y sistemáticas orientadas al mercado y al ámbito internacional. Un antiguo jefe de Estado Mayor de Raúl Castro ha escrito que el más joven de los Castro "ha simpatizado durante muchos años con un cambio al estilo chino, que sería el capitalismo o algo parecido en lo económico, pero con un solo partido y la represión de políticas" . Estas reformas probablemente sean emprendidas con la debida deferencia a la memoria de Fidel Castro y de su "socialismo", y es posible que durante algún tiempo los líderes cubanos estén inclinados a usar términos tales como "Socialismo con Características Cubanas", en sí misma una referencia (demasiado) directa a la frase china, "Socialismo con Características Chinas" . Y aunque es casi seguro que Fidel Castro no iría personalmente en esta dirección, y más bien ha impedido tal movimiento en el pasado y en la actualidad , creo que el Máximo Líder ha abierto las puertas para tales reformas tras su desaparición, tal como se expone más abajo.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:48 am

Si Raúl muere o queda incapacitado antes de la desaparición de Fidel Castro, probablemente se verán disminuidas las perspectivas para una transición fluída. Una junta sin Raúl no tendría automáticamente mucho apoyo militar. Probablemente sería dirigida por Ricardo Alarcón, Carlos Lage o algún otro primero entre iguales, quizá del Ejército, pero sin duda habría luchas por la posición más alta. Fidel Castro se reúne casi a diario con un equipo de

economistas, historiadores, líderes de la juventud y otros, de entre 30 y 40 años de edad, de los que espera que desempeñen un papel de liderazgo después de su desaparición. Si tuviera lugar una inestabilidad social considerable, ni siquiera los exilados con experiencia interna de alto nivel en el gobierno cubano coinciden en sus opiniones sobre la posibilidad de que los militares asuman un papel y qué tan lejos llegarían para reprimir las manifestaciones, preguntas que volverán a aparecer más adelante. En último extremo, las Fuerzas Armadas Revolucionarias, la institución más poderosa de Cuba en la actualidad, podrían tomar el poder, directa o indirectamente, lo cual estaría completamente en línea con siglos de tradición en Latinoamérica.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:49 am

Cuba y China, Fidel y Mao

Gavin Menzies ha datado los primeros contactos de China con Cuba a los inicios del siglo quince, pero la vinculación usualmente se remonta a los más de 150,000 chinos contratados y embarcados a Cuba a partir de 1847 a trabajar en las plantaciones de azúcar españolas. En esos tiempos el gobierno español no estaba "aprendiendo de China" sino explotando brutalmente a los trabajadores chinos. Durante décadas, un floreciente Barrio Chino en La Habana fue la señal más obvia de la presencia china en la isla. Después de que Castro tomó el poder en 1959 y comenzaron sus ataques a los negocios pequeños, muchos de los cuales estaban en manos de cubanos de origen chino, casi todo este grupo étnico abandonó la isla. Los altos visitantes chinos que han estado en Cuba en los últimos años invariablemente visitan el Barrio Chino de La Habana, aunque no es más que un resto patético de lo que fue.
Al ocurrir la Revolución Cubana, La Habana tenía relaciones diplomáticas con la República de China (en Taiwán) , pero en 1960 Cuba se convirtió en el primer país latinoamericano en cambiar sus vínculos diplomáticos hacia la República Popular China. De acuerdo con un funcionario de inteligencia cubano de alto nivel, a principios de los años sesenta algunos militares cubanos fueron enviados a China para recibir entrenamiento y China fue el único país que proporcionó a Cuba asistencia militar y armas sin costo. Al principio, los comentaristas chinos (aunque no Mao personalmente) se mostraron especialmente entusiasmados con el Ché Guevara, traduciendo, publicando y difundiendo varios de sus escritos sobre la guerra de guerrillas por todo el mundo. Un programa chino de "diplomacia cultural" floreció durante varios años a partir de la década de los cincuenta y el poeta cubano Nicolás Guillén fue durante algún tiempo considerado uno de los escritores latinoamericanos más conocidos por los lectores chinos. Las relaciones sufrieron un cambio y empeoraron a mediados de los años sesenta, pero mejoraron después de mediados de los ochenta, como se comenta más abajo.
Durante el primer cuarto de siglo de permanencia en el poder de Castro, las relaciones bilaterales entre La Habana y Beijing fueron determinadas por una compleja mezcla de ideología, personalidades e intereses personales/nacionales. Me fijaré aquí en primer lugar en algunos de los muchos paralelos entre el pensamiento y las acciones de Fidel Castro y Mao Zedong, aunque no hay razón para pensar que el pensamiento temprano de Castro le vino en modo alguno del estudio de las obras del Gran Timonel de China. Cuando se comparan las ideas y algunas de las acciones de ambos líderes, se ve con claridad que eran aliados naturales en mayor grado que Castro y los funcionarios soviéticos, para los que Castro normalmente tenía más desprecio que admiración, aunque recibiera ávidamente su dinero y su equipo militar. Incluso antes del enfrentamiento de mediados de los 1960s, Castro había hecho relativamente pocos comentarios públicos sobre Mao y China.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:50 am

Justamente después de la crisis bilateral de 1966, recordó que en un principio había estado "profundamente impresionado por la conducta y (...) la moral revolucionaria" de Mao y sus colegas. Parece que Mao nunca se pronunció directamente sobre Castro.
¿Dónde estaba el terreno común entre Castro y Mao y entre las políticas que buscaron implementar? Ambos diferían de los líderes soviéticos en modos fundamentales de percibir la ideología, el mundo y la revolución, y otros temas básicos nacionales e internacionales. Aunque la mayoría de estos puntos parecen ahora completamente irrelevantes, fueron temas de vida o muerte para miles o incluso millones de personas hace solamente algunas décadas. Estos temas siguen siendo importantes si se desea comprender el pasado, pero también arrojan luz sobre algunos de los banderines que Castro continúa enarbolando hasta el día de hoy, más de un cuarto de siglo después de la muerte de Mao, como si lo hiciera por ambos.
De menos importancia, pero también de alguna manera clave, lo más importante, es el hecho de que tanto Castro como Mao fueran profundamente anti-marxistas. Esto es lo menos importante sobre ellos, porque ya no importa nada de qué forma eran (o son) denominados. Elaborando sobre la famosa frase de Deng Xiaoping, no importa si un gato es negro o blanco o rojo o verde, con tal de que atrape ratones. Pero su anti-marxismo militante les privó de lo único valioso que podrían haber recibido de Marx, esto es, al menos alguna percepción de la importancia del análisis económico serio. Tanto Castro como Mao consideraban la economía como la sirvienta de la voluntad de la persona y del grupo. Rechazaban la premisa básica de Marx, que afirma que la subestructura económica, que puede considerarse la base de la pirámide, es la que determina la naturaleza o constituye el fundamento de la sociedad de un país y de su cultura, que serían los niveles medio y superior de la pirámide, respectivamente. Castro y Mao pusieron la pirámide de cabeza, apoyándola en la punta, alegando que el verdadero factor determinante es la voluntad. A fin de cuentas, ninguno de los dos comprendió ni la economía elemental ni la naturaleza humana y por lo tanto sus deseos, tal vez bien intencionados, de mejorar la vida de su pueblo estuvieron destinados a fracasar en el largo plazo. Buscaron crear "hombres nuevos", impulsados por incentivos morales y por una dedicación desinteresada, que superarían todas las limitaciones objetivas económicas o de otro tipo en sus vidas y naciones. Ambos estaban tan seguros de tener la razón, que emprendieron campañas masivas que por lo general empeoraron la vida de sus pueblos. Mao persiguió sus metas de forma más despiadada, particularmente durante la época de las "Comunas Populares" y el "Gran Salto Adelante" (1958-1960), cuando se calcula que 30 millones de personas murieron de hambre, y durante la "Revolución Cultural" (1966-1976).

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:51 am

La Revolución Cultural de Mao coincidió, pero en forma no totalmente fortuita, con la primera de las campañas moralizadoras igualitaristas, la "Ofensiva Revolucionaria" (1966-1970), que fue seguida en Cuba por el "Proceso de Rectificación" (1986-1990). Castro y Mao también estaban de acuerdo entre sí, y diferían de los soviéticos, en pensar que la contradicción más relevante de la época era la que existía entre el imperialismo y el Tercer Mundo, y que una coexistencia pacífica solo beneficiaría a los imperialistas. Finalmente, ambos veían la guerra de guerrillas como la única vía hacia la victoria revolucionaria en la mayoría de países en vías de desarrollo, y ambos se sentían extremadamente incómodos con la institucionalización de sus revoluciones guerrilleras.
Incluso aunque Castro ha permanecido, y en general permanece, mucho más cercano ideológicamente al maoísmo que al comunismo soviético, tenía también muchas otras cosas que tomar en cuenta. Castro tomó el poder en 1959, justamente en el momento en que dentro del mundo comunista emergía la disputa entre China y la Unión Soviética. Fue éste un período sumamente contencioso de furiosas políticas de "conmigo o contra mí", durante el cual los propios marxistas estuvieron de acuerdo solo en muy pocas cosas excepto, normalmente, la importancia de ser anti-norteamericano y/o anti-imperialista. Las fuerzas principales que separaron a Castro y a Mao fueron las ambiciones de Castro y el simple hecho de que solamente la Unión Soviética era entonces lo suficientemente fuerte como para brindar al líder cubano el apoyo económico y militar que necesitaba para perseguir su "verdadero destino", a saber, la guerra contra los Estados Unidos, que mencionara en su carta de 1958 a Celia Sánchez. Y tal vez Mao y Castro percibieron también que eran rivales en cuanto a su influencia en el Tercer Mundo. Claramente Mao era el personaje más importante hace algunas décadas, pero Castro le ha sobrevivido ampliamente, todavía domina a su país y algunas veces afecta las relaciones internacionales.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:51 am

Castro empezó a dar señales de compromiso ideológico con la Unión Soviética en el Congreso de Partidos Comunistas Latinoamericanos celebrado en La Habana en noviembre de 1964. A principios de 1966, Castro y Mao tuvieron un desagradable enfrentamiento público. Fue entonces cuando Castro inició su ataque a gran escala contra Mao personalmente y contra China, acusándolos de confundir el marxismo-leninismo con el fascismo, de reducir importantes embarques de arroz a Cuba y por lo tanto de ser culpables de una agresión económica criminal contra la isla. Aunque las relaciones mejoraron ligeramente durante los 1970s, incluso la muerte de Mao en 1976 no trajo un inmediato relajamiento de las tensiones, ya que en 1978-1979 China entró en guerra brevemente con Vietnam, el país que Castro admiraba más de todo el mundo porque se había enfrentado tan heroicamente al "imperialismo norteamericano". Cuando China invadió Vietnam después de la muerte de Mao, Castro condenó "una camarilla de facinerosos, de fascistas que se ha apoderado de la direccion del pueblo chino" y "el que esta alli al frente de esta canallada, de este crimen, el responsable numero uno parece ser este mentecato, este titere, este desvergonzado de Deng Xiaoping. Castro concluyó que Deng "se ha convertido (…) en una especie de caricatura de Hitler" .
Así, tal como se lee en un reciente comunicado del Ministerio del Exterior chino sobre países con los que se mantienen relaciones bilaterales, "Hubo muy pocos contactos sustantivos entre China y Cuba durante el período de la Guerra fría desde mediados de los 1960s hasta principios de los 1980s". Pero especialmente durante los últimos quince años, las relaciones bilaterales han mejorado en todos los aspectos y hoy en día están en su punto más alto. China y Cuba se cuentan entre los pocos gobiernos comunistas del mundo, pero no es "el comunismo" el que forja los vínculos entre La Habana y Beijing. Los lazos se derivan de necesidades e intereses mutuos más prácticos, que van desde temas de desarrollo hasta las relaciones con los Estados Unidos. En varias ocasiones desde principios de los 1990s, altos líderes chinos y cubanos, incluyendo presidentes y ministros, se han visitado mutuamente. De acuerdo a la Agencia Central de Inteligencia, aunque el comercio con Cuba casi no aparece en los registros chinos, China es el quinto mayor socio comercial de Cuba. El Ministerio de Relaciones Exteriores de China reportó un volumen de comercio de $430 millones en 2002, del cual el 70% correspondía a exportaciones chinas a Cuba. Cuba exporta azúcar sin refinar y una reducida cantidad de medicinas a China, e importa arroz, frijoles, productos mecánicos y electrónicos, medicinas, industria liviana y productos textiles de China. La primera empresa conjunta China-Cuba se estableció en julio de 1997 para producir zapatillas plásticas en Cuba. China también ayudó a Cuba en la construcción de una fábrica de bicicletas, una estación de energía solar, una estación hidroenergética, redes de telecomunicaciones y otros proyectos. El ex-funcionario cubano de inteligencia Domingo Amuchastegui enfatiza la importancia que China tiene para Cuba "como una alianza práctica en términos de cooperación, transferencia de tecnología, equipos militares y apoyo diplomático en su condición de super-poder y miembro permanente del Consejo de Seguridad".

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:52 am

Durante la visita de Fidel Castro a China en febrero de 2003, Jiang Zemin afirmó que las relaciones bilaterales tienen "importancia estratégica" para ambas partes. China podría intentar extender su presencia en Latinoamérica a través de contactos con Cuba, a través de los vínculos establecidos por La Habana desde hace mucho tiempo en todo el hemisferio, pero Beijing hace las cosas en primer lugar a través de canales diplomáticos y económicos. China también ve un cierto retorcido paralelo entre las islas de Cuba y Taiwán. Beijing reclama a Taiwán como parte de China (y hasta hace muy poco tiempo, los gobiernos de Taiwán también insistían en esta relación de "una sola China"), mientras que nadie reclama que Cuba sea parte de los Estados Unidos. Sin embargo, Washington vende muchas y muy sofisticadas armas a Taiwán y se queja si China cultiva las relaciones con Cuba, que es independiente. Así, Beijing forja vínculos con La Habana tanto para apoyar un país socialista compañero como para castigar de alguna manera a los Estados Unidos por su sólidas relaciones con Taiwán.

Se ha tenido noticia de que los chinos han asumido el funcionamiento de las antiguas instalaciones soviéticas de inteligencia en Lourdes, cerca de La Habana, y tal vez de otra cerca de Santiago, pero mis fuentes me llevan a pensar que ambos informes son incorrectos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:52 am

Lo que significa "aprender de China"

Las posibles "lecciones" que Cuba puede aprender de China van desde la inspiración hasta la práctica, una vez adaptadas creativamente para adecuarse a las necesidades particulares de la isla. En algunos casos, las "lecciones" se refieren a lo que parecen ser paralelos entre lo que los chinos han hecho o están haciendo y lo que los cubanos pueden querer o necesitar hacer. En otros casos, las "lecciones" son temas de economía muy directos y claramente orientados al mercado y el punto central aquí es cómo son modificadas y/o implementadas por un régimen autoritario chino que se proclama socialista. Van desde adoptar una actitud mental reformadora y asumir reformas económicas orientadas al mercado, hasta proporcionar vínculos a los compatriotas y a otros en países importantes, especialmente Estados Unidos.
El tema de "aprender de China" surgió por primera vez inmediatamente después de que Castro tomó el poder en 1959. El Partido Comunista Cubano original había sido fundado en 1925 y en 1944 tomó el nombre de Partido Socialista Popular (PSP). Lo que puede considerarse uno de los más tempranos contactos entre comunistas de ambos países tuvo lugar en Beijing en noviembre de 1949, un mes después de que Mao tomó el poder, cuando el líder sindical cubano Lázaro Peña asistió al Congreso de Sindicatos de Países de Asia y Australasia. El Secretario General del PSP, Blas Roca, visitó China por primera vez en 1956 y, después de hacer grandes alabanzas al significado internacional de la Revolución China, concluyó que los cubanos "sacarían lecciones para sus propias acciones" de la experiencia china. Aunque tales declaraciones durante la Guerra Fría no siempre eran para tomar en serio, los líderes del PSP sí lo creían así, tal como lo demostraron en 1959-1960. Durante los dos primeros años de la Revolución cubana, los líderes del PSP Roca, Aníbal Escalante, Carlos Rafael Rodríguez y otros pidieron repetidas veces a Castro que se moviera menos impulsivamente hacia el cambio revolucionario, señalándole específica y repetidamente el amplio "Frente Unido" de China como modelo para Cuba.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:53 am

Todavía en septiembre de 1960, el diario Hoy, del PSP, hacía largas referencias al órgano del Partido Comunista chino, Diario del Pueblo, donde se insistía en la importancia de incluir a la clase media y a la burguesía nacional en la construcción del socialismo mediante su participación en un frente unido. Pero Castro no quería oír nada de esto y para finales de 1960 había restringido drásticamente la base política del nuevo régimen. La negativa del líder cubano de "aprender de China" coincidió con el surgimiento de la disputa entre China y la Unión Soviética. Como podía predecirse, el PSP se alineó en el lado de la Unión Soviética en la disputa y en adelante mantuvo silencio sobre las positivas experiencias chinas.
Hace alrededor de quince años volvió a surgir la posibilidad de "aprender de China" como tema para los líderes cubanos, porque justamente mientras la economía china despegaba, la de Cuba estaba cayendo en picada. Las reformas chinas, principalmente económicas, iniciadas por Deng Xiaoping a finales de los 1970s después de la muerte de Mao Zedong y continuadas por los sucesores de Deng, se cuentan entre las más asombrosamente productivas en la historia. El rápido desarrollo de China puede ser atribuido a fuertes cambios en el pensamiento y acciones del liderazgo del país, y a las nuevas oportunidades dadas al pueblo chino y aprovechadas por él. Con cautela al principio, como se avanza de una piedra resbalosa a otra piedra resbalosa para cruzar un arroyo, los líderes de China abandonaron progresivamente la insistencia de Mao Zedong en el igualitarismo y en el "plato de arroz duradero", frase que indicaba la promesa de trabajos y seguridad desde la cuna hasta la tumba. Esto trajo mayor incertidumbre para el pueblo chino, pero también les dió oportunidad de beneficiarse de forma tangible de más iniciativa y esfuerzo, dentro de una sociedad económicamente más libre. Según Bruce J. Dickson y Chien-min Chao, estas reformas han sido "crecientes y graduales y las políticas nacionales se han decidido sólo después de evaluar los resultados de experiencias locales. Sin embargo, los cambios que han traído son asombrosos e inimaginables cuando los líderes chinos iniciaron el proceso de reforma". Lo que es más, dicen que ahora "las reformas económicas y la apertura no son solo medios para un fin, sino la meta en sí mismos".

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:54 am

Como escribe David Shambaugh, "el programa de Deng cambió la naturaleza misma del estado, de ser un agente proactivo de cambio socio-político, a ser un facilitador más pasivo de cambio económico y árbitro reactivo de las tensiones socio-políticas". Es fácil ver por qué muchos cubanos han mirado hacia esa historia de éxitos económicos con gran interés.
Claramente, estas reformas chinas son ellas mismas una tarea en construcción y aunque, de acuerdo a Harry Harding, las políticas "generalmente reflejan una preferencia por acercamientos cautelosos, pragmáticos y progresivos a las reformas", no está claro hasta dónde llevarán a la República Popular de China (RPC). Quedan todavía grandes retos. Ante esta incertidumbre, algunos tanto en China como en el exterior se muestran desde cautelosos hasta críticos de los procesos que han estado ocurriendo. Por ejemplo, un analista en la Academia de Ciencias Sociales de Beijing señala que algunos líderes cubanos están preocupados por cuán lejos ha ido China, y cuán lejos puede llegar Cuba, particularmente en la reducción de servicios sociales, si las lecciones chinas se aplican en la isla.
A fin de cuentas, sin embargo, las perspectivas positivas parecen pesar más que las negativas para la mayoría de chinos y de cubanos. El antiguo funcionario de inteligencia Amuchastegui comenta sobre la experiencia china y cubana en un estudio hecho para la Universidad de Miami: "El patrón chino es realmente válido en muchos aspectos y tiene considerable influencia en Cuba. Después de todo, conserva un cierto sabor nostálgico asociado a las experiencias comunistas del pasado". Añade que muchos miembros del Comité Central del Partido Comunista Cubano y dos terceras partes del Politburó han visitado China, y han ido invariablemente a la Zona Económica Especial de Shenzhen, justo al otro lado de la frontera con Hong Kong. Señala asímismo que el antiguo Premier chino Zhu Rongji, arquitecto clave de muchas de las reformas económicas y sus asesores son bien conocidos por los líderes y ejecutivos cubanos: "Cuando Raúl Castro fue a China [1997] se pasó largas horas hablando con Zhu y con su asesor principal, y esto no fue reflejado en la prensa cubana. Raúl invitó a este asesor principal a visitar Cuba, donde habló ante cientos de ejecutivos cubanos y causó un impacto tremendo". Entre los puntos que resultaron más interesantes para el público cubano fueron las ideas sobre las reformas económicas y el involucramiento de la comunidad china de ultramar. Amuchastegui continúa haciendo notar que "hubo una persona que se negó a hablar con él, excepto en una recepción breve y formal, y éste fue el propio Fidel Castro". Sostiene que la fría recepción de Castro demuestra "las diferentes aproximaciones, actitudes e inclinaciones que coexisten en conflicto dentro del liderazgo de Cuba".

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:54 am

Castro, según Amuchastegui, ha sido siempre "la persona menos entusiasta del modelo chino y ésto es crucial para entender de qué manera la experiencia china se ha recortado y limitado, y se le ha impedido jugar un papel mayor y más dominante en el contexto cubano."

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:55 am

Obstáculos cubanos para aprender de China

Tal como se acaba de indicar, el obstáculo principal para "aprender de China" hasta ahora ha sido el propio Máximo Líder. Castro está convencido de que puede retener el poder sin hacer grandes reformas, mejor aún sin cambios sustanciales que con ellos, y de que no necesita comprometer su visión del socialismo y de igualitarismo en la isla. El paralelo entre Castro y Mao continúa, ya que Mao nunca hubiera estado de acuerdo con las reformas de Deng Xiaoping; más bien, envió a la prisión varias veces a Deng por ser la más destructiva de todas las criaturas, un "caminante hacia el capitalismo". Como Mao, Fidel Castro está muy poco inclinado a aceptar reformas que traicionarían sus duraderos principios de igualitarismo y de rechazo por el mercado, excepto como medidas de emergencia para impedir el colapso total de la economía, como ocurrió a principio de los 1990s. Incluso hoy en día, a pesar de las concesiones que se ha visto obligado a hacer, tales como su oscilante tolerancia por los pequeños restaurantes privados llamados paladares, algunos choferes de taxi que trabajan por su cuenta, denominados bicitaxis, y otras empresas privadas, su corazón realmente está todavía puesto en la antigua esperanza de que "el comercio privado, el empleo por cuenta propia, la industria privada o cualquier cosa de este tipo no tendrá ningún futuro en este país". A veces Castro arguye que está moderando su posición y en 1985 reconoció que "cometimos errores de idealismo, tratando de saltarnos etapas históricas... Hemos rectificado nuestro idealismo, y hemos encontrado un feliz término medio... una mezcla adecuada de estímulos morales y materiales". Pero ese "feliz término medio", si alguna vez se encontró, tiende a girar rápidamente hacia el antiguo idealismo. Poco tiempo después de que China comenzara a privatizar las empresas estatales, obligando a muchos trabajadores a conseguir otro empleo en pequeños negocios propios, o a quedar desempleados, Castro protestó: "Luchamos no para crear millonarios individuales, sino para convertir al conjunto de ciudadanos en millonarios" . Para Castro, la ruptura del "plato de arroz irrompible" fue un sacrificio claro de la igualdad en aras de la eficiencia, aunque también los cubanos han perdido trabajos en años recientes por reorganizaciones gubernamentales y cierre de industrias, aunque muchos han retenido sus salarios. Los líderes chinos lo explicarían así: las metas de igualitarismo, que no resultó, fueron sacrificadas a la realidad económica y a las esperanzas de desarrollo, primero para algunos y con el tiempo para todos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:55 am

Varios de los mejores analistas chinos sobre los asuntos cubanos esperan que los futuros líderes de Cuba reconozcan, tal vez con dolor, que es necesario sacrificar el igualitarismo para obtener un crecimiento general, tal como lo hizo China. Pero al igual que Mao hasta su muerte en 1976, Castro no ha querido abandonar ideas que ha sostenido largo tiempo y que colisionan directamente con la lógica básica del desarrollo, tal como ha sido ejemplificado por la reciente modernización de China y las políticas de otros países asiáticos que están introduciendo reformas, o de países industrializados. A fin de cuentas, Castro parece estar en su elemento no solo peleando contra los Estados Unidos, sino también manipulando las duras condiciones de vida del pueblo cubano.
Algunos líderes cubanos han hecho referencia a obstáculos probablemente objetivos que podrían presentarse ante la posible adaptación de muchas de las experiencias chinas. Apuntan a algunas diferencias obvias, aunque no siempre relevantes, entre ambos países. En una declaración ampliamente citada después de la reunión del Congreso del Partido Comunista de Cuba en 1997, Esteban Lazo Cárdenas, miembro del Politburó del Partido, señaló lo que consideraba como diferencias importantes que impedirían que Cuba adaptara mucho de la experiencia china. Para empezar, China es mayor que Cuba. Por supuesto que lo es, alrededor de 86.5 veces mayor. Pero si bien es cierto que el tamaño puede crear diversas oportunidades o limitaciones para una nación, con frecuencia es irrelevante en relación al tema de este trabajo. La gran China crece explosivamente, mientras la pequeña Cuba está estancada. Pero la pequeñísima Singapur, que tiene un tamaño equivalente a 1/175 el de Cuba, también está desarrollándose favorablemente, pero Cuba está estancada. Haití es 44 veces mayor que Singapur, sin embargo está perpetuamente sin esperanza, incluso más asolado por la pobreza y el malestar que Cuba. Cuba es más de tres veces mayor que Taiwán, y ambos son sobre todo urbanos, pero Taiwán está altamente modernizado, y Cuba es una ruina económica. El tamaño no es el problema. Lazo Cárdenas apunta entonces que China es un país rural, mientras que Cuba es urbano como Taiwán.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:56 am

Ciertamente, la mayoría de la población china vive todavía en el campo, pero los estimados de población en los 1990s colocan a la tercera parte de la población china (l.3 billones de personas) en áreas urbanas, lo cual quiere decir que hay alrededor de 40 veces más chinos urbanos que lo que hay cubanos en la ciudad y el campo combinados. De modo que debe verse a China como claramente urbana y también rural. Rural/urbana no es tampoco el punto.

El analista cubano prosiguió preguntándose de qué manera podría Cuba mantener sus programas de salud, educación y seguridad social si los líderes cubanos emprendieran reformas al estilo chino. La respuesta es que no podría. Pero tampoco puede mantener esos programas hoy en día con su economía decrépita. Tales programas están desangrándose actualmente y el gobierno de Cuba está impidiendo a la gente que busque alternativas productivas y legales para ganarse la vida.
Dos puntos más se suelen mencionar, y usualmente exagerar, por parte de quienes señalan las diferencias entre Cuba y China. En primer lugar, la proximidad de Cuba a los Estados Unidos. Cuando un país enorme, como Estados Unidos o China tiene una pequeña isla cercana a sus costas, el país y la isla muy probablemente entablen comercio y otro tipo de relaciones. La política puede impedir este intercambio, como ocurre en el caso de Estados Unidos y Cuba. Al mismo tiempo, incluso las tensiones políticas no tendrían que impedir los lazos económicos, como se demuestra por las fuertes relaciones económicas de China con Taiwán. La proximidad geográfica es un hecho que no determina ni las buenas ni las malas relaciones entre las naciones.
En segundo lugar se menciona el embargo económico de Estados Unidos. Es esta una decisión política, no un hecho natural, y puede modificarse en cualquier momento cuando exista la voluntad de hacerlo. Por ahora continúa el embargo, pero incluso hoy en día tanto sus defensores como sus detractores exageran considerablemente su significado. Aunque es cierto que el embargo limita estrictamente el comercio de Cuba con los Estados Unidos, de la misma manera en que Norteamérica tiene muchos billones de dólares de comercio con China, La Habana tiene relaciones políticas y económicas con casi todos los demás países del mundo. El estricto cumplimiento del Título III de la Ley Helms Burton complicaría la inversión extranjera en Cuba, pero no es un obstáculo insoluble.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:57 am

Más aún, el embargo es una molestia, pero de ninguna manera contribuye a la pobreza de Cuba. De hecho, en muchos aspectos es una ventaja para Castro. Le permite mantener su reputación de víctima y de implacable enemigo del "imperialismo norteamericano" y le ayuda a recabar compasión internacional al culpar de los problemas de Cuba, que son su propia obra, a Washington. El problema de Cuba es que no tiene casi nada que vender y no tiene moneda dura para comprar de otros -realidades que son el resultado directo de los vínculos que Cuba tuvo durante varias décadas con la fallida Unión Soviética y la negativa de Castro a realizar reformas serias después de la caída del bloque. Esto es,

el estancamiento actual de Cuba (a pesar de las tasas de crecimiento que se mencionen) está enraizado en antiguas alianzas y en políticas actuales. El estancamiento no se podrá superar hasta que las políticas actuales cambien y estos cambios mejoren las perspectivas para un cambio en las relaciones internacionales, o sean la causa del mismo, lo cual contribuirá también a la recuperación de Cuba.

En un informe sobre su viaje a Cuba a finales del 2003, el miembro de la Academia China de Ciencias Sociales Xu Shicheng señala que Cuba hoy en día está en una "encrucijada". La clave al futuro, escribe, es reconocer el factor del mercado. Cuba debe "profundizar sus reformas ...establecer los mecanismos de la economía de mercado socialista y aplastar [da-po] el igualitarismo..." Desde la perspectiva china, establecer los mecanismos de la economía socialista de mercado significa emprender algo similar a las reformas económicas orientadas al mercado implementadas en China. Las diferencias entre China y Cuba hoy en día son consecuencia directa de decisiones hechas por líderes cubanos y chinos durante décadas y los líderes cubanos pueden cambiarlas, tal como los chinos lo han hecho, tan pronto como deseen hacerlo. El día que Cuba emprenda reformas orientadas al mercado comenzará a ser parte del mundo moderno.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 9:57 am

Fundamentos Teóricos de las Reformas al estilo chino

Aunque por sus propias razones es casi seguro que Fidel Castro nunca permitirá reformas significativas mientras retenga el poder, su posición sobre el tema está más llena de matices, es más complicada e incluso potencialmente progresiva cara al futuro de lo que sus críticos están dispuestos a reconocer. De hecho, un antiguo alto funcionario de inteligencia en Cuba, Amuchastegui, informa que tanto los hermanos Castro como muchos otros cubanos durante décadas han reconocido la necesidad de hacer cambios. Pero no se pueden poner de acuerdo sobre en qué deben consistir. El funcionario escribe que "la necesidad de redefinir todo el sistema se convirtió en tema de discusión y estaba muy presente en las mentes de Fidel Castro y de su hermano Raúl desde finales de la década de los 1970; al entrar en los primeros años de los 1980, se añadió un sentido de urgencia, pero con percepciones y perspectivas diferentes. Mientras Fidel Castro empezó a considerar varias opciones y proyectos no realistas, su hermano Raúl se enfocó en experimentar con un proyecto específico y coherente, más cercano a las principales tendencias que dominaban el mundo real". Una consecuencia práctica fue que Fidel aceptó experimentar con el Sistema de Perfeccionamiento Empresarial (SPE) al interior de las FAR, con el fin de independizar más de la Unión Soviética al ejército y para generar un modelo de desarrollo más eficiente que más adelante podría ser usado en otras áreas de la economía. El Quinto Congreso del Partido Comunista en 1997 decidió permitir que los militares aplicaran estas técnicas en algunos casos en distintos puntos del país aunque Hidalgo, antiguo miemtro del Comité Central, afirma que no han mejorado la eficacia de los sectores no militares.
Los conceptos occidentales de empresa y libre mercado han sido los elementos nucleares del SPE, pero a principios de 1990 parece ser que Raúl Castro se sintió más atraído a las experiencias chinas. En primer lugar, estaba el éxito del PLA para dirigir sus grandes empresas lucrativas, práctica que estaba convencido que funcionaría bien en Cuba. Fidel Castro aceptó el papel económico de los militares, aunque se mantiene firmemente opuesto a casi todo los demás elementos dinámicos y libres del modelo empresarial chino. Lo que es más, después de la visita de Raúl a China en 1997, Castro a desgana permitió que el asesor principal al Premier Chino y el guru económico Zhu Rongji visitaran Cuba donde, tal como ya se anotó más arriba, habló ante cientos de ejecutivos y líderes cubanos, causando un impacto tremendo", pero fueron recibidos fríamente por Fidel.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 10:04 am

Más que permitir alguna experimentación institucional, Fidel ha proporcionado paso a paso las bases teóricas para una reforma mucho más amplia cuando se haya ido. Por ejemplo, al entregar el premio José Martí al líder chino Jiang Zemin en La Habana en 1993, Castro habló del "milagro" chino de proporcionar alimento y vestido a más de mil millones de personas y añadió que todo había sido posible por la "sabia aplicación" que China había hecho de "las ideas inmortales del marxismo-leninismo". En su primer viaje a China en 1995, hizo énfasis en que "la aspiración principal de los pueblos (hoy) no es solo la paz, sino también el desarrollo económico." Continuó, comentando sobre "la necesidad de reformas y oportunidades que contribuyan al desarrollo, pero dentro de los principios del socialismo, tal como ustedes lo están haciendo aquí en la República Popular China". A la muerte de Deng Xiaoping en 1997, Castro celebró al hombre que había llamado una vez un "mentecato" y "caricatura de Hitler", como "ilustre hijo de la nación china y uno de sus líderes más eximios", que había hecho "una valiente contribución a la consolidación del socialismo en China". Se

dice que durante su segundo viaje a China en 2003, Castro le dijo al que sería el próximo líder máximo, Hu Jintao, que "siempre ha seguido de cerca el desarrollo de China y ha esperado aprender de China en cuanto al desarrollo económico", incluso mientras expresaba su asombro sobre lo mucho que las cosas han cambiado desde su anterior visita. Reportes posteriores indican que "se horrorizó" con lo que vió.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 23, 2007 10:04 am

Las "lecciones" chinas y sus adaptaciones

Los comentarios que siguen proporcionan el contexto y los antecedentes sobre posibles "lecciones" hechas sobre la premisa de que Fidel Castro será sucedido por un gobierno autoritario, sea bajo Raúl Castro, Ricardo Alarcón, los militares o cualquier otro. Algunas lecciones se refieren a las actitudes, mientras otras son políticas más pragmáticas. Aunque no han nada propiamente "chino" en las lecciones sobre los "estados mentales", China es el mayor país comunista que ha pasado del igualitarismo a las políticas orientadas al mercado bajo un liderazgo autoritario, y por lo tanto es la combinación de actitudes, racionalizaciones, instituciones y políticas las que forman el vínculo entre China (y Vietnam) y Cuba.
Las primeras "lecciones" posibles se refieren a las actitudes.
1. Estado mental de los líderes: Un alto especialista chino sobre Cuba puso el dedo en el punto central: "Lo más importante no es la aplicación de medidas específicas, sino un cambio en la mentalidad tradicional en el pueblo, que es vital al éxito de la reforma, como se comprueba por la experiencia china." Este cambio de actitudes, que tuvo lugar en muchos chinos antes de la muerte de Mao, está también muy fresco en la mente de muchos cubanos hoy en día, aunque no ha resultado en avances políticos en la isla por la oposición de Castro. "La condición más importante para el cambio de sistema en las sociedades comunistas", concluye un distinguido panel sobre transiciones comunistas, "es la desaparición del líder principal" . Mao fue sucedido por Deng. Después de que Fidel Castro se vaya, los nuevos líderes de la isla deben actuar basados en la convicción de que la vida de todos los cubanos debe mejorar, idealmente para que vivan mejor, pero por lo menos, desde la perspectiva de los nuevos líderes, para justificar su permanencia en el poder. Los líderes chinos (y en menor grado) han demostrado que un gobierrno autoritario puede en gran medida supervisar un cambio del fallido idealismo igualitarista a una "economía de mercado socialista con características nacionales", más pragmática y productiva. Los futuros líderes de Cuba deben concordar con el analista chino que ha sugerido que Cuba está actualmente en una encrucijada, con dos opciones básicas: cambiar sustancialmente y desarrollarse, o agarrarse al pasado y estancarse. Se necesitan cambios estructurales y existen ya muchas de las precondiciones, incluyendo el declive económico y el deterioro social.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LA PELIGROSA CHINA

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:47 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.