Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 42 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 42 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Quienes son los intolerantes, Armengol?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Quienes son los intolerantes, Armengol?

Mensaje por Martin Fierro el Mar Ene 12, 2010 6:28 pm

Hace unos dias aparecio en Cubaencuentro un articulo por el "periodista Alejandro Armengol, bien escrito, pero lleno de cretinadas, inexactitudes y parcializado en contra del exilio, y dirigido a la plebe rosada que nos invade, a los inmigrantes economicos y a tergiversar la memoria historica, nos califica este ser de Intransigentes, pero no menciona para nada la intransigencia criminal del regimen castrista, para este papagayo, los malos somos nosotros, para la tirania ni un gollejo de mandarina, es asqueante.

Voy a copiar su vomito y despues a continuacion un articulo que traigo de La Nueva cuba, para que este plumifero sepa quienes son los intransigentes:



Intransigencia e Historia


Los cubanos comenzamos a exaltar la intransigencia como un paradigma político, lo que sirve a muchos demagogos para alimentar sus engaños, para cubrir de gloria sus fracasos. No han podido sacarse los clavos del castrismo, pero quieren que los demás carguen la cruz por ellos.

Con el inicio de la lucha por librarnos del dominio español, los cubanos comenzamos a exaltar la intransigencia no como un valor moral, un recurso emotivo y una justificación personal, sino como un paradigma político. El error se ha trasladado a la literatura y a la historia, recorre las páginas de los textos que nos enseñan desde la escuela primaria y sirve a muchos demagogos para alimentar sus engaños. También de vocación suicida de unos cuantos insensatos.
Según el Diccionario de la Real Academia, ser intransigente es negarse a transigir, a consentir en parte lo que no se cree justo, razonable o verdadero, a fin de acabar con una diferencia. De acuerdo a esta definición, la intransigencia puede interpretarse como sinónimo de rectitud y cumple una función de guía moral. Cuando se transige, se cede, en parte se claudica.
La definición de intransigencia en inglés destaca otro aspecto del concepto. El intransigente rehúsa el compromiso, rechaza abandonar una posición o actitud extrema, de acuerdo al Diccionario Webster. Entre ambos aspectos de una misma definición hay un abismo cultural. Mientras que en español intransigente es alguien que se niega a transigir, que se mantiene firme en sus convicciones, en inglés es un extremista.
La Protesta de Baraguá, protagonizada por Antonio Maceo, es la posición intransigente más valorada en la historia de Cuba. Desde los textos de la historia republicana a los manuales implantados tras el triunfo de Fidel Castro, nadie se ha atrevido a considerarla un gesto inútil que prolongó de forma infructuosa una contienda liquidada, lo cual sólo produjo muertes innecesarias.
Sin embargo, las dos caras de la intransigencia están presentes en La Protesta de Baraguá. Fue digna la actitud de Maceo de negarse a una paz que no incluyera la independencia y el fin de la esclavitud, pero su decisión de continuar la contienda bélica resultó insensata. Como lo demostraría la corta duración de su contienda y sus nulos resultados. Y no hay que olvidar que, una vez depuestas las armas, la contraparte española presente en la Protesta, el general español Arsenio Martínez Campos, permitió al “Titán de Bronce” marcharse tranquilamente de Santiago de Cuba en un barco español.
La valoración positiva de la intransigencia, paradigma heredado de los patriotas pero que también ha servido para cubrir de gloria diversos fracasos políticos y bélicos, es asumida desde hace muchos años por un sector del exilio miamense, despreocupado e ignorante del efecto negativo que la misma ejerce sobre su imagen a los ojos del resto del mundo.
En esta ciudad, muchos exiliados cubanos no han podido sacarse los clavos del castrismo, pero quieren que los demás carguen la cruz por ellos: confesar la fe en la "lucha anticomunista" o arriesgarse a ser azotado en la plaza pública. Inquisición radial, centuriones de esquina, cruzados de café con leche, apóstoles de la ignorancia. Se han ido de la Isla para continuar con una comparación inútil y absurda. Responder al mal con el desatino y a la represión con la intransigencia. En el peor de los casos, en muchas ocasiones algunos han preferido empeñarse en la violencia con la excusa de lo perdido.

No hay que olvidar que se trata de un exilio que por años creyó construir aquí no sólo una nación hipotética ―donde el futuro y el pasado se unían en una ciudad mágica―, sino lo que resultó más insólito, una Isla dentro de un continente. Al no poder derrotar la historia, los primeros exiliados creyeron que podrían, al menos, vencer a la geografía.
Junto a sus esperanzas de futuro, todo exiliado lleva también su cuota de pasado. En Miami no hubo urgencia en imponer un límite al recuerdo y un cupo a la nostalgia. Pero ello resulta un asunto menor ―que va del individuo a la explotación de un producto y se mueve casi siempre en el aspecto emocional― si se compara con la falta de barreras contra la intolerancia y los prejuicios. No molesta tanto el escuchar algunas falsedades sobre “la Cuba de ayer”, como el hecho de que al mismo tiempo se oye un discurso amenazador que intenta infundir miedo a través de un punto de vista decrépito.

En Miami hay quienes imponen conceptos y distribuyen etiquetas. Para ellos el terrorismo no es una definición. Tienen un diccionario particular que esgrimen a conveniencia y se escudan en el papel de víctimas para lanzar una cacería de brujas. La realidad es una ficción y las obras de ficción, ejemplos reales que utilizan en escritos y arengas para proponer tácticas ridículas. Que esta tendencia se encuentre en declive no quiere decir que esté a punto de desaparecer, ni que su presencia aún se mantenga constante en los medios informativos.

Tras el desconsuelo de observar la supervivencia del régimen castrista luego de la desaparición de la Unión Soviética y del campo socialista, existe el peligro de comprometer el análisis más adecuado de la realidad cubana por aferrarse a ópticas caducas o inoperantes.

Ahora más que nunca son necesarios los intercambios de criterios, el debate y la comunicación de puntos de vistas diversos pero no excluyentes. No se trata de intentar un diálogo sordo, sino de tratar de incrementar nuestras relaciones con los habitantes del país de origen. Hay que avanzar hacia un mayor conocimiento de la realidad de la Isla, así como también que se conozca la verdad de un exilio diverso y complejo, que no se limita a un grupo empeñado en la confrontación hueca, sino que abarca un panorama amplio, el cual hay que hacer cada vez más tolerante.


© cubaencuentro.com

Hasta aqui la regurgitacion de Armengol.


A continuacion el maravilloso articulo de Pedro Corzo, para que este tipo se de cuenta de quienes son los intransigentes y no solo eso sino criminales, dignos de Nurenberg.





El Mundo Nuevo del Castrismo

Jueves, 07 de Enero de 2010 03:47 Pedro Corzo - Columnista - E.U.


Recuerdo que en el ya lejano 1959, en una modesta casa de la ciudad de Santa Clara nos reunimos un grupo de estudiantes para ofrecerles una fiesta de despedidas a dos amigos que partían hacia Estados Unidos. La mayoría de los jóvenes allí reunidos no considerábamos el festejo como un acto político porque en nuestra opinión era simplemente una familia que se disponía a iniciar una nueva vida. Pero a los pocos minutos más de un centenar de personas nos despertó y abrimos los ojos ante la nueva realidad que vivía el país. Gritos de gusanos, váyanse todos, ustedes son basura cargaron el ambiente. De las ofensivas palabras aquella turba enfurecida pasó a la acción y hubo más de una cabeza rota al ritmo que marcaban los también destruidos instrumentos musicales de la banda que había amenizado el festejo.
Con el pasar del tiempo las cosas se complicaron más. No se podía escuchar música americana, Glenn Miller, era pecado mortal. Una casa de donde se escaparan los acordes de Bill Halley y sus Cometas, o de Elvis Presley, era un antro de perdición que tenía que ser exorcizado con el violento actuar del hombre nuevo. Hubo que dejar de celebrar las ya frecuentes despedidas ante la violencia e impunidad con la que actuaban los titulados Jóvenes Rebeldes, sin embargo a las turbas divinas no le faltaron cabezas que romper ni pelo que cortar. Su sed justiciera era hábil en descubrir un enemigo de pelo largo o de un vestir que faltase a las perturbadas normas de la nueva sociedad.
El tiempo mandó y nuestra generación cumplió el imperativo de diversas maneras: Clandestinaje y policía política, alzamientos y las milicias, exilio, cárcel y paredón .El país fue sesgado por la guadaña del odio y la intolerancia. Muy pocos pudieron agacharse lo suficiente para no ser advertidos. Eran los tiempos sagrados de "Con la Revolución todo, Contra la Revoluciona nada." No había medias tintas, asumían el papel de Torquemada o Savaranola. Sin remordimientos. Profilácticamente. El que se iba era un traidor, el que conspirara debía ser ejecutado.
Así fueron marchando las cosas. El egoísmo revolucionario prendió en los conversos y en los oportunistas. Salvo contadas excepciones la mentalidad del hombre nuevo se hacía eco de la consigna oficial de aislar a los descontentos y aplastar a los contrarrevolucionarios. La unidad familiar sufrió. A mas de uno le escuchamos con pavor "yo no creo ni en mi madre, si hace contrarrevolución yo mismo la fusilo".
La delación asumió características de epidemia. El preso se convertía en una no persona que solo podía ser visitado por sus padres, esposas e hijos. El familiar de un fusilado era un apestado que no merecía ser asistido porque su pariente había traicionado la Revolución. Los bienes de los presos eran confiscados. Sus parientes podían ser concentrados en áreas inhóspitas y remotas con la misión de colonizar esas regiones.
Desde la aurora revolucionaria el término antisocial se uso para identificar a las personas desafectas a la Revolución. El calificativo era suficiente para que un individuo fuese purgado y separados de sus familiares y amigos, como si padeciera una enfermedad contagiosa. Primero el Servicio Militar Obligatorio, mas tarde la Unidad Militar de Ayuda a la Producción, UMAP, simultáneamente las Brigadas Jhonson o las Jacqueline, donde según el caso ubicaban a las personas que se suponía eran contrarias al proceso, o habían presentado documentos para abandonar el país.
Las cartas que provenían del extranjero no eran contestadas. Un familiar fuera del país era un lastre en el justo empeño de hacer carrera en la Revolución. Eran tiempos en que las convicciones o la vileza, según el caso, primaban sobre los sentimientos. Tener una creencia religiosa o estar asociado a alguna organización fraternal convertía al individuo en desafecto de la Revolución y de ahí al infierno, el camino era muy corto.
Han transcurrido cincuenta y un años del castrismo en el poder. La herencia del totalitarismo es sumamente dolorosa. Primero robó la esperanza de un futuro mejor de una parte considerable de la población, mas tarde ejecutó, encarceló y obligó al exilio a un número importante de ciudadanos. Después subvirtió el orden político hemisférico causando más muertes y conflictos. Envió a miles de sus partidarios a la muerte para satisfacer su voluntad imperial, destruyo la economía del país, pero el daño mas devastador se ha producido en los valores mores y espirituales de la nación en su conjunto.
Nuestro ser nacional ha quedado profundamente afectado y la recuperación va a demandar el mayor de los esfuerzos, mucha solidaridad y comprensión. La tarea será ardua, difícil, pero no queda otra alternativa que aceptar el reto y andar juntos con nuestras respectivas culpas y errores si queremos reconstruir una Cuba en la que todos tengamos el espacio que podamos merecer.



Pedro Corzo. Ex prisionero político cubano. Periodista e investigador. Conduce un programa de televisión sobre temas internacionales. Residió en Venezuela 12 años y posteriormente viajó a Estados Unidos donde vive actualmente. Presidente y fundador del Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo. Ha publicado cinco libros sobre la historia reciente de Cuba; entre ellos Perfiles del Poder, Guevara Misionero de la Violencia y Cuba: Cronologia de la lucha contra el Totalitarismo. Ha producido varios documentales como "Guevara Anatomia de un Mito", "Boitel: Muriendo a Plazo"

Martin Fierro
VIP

Cantidad de mensajes : 2311
Localización : USA
Valoración de Comentarios : 440
Puntos : 1761
Fecha de inscripción : 27/11/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quienes son los intolerantes, Armengol?

Mensaje por reynaldo ramos pacheco el Mar Ene 12, 2010 8:12 pm

cojone , maquiavelo , tenia , negros conceptos y aterrorizantes postulados , pero no por eso dejaba de taner razon , cuando decia ,que es mejor ser tamido que amado , porque el amor es vinculo de gratitud que los hombres rompen , cada vez que les conviene , no solo myamy , no queda hoy un rincon de este planeta , no queda un solo pais donde al menos , no vivan 20 cubanos , por causa de una horripilante tirania , hemos sido esparcidos , por toda la tierra , muchos de estos cubanos viven hoy , con dolor ,que el tiempo no borra , en la mayoria de estos paises , hay tambien embajadas , consulados , oficinas , de negocios , todas atestadas , de diplomaticos esbirros del regimen castrista , en infinidad de ocaciones , se a dado el caso de cruzarnos , repetidas veces con nuestros verdugos , compran y entran a los mercados , se pasean por las calles , y hasta hacen una vida social que alla el regimen no les permite , y pregunto , ¿cuantos consulados y embajadas cubanas , han volado ,? ¿cuantos funcionarios del gobierno cubano de los que sirven en el extranjero , han sido muertos por nuestras manos ? ahora mismo en myamy , muchos artistas cubanos , estan llegando , con esto del mal llamado intercabio cultural , ellos sirven al regimen son palidenes ideologicos de la revolucion que tanto daño nos a echo , ¿a cuantos de ellos hemos apedreado ? que los criticamos si , que no estamos de acuerdo , tambien es verdad , pero que diferente , a los acontecimientos del mariel , cuando las turbas entrenadas , y reclutadas , por el g2 apaleaban a los infelices cubanos que solo querian escapar de la miseria y el terror , yoanis no ha tenido , tan buena fortuna como estos artistas , ella tiene que domir si es que puede ,como se dice con un ojo abierto y otro cerrado , estos despliegan aqui lo que ellos le llaman su arte , ipocritas saben que estan seguros que alli hay cubanos ,que difieren de sus conceptos politicos , pero que su primera virtud es la humanidad , la decencia , y porque no la tolerancia , si nada ,mas se imaginaran que les fueran hacer caer ,un solo cabello ,no osaran , pisar ese suelo , y si este u otros de los que , tienen como micion calumniarnos , desacreditarnos , y vituperiarnos , como constantemente , lo hacen hoy , estuvieran convencidos que somos terroristas , no osaran tocarnos , ni con el petalo de una rosa ,
de si es mejor ser temido que amado digo que nada mejor que ser ambas cosas a la vez , pero como la naturaleza humana no lo permite , y que siempre ha de faltar una de estas dos cualidades digo que es mejor ser temido que amado ,

un hombre debe parecer todo lo bueno , que en el no falte la fe la religion , y la caridad , y asi mismo serlo , pero debe estar dispuesto a irse al otro extremo si la situacion lo amerita ,
NICOLAS MAQUIAVELO
disculpen hermanos , pero creo que ya nos han jodido bastante ,

reynaldo ramos pacheco
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2624
Valoración de Comentarios : 1665
Puntos : 4451
Fecha de inscripción : 20/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.