Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 37 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 37 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

GENERALES CUBANOS NARRAN, POR PRIMERA VEZ, SUS "SECRETO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

GENERALES CUBANOS NARRAN, POR PRIMERA VEZ, SUS "SECRETO

Mensaje por Huésped el Jue Feb 22, 2007 3:49 pm

GENERALES CUBANOS NARRAN, POR PRIMERA VEZ, SUS "SECRETOS"
12-03-97 21:46
Por Marisol Marín
La Habana, 12 mar (EFE).- Distintas intervenciones militares de Cuba en el exterior, desde las más públicas como Angola y Nicaragua, hasta otras menos conocidas como las llevadas a cabo en Siria, Argentina y Venezuela, son recogidas en un libro en el que, por primera vez, exponen sus experiencias 41 generales cubanos.
Bajo el título "Secretos de Generales", el periodista Luis Baez entrevistó durante los dos últimos años a toda la cúpula militar de Cuba y sostiene que le costó trabajo conseguir que se sintieran cómodos "delante de una grabadora".
Los entrevistados fueron seleccionados por el alto mando de las Fuerzas Armadas y el libro, de 546 páginas y con un prólogo del ministro de Defensa, Raúl Castro, será presentado en los próximos días.
En estas páginas el ministro del Interior, Abelardo Colomé Ibarra, cuenta su participación en un frustrado intento de crear una base guerrillera en Argentina y el Jefe del Estado Mayor General, Ulises Rosales de Toro, un episodio similar en Venezuela, ambos en los años 60.
Colomé dice que en 1962 fue a cumplir una "misión internacionalista" a Bolivia y a Argentina con la finalidad de preparar las condiciones para un alzamiento guerrillero en este segundo país, que estaría encabezado por el periodista argentino Jorge Ricardo Massetti.
Pero al parecer Massetti fue denunciado por unos campesinos y acribillado a balazos. "Nunca más apareció -dice Colomé-, todo parece indicar que intentó huir, se internó en la selva y allí murió, aunque a ciencia cierta nunca se ha podido saber realmente que ocurrió."
Por su parte, el general Ulises Rosales del Toro rememora la presencia cubana en la guerrilla venezolana y afirma que fueron 14 meses "muy tensos", de un contacto permanente con el contrincante en condiciones muy desventajosas.
"En nuestro romanticismo -agrega- queriendo demostrar que se podían resistir los ataques enemigos, en varias oportunidades los cuatro cubanos nos quedamos solos".
Según Rosales del Toro, los problemas que surgieron fueron "políticos y conceptuales" porque los venezolanos se consideraban con una capacidad política y un conocimiento del país superior y por tanto subestimaban las recomendaciones de los cubanos.
Otro de los entrevistados, el general de división Néstor López Cubas, recuerda cuando en octubre de 1973 viajó a Siria al frente de un batallón de tanques, que después se convertiría en un regimiento, durante la guerra entre Siria y Egipto contra Israel.
No llegaron a combatir, pero mantuvieron la unidad en el frente casi un año y se produjeron algunos duelos de artillería, dice López Cubas.
Sin embargo, para este general, que también estuvo con sus tanques en Angola, su misión "más difícil, compleja, peligrosa y riesgosa" fue en Nicaragua, en los años 80, cuando el Ejército sandinista era combatido por los "contras" con el apoyo de EEUU.
"Nos estabamos jugando la vida diariamente", afirma después de recordar las emboscadas y los terrenos minados y, en definitiva, las características de una guerra irregular, donde nunca se sabe de dónde va a salir el enemigo.
Son varios los generales que evocan la figura de Ernesto "Che" Guevara en Argelia, en el Congo y en la misma Cuba a principios de la Revolución.
Uno de ellos es Víctor Schueg Colas, que estuvo a punto de morir con el "Che" en el Congo, cuando el campamento en que se encontraban fue rodeado y atacado por tropas del Zaire durante cinco días y el guerrillero tuvo que ordenar la retirada.
Otros, como el general de Brigada Enrique Acevedo no combatió con el guerrillero cubano-argentino, pero si guarda recuerdos poco felices de sus relaciones con éste.
"No entendía su sentido del humor, cada vez que me veía usaba una broma cáustica, lo cual, como es lógico, levantaba ronchas" sostiene Acevedo, que, después, insiste en que "cada vez que me veía, me fustigaba, no con un tono malo, sino jocoso, pero yo me encabronaba, me sentía disminuido. En esa época tenía 17 años."
La media de edad de los generales entrevistados es de 55 años, todos son militantes del Partido Comunista de Cuba y entre ellos hay una mujer, Delsa Esther Puebla, general de brigada, la primera cubana que llega a un grado militar tan alto. EFE

Huésped
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: GENERALES CUBANOS NARRAN, POR PRIMERA VEZ, SUS "SECRETO

Mensaje por Huésped el Jue Feb 22, 2007 3:50 pm

Esto no es INTERVENSIONISMO...?

Huésped
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: GENERALES CUBANOS NARRAN, POR PRIMERA VEZ, SUS "SECRETO

Mensaje por Huésped el Jue Feb 22, 2007 3:53 pm

GENERALES CUBANOS EN VENTA



Por Eugenio Yáñez *
Colaboración
Miami
Florida
E.U.
La Nueva Cuba
Julio 31, 2006



El cuerpo de generales más anciano del mundo se está vendiendo en los últimos tiempos en Cuba.
Ya se ha estado vendiendo hace tiempo, con gran despliegue de mercadeo, el más alto grado militar, General de Ejército (4 estrellas). Se venden ahora Generales de Cuerpo de Ejército (3 estrellas), Generales de División (2 estrellas) y de Brigada (1 estrella).
No es que sean mercenarios, no, ni están en venta por dinero. Incluso, ni ellos mismos lo saben con precisión, porque la venta la está efectuando el único vendedor autorizado en la nación, el gobierno cubano, vale decir, el Comandante en Jefe.
Y, por una vez aunque sea, el tirano no pide dólares a cambio de los generales, sino aceptación, cariño, respeto y confianza: ellos son abuelos cariñosos, amigos ejemplares, hombres intachables, que además de haber ganado varias guerras extranjeras, veneran al Comandante en Jefe y tienen una magnífica opinión del Sucesor en Jefe.
El libelo Granma, órgano oficial de Fidel Castro, viene reproduciendo cada semana la semblanza de estos generales en venta, reproduciendo las entrevistas del libro "Secretos de Generales", de Luis Báez, publicado a principios de los noventa.
El señor Luis Báez es de esos "escritores" y periodistas al servicio del régimen, que junto a Nicanor León Cotayo, Lázaro Barredo y Pedro de la Hoz (y el Martillo), entre otros, en consonancia y armonía con los presentadores de la Mesa Redonda, están siempre a mano para entrevistar a un "cuadro", desacreditar un disidente o justificar la barbarie.
Con diferentes estilos y oficio, tienen el favor del régimen y siempre encuentran espacio para publicar su veneno, sea en Granma, libros de edición apresurada, Juventud Rebelde o cualquier otro medio.
Dijo Pedro de la Hoz (y el Martillo) en Granma, el 4 de Julio de este año, que un amigo americano, "cuyo nombre omito por razones obvias", se quejaba de lo mal que estaban las cosas en Estados Unidos en ese día del aniversario de la Independencia. Las "razones obvias" del periodista son evidentes: estaba inventando un cuento. En Estados Unidos, a diferencia del totalitarismo cubano, cualquier persona, aún los indocumentados, expresan libremente su opinión sobre el gobierno sin temor a represalias.
"Secreto de Generales" de Luis Báez es uno de esos libros "por encargo" que se editan en los regímenes totalitarios: poco antes había terminado la Causa Número Uno de 1989, y el General de División Arnaldo Ochoa, Héroe de la República de Cuba y miembro del Comité Central del Partido, había sido fusilado por delitos de "acciones hostiles contra un gobierno extranjero" (¡!). El cargo de narcotráfico no conllevaba la pena de muerte en el código cubano, por lo que hubo que "adaptar" el proceso.
Cuarenta y siete Generales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias habían participado en un peculiar "Tribunal de Honor" televisado y tuvieron que declarar ante las cámaras su desprecio y rechazo por el acusado, quien resultaba culpable aún antes de celebrarse el juicio, y la inmensa mayoría de esos generales presentes pidió la pena de muerte (hubo dos excepciones).
Con "Secreto de Generales" se pretendió mejorar aquella imagen gorilesca de antiguos compañeros de armas y subordinados pidiendo la pena de muerte contra alguien en base a acusaciones, y sin haberse celebrado el juicio, y a la vez, tratar de disminuir y borrar la leyenda combativa del General Ochoa.
Pasado más o menos un año del fusilamiento tuve ocasión de preguntarle a uno de esos generales cuantos de ellos no había sido en algún momento subordinado del fusilado: me pareció sincero cuando se puso a pensar, la vista al techo y los ojos cerrados, meditando, y finalmente me dijo: "ninguno". Quise estar seguro, y le pregunté de nuevo: ¿Ninguno? Negó, moviendo la cabeza, y me dijo: "Que yo recuerde, ninguno. No se si se me olvida alguien ahora, así de pronto, pero me parece que todos fuimos subordinados de Ochoa en algún momento, en la Sierra, en Cuba o fuera de Cuba".
"Secreto de Generales" iba contra esa realidad, y contra la leyenda: en Etiopía, el cuerpo expedicionario cubano, al mando de Ochoa, desarrolló una operación de sorpresa contra los invasores somalos, que habían ocupado más de 700 mil kilómetros cuadrados del país (Cuba tiene una superficie de 114 mil kilómetros cuadrados, así que el territorio ocupado era el equivalente a seis veces la superficie de Cuba). En millas son unas 274 mil millas cuadradas de territorio ocupado. Como comparación, el estado de Florida tiene 65,758 millas, y Texas 268, 601 millas: el territorio ocupado por Somalia equivalía al tamaño del estado de Texas.
En pocas semanas, con grandes movimientos envolventes, y pasando los tanques y las unidades blindadas por donde "todo el mundo sabía que no podían pasar", las tropas dirigidas por Ochoa aplastaron a los somalos y los pusieron en desbandada, en retirada sin fin hasta que salieron del territorio etiope.
Años después, cuando publicaciones militares realizaron una encuesta entre generales de todo el mundo y academias militares, preguntando cuales eran los generales que habían ganado las batallas más impactantes del siglo XX teniendo en cuenta las disparidades de fuerzas y las dificultades con que comenzaron, los tres primeros lugares fueron para estos generales, y nótese que el lado ideológico de los guerreros no influyó en las respuestas.
Georgi Zhukov, por dirigir el Ejército Rojo desde la defensa de Moscú hasta Berlín en la Segunda Guerra Mundial, Moshe Dayan, jefe de las fuerzas armadas israelíes durante la "Guerra de los Seis Días" en el Medio Oriente, y Arnaldo Ochoa por la dirección de los combates de las tropas cubanas en el desierto del Ogaden y la expulsión de los ejércitos somalos de Etiopía.
¿Por qué Granma resucita ahora el libro "Secreto de Generales", sin valor literario, pero que presenta una exposición pública, por primera vez, de una parte de las acciones de los generales cubanos fuera del país? Otras fueron convenientemente apartadas y nunca son mencionadas.
Supuestamente, hay una larga jornada hasta el 2 de Diciembre del 2006, en que se celebra el aniversario número 50 de la fundación de las FAR, y su publicación es como un justo homenaje a esos héroes callados, modestos y sensibles que han dado todo su esfuerzo por la patria y la Revolución.
Curiosamente, sin embargo, todos los generales entrevistados padecen amnesia general al narrar su paso por Etiopía, Angola o Nicaragua, cuando el Jefe de la Misión Militar era el General Arnaldo Ochoa.
Los que hicieron la invasión al mando de Camilo Cienfuegos no mencionan a Ochoa en la Columna Número 2, los que dirigieron batallones, regimientos y divisiones en Cuba subordinados al General Ochoa no tienen idea de quien era el Jefe en esos tiempos, los que combatieron en el Ogaden, o en el Sur de Angola o enfrentaron a la "contra" en Nicaragua, no tienen idea de quien era el Jefe de la Misión Militar en esos tiempos.
No solo se olvida a Ochoa. Cuando los angelicales generales cubanos entrevistados por Luis Báez hablan de la lucha guerrillera en la Sierra Maestra no hacen referencia a los Comandantes del Ejército Rebelde Hubert Matos o Humberto Sorí Marín, nunca en los combates enfrentaron a un valiente oficial, el Comandante José Quevedo, posteriormente incorporado a las fuerzas rebeldes y que alcanzó grados de General (¿dónde está hoy?) y nunca en sus actividades durante la Revolución hubo un Jefe de Estado Mayor General del MINFAR llamado Diocles Torralbas (¿dónde está hoy?).
Cuando se habla de la lucha "internacionalista" del Che en Bolivia parece que "Benigno" (el general Daniel Alarcón) nunca estuvo en la guerrilla, ni en los combates de Bahía de Cochinos hubo pilotos de la fuerza área cubana de nombre Rafael del Pino (General) o Álvaro Prendes (Coronel).
Es una historia sesgada, amputada, violada, manipulada, para hacerla perfecta, exquisita, maravillosa. ¿Por qué?
Porque esos Generales están hoy en venta.
No por dinero, sino por un marketing ideológico, de imagen, apariencias: son el futuro gobierno de la sucesión cubana al faltar Fidel Castro, quienes alrededor de Raúl Castro garantizan la continuidad de la Revolución, del poder, de los "logros", los que no van a tirar la imagen del Comandante a la letrina de la historia.
Es curioso que, en el notorio libro de cien horas de entrevistas con Castro, el mediocre Ignacio Ramonet haya develado una información que parecería reveladora, exclusiva y una absoluta primicia: la sucesión generacional de Fidel Castro a través de nuevos héroes en traje de mosqueteros socialistas, como Alarcón, Lage y Pérez Roque.
Nunca fue desmentido, y vulgares mercenarios de la pluma como el comunista nostálgico alemán Heinz Dieterich, desde México, reforzaron esta idea desarrollando "teorías" de la sucesión. Sin embargo, la cobertura de los medios oficiales del régimen cubano no se centra en esos eventuales sucesores, sino en Raúl Castro y los generales.
Ricardo Alarcón, ambicioso y desmedido, se dio cuenta de que no lo destacaban, y en la primera oportunidad recalcó públicamente que su generación es posterior a la de Castro: con 69 años, él se incluye en la generación de Lage, que tiene 55, y de Pérez Roque, que aún anda por los cuarenta.
Ese desatino de Alarcón, junto al desliz de decir que Estados Unidos ahora tiene muchos problemas en Irak y Afganistán para intentar invadir a Cuba, en momentos que el Ejército Occidental realizaba una importante maniobra militar de defensa frente a una supuesta invasión del enemigo imperialista, muy destacada por Granma, puede ser pecado de lesa dirigencia que Big Brother no deja pasar inadvertido.
Pérez Roque, por su parte, no ha sido promovido al Buró Político, a pesar de las dos plazas vacantes que dejaron, involuntariamente, Juan Carlos Robinson al ser destituido y enviado a la cárcel, y Marcos Portal al ser demovido del Buró.
El reciente Pleno del Comité Central que resucitó el cadáver del inoperante Secretariado, hubiera sido marco adecuado de promover a "Felipe", como tiernamente le llama Heinz Dieterich desde México.
Carlos Lage, ni tan ambicioso como Ricardo Alarcón ni tan torpe como Pérez Roque, sigue tan gris como de costumbre, y los medios oficiales no destacan su figura mucho más que lo que siempre han hecho.


Última edición por el Jue Feb 22, 2007 10:03 pm, editado 1 vez

Huésped
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: GENERALES CUBANOS NARRAN, POR PRIMERA VEZ, SUS "SECRETO

Mensaje por Huésped el Jue Feb 22, 2007 3:54 pm

SEGUNDA PARTE DEL ARTICULO ANTERIOR:

Son los generales los que presenta Granma como grupo angelical, el coro de los niños cantores de Castro. Todos veneran religiosamente al Comandante en Jefe y admiran a Raúl Castro, a quien todos ven como a un hermano mayor. Capaces de morir por el máximo líder, como han demostrado, parece que también morirían por el "mínimo líder" al momento de la sucesión.
Todo perfecto: no hay grietas, la unidad es monolítica. "Generales de Cuba, Uníos".
La misma imagen que la espía al servicio de Cuba, Ana Belén Montes, vendía en las Juntas de Análisis del Pentágono antes de ser descubierta. Hoy es una NO-HEROÍNA prisionera del imperio, pues decidió cooperar con su país para atenuar la sentencia: con 25 años de condena, tiene más oportunidad de ver la calle nuevamente que los de "Los Cinco" que recibieron cadena perpetua, a pesar de la algarabía del régimen cubano.
No todos esos generales cubanos tienen "las manos manchadas de sangre", como a veces se dice día a día por Miami. No son tan seráficos como los edulcora Luis Báez, ni tan satánicos como los narran quienes no pueden aceptar la idea de sucesión, aparentemente sin posibilidad de ser evitada, al menos en el principio.
Casi todos los generales, en sentido colectivo, parecen incondicionales al Comandante en Jefe. Habría que ver, cuando él falte, como se comportan ante el sucesor del chaleco blindado y gorra anti-balas: acostumbrados a "apreciar la situación" cada día, y a leer el "parte operativo", saben que el manicomio no puede mantenerse al estilo de Fidel Castro, y que es necesario hacer cambios para subsistir.
No hacia una democracia o estado de derecho, ellos ni saben lo que es eso, pero medidas que alivien tensiones y retarden un posible estallido popular: tiempo y recursos resultan imprescindibles para estos generales, que saben que nadie tiene el carisma del jefe ni las habilidades políticas para moverse internacionalmente y presentar ante el mundo una idea de Robin Hood caribeño.
Con más de setenta años muchos de estos generales, y el resto por encima de los sesenta, tanto los "históricos" como los "africanos" parecen ya demasiado cansados para hacer dos revoluciones en una sola vida, sobre todo cuando la primera fracasó.
No serán beatos ni monjes comunistas, pero tampoco son diablos ni desayunan con carne humana: cuando no eran lo que son, fueron como todos los cubanos: peleaban gallos, jugaban dinero a la "siete y media", escapaban de las clases en la escuela, y emprendían sus negocios, de vender pan con lechón o limonada. Lo que no podrían hacer ahora.
Siendo lo que son, y desde que lo fueron, todavía juegan dominó, beben ron, hablan mierda, discuten de pelota, comen "machoasaó" y tratan de "tirarse" una hembra cuando pueden: los años pasan, pero la viagra es inmortal
Con Raúl Castro en el poder, confían en una determinada ecuanimidad y mesura para no ir de nuevo a los enredos internacionalistas, y ver como terminan sus vidas con relativo confort y disfrute, dando seguridad a sus familias, en Cuba, pero también en el extranjero.
Por eso no simpatizan demasiado con un Hugo Chávez que además de imprudente resulta que se rinde demasiado pronto cuando las cosas se le ponen duras. ¿Cuántas veces ha estado Raúl Castro en Venezuela? Las relaciones son de general a general, generales cubanos veteranos de campañas africanas y generales venezolanos que no tienen guerras hace más de medio siglo, y no les interesa tenerlas.
Para entrenamiento y protocolo está bien. Al fin y al cabo, el dinero y el petróleo vienen de Venezuela, y la reposición de armamento de los ejércitos cubanos se obtiene porque Chávez firma el cheque. Así que se mantiene la imagen, pero de locuras nada, y mucho menos cuando el Comandante ya no esté.
Algunos cubanos fuera de Cuba se disgustan cuando se analizan estas cosas: les parece una manera de matar el tedio del tiempo en el exilio, o buscar prestigio y academicismo, con vistas al futuro de una Cuba en transición.
Tienen todo su derecho a pensar de esa manera, pero no por eso monopolizan el amor a la Patria ni el interés por los análisis de la problemática cubana. Parece mucho más sensato analizar estas realidades que un día no serán "lo que puede suceder en Cuba" sino "lo que está sucediendo" y podríamos no entender y quedarnos como simples espectadores y lectores de Internet: ni está de más, ni es un entretenimiento, sino análisis responsable de nuestro futuro. No siempre se acierta, pero algo se hace por todos los cubanos.
Ante la realidad de este marketing totalitario, los cubanos no vamos a aplaudir a todos los generales. Ni tampoco todos irán a prisión o al exilio en una verdadera transición: van a estar allí, en Cuba, en los mandos, cuando comience la sucesión, y no van a ser pasivos. Al fin y al cabo, son la fuerza más organizada y más potente del país.
Y serán mucho más proclives a cambiar las cosas que todos los talibanes, desde los más jóvenes hasta el casi septuagenario Ricardo Alarcón, ahora disfrazado de pepillo. Que son más proclives no garantiza nada, pero al menos es una posibilidad que no existe con más ninguna otra opción desde dentro.
Hay quienes confían en que el Partido es el sucesor colectivo, según se dice oficialmente.
Contemos los votos en el Buró Político: General de Ejército Raúl Castro, Comandante de la Revolución Juan Almeida, los Generales de Cuerpo de Ejército Leopoldo Cintras Frías, Ramón Espinosa Martín, José Quintas Solás, Abelardo Colomé Ibarra (Furry) y Julio Casas Regueiro, el General de División Ulises Rosales del Toro, y los Comandantes (Retirados) José Ramón Machado Ventura y José "Pepito" Balaguer, ambos médicos, aunque no ejercen la profesión hace mucho.
Generales y Doctores: ese es el núcleo del Buró Político. La mayoría. No es que los demás vayan a estar en contra. Es que aunque lo estuvieran perderían la votación.
¿Parece un Estado Mayor?
Lo es, claro que sí.
El Partido dirigirá la sucesión, a través del Estado Mayor instalado en el Buró Político.
Si Ignacio Ramonet creyó otra cosa, si Dieterich se veía como asesor del Presidente Pérez Roque, o si Alarcón se desmarca de los "viejos" a sus 69 años, allá ellos.
Los generales están en venta, pero como toda venta en Cuba, el comprador no cuenta, el pueblo no cuenta para nada.
El pueblo recibe, racionadamente, lo que el gobierno entiende que debe recibir, cuando el gobierno entiende que lo debe recibir, en la forma que el gobierno entiende que lo debe recibir, y en las cantidades que el gobierno entiende que los debe recibir.
No importa si se trata de picadillo de soya o de generales de las fuerzas armadas.
Así ha sido siempre en la Revolución, así es, así será.
Hasta un día.
Cuando los cubanos de a pie, cansados de tanta infamia, encuentren el camino de poner en formación a todos esos generales y doctores, y puedan pedirles explicaciones por todo lo que han hecho o dejaron de hacer.
Sin venganzas ni represalias salvajes.
Como hicieron siempre los cubanos, después de la reconcentración weyleriana o la caída del machadato, encontrando los caminos de la paz, la justicia y la democracia.
Los caminos que no excluyen, necesariamente, a quienes hoy llevan esas estrellas sobre sus hombros, una, dos o tres. ¿O quizás cuatro?
Si saben ponerse esas estrellas en la frente a la hora de los hornos, Cuba lo reconocerá.
No tienen que utilizarlas para desatar los perros de la guerra contra los cubanos, que son todos hermanos, cuando también pueden servir para lo que originalmente fueron, cuando quedaron atrás las peleas de gallos y la jodedera cubana y se luchó la guerra de guerrillas: para acabar con una dictadura y restablecer la democracia en el país.
Aunque se haga con casi medio siglo de retraso, más vale tarde que nunca.

Huésped
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: GENERALES CUBANOS NARRAN, POR PRIMERA VEZ, SUS "SECRETO

Mensaje por Anonymou el Jue Feb 22, 2007 4:45 pm

Estos son los chupasangres, que si levantan el bloqueo se van a beneficiar; el pueblo seguirá jodido, a base de migajas.
Por eso: ¡NO AL LEVANTAMIENTO DEL BLOQUEO CONTRA CAGASTRO, Y SUS HECES EN EL GOBIERNO Y EL EJERCITO!

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: GENERALES CUBANOS NARRAN, POR PRIMERA VEZ, SUS "SECRETO

Mensaje por PLACETA el Sáb Feb 24, 2007 5:30 pm

EN EL ARTICULO DONDE EL GENERAL ULISES ROSALES DEL TORO HABLA DE VENEZUELA QUIZAS SE LE OLVIDO CONTAR QUE SE ENFERMO CREO DE MALARIA Y EL FUSILADO GENERAL OCHOA LO CARGO DURANTE VARIOS DIAS EN SU ESPALDA HASTA QUE LE SALVO LA VIDA

PLACETA
VIP

Cantidad de mensajes : 5781
Edad : 57
Valoración de Comentarios : 1111
Puntos : 3420
Fecha de inscripción : 07/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: GENERALES CUBANOS NARRAN, POR PRIMERA VEZ, SUS "SECRETO

Mensaje por PLACETA el Sáb Feb 24, 2007 5:30 pm

@PLACETA escribió:EN EL ARTICULO DONDE EL GENERAL ULISES ROSALES DEL TORO HABLA DE VENEZUELA QUIZAS SE LE OLVIDO CONTAR QUE SE ENFERMO CREO DE MALARIA Y EL FUSILADO GENERAL OCHOA LO CARGO DURANTE VARIOS DIAS EN SU ESPALDA HASTA QUE LE SALVO LA VIDA

PLACETA
VIP

Cantidad de mensajes : 5781
Edad : 57
Valoración de Comentarios : 1111
Puntos : 3420
Fecha de inscripción : 07/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: GENERALES CUBANOS NARRAN, POR PRIMERA VEZ, SUS "SECRETO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:55 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.