Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 34 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 34 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Oslo, os lo dijimos.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Oslo, os lo dijimos.

Mensaje por odioafifo el Lun Dic 14, 2009 10:52 pm

Olso, os lo dijimos.
Por Charlie Bravo.

En un viaje relámpago B’rak Hussein Obama llega a Oslo, recoge su premio Nobel y para su sorpresa, encuentra que sus admiradores de antaño, los verdes ecologistas reunidos en Copenhagen le han preparado un recibimiento de recordar.
La vista desde el Air Force One no podía ser más paradójica para el leader de la Globamización: gigantescos letreros instalados en los prados cercanos al aeropuerto por sus antiguos simpatizantes, los radicales paficistas y ecologistas, le exigían ganar ahora el premio que le habían ya concedido, y por tanto, hacer algo con relación al clima (parece que están cabreaditos con Al Gore, que los dejó plantados, y con el escándalo de los e-mails pirateados que demuestran que hay mucho de fraude en el radicalismo verde del Global Warming) y también, en grito mudo, que sacara de una maldita vez las tropas de Iraq y Afghanistan. Un presidente de guerra ganando un premio de paz, eso suena raro, hasta dicho en una lengua escandinava.
Los noruegos de a pie estaban también “ligeramente” encabritados con el operativo de seguridad aparatosamente desplegado en su capital. Nunca antes se había visto en el país escandinavo un despliegue tal de tropas especiales, helicópteros y francotiradores, que fue comparado por los habitantes de Oslo con la presencia americana en Kabul. Nunca me imaginé que estos nórdicos fueran tan exagerados, pero bueno, ellos no viven en mi barrio donde me la paso ensordecido por los helicópteros presidenciales. La última vez que en la región se vio un movimiento militar similar fue en la segunda guerra mundial, según notan, lo cual evidentemente no complace a ningún ciudadano europeo.
En un lapsus mentis, B’rak Hussein reconoce que otras personas hubieran sido merecedores del premio con mucho más mérito. Su inmodestia no le permitió no aceptar el premio, y consecuentemente en la ceremonia lanza a la cara de todos el insulto: “no lo merezco, pero de todos modos, lo acepto”. Es el segundo americano en recibirlo en tiempos recientes sin el menor merecimiento o logro, el otro es el ex-vice-presidente Al Gore, que hiperinfló el caso del Global Warming en su propio beneficio, y desde su hiperelectrificada mansión del Tennessee y entre viajes en jets privados, aún oliendo a combustible de aviación pontificó por la “conservación del ambiente”. Un fraude donde los hay, y al cual debieran retirarle el Oscar y el Nobel ganados a través del engaño. Pensar que Castro I pueda ser considerado para el Nobel de la Paz (de los Sepulcros) es solamente lógico en este momento, tan desprestigiado que está el premio de marras.
El presidente americano hace el rídiculo con su arrogancia y da la espalda al protocolo. Cosas de activista comunitario chicagota, y hábitos de agitador profesional, que no se pierden tan fácilmente. No hay una sola palabra de agradecimiento a los habitantes de Oslo por recibirle en su ciudad, no hay un solo gesto, y se refugia en la embajada americana, como su torre de marfil particular. Por si fuera poco, el presidente que casi se arrodilla frente al Rey de Arabia Saudita, el Custodio de las Dos Mezquitas, y que se sume en profunda genuflexión ante el Emperador de Japón, no se presenta a la tradicional recepción con el Rey Harald V y la Reina Sonja, haciendo gala de su desprecio y arrogancia. La casa real noruega debió haber consultado a la soberana británica en cuanto a los hábitos de la pareja presidencial americana, y también a los Sarkozy, para saber como va el paso del baile obamunista. Se hubieran ahorrado el mal rato. O a lo mejor, con disfraces de beduino y geisha hubieran tenido mejor suerte.

Traido del blog de Zoe Valdez http://zoevaldes.net/

odioafifo
Moderador

Cantidad de mensajes : 2578
Valoración de Comentarios : 423
Puntos : 3758
Fecha de inscripción : 02/09/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oslo, os lo dijimos.

Mensaje por Aurelio Cruz Hernández el Mar Dic 15, 2009 1:49 am

Pues sí, es cierto. Barak Husseim Obama es lo que eligieron los norteamericanos el pasado año. Dicen que su popularidad ha ido disminuyendo. Todavía le quedan tres años de Presidente. Ojalá los demócratas acaben de salir de su sueño kenediano-clintoniano junto con los recuerdos del J. Carter. Y ojalá que los republicanos se reagrupen en torno a una figura jóven que valga, dejando a un lado a los viejos aunque hayan sido héroes.

Aurelio Cruz Hernández
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 375
Edad : 84
Localización : españa
Hobbies : deportes, sumo, artes marciales, boxeo
Valoración de Comentarios : 218
Puntos : 593
Fecha de inscripción : 13/08/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.