Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 12 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 12 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

El muro cerebral.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El muro cerebral.

Mensaje por Patrio el Sáb Dic 12, 2009 2:29 pm


Tras el 1 de enero de 1959, la postura política de un cubano es harto fácil de definir, no requiere de un profundo debate espiritual intentando discernir lo que acarrea para sus semejantes una decisión de posicionamiento ideológico, es bien sencillo, tan simple como definirse castrista o anticastrista. El cubano carece de una cisura interhemisférica cerebral dividiendo ambos hemisferios, es portador de un muro de concreto con alambradas y reflectores incluídos al más puro estilo berlinesco. La primera piedra de esta muralla la colocó Fidel Castro aquella aciaga tarde que pronunció el carácter socialista de la revolución y desde entonces, década tras década, cada cual ha continuado colocando sus ladrillos ideológicos, hilera tras hilera. El muro tiene tal eficacia que por convicción cada bando disecciona al contrario de su condición primicia de nacionalidad, atribuyéndose su condición nacional por su opinión particular con respecto al desastre cubano conocido como revolución. Revolucionario o contrarrevolucionario antes que cubano por condición natal, ambos enrolados en el inmenso trasatlántico de las descalificaciones, denuncias y promesas de juicios sumarísimos sin anteponer con verdadero sentido natural dos conceptos vitales: patria y nacionalidad.
Entre verdaderos vómitos conceptuales provocados por la incansable y prolongada retórica política en ambas orillas, siempre concluyo en el cuestionamiento de siempre, ¿Qué será de mi Cuba?. No intento aferrarme a un desconcertante Quo Vadis, pero cierto es que en ocasiones las tinieblas son tan densas ante el futuro político de mi tierra natal que me hacen dudar del mismo, pero más aún me aterra contemplar la fatuidad patriótica de muchos ante hechos de verdadera ridiculez colectiva. Hace apenas unos días leí un hilo en este mismo foro que exhortaba a participar en páginas de la red donde se hacían encuestas sobre que era necesario para lograr la unión de los cubanos y el fin de la tiranía castrista. Estupefacto ante tamaña coprofagia, guardé un minuto de silencio por tal demostración de consuelo colectivo, pues hay que haber sufrido una lobotomía radical para no saber tras tanta historia humana que la libertad se conquista peleando y pagando la cuota de sangre necesaria. Comprendo a quienes la nostalgia transmuta en combatientes internautas, que obtendrían una segura victoria si la dictadura cubana se hubiera fraguado en la red, pero los Castro se entronizaron a base de paredones de fusilamiento y eternas mazmorras y este detalle socava por sí solo los intentos desestabilizadores virtuales. Habrá tantas páginas webs anticatristas como partidos opositores, son tantos que es difícil cuantificarlos pero el sátrapa de Birán seguirá contemplando a placer sus desechos transcolostomía como si de las cuentas de un rosario se tratara. Mientras no estemos dispuestos a la entrega y al sacrificio personal no seremos libres, seguiremos rumiando el sueño de la libertad en la distancia hasta que un día de tanto soñarla sin tenerla se convierta en pesadilla.
El muro cerebral separando familias y voluntades ha cumplido medio siglo, casi tan añejo como el afamado embargo, casi medio siglo de hambre para un pueblo que ha logrado dos cosas ciertas, que un cubano crea estar en el paraíso comiéndose una Mc Donald’s mientras disfruta de un partido de béisbol en el Yankee Stadium y que otro cubano a la misma hora crea que está en el infierno mientras sueña con desayunarse un pan en cualquier barrio de Cuba. Lo más curioso es que hasta llegan a odiarse porque anteponen a su estado particular su condición primigenia de cubano y más aun su adhesión o no al proyecto castrista. El día que la palabra Patria deje de ser una simple frase de sus labios y se convierta en un manantial que brote de su corazón ese día comenzarán a ser libres. Al día de hoy no hay un cubano libre sobre la faz de la tierra, ni dentro ni fuera de Cuba se han librado del grillete castrista, unos lo llevan por desición propia y otros lo llevan a su pesar porque respiran aires de libertad, pero un hombre de patria esclava moralmente no debe llamarse libre. Hay que luchar, hay que entregarse y sólo así podrá decirle a sus hijos y nietos que es un hombre realmente libre.
A nosotros una verdadera ruleta de circunstancias incontrolables nos arrebató la libertad, muchos de nuestros padres se sintieron atraídos por el río revuelto y atractivo de la revolución, les sedujo la contemplación de ese río silencioso de prisión y muerte que les mostraba la bestia de Birán, pero va siendo hora de enmendar el error y los de adentro y los de afuera han de comprender de una vez que los destinos de una nación no deben encadenarse al destino de un apellido y que Cuba y los cubanos han de salvarse del desastre instaurado por una mente putrefacta. La libertad está ahí, al doblar de una esquina cubana, quizás en la voz de cualquier niño, que sólo será activada cuando nos impulse la razón, la honestidad, la valentía y el sacrificio por encima de los rencores, los odios y los recuerdos. El muro de nuestros cerebros ha de derribarse para que pase entonces la libertad.
Patrio

Patrio
VIP

Cantidad de mensajes : 3948
Valoración de Comentarios : 1734
Puntos : 5002
Fecha de inscripción : 19/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.