Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 18 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 18 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Teresa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Teresa

Mensaje por Patrio el Dom Dic 06, 2009 7:20 pm

Teresa nació en Sagua La Chica, un batey perdido al norte de las Villas en 1944. El nombre lo decidió el cura que venía dos veces por mes desde Camajuaní a formalizar nacimientos, bautizos, bodas y rápidas misas a difuntos, porque debido al aislamiento y la precariedad de los vecinos, Sagua La Chica no se permitía el lujo de una pequeña ermita. Alguna que otra vez llegaba hasta las proximidades una desvencijada guagua que aparte del cura, traía algún que otro visitante perdido porque a decir verdad nadie que no estuviera perdido llegaba hasta el batey. El rústico medio de transporte era conocido por la “guarandinga” y cuando partía, los ojos de todos incrustaban en ella las ilusiones de una nueva vida en otro lugar, nadie quería terminar su existencia enterrado en la negra tierra junto al camino de la playa, que como cumpliendo los requisitos necesarios para formar parte de este calvario terrestre, sus olas no se desvanecían en la habitual arena áurea del trópico sino en un fango adherente y frío, de ahí su sobrenombre de playa de “Juan Fanguito”.

Ahora, sesenta y cinco años después, Teresa observa extasiada el árbol de navidad que recibió del hijo desde la lejana España. Contempla con tierna mirada las intermitentes luces enredadas a las ramas como trepadoras, viendo en cada destello el silbido ausente del hijo desde que se aproximaba a casa, a veces le parecen besos, otras abrazos, sonrisas y quizás los días nublados le parecen lágrimas. Ni siquiera los frecuentes “apagones” han logrado abatir los destellos, pues uno de los nietos le trajo una batería de automóvil que suplanta el fluido eléctrico cada vez más escaso. El árbol de Teresa es como un faro de muchas madres del barrio habanero, porque cierto es que en 1958, cuando sus piernas eran torneadas por la fuerza de la juventud y sus ojos café endulzaban a más de un corazón juvenil, se vino a la capital tras el matrimonio con un prometedor empresario a quien conoció durante una cacería de venados por la zona de su ya casi olvidada Sagua La Chica.

El árbol inapagable a pesar de la sequía eléctrica gubernamental ilumina la esquina y arranca más de una frase de elogio a los vecinos. De noche, cuando puede verse en la distancia muchas madres del entorno no pueden evitar echar a volar sus pensamientos, porque en el barrio de Teresa hay muy pocas madres que no hayan alimentado con el fruto de su vientre a la implacable distancia. Los hijos han partido en silencio muchas noches al mar inundando de rumba, ron y café los sitios más lejanos del mundo. Los ejemplos sobran, el de Fefita canta boleros en un viejo café a las orillas del Sena, el de Lola es comercial de la Coca Cola en Canadá, el de Carmita “la maestra” es directivo en un hotel de la isla de La Palma en Las Canarias, el de Haydeé “la negra” se quedó en un mundial de béisbol y juega en la Triple A de Estados Unidos y la lista se hace interminable, más aun si se contempla las miradas de desconsuelo de los hijos adolescentes, que rumian en silencio la idea de seguir a cualquier precio a sus hermanos mayores. Hay otras madres que sueñan con los hijos separados por la insondable distancia de los barrotes, porque el barrio también cuenta con opositores al régimen, esos que los escépticos llaman locos y que cosen sus labios en señal de protesta, cuyo destino final en una pútrida mazmorra lo más lejano posible de sus familias. Hay algunas a las que el árbol siempre arranca lágrimas, son las madres de los que se fueron para siempre para rellenar con sus osamentas el maldito Estrecho de La Florida y es que quizás ven en cada destello del árbol los gritos de horror de sus hijos destrozados por los escualos.

La escuálida navidad cubana se acerca, pero los corazones de estas madres no sienten que toca a sus puertas. El corazón de una madre se cierra a cal y canto con la ausencia de cualquiera de sus hijos y nuestros barrios están llenos de hijos ausentes. Pero Teresa sigue aferrada a su árbol, se ha dado cuenta que es una especie de Plaza de mayo silenciosa, cómplice con tanto dolor materno y el rumor corre por el barrio. Muchas se le acercan para compartir el café y le cuentan de los hijos ausentes, hasta las de aquellos que no volverán jamás, contándole anécdotas de sus infancias. Teresa sabe que de las ramas de su árbol han comenzado a colgarse a manera de orlas, las sonrisas de todos aquellos que no están y que por estas fechas sus lágrimas hacen florecer jardines de países lejanos. Quizás para el próximo año cuelgue las luces en la inmensa mata de mango de la entrada, alto, bien alto, para que más madres abracen por la navidad a sus retoños lejanos con cada uno de los destellos.

Patrio
PD: Este escrito está dedicado a todas las madres cubanas que sufren el destierro de sus hijos.

Patrio
VIP

Cantidad de mensajes : 3948
Valoración de Comentarios : 1734
Puntos : 5002
Fecha de inscripción : 19/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Teresa

Mensaje por El tuerto el Dom Dic 06, 2009 8:25 pm

"Quizás para el
próximo año cuelgue las luces en la inmensa mata de mango de la
entrada, alto, bien alto, para que más madres abracen por la navidad a
sus retoños lejanos con cada uno de los destellos."Don Patrio.


AMENNN,..que brille bien alto,.para que muchas Madres y Padres,.sepan que la Navidad se acerca,.que ronda esas calles Cubanas,.que viene como la Natividad,.a traer aires frescos,..limpios,..nuevos,.para rescatar esa Isla,.y a sus lindas personas,..un abraso a Teresa y a su Hijo,.que le mando ese arbol inapagable,.Ameen decimos desde el NW de Miami,..Viva Cuba Libreeeee,..Gracias Don Patrio por compartir,..Saludos y Respetos,.el tuerto.

El tuerto
MIEMBRO DE HONOR SC
MIEMBRO DE HONOR SC

Cantidad de mensajes : 7114
Edad : 57
Localización : Miami
Hobbies : Cumplir la norma de aplaudir a los farsantes,..dizque anticastristas,..
Valoración de Comentarios : 2154
Puntos : 6967
Fecha de inscripción : 05/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Teresa

Mensaje por Invitado el Lun Dic 07, 2009 7:17 am

¡Sí!, a ver si también, con Esa Navidad ¡Que Ya viene LLegando!, Sin Fidel Castro "El Hechicero de La Tribu"; se anulan Los Maleficios que ese "Brujosqueroso" ha hechado sobre La Familia Cubana, y algunos Padres Vuelvan a Recibir a Sus Hijos, En Familia, como lo que SIEMPRE han sido: ¡Personas Libres de Toda Sospecha de Indecencia y "Traición"; con TODO el Derecho del Mundo a elegir Libremente el Sistema Político donde quieren Vivir!

¡Porque TODOS Los Cubanos que Queremos Vivir Dentro de Cuba Podamos Hacerlo EN PAZ!

Un Saludo Para Todos...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Teresa

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:03 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.