Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 32 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 32 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Los ojos de Castro en Miami

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 12:44 pm

La traición de un espía pudo haber impulsado a un anciano exiliado al suicidio

Cuando Daniel y Vivian Rafuls salieron de Cuba y se establecieron en Miami hace tres años, fueron calurosamente recibidos por los exiliados como ejemplos de simpatizantes de Fidel Castro que se habían desilusionado con el comunismo.
Daniel, de 40 años, profesor en la más alta academia militar de Cuba, pronto fue entrevistado en Radio Martí y se unió al Centro Cubano de Investigaciones Militares, un grupo de desertores que estudia el ejército de la isla.
Vivian, de 42 años, que enseñó Ateísmo Científico en la Universidad de la Habana, dio un seminario sobre Cuba en la Universidad de Miami el año pasado, y encontró trabajo por medio de amigos como maestra sustituta en la primaria de Kinloch Park.
Pero los Rafuls recibieron una bienvenida aún más calurosa cuando regresaron a Cuba.
En enero, un ''compañero de la Seguridad del Estado'' convocó a una reunión de los ex compañeros de trabajo de Vivian en la Universidad y la presentó como ''verdadera revolucionaria'' que ''había estado con su esposo en una misión en el extranjero'', dijeron dos cubanos que estaban presentes.
Los Rafuls eran espías, dos de los 16 hombres y mujeres identificados en estos últimos seis meses por el Departamento de Seguridad del Estado en Cuba y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) como agentes de inteligencia cubana en Miami. Algunos aparentemente han sido espías profesionales. Otros, informantes o personas que alguna vez fueron verdaderos opositores de Castro y que al ser amenazados con la cárcel u otras cosas peores para ellos y sus familias, por los agentes cubanos de seguridad, se vieron obligados a convertirse en colaboradores.
Su principal tarea era penetrar los grupos de exiliados y alertar al gobierno cubano sobre conspiraciones de violencia. Pero también instigaron conspiraciones y sembraron la disidencia entre los exiliados, de acuerdo con los informes dados al Miami Herald por una docena de exiliados y funcionarios estadounidenses.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 12:44 pm

La traición de un espía pudo haber impulsado a un anciano exiliado al suicidio.
Se sabe que durante mucho tiempo Castro ha estado espiando a la comunidad exiliada del sur de la Florida, y a través de los años los exiliados conocedores han estimado que mantiene aquí, en todo momento, a unos 300 agentes entrenados, colaboradores e informantes conscientes o inconscientes.
''Esto ha estado sucediendo virtualmente desde el mismo día en que Castro tomó el poder'', apuntó Skip Brandon, un agente retirado del FBI que pasó 10 años de su carrera detrás de cubanos sospechosos de espionaje en el área de Miami.
''El sur de la Florida es algo interesante porque los agentes más expertos no necesitan el tipo de lenguaje intensivo y otro entrenamiento que un espía ruso habría necesitado'', continuó Brandon. ''Alguien de Cuba podía simplemente llegar y comenzar a trabajar inmediatamente sin levantar sospechas''.
La oficina del FBI en Miami tiene un equipo de Contrainteligencia Extranjera con unos 12 ó 14 agentes asignados exclusivamente a investigar los agentes cubanos sospechosos y otro que lo hace para los de otros países, principalmente rusos e israelíes.
Cuba, China, Irán, Israel, Francia y Rusia están señaladas como las naciones más activas en espionaje industrial contra Estados Unidos, según un informe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) al Congreso en 1996. Pero el destape de seis agentes de Cuba, desde enero, y los arrestos de otros 10 sospechosos el 12 de septiembre en Miami han enfocado de nuevo la atención en los espías, sus historias sobre las tramas terroristas de los exiliados y las acusaciones de las provocaciones cubanas por los exiliados.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 12:45 pm

''Cuando Castro acusa a los exiliados de terrorismo, su defensa es la estupidez o el engaño'', apuntó un funcionario del Departamento de Estado, refiriéndose a los recientes cargos de La Habana en el sentido de que los líderes del exilio financiaron una campaña de terrorismo contra Cuba entre 1992 y 1998.
La máquina contestadora en el teléfono de Daniel y Vivian Rafuls aún sigue funcionando en su apartamento de SW 17 Terrace. Los muebles continúan allí; hay alimentos en el refrigerador y ropa en los armarios.
Pero de acuerdo con amigos y vecinos que fueron entrevistados por el FBI los agentes de esa agencia comenzaron a interceptar sus mensajes telefónicos y el correo seis días después de que los diez espías acusados de Miami fueron arrestados.
El FBI rehusó comentar sobre los Rafuls o sus vínculos con esos diez que provocaron su regreso inmediato a Cuba. ''Hay muchas actividades relacionadas con el asunto que aún están bajo investigación, y en estos momentos el FBI no quiere comentar'', manifestó el portavoz Mike Fábregas.
Pero parece que los Rafuls eran unos espías ordinarios, sin contactos conocidos con exiliados radicales que apoyan la violencia.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 12:45 pm

Daniel era profesor de la academia militar cubana Antonio Maceo cuando obtuvo un pasaporte norteamericano (hijo de cubanos que viven en Estados Unidos, nació en este país) y se fue a Miami a finales de 1995.
Poco después, en 1996, le siguieron Vivian y su hijo adoptivo de 10 años. Como estaba al frente de una célula del Partido Comunista en el departamento de filosofía de la Universidad, su partida produjo un escándalo. La célula la expulsó más tarde.
Era una familia muy atractiva, dijeron los amigos en Miami. Daniel, alto y bien parecido y Vivian, rubia de ojos verdes. Su hijo era obviamente de descendencia indígena (ella dijo que era el hijo de un líder guerrillero peruano) y Vivian se quejaba de que la gente en Miami se quedaba mirándolos. Daniel primeramente vivió con un tío en Miami, Arnold Rafuls, que la semana pasada declaró que no sabía nada sobre el paradero de su sobrino. ''Me dijo que se iban a mudar a Orlando pero nunca escribió... ¡ingrato, después de todo lo que hice por él!''.
La pareja comenzó a trabajar en una tienda de Wal-Mart hasta que él encontró un puesto de mesero en el restaurante español Botín, en Coral Way, y ella de maestra sustituta, a tiempo parcial, en la primaria de Kinloch.
''Me dijo que estaban pasando momentos económicos difíciles'', dijo Enrique Patterson, un maestro del Condado de Miami-Dade y ex profesor universitario en La Habana que la conoció en el seminario sobre religión en Cuba en la Universidad de Miami el pasado septiembre. Pero con el tiempo, Daniel entró en los círculos de activistas exiliados, fue a Radio Martí por lo menos en una ocasión para hablar sobre el ejército cubano y se unió al Centro Cubano de Investigaciones Militares, dijo su director Frank Hernández Trujillo.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 12:46 pm

El centro, compuesto principalmente de desertores del ejército cubano y del Ministerio del Interior, estudia el posible papel del ejército en una transición a la democracia y envía medicamentos y otra ayuda humanitaria a los veteranos de las guerras africanas de Cuba. Rafuls les dijo a los amigos que se había desencantado con Castro, pero nunca apoyó la violencia contra el régimen o hizo el tipo de preguntas curiosas que pudieran haberlo puesto bajo sospecha de espionaje, dijo Hernández-Trujillo.

''Hace mucho tiempo tomamos una decisión con estos tipos [desertores que pudieran ser espías]: o los ignorábamos o los acogíamos. Decidimos hacer esto último porque todo lo que hacemos es legítimo'', agregó.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 12:47 pm

Alejandro Armengol y sus servicios a Fidel Castro

Official Pentagon sources declare they are aware that Cuba has bacteriological weapons" but "we cannot discuss what we know because there's a political decision to not rock the boat, yet we are concerned"

The Miami Herald

¡Que malo es tener mala memoria! Busqué la cita del Miami Herald no por provocar, sino por desmemoriado. Soy incapaz de afirmar que Alejandro Armengol tenga una "agenda" castrista que cumplir. "Agenda" implicaría tener cierta autonomía y un nivel de inteligencia que le permita desarrollar ideas propias y adaptarlas a las circunstancias. Pero Armengol no tiene ni la una, ni la otra. Él cumple órdenes y en estos días, ¿de qué otra cosa nos podría hablar? Tenía que hacerlo del ex subsecretario de Estado para el Control de Armas John Bolton y del cubano Luís Posada Carriles. Dos temas que permiten a Castro hacer de la necesaria cruzada antiterrorista norteamericana un bumerang mediático en contra sus víctimas.
No voy a ocuparme nuevamente de la guerra biológica que el estado cubano ha intentado implementar en varias oportunidades (que yo sepa) contra los Estados Unidos. Mis convicciones respecto al asunto ya han sido claras y examinadas en más de una ocasión por los especialistas de la inteligencia interesados. Para despejar los entuertos partidistas del Senador Demócrata Christopher J. Dodd, remito a los lectores al artículo: "¿Persigue Cuba armas biológicas?: una vindicación del exilio."(1). Leyendo ese texto de 2003, podrán ver cuán forzado es arrastrar esa polémica hasta el día de hoy para, sin asomo de pudor, hablar de agendas "político-ideológicas" y vindicar a Castro desde una tribuna en el exilio.
Al mismo tiempo, insto a todos (y me disculpo de antemano por hacerles perder el tiempo) a leerse también el texto integro de Alejandro Armengol en la página electrónica "Encuentro en la Red". Encuentro en la Red, para los que no lo saben, es una publicación "apolítica" que excluye de su sección de "opinión" a todas aquellas que sean contrarias a la continuidad de la revolución cubana. Encuentro no admite a nadie que no sea dialoguero declarado. Menos que menos, a los que se opongan al reciclaje del poder que añoran algunos desde el exilio. O sea, nada de gente "explosiva", sino intelectuales de alto vuelo. Sí, ya sé que a veces parece una manía, pero invariablemente se me antojan nombres. Discúlpame Rafael Rojas.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 12:47 pm

El método de redacción de Alejandro Armengol es puramente "granmatical". Pero no es un error gramatical de mi parte, sino un método diseñado literalmente en el Granma, y enviado a cuanta página electrónica se preste a publicar las "investigaciones" de ese selecto periodista. Cuando uno tiene poco que decir, o nada que probar, un texto largo y aburrido como el de marras (2) se impone. Está táctica es simple. Usted ofrece hipótesis y juega con ellas. Repite los argumentos a favor de la agenda de sus jefes y sólo "balancea" la información con una escueta nota negativa no argumentada del contrario. Para los que no tengan la paciencia necesaria, he aquí un par de ejemplos para demostrarles cómo funciona el método.
Hay, -según Alejandro Armengol- un vínculo entre la nominación de John Bolton y la campaña para lograr el enjuiciamiento de Luís Posada Carriles. Lo hay, porque al ilustre Armengol y al Departamento América (¡Ups, se me fue¡) les sale de sus santísimos polluelos. ¿Sabían ustedes que hay un vínculo entre la margarina y la electricidad? Pues sí, porque sin la primera no podríamos preservar a la segunda en su estado sólido, ni mucho menos ordeñar las vacas y contar con la materia prima para hacerla. Hay un vínculo camuflado entre los textos de Alejandro Armengol y los mensajes que La Habana quiere hacer llegar a Bush; de lo contrario, no tendríamos necesidad de demostrar que son idénticos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 12:49 pm

Armengol tiene la encomienda de repetir (para hacernos creer) durante todo su largo y tedioso discurso que la manipulación de la información nos llega desde la Casa Blanca. Es más, tiene la temeridad impúdica de afirmar a través de todo el texto, que Washington recibe las órdenes respecto a Cuba (por interés electoral) desde Miami. Para él, como para todos los histéricos de la extrema izquierda, es inconcebible que se nomine a alguien llamado John Bolton. ¿Es nuevo este mensaje de Armengol? Para nada. Todavía recuerdo como el "explosivo" periodista no admitía la victoria electoral del presidente Bush. En aquellos días, estaba el pobre que "no admitía que alguien le llevara la contraria."
Sacrílego le resulta al compañero que el presidente Bush trate de nombrar un diplomático de su confianza. Quiere imponernos -dice Armengol- un diplomático con "una carencia total de cualidades", un individuo "siempre deseoso de imponer sus criterios y nunca interesado en negociar un acuerdo". "Más dispuesto a despedir a quien le cuestiona un argumento que a escuchar a alguien que discrepa de sus opiniones." Y aquí, me acabo de perder, ¿de quién estaba hablando? ¿De Fidel Castro, o de John Bolton? Pero si se nomina a alguien que debe representar a la nación norteamericana, qué tiene de mala la candidatura del Johnny? ¿O es que ahora a los embajadores norteamericanos se les da el place en el Municipio Plaza?
Entre la fe (respecto a sus deseos de extradición de Luís Posada Carriles) y la verdad (en contra de un trabajo para Bolton) distinguido Alejandro, no existen conexiones válidas. Ambas historias, si nos ajustamos a la estricta verdad, son antitéticas. Es decir, tener fe (como tú la tienes en la entrega de Carriles a los hermanos Castro) sólo demuestra que posees un gran interés en el éxito de tus hermanos bolivarianos. Máxime, cuando se carece de las evidencias que demuestran afirmar todo lo que afirmas. Pero, ¿cómo explicártelo si ni siquiera has notado que tu fe en Fidel Castro te ha hecho intolerante a otras opiniones? ¿Cómo vas a creer en la existencia de hechos que resulten inconvenientes a tu labor desestabilizadora dentro del exilio?

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 1:14 pm

Y es que Armengol vive en Miami, pero no se ha enterado de que va la democracia norteamericana. En vez de estudiar un poquito los preceptos fundacionales de la ley anglo-americana (Blackstone, Montesquieu y Locke entre muchos otros), Alejandrito tiene fe en la justicia de la revolución cubana. Antibíblico el nene, estaría encantado de cambiar la revolución americana por una versión a la francesa. Es decir, pura masacre. ¡Como en Ruanda! Así lo pidió hace unos meses cuando intentaba con sus textos llamar a la desobediencia cívica en Miami y en todos los Estados Unidos para protestar por le re-elección del presidente Bush. Revolucionario el niño. Tal parece que no le sienta muy bien el calor y los sándwiches cubanos.
De que el gordito es tolerante que no nos quede ni una duda. Tolera a sus jefes cubanos con una docilidad que espanta. Pero al grano, vean con este ejemplo resumido cómo Armengol nos da "su" opinión al más puro estilo granmatical. Sería algo más o menos así: "Bolton mintió sobre el potencial de de guerra biológica de Cuba; sus asistentes lo contradicen; intentó despedirles arbitrariamente; la CIA y el FBI no cree en los desertores; Ana Belén Montes es una santa; los cinco espías impidieron acciones terroristas de los cubanos del exilio. Los americanos son todos unos tontos que se dejan manipular por la línea dura de Miami" Y entonces, para equilibrar, la última frase: "los ultra conservadores anexionistas de Miami lo niegan todo".
Vamos, repita ese método una y otra vez durante 9 largos y repetitivos folios y si el mensaje no pasa, es que el lector es un tarado. No son creíbles, por obra y gracia de Marx, Lenín y el espíritu castrista de Armengol, las declaraciones de Azpillaga. No son creíbles tampoco, las declaraciones del Dr. José de la Fuente. Al ruso "traidor" que se cambió el nombre, Armengol no le otorga ninguna credibilidad. John Bolton es para el periodista poco menos que un descarado autoritario. El Dr. Manuel Cereijo, o aquel que escribió un texto escalofriante sobre el dengue desde Puerto Rico, no son siquiera dignos de mencionar. La comunidad de la inteligencia norteamericana es de confiar sólo cuando anuncia que "no se sabe con certeza si Cuba posee o no un programa en ejecución de armas biológicas."

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 1:14 pm

¿Qué quiere decir "no saber con certeza" para Armengol? Quiere decir que, al no haber total seguridad de que Fidel sea malo, los norteamericanos harían mucho mejor en bajar la guardia y darle un impulso a las relaciones comerciales de sus granjeros sin escrúpulos. O sea, dar oportunidad a otro brote de enfermedades sospechosas llegadas a Estados Unidos vía las aves migratorias (y en estado latente después de nuestras denuncias), o aún peor, permitir la introducción en Cuba de la enfermedad de las vacas locas por la vía de unas bellísimas terneras lecheras. Lo peor que tienen estos periodistas de Castro allá en Miami, no es lo mucho que les gusta la margarina, sino lo poco que saben sobre ciencia. Terrible servicio le brindan con esa abogacía al pueblo de su propio país.
No voy a preguntarle a Armengol quién desayunará con la margarina de esas terneras pues no quiero abusar de su intelecto. En cambio, ¿por qué no regresamos al meollo del asunto y por ejemplo, damos la misma información que el tenía de una forma menos granmatical? O sea: "Fidel jamás ha ocultado sus vínculos y su simpatía con el terrorismo internacional. Uno tras otro, desde la década de los años 90, varios desertores desvinculados entre sí han hecho la misma denuncia relativa a los programas de guerra biológica desarrollados en diferentes instituciones cubanas. Los razonamientos que hacen creer en esto han sido expuestos una y otra vez, de forma independiente, a lo largo de más de 15 años.
Los servicios secretos norteamericanos, que saben que Castro no es un hombre digno de confianza, sí se han tomado el asunto muy en serio. No hay un reporte (que no sea partidista como los originados por Christopher Dodd, o Wayne Smith), que diga que los desertores mienten. La ONU, la misma organización corrupta a la que Bolton podría señalar, ha hecho de Cuba un "paraíso intocable" para terroristas. Desde que Castro ha sido señalado como promotor de esos programas, la cabeza de todos los cubanos que trabajaban en esos "Centros Biomédicos Cubanos" y que fueron mencionados por el exilio no han parado de rodar. Los servicios sanitarios en el Centro de Biotecnología por ejemplo, estuvieron tupidos durante toda la semana que duró una de esas purgas".

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 1:15 pm

Que no es broma, el miedo al plan pijama provocó el relajamiento de esfínteres sin excepción. Se los juro, hasta Suiza (y por la vía de una llamada de súplica pagada en dólares desde un robado hotel), llegó el olor. Y ahora, para rematar y darle un poco de equilibrio a mi noticia partidista de extrema derecha, he aquí la otra parte de la historia: Alejandro Armengol, el niño lindo del Nuevo Herald, la estrella periodística de Encuentro en la Red que vive allá en Miami, lo pone todo en duda. Para él, John Bolton (no Ana Belén Montes), producto de una conducta reprobable, produjo información que apoyaba y confirmaba sus puntos de vista. ¡Estamos hechos! Los conservadores han visto al terrorismo (sobretodo después del 11 de Septiembre del 2001) como una obligada llamada a la guerra en defensa de su propia supervivencia. Estados Unidos, querido Armengol, no es como tu Cuba estalinista. Allá, donde tú vives, donde tanto comes y donde tanto alivias, las leyes hay que hacerlas, no para satisfacer al grupúsculo comunista del Dade County, sino para proteger a la mayoría del pueblo. Los de la izquierda más reaccionaria (Armengol entre los más notados, mas no entre los más notables) sólo están interesados en preparar la defensa y la terapia psicológica de los terroristas atacantes. Ahí está Guantánamo, "el GULAG de Bush". ¡Hay que ser en extremo temerario!

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 1:15 pm

Poco me importa caer dentro de la clasificación de la "línea dura de Miami". La "moderación y la mesura", no fueron las dos primeras ideas que invadieron mi mente al ver las torres gemelas de Nueva York desmoronarse. No eran gente de mi pueblo, pero tres mil almas despedazadas entre los escombros son, cuando menos, algo para no olvidar. Lo anterior me motiva unas preguntas. ¿Ha habido algún momento más dramático en la historia reciente de los Estados Unidos? ¿Cómo entonces, periódicos como el Nuevo Herald y la Revista Encuentro publican a estos personajes cuya apología (por omisión) del terrorismo es evidente? ¿Cómo pueden autodenominarse "equilibrados y apolíticos"?
Pongámoslo mejor en estos términos: El Nuevo Herald y Encuentro en la Red (como si se trataran de las Al Jazeeras cubanas del exilio) dan constante cobertura a la agenda política de Fidel Castro contra los Estados Unidos. ¿Queda algo por decir sobre las motivaciones de ambas plataformas propagandísticas? Armengol, entre otros, es ese tipo de "love-me-or-hate-me". El clásico quedado que ha salido de Cuba para corroer nuestra unidad con ayuda de la libertad que aquí disfruta. A él, como a Rafael Rojas, lo adoran unos cuantos tontos por sus cualidades "moderadas". En lo personal, identificado el cacareo, no veo problemas frente a este tipo de contrincantes desplumados.
Tanto Armangol como Rojas llevan varios años haciendo "cottage industry" para desacreditar al exilio histórico en los Estados Unidos. Por desgracia para ellos, sus ataques van a veces dirigidos contra los principios religiosos, los complejos étnicos y sobre todo los bolsillos de quienes hoy les pagan. Va y un día se dan cuenta. Pero que no queden dudas: los de la derecha no somos "nice people," porque al fin y al cabo, "we are all white Christians." Y si no, pregúntenselo al gran intelectual del Holguín. Un negrito acomplejado que ha fundado partido en la Florida. Todo un talento de la raza que, por extraña coincidencia, va contándole a todo el mundo la suerte sexual que disfruta con las blancas. ¡No si yo te digo!

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 1:15 pm

Fidel está que trinca de tantas malas noticias. Es decir, de un desmayo se trinca como nada un tropezón. No hace mucho lo vimos efectuando un aterrizaje forzoso a los pies de Elían. Como metáfora no tenía desperdicio: el viejo dictador besándole los pies al niño balsero. Para colmo de males, la otrora habilidad con que contaba para elevar las simpatías de los europeos por la vía de sus cortesanas intelectuales, se ha convertido en una pesadilla que sólo logra elevarles la presión sanguínea. Cada día son menos los europeos que le dan pelota, y una inmensa mayoría (a excepción de Zapatero), lo detestan. Sin embargo, Alejandro nos advierte. La transición ya se ha puesto en marcha; el General de Brigada Jesús Bermúdez Cutillo la encabeza.
Pues lo siento, pero se equivoca otra vez. La transición ya se ha puesto en marcha, pero el club y los high-rankings no incluyen a ese hombre de las FAR. Por el contrario, todos son ese tipo de gente que a Armengol le gusta. Militares decididos a no darle tregua a la gusanera de Miami. Gente que no admite, ni necesita, ningún tipo de dialogo. Gente para la que, tal vez, Armengol esté trabajando sin saber. Gente que quizás ni conozca, pero que lo están utilizando. ¿Cómo decías?, ¿explosivo?, ¿alguien que no admite que le lleven la contraria? Tienes razón. Y dicho y reafirmado todo por escrito, acabo con el tema recordando una oportuna frase de Theodore Roosevelt: "There is only one quality worse than hardness of the heart and that is softness of the head."

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 1:21 pm

Max Lesnik periodista cubano trabaja en Radio Miami, Estados Unidos:


¡ No...!


Max Lesnik, Sabandija pro-castrista




[color:c1d7=windowtext:c1d7]En cuanto a mi opinión sobre el libro del escritor Juan Gasparini, sólo puedo decir que el tema de la vida privada de Fidel - dada mi amistad personal que tengo con él - no me parece correcta mi participación en ese debate. De todos modos creo que algo debo decir.Independientemente de las afirmaciones que se hacen sobre las mujeres en la vida de Fidel, el solo hecho de incluirlo en la isla de los dictadores no me parece justa ni correcta. Es como si se escribiera un libro sobre los fundadores de sectas religiosas fanáticas y se incluyera a Cristo y a Mahoma. ¿Qué es un dictador? De acuerdo a la historia la dictadura era una institución constitucional que se establecía en la república romana en momentos de crisis o de peligro para el Estado cuando este estaba amenazado por enemigos externos. Ese es el caso de Cuba. ¿No ha estado Cuba y su gobierno bajo la hostilidad de los Estados Unidos por más de 40 años, los mismo años que Fidel Castro ha estado al frente de la jefatura del gobierno cubano? Si se llama dictador al hombre que gobierna por mucho tiempo, habría que incluir en la lista al Papa, cuyo mandato es vitalicio. Y sobre las mujeres del Santo Padre, ese sería un reto para una investigación y un nuevo libro de Gasparini. De todos modos voy a leer el libro de Gasparini aunque no esté de acuerdo con su original enfoque."

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 1:23 pm

Sandro Cruz periodista peruano de la Agencia IPI y del diario Liberación de Lima, Perú:


¡ No...!


Otro pro-castrista, en la prensa




Comparar a Fidel Castro con Pinochet, Videla o cualquier otro dictador africano o asiático no creo que sea justo ni correcto, por muchas razones. En primer lugar, me pregunto ¿cuál sería el comportamiento o psicología de una persona de saber que lo quieren asesinar? Y no cualquiera de por ahí. Estoy hablando de la Mafia, los cientos de exiliados cubanos extremistas, de la CIA que gasta 4 mil millones de dólares al año -presupuesto oficial dado a conocer por las autoridades norteamericanas-, para sus criminales operaciones. ¡Ud. No puede ser la misma persona! El señor Szulc que escribió una biografía de Castro contaba que: "la curiosidad del comandante por lo que hacen los norteamericanos es ilimitada". Hay de qué...ningún otro personaje ha conocido tal acoso. Pinochet, Videla recibían en cambio apoyo, dinero, armas y reconocimiento por parte de los EE.UU. mientras no sólo torturaban, sino que hacían desaparecer a cualquier persona por sus ideas políticas.

A Castro se le podrá acusar y reprochar de muchas cosas, pero no se le puede acusar de haber hecho un genocidio sistemático de eliminación física de las personas opositoras, como lo hizo Pinochet, Videla, Pol Pot y otros sanguinarios dictadores en el mundo. Afirmar lo contrario es falsificar los hechos y la realidad. Yo no descarto que existe una represión empleada por el gobierno de Fidel Castro contra los opositores, -en un constante marco de agresión y sabotaje estadounidense-, pero no se puede comparar en lo absoluto a las prácticas de Pinochet en Chile y Videla en Argentina.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 1:23 pm

Por ejemplo, Kennedy presidente de los EEUU en los años 60’, tiene fama de ser bueno y tierno. Pero él en persona, paradigma de la Libertad y de los Derechos Humanos aumentó los comandos para asesinar a Castro. ¡Llegó al extremo de diseñar las vestimentas y calzado que debían de llevar sus tropas de elite para actuar en el trópico! Al fracasar su operativo, recurrió a los servicios de la mafia, dirigida en ese entonces por Sam Giancana conocido gangster. Esto desembocó en la célebre operación "Mangosta". Dichos anécdotas me hacen recordar al Vaticano de Juan Pablo II cuando trabajaba con la CIA para hacer caer el comunismo en Polonia católica. No lo digo yo, aquí en Europa las TVs han dado muy buenos documentales al respecto. Todo esto es muy maquiavélico: ¡los fines justifican los medios! Yo soy cristiano y me da pena estas cosas.

Por razones históricas igualmente. Castro ha encarnado ese sueño de independencia latinoamericana. Los ideales de Bolívar de unidad, los de justicia social del socialismo fuera de dogmas y aberraciones obtusas... Y aunque sus detractores le acusen de no haber cumplido y de haber dejado Cuba en una miseria económica, habría que precisar lo siguiente: Si en Cuba hay penuria económica es en gran parte por el bloqueo que dura 40 años. Al mismo tiempo, avergonzarnos porque Latinoamérica entera es también una catástrofe económicamente, llena de miseria sin haber tenido bloqueo: Argentina, Guatemala, Perú...por citar algunos, la gente está hambrienta. Ayer escuchaba la radio española y se hablaba de los inmigrantes ecuatorianos ilegales en España, que ya suman más de 200,000 y son explotados cada día.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Anonymou el Mar Feb 20, 2007 1:25 pm

Hay que dejar la hipocresía y reconocer que la gente no sólo quiere fugar de Cuba sino de toda Latinoamérica y únicamente por aspectos económicos. Y este fracaso se debe por la inexistencia de verdaderas democracias en el continente latinoamericano, de México a la Argentina.

Si los EE.UU. dieran visa de trabajo a los peruanos, el país se queda vacío. Hipocresía igualmente en las relaciones diplomáticas. Estados Unidos realiza grandes negocios e intercambios de todo tipo con la China comunista y muchos otros países donde no hay prensa libre ni votaciones democráticas y sin embargo no hay ese ensañamiento ni acoso que conoce la Cuba de Castro ¿Por qué?

¿Si Castro ha cometido errores? Claro que sí pero no más que de lo que han cometido otros presidentes. A la vista de los hechos, no se puede juzgar a Castro con la misma vara ni comparar con Pinochet, Mobutu o cualquier otro. Yo no me refiero al concepto de dictadura dado por los clásicos de sociología. Sino a los hechos. Prácticas genocidas como las aplicadas por Videla en Argentina, Pinochet en Chile o Pol Pot en Camboya hubiesen sido identificadas por una organización seria como Amnistía Internacional. Tampoco hay que simplificar como algunos han hecho y afirmar que Castro es el dictador bueno y Pinochet el malo. Son esencias contrapuestas .

Lo que está pasando entre Cuba y EE.UU. es una situación anormal e inédita en la historia mundial. Los Estados Unidos, más imperiales que nunca, continúan su guerra secreta con la Cuba de Castro. Y en tiempos de guerra muchos derechos y garantías civiles son suprimidos, las promesas postergadas: ¡supervivencia es la consigna! Todo se modifica. Hay que reconocer que si Castro se mantuvo después de la caída mundial del Comunismo es porque hay un respaldo, la represión existente no lo puede explicar todo.

Hubiese sido hermoso ver como evoluciona Cuba sin esa violencia y presión de los Estados Unidos para destruirla. Ver como se hubiese desarrollado la "película" y comportado Castro delante de sus detractores. Pero hoy en día es tarde, eso no lo sabremos nunca. Castro ya está mayor, ha sobrevivido a siete presidentes norteamericanos y no se rinde. Esto en sí constituye ya un fenómeno social. Como dice la canción del compositor cubano Carlos Puebla: "qué tiene Fidel que los gringos no pueden con él..."


Estas palabras son del periodista pro-castrista peruano.(Toño)

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los ojos de Castro en Miami

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:57 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.