Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 49 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 49 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Odio a las alas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Odio a las alas.

Mensaje por Patrio el Dom Oct 11, 2009 9:46 am

El mes de marzo de 1959 no es un buen tiempo para los recuerdos de los agoreros del sueño revolucionario lidereado por Fidel Castro Ruz. Por estas fechas su autoproclamado Comandante en Jefe demostró el rumbo real de la dinastía Castro, convertir la Constitución de la República en ara sobre la cual erigirse en dueño y señor de una nación. Los primeros meses tras el triunfo de las fuerzas rebeldes, fueron dedicados con énfasis a una vendetta inimaginable, la joven revolución fue un parto complicado, hemorrágico en magnitudes nunca antes vistas en la ínsula caribeña. Ni siquiera la caída de Gerardo Machado con los linchamientos callejeros pueden emular a 1959 en cuanto a la proporción de asesinatos a mansalva en cualquier esquina ni a fusilamientos masivos en las principales ciudades.
Pero la mejor muestra, la incipiente prueba de la personalidad del líder dispuesto a convertir su voluntad en manual de conducta de la nación, fue el juicio a los pilotos del depuesto ejército en 1959. Como breve antecedente sólo nos referimos a que la aviación militar cubana golpeó con eficacia a las guerrillas, cumpliendo con su deber militar y el juramento realizado en sus respectivas academias. Los civiles muertos en bombardeos a áreas pobladas son cuestionables, es totalmente reprobable, pero hay que tener en cuenta que dichas operaciones fueron realizadas en situación de guerra y en áreas ocupadas total o parcialmente por el ejército guerrillero. En todas las guerras suceden hechos desafortunados que producen víctimas civiles y de ello es ejemplo el mayor bombardeo de la historia de la aviación, la conocida Operación Gomorra de los aliados sobre la ciudad de Hamburgo, entre julio y agosto de 1943.
Lo que si es evidente era la sed de sangre del líder cubano desde los primeros días de su entronización en el poder, no saciado con policías, sicarios, etc, buscó incriminar de alguna manera a la aviación que tanto temor le produjera durante el conflicto y lo preparó con verdadera alevosía. Tras prometerle al personal de la Fuerza Aérea que podían sumarse al Ejército Rebelde o a las aerolíneas civiles, preparó concienzudamente un tribunal que les juzgaría nada más y nada menos que por genocidio. Los juristas elegidos fueron los siguientes:

1. Presidente: Comandante Félix Lugerio Pena. Ex dirigente de la Juventud Católica, se ganó los grados de comandante en el Segundo Frente Oriental "Frank País", donde dirigió la Columna 18.

2. Vocales: a) Comandante Aviador Antonio Michel Yabor. Uno de los primeros militares del ejército constitucional en proclamarse en rebeldía contra el golpe militar de Batista en 1952. Amnistiado en 1956 y
posteriormente combatiente del Ejército Rebelde, llegando a ostentar el cargo de Jefe de la Fuerza Aérea Rebelde..
b) Capitán Adalberto J. Paruas Toll: Capitán Auditor de la Columna 17, antiguo abogado criminalista de Santiago de Cuba.

3. Secretario: Procurador Nicolás Bello.

Fidel Castro da instrucciones para juzgar a un total de 43 miembros de la Fuerza Aérea del depuesto ejército de Fulgencio Batista, pero comete un error que no repetiría jamás a lo largo de su vida de verdugo. Pensó que todos poseían un pensamiento abyecto como el suyo y similar afán de venganza. El juicio dispuesto para el día 2 de marzo de 1959 en la ciudad de Santiago de Cuba se desarrolló dentro de los marcos de la jurisprudencia y para sorpresa del nuevo tirano la conclusión del tribunal fue la siguiente:

Cita textual del fallo: "Considerando que este Tribunal, consciente de la responsabilidad que asume ante la Revolución, ante el pueblo y ante a Historia, por convencido de la nobleza de su proceder, e inspirado por los postulados democráticos, que de honestidad, amor, equidad y justicia, han inspirado este movimiento revolucionario, ejemplo digno para todos los pueblos de América y del mundo.
Fallamos que debemos absolver y absolvemos a todos y cada uno de los acusados en este proceso, disponiendo al propio tiempo la libertad de los mismos, solo por esta causa, debiendo dictar al efecto todos los despachos que fueren necesario para el cumplimiento de esta resolución, así como la notificación de la misma a todas y cada una de las partes.
Así, por nuestra sentencia pronunciamos, mandamos y firmamos ante mí que certifico . Comandante Félix Pena presidente, Antonio Michel Yabor, doctor Adalberto Paruas Toll, vocales; procurador Nicolás Bello, secretario."


El resultado de este juicio realizado dentro de parámetros legales era inadmisible para el vengativo líder. Al enterarse del veredicto en acto de magnitud anticonstitucional jamás visto, Fidel castro acudió a la televisión y enardeció al pueblo planteando que "oscuras influencias" habían modificado el veredicto. Es curioso señalar como dato anecdótico que un "mítico" comandante muy querido por el pueblo cubano también exclamó ante las cámaras: "Si no les condenan, me pego un tiro". Obviando los más elementales principios legales donde no se admite juzgar dos veces por el mismo delito y el indudable prestigio del tribunal, Fidel castro decide unilateralmente declarar nulo el juicio, nombrando otro tribunal como es lógico incondicional a sus orientaciones, formado por:

Fiscal: Comandante Augusto Martínez Sánchez, Ministro de Defensa. Cargo que ostenta durante muy poco tiempo pues el 16 de octubre de este mismo año es despojado de su cargo y desplazado al Ministerio del trabajo,
gracias a la ley 599 que proclama la creación del Ministerio de las Fuerzas Armadas y se designa al frente a Raúl Castro Ruz. Posteriormente presidiría
el tribunal encargado de juzgar a los miembros de la Brigada 2506, tras el fracaso de Bahía de Cochinos.
Presidente: Comandante Manuel Piñeiro Losada (Barbarroja). Fundador del Segundo Frente Oriental Frank País. En fecha del juicio jefe de la Plaza de Santiago de Cuba. Fundador del MININT. Conocido internacionalmente
por su participación en labores de la inteligencia cubana y la difusión de movimientos terroristas en muchos países del mundo.
Vocales: a) Comandante Pedro Luis Díaz Lanz. Mítico piloto en la época insurreccional por sus arriesgadas misiones de suministros a las fuerzas rebeldes. Desertó postriormente por el viraje comunista de la élite castrista.

b) Comandante Carlos Iglesias Fonseca (Nicaragüa). Jefe de la Columna 16 del Segundo frente Oriental Frank País.

c) Comandante Demetrio Montseni- Villa. Por esas fechas Jefe de la Plaza de Guantánamo.

d) Comandante Belarmino Castilla Aníbal. Comandante de Milicias y Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio en Santiago de Cuba.Posteriormente dirige la Columna 9 José Tey.

Tras la lectura del tribunal designado, era de esperar la irremediable condena de los 43 reenjuiciados. A pesar de la insistencia de Fidel castro en quitar ala vida a los pilotos, era tan evidente su inocencia que no pudiéndoles matar, la única condena que aplacaría la cólera de Fidel castro serían largos años de prisión y así se hizo. Las condenas fueron de 30 y 20 años para pilotos y artilleros respectivamente, pero como detalle que pudiera ser risible en caso de no ser una verdadera tragedia humana, se condenó a dos años, ¡a los mecánicos!. Era como condenar a privación de libertad a los empleados de una gasolinera por suministrar a los patrulleros.
Hemos de hacer justa mención al abogado defensor Dr. Carlos Peña Jústiz quien en medio de un escenario de turbas enardecidas que se harían habituales en todos los juicios orquestados por la dictadura castrista mantuvo una postura valiente defendiendo a sus representados. Tras ser expulsados sus ayudantes por la turba, quedó solo ante el tribunal. Sus últimas palabras fueron: "Si ustedes condenan a estos muchachos que ya han sido absueltos, convertirán a Fidel Castro en el Napoleón del Caribe y la Revolución en una dictadura". Proféticas palabras.

Días más tarde la represión sobre los justos no se hizo esperar. El presidente del primer tribunal comandante Félix Lugerio Pena fue llamado a prestar testimonio ante los líderes falleciendo en el mismo campamento de Columbia tras un trágico "suicidio". ¿No les llama la atención la larga lista de suicidados a lo largo de la revolución castrista?. Curiosamente su jefe de guardia murió también en un accidente. Sus vocales, el comandante Michel Yabor y Adalberto Parua serían hostigados y aislados, terminando ambos en el exilio. El valiente abogado Peña Jústiz fue acosado hasta su destrucción intelectual y física por la policía secreta castrista.
Queden estos hechos como testimonio de las más flagrantes violaciones de los Derechos Humanos por la tiranía castrista.
Patrio











Patrio
VIP

Cantidad de mensajes : 3948
Valoración de Comentarios : 1734
Puntos : 5002
Fecha de inscripción : 19/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Odio a las alas.

Mensaje por armando aguilar el Dom Oct 11, 2009 7:52 pm

Gracias, estimado hermano, por traer uno de los eventos más importantes de la historia de la naciente "revolución", que desde sus albores alimentó resentimientos y odios, apelando a los más oscuros sentimientos humanos.
El famoso proceso de los pilotos mostró la verdadera cara de un proceso que muchos apoyaron; los gritos de "Paredón" se hicieron eco en todos los rincones de Cuba.
El Mesías Cubano, como buen seguidor de los postulados planteados por Hitler en su "Mein Kampf" manejó la psicología de masas a la perfección, y aún el proceso de los pilotos encontró eco en un pueblo emborrachado por el mesianismo.
Personalmente siempre he cuestionado el famoso "engaño" por parte de Fidel Castro al pueblo de Cuba. Por lo menos, y en lo que a experiencias personales se refiere, mi familia y yo siempre fuimos "combatidos" por una generalidad que no lucía engañada y mucho menos ingenua.
El abrazo de siempre.


Última edición por armando aguilar el Dom Oct 11, 2009 7:54 pm, editado 1 vez (Razón : corrección)

armando aguilar
VIP

Cantidad de mensajes : 4062
Edad : 60
Valoración de Comentarios : 1726
Puntos : 4151
Fecha de inscripción : 18/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.