Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 36 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 36 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Historias del Poder

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 10:35 am

Recuerdo del primer mensaje :

Venezuela: el verdadero conflicto
Más allá de los dimes y diretes para distraer la atención del respetable público, el trasfondo del conflicto de Venezuela con México tiene que ver con la recomposición geoestratégica de América Latina ante la debilidad del gobierno de Bush en la región y la apatía de su secretaria de Estado Condoleezza Rice. Hugo Chávez, aliado a Fidel Castro, busca abrirle las puertas de la región a China y a los grupos radicales árabes.

Asimismo, los ataques personales quieren esconder el debate sobre el modelo de políticas económicas nacionales y los esquemas de integración regional. Chávez y Castro quieren regresar al Estado como el eje dominante de las economías, aunque sin un modelo de desarrollo. Chávez quiere también revivir el debate neoliberalismo-populismo, pero desde la equivocada tesis política que se niega a reconocer que no son modelos alternativos sino correspondientes.

La historia económica de América Latina revela que el neoliberalismo económico y financiero no fue una moda ni menos un modelo ideal, sino que llegó a la región por la irresponsabilidad fiscal de los gobiernos populistas. En México, Argentina y Brasil, sobre todo, el neoliberalismo llegó a tapar las crisis inflacionarias, devaluatorias y de crecimiento económico alocado de los populismos de la región.

Al final de cuentas, Chávez es un demagogo económico. Su propuesta se basa en el uso de los ingresos extraordinarios de petróleo. Por ejemplo, le regala petróleo a Cuba para que el gobierno de Castro lo venda en el mercado libre y tenga así acceso a divisas. El socialismo cubano, por tanto, carece de viabilidad si no tiene dinero regalado; antes eran los rublos soviéticos, hoy son los bolívares venezolanos.

Detrás del modelo de Chávez no hay pensamiento económico ni modelos de desarrollo. Tampoco existe una reflexión teórica sobre las propuestas anteriores. Al final de cuentas, un modelo de desarrollo se basa en tres premisas: una política educativa para la producción, una investigación tecnológica y una planta industrial de bienes de capital. Chávez sólo anda regalando divisas petroleras.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo


Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:42 am

Continuación:La relación con el perredismo es fuerte, aunque menos efectiva. Muchos perredistas fueron guerrilleros financiados con dinero cubano, o seguidores de Castro en la lucha política mexicana y muchos estuvieron asilados en Cuba durante muchos años. En su lucha contra la política exterior del gobierno de Fox y su batalla personal contra Castañeda, Castro ha utilizado a figuras del perredismo como peones de su defensa del sistema cubano represivo, violador de los derechos humanos, militarista y unipersonal.

Pascoe llevaba la tarea de mediar en la definición de la nueva diplomacia mexicana no priísta hacia Cuba. Castañeda lo dijo con claridad: relaciones con el Estado cubano, no con la revolución cubana. Pero Castro se ha ido quedando sólo en su intento por convertir a la isla en el Camelot del socialismo autoritario y estatista.

La designación de Pascoe resultó extraña desde el principio. Formado en el trostkismo, esta corriente fue enemiga declarada del estalinismo soviético, el mismo que mantuvo a Castro en el poder en Cuba. Pascoe se dio a sí mismo la tarea de salvar la revolución cubana, pero sin responder a los criterios de la diplomacia no priísta. Castro no sólo se negó a entender la urgencia de una transición democrática en Cuba, sino que le exigió al México gobernado por el panismo los mismos privilegios que tuvo con el priísmo.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:43 am

La carta de Pascoe a Fox revela la confusión del fugaz diplomático: se quedó anclado en el lenguaje de la guerra fría y en la fundamentación priísta de usar a Cuba para que México delineara su política de resistencia hacia EU. En su desafortunado debate con la vocera diplomática Gloria Abella, Pascoe parecía un priísta-salinista de los años del jurásico mexicano, pero en un gobierno de alternancia.

Sin entender el giro político mexicano, Castro quiere manejar la política exterior de México con el apoyo de perredistas, varios panistas como Javier Corral y trostkos como Pascoe.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:46 am

Castro y el G-2 cubano espían en México

Si el affaire Castro-Castañeda pareció agotarse en una confrontación personal por asuntos políticos del pasado reciente, quedó sin embargo un punto rojo que tiene que ver con la seguridad nacional de México: el servicio de espionaje cubano G-2 operó con toda libertad en México y dejó evidencias de que ha cooptado a mexicanos para trabajar por los intereses de Castro.

Varios datos fueron evidentes:

1.- Para los oídos sensibles, en la grabación de la conversación privada de Fox con Castro se escuchan dos o tres click antes de que el hombre fuerte de Cuba descolgara la bocina en La Habana. Los click no pudieron grabarse en Cuba sino hasta que el teléfono al que se llama conectara con la línea de México. Por tanto, la grabación de la llamada Fox-Castro pudo haber sido hecha en México. Y como la llamada fue directa, algunos expertos en seguridad nacional temen que los teléfonos de Los Pinos estén interceptados por el G-2 cubano.

2.- En un artículo publicado en la revista Bucareli 8, el columnista Raymundo Riva Palacio reveló que el G-2 cubano sometió al canciller Jorge G. Castañeda a espionaje ilegal. Y se trató hasta de provocaciones: en la residencia del diplomático mexicano ocurrió un extraño incidente disfrazado de asalto en contra de una camioneta presuntamente propiedad del canciller, pero resultó que los cubanos se equivocaron y lastimaron a camioneta y conductor equivocado porque se trataba de un vecino.

3.- El mismo Riva Palacio reveló dos semanas después la existencia de una lista de periodistas presuntamente incluidos en la nómina del G-2 cubano. De acuerdo con los datos, los periodistas reclutados no habían sido utilizados para operar contra México sino para difundir y apoyar movimientos guerrilleros centroamericanos. Curiosamente, periodistas mexicanos elevaron el nivel de la información sobre Centroamérica justamente por las fechas de movilización del G-2. Hoy esos periodistas son usados contra Castañeda.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:46 am

Continuación:Sin decir nombres, Riva Palacio dio algunas pistas: dos mujeres periodistas fueron reclutadas por el G-2 en El Salvador y una más en Nicaragua. Un periodista fue cooptado en Nicaragua. Y dos más fueron contactados en México. Además de difundir reportes sobre la guerrilla en Centroamérica favorables a Cuba, los periodistas mexicanos usados por el G-2 también fueron utilizados para pasar información sobre México.

El diseñador del espionaje cubano en México fue Manuel Piñeiro, el temible Barbarroja, jefe del departamento de América Latina del Partido Comunista de Cuba y responsable del apoyo a movimientos guerrilleros en la región. En su libro La utopía desarmada, Castañeda revela parte de los movimientos nada secretos de Piñeiro en labores de apoyo clandestino a la izquierda radical en América Latina.

De posibles operaciones en México, algunos expertos en asuntos de seguridad nacional incluyen un caso singular: un asesor editorial de un diario mexicano fue el encargado --por el G-2-- de operar una maniobra de presión y desprestigio en contra del intelectual mexicano Carlos Monsiváis cuando éste decidió alejarse de Cuba por las evidencias de represión de derechos humanos. Monsiváis había protestado por la represión a homosexuales en Cuba y había apoyado la película Fresa y chocolate, basada en las vivencias de un joven escritor homosexual en Cuba. Por ese incidente, Monsiváis dejó de colaborar en el periódico La Jornada.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:47 am

Continuación:4.- En el debate sobre el voto mexicano en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU del año pasado, abril del 2001, el canciller cubano Felipe Pérez Roque reveló datos sobre el funcionamiento interno de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México con base en informantes secretos. Es decir, el canciller Castañeda está sometido al espionaje dentro de su oficina por parte de los servicios de inteligencia de Cuba.

Pérez dio a conocer un reporte de la embajada de Cuba en México con base en un informante secreto en la cancillería de México. "Viene (a Cuba) otra fuente muy confiable. Este es el informe que hace la embajada: "el canciller Castañeda es susceptible de aceptar presiones de Estados Unidos, tiene compromisos con ellos, está deslumbrado por su poderío y tiene historial político de deslealtades". Y para confirmar que se trata de espionaje cubano contra un funcionario mexicano, Pérez agregó: "no lo dice Cuba, nos lo dicen a nosotros alguien que decía que él (Castañeda) estaba trabajando para una condena Cuba".

El espionaje cubano no terminó ahí. El canciller Pérez reveló además la existencia de otro espía cubano. Dijo Pérez el año pasado: "otras fuentes de la cancillería (mexicana) nos dijeron que Castañeda no está satisfecho con la idea de que México se abstenga". Así, Cuba logró reclutar a funcionarios de la cancillería mexicana para trabajar a favor del espionaje cubano.

5.- Y podría haber más: varios de los legisladores que simpatizan con Castro fueron guerrilleros entrenados en Cuba o vivieron en Cuba después de la amnistía. Por ejemplo, Jesús Zambrano, ex guerrillero de la Liga Comunista 23 de Septiembre y uno de los perredistas que fueron a La Habana a postrarse ante Castro. Piñeiro convirtió a guerrilleros mexicanos en fuentes de información sobre México.

6.- Y Jorge Masetti, espía del G-2 cubano en México de 1980 a 1983, reveló en un libro cómo el gobierno de Cuba le proporcionó armas a guerrilleros mexicanos y los indujo a asaltar bancos, para que una parte del dinero se enviara a Cuba y desde ahí financiar otras guerrillas. Castañeda revela en La utopía desarmada que el secuestro del empresario Juan Diego Gutiérrez Cortina en 1989 fue una operación manejada por Barbarroja a través de guerrilleros mexicanos. Masetti fue expulsado de México por sus labores de espionaje.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:47 am

Castro, la estatua de Lenin del priísmo

Con el conflicto irreparable de Fidel Castro con el gobierno panista de Vicente Fox, la alternancia mexicana cruzó el punto de no retorno a la restauración del viejo sistema político priísta. Castro no era solamente un símbolo político del priísmo sino una pieza fundamental del sistema priísta derrotado el 2 de julio del 2000.

El papel de Castro en la política priísta tiene una historia por contarse. Por lo pronto, Castro formó parte del proceso de nominación presidencial de Miguel de la Madrid en 1981. He aquí algunas piezas del rompecabezas:

Cuando la lucha presidencial estaba abierta entre varios candidatos, a México se le atravesó la organización de la reunión Norte-Sur. Por decisión del presidente Reagan, Castro no debería estar. Cuba sí quería llegar. En mayo de 1981, López Portillo se vio con Castro para analizar el destape mexicano.

Castro, Reagan y la sucesión presidencial mexicana se juntaron. En junio, López Portillo envió secretamente a Miguel de la Madrid a entrevistarse con Castro en La Habana.

En Cuba se consolidó la candidatura de De la Madrid. A principios de agosto, López Portillo invitó a Castro a Cozumel para explicarle que Reagan no lo quería en la reunión Norte-Sur. Castro se aguantó. Hoy habla de un López Portillo caballero. No fue así. Castro, en realidad, se había metido en la sucesión presidencial mexicana de 1981, tiempos entonces en los que México usaba a Cuba como pieza de contención frente a EU. Castro necesitaba un candidato avalado por Cuba.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:48 am

Continuación:La segunda semana de agosto y en el contexto de su reunión con Castro en Cozumel, López Portillo le envió a Proceso el texto del discurso de Castro durante la cena a De la Madrid, el 25 de junio, en la casa del embajador mexicano Gonzalo Martínez Corbalá para que se publicara y mandar varios mensajes políticos. La jugada de López Portillo con De la Madrid-Castro era triple: mantener a Cuba como punto de referencia nacionalista frente a EU y más por la petición de Reagan de excluir a Castro, reconocer que los aspirantes presidenciales mexicanos tenían que pasar por la aprobación del comandante Castro y decirle a De la Madrid que había sido palomeado por el jefe de Estado de Cuba.

Al finalizar su sexenio, De la Madrid concluyó su política exterior con una visita especial a Cuba a principios de noviembre de 1988, en la que aseguró la presencia de Castro en la toma de posesión de Carlos Salinas a pesar del saldo polémico y fraudulento del conteo de los votos y sin tomar en cuenta las protestas de Cuauhtémoc Cárdenas. Castro volvió a quedar como una pieza clave de otro proceso de sucesión presidencial mexicano.

Castro es un icono del sistema político priísta. En uno de sus discursos de 1979, López Portillo dijo que Castro era el Miguel Hidalgo del Siglo XX y en 1981 lo convirtió en el pilar histórico del Siglo. Por eso seguramente Castro se enojó con Zedillo y con los mexicanos porque conocían, dijo, más a Mickey Mouse que a Miguel Hidalgo --es decir: a Castro--. Y en noviembre de 1988, De la Madrid dijo que la Revolución Cubana --entonces agobiada por la represión y el autoritarismo estalinista de Castro y la pobreza-- "representa a América Latina".

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:48 am

Continuación:Las declaraciones del pasado martes 23 de De la Madrid en Chile contra Fox y a favor de Castro deben, en consecuencia, leerse en el contexto de que Castro fue una pieza de López Portillo para destaparlo a él como candidato presidencial priísta en 1981. De la Madrid no es malagradecido.

El papel de Castro en el sistema político priísta --y el PRD viene del venero progresista y populista del PRI-- fue enfatizado en noviembre de 1988 por Juan José Hinojosa, un prestigiado líder político del PAN: con su visita a Cuba horas antes de dejar el poder, De la Madrid "cumple una tradición que acumula tres sexenios. Los presidentes Echeverría y López Portillo realizaron idéntico viaje. En la intención, exacta reincidencia para el envío un tanto candoroso del mensaje oblicuo a Estados Unidos sobre la independencia y la autodeterminación".

La crisis de las relaciones Castro-Fox debe localizarse dentro de las coordenadas del papel estratégico que ha jugado Castro en las definiciones ideológicas del PRI y en el escenario priísmo-alternancia. En el contexto de la transición mexicana, Castro sería la estatua de Lenin que debe derrumbarse para convertir la alternancia en un punto de no retorno a la restauración priísta. En la guerra verbal de Castro no se oculta el deseo de que el PRI y el PRD derroquen a Fox y con ello contribuir a la reposición del viejo sistema político priísta. Sin el PRI en el poder, Castro quedó política y geoestratégicamente huérfano.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:48 am

Continuación:A diferencia de las Cumbres Iberoamericanas en las que era la estrella fulgurante, en la de Monterrey de este año resultó un invitado incómodo. Así, la jugada guerrillera de Castro tiene dos efectos: convertirse ante su pueblo en víctima y aumentar la represión a pesar del voto en Ginebra contra la violación de los derechos humanos y manejar los hilos del PRI y el PRD en México para contribuir a la restauración del viejo sistema político priísta.

Pero la estrella de Castro ha comenzado a declinar. El intelectual francés y ex compañero de aventuras guerrilleras lo dijo en su primer deslinde de Castro: "es difícil ser héroe de por vida". El peso del régimen autoritario y dictatorial en Cuba es el principal pasivo de Castro, al grado de que utiliza a su favor la censura de prensa dentro de Cuba pero aprovecha la libertad de expresión en México. Y el problema se agrava por la ausencia de un sucesor carismático, toda vez que el régimen cubano ha dependido históricamente de la capacidad de manipulación sentimental de Castro.

Los ataques de Castro contra Fox y Jorge G. Castañeda se localizan en el escenario del 2 de julio del 2000: Castro necesita el regreso del PRI y el apoyo del PRD. Pero dialécticamente, la crisis Castro-Fox ha servido para evitar la restauración priísta.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:49 am

Cuba: fantasma de la izquierda mexicana
Agobiado por su pasado comunista, el PRD habría cometido un grave error estratégico no tanto en criticar al gobierno de Fox por el voto en Ginebra para observar la violación de los derechos humanos en Cuba, sino en su decisión de ir a pedirle perdón a Fidel Castro y cerrar los ojos a las represiones políticas cubanas. En el fondo, la corriente estalinista del PRD pareció disculparse en Cuba por ejercer en México la democracia.

Cuba ha sido un punto de redefinición de la izquierda mexicana, En diciembre del 2000, Rosario Robles le dio a Castro las llaves de la ciudad en una ceremonia que puso a Cuba y a Castro como eje de la propuesta del PRD ante el ascenso de Fox. Y la corriente de la "nueva izquierda" de Jesús Ortega envió a Jesús Zambrano a disculparse por el voto de México en una jugada política que subordinó a esa corriente a los dictados del socialismo estatista, autoritario y militarista del Comandante cubano.

El problema del PRD y de la corriente progresista del PRI respecto a Cuba no radica solamente en los principios de la política exterior, sino también en las definiciones ideológicas. La izquierda se ha olvidado muy pronto que la defensa de los derechos humanos y de los derechos políticos ha sido un principio de definición de la democracia que se quiere. Por lo tanto, esa izquierda ha cometido el error de criticar al gobierno de Fox por ejercer el derecho democrático al voto. El PRD protege a uno de los tres sistemas autoritarios del socialismo no democrático, junto con China y Corea del Norte.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:49 am

ContinuaciónPero la renovación ideológica y política de la izquierda, acaba de escribir el ex dirigente comunista Gilberto Rincón Gallardo, tiene que pasar por "la discusión (subrayados de CR) sobre Cuba con realismo, con sentido democrático y bajo el criterio de principios como los derechos humanos que no concebimos ajenos a nuestra idea de México progresista".

Cuba, pues, será punto de referencia de la izquierda en la transición democrática de México.

El texto de Rincón --Reforma, sábado 20 de abril-- adquiere especial importancia sobre el tema de los derechos humanos en Cuba. Combatiente del Partido Comunista Mexicano en los años de la más severa represión priísta, Rincón fue miembro de su comité central en la clandestinidad y en la legalidad. Pero Rincón también fue preso político de 1968 a 1971 acusado por el Estado de participar en la rebelión estudiantil del 68. Por tanto, Rincón sabe de las argumentaciones obtusas del Estado para encarcelar a los disidentes y entiende la lucha por la democracia en Cuba reprimida por el Estado.

Rincón es directo en sus apreciaciones. "La Cuba real es aquella en la que el gobierno de Fidel Castro mantiene una dictadura de 40 años que suprime los derechos civiles y políticos y restringe y reprime formas independientes de organización y corrientes alternativas de opinión". Y para Rincón la Cuba real es también la de los grandes logros sociales y la que padece el "bloqueo injusto y arrogante" de Estados Unidos, aunque este hecho le sirve, dice, al gobierno de Castro como "pretexto para mantener la supresión interna de derechos y libertades".

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:49 am

Continuación:Sin estar en la agenda de la transición, Cuba ya se metió en el debate para definir los espacios de la izquierda mexicana. Para Rincón, Cuba es vista aún "por muchos sectores de la izquierda mexicana como la hazaña permanente de resistencia al imperialismo y como ejemplo de lucha por la justicia social. Pero no nos engañemos: se hace esto aquí porque se sabe que no se va a vivir allí, que no se tendrá que hacer política bajo las condiciones de la dictadura". Pero "ni la Cuba real ni la Cuba fantasmal constituyen hoy en día un modelo para el proyecto político serio" en México.

El debate abierto por Rincón es de fondo. Rompe el esquematismo que aconseja perdonarle los excesos autoritarios a Castro por su férrea crítica frontal a Estados Unidos. Pero Rincón se pregunta: "¿por qué la izquierda mexicana, para sentirse coherente en su crítica a los excesos norteamericanos, ha de estar obligada a justificar la violación a los derechos humanos que no aceptaría, me consta, en nuestro país?"

Agrega Rincón: "a la mayoría de los jóvenes mexicanos Cuba ya no les dice nada. Los años heroicos de la revolución están muy lejos y lo que ven es un régimen autoritario con 40 años encima que cancela libertades. Acaso porque esta juventud (mexicana) no ha tenido que luchar, como muchos de nosotros, con la Cuba fantasmal que fue parte de nuestra visión del mundo, Cuba no es para ellos un modelo de sociedad a defender o, al menos, una suerte de vicio que justificar".

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:50 am

Continuación:"Como todos los regímenes del socialismo autoritario, el de Cuba ha hecho pedazos las libertades en aras de la justicia social. En contraste, un proyecto de izquierda moderna no considera que sean sacrificables esas libertades por ningún motivo, aunque lucha a fondo por la justicia social. Más allá de las emociones, Cuba es algo más que un tema de política exterior: es también el índice de distancia entre un proyecto de izquierda moderna y uno tradicional en México".

Así, el conflicto con Cuba no sólo lastimó al gobierno de Fox, sino que viene de regreso como un problema de definición ideológica de una parte de la izquierda perredista. La presencia en Cuba de Zambrano, de la "nueva izquierda" de Ortega, para postrarse ante el dictador Castro abrió una fractura seria en sus definiciones básicas: la vía cubana --sin libertades y con represión-- es el modelo de izquierda que proponen para México. Desde la caída del Muro de Berlín, todas las izquierdas han incluido el tema de los derechos humanos como una definición básica de sus propuestas. En México, sin embargo, la izquierda del PRD ha retornado al estalinismo.

Lo peor de todo es que se trata de la izquierda mexicana que fue reprimida por el sistema autoritario priísta y que enarboló la bandera de lucha de las libertades políticas y democráticas. Pero el PRD acaba de mirar hacia atrás y quedó convertido en estatua de sal.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:50 am

Naves quemadas y los chantajes de Castro
Cuando se percató que el voto de México en Ginebra sería a favor de la iniciativa de Uruguay contra la violación de los derechos humanos en Cuba, Fidel Castro mandó un mensaje que era prácticamente un chantaje: si México votaba en contra de Cuba, Castro daría a conocer el mensaje privado de Fox para pedirle que limitara su asistencia a Monterrey.

En este contexto, las revelaciones ayer de Castro --producto del espionaje político contra el presidente de México para usar la información como mecanismo de chantaje político-- deben leerse como una medida desesperada para diluir la decisión mexicana contra Cuba por la violación de derechos humanos y la represión de los derechos políticos en Cuba.

Aislado por el voto en Ginebra, Castro está quemando sus últimos cartuchos. Hábil en el manejo de maniobras guerrrilleras en la política diplomática, Castro no ha hecho sino convertir un voto contra Cuba en un problema de política interior de México. Castro se vio obligado a revelar conversaciones privadas con otros jefes de Estado, lo que lleva a la apreciación de que todas las conversaciones con Castro podrían ser manipuladas contra otros interlocutores.

La intención de Castro está muy clara: provocar la caída del presidente Vicente Fox, electo democráticamente el 2 de julio del 2000, hecho que el propio Castro no puede acreditar porque mantiene el poder desde 1953 por la vía de la fuerza y la represión.

El segundo chantaje de Castro ocurrió al terminar su conferencia de ayer: si la grabación era mentira, Castro renunciaba; si era verdad, entonces Fox debería de renunciar. Por tanto, Castro se ha convertido en una pieza clave para la restauración del viejo sistema priísta, el mismo que durante 50 años protegió a Castro y le permitió la represión de los derechos humanos y políticos en la Isla.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:51 am

Continuación:El trasfondo del conflicto México-Cuba no es ni siquiera por diferendos personales entre Castro y Fox o entre Castro y Jorge G. Castañeda. El motivo de la irritación de Castro tuvo que ver con la derrota del PRI, partido al que Castro había afianzado en la presidencia de la república en diciembre de 1988 cuando le dio la espalda a Cuauhtémoc Cárdenas y asistió a la legitimación de Carlos Salinas en la presidencia de la república luego de un fraude electoral operado por Joseph-Marie Córdoba Montoya y Manuel Bartlett Díaz.

Así, Castro se ha dedicado en estos meses a intervenir en los asuntos políticos internos de México, mientras los perredistas traicionados por Castro en 1988 hablan de que México violaba la soberanía interna de Cuba con el voto en Ginebra. México, sin embargo, ejerció el principio de defensa de los derechos humanos en política exterior, mientras Castro maniobró con revelaciones diplomáticas y utilizó a legisladores del PRD para obligar a Fox a renunciar a la presidencia de México.

Las revelaciones de ayer de Castro le dan un giro espectacular a los incidentes ocurridos en la embajada de México en La Habana. Se trató, en consecuencia, de una maniobra operada por Castro para arrinconar a México. Castro se situó personalmente en la embajada para atraer la atención. El gobierno panista de Fox se había abierto a las protestas de los disidentes cubanos, organizaciones defensoras de derechos humanos y derechos políticos. En Cuba está prohibida la disidencia, no existe libertad de expresión, la oposición no tiene derechos y hay presos políticos en cárceles cubanas.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:51 am

Continuación:A diferencia de otras ocasiones, el voto en Ginebra contra la violación de los derechos humanos en Cuba va a causar enorme desestabilización en Cuba. Los apoyos de Castro se habían ido desarticulando. En América Latina, su único aliado es Hugo Chávez en Venezuela. Y con México, Castro quería que el gobierno panista de Fox --que le arrancó al sistema priísta la victoria presidencial luego de 71 años de fraudes electorales y represiones-- se comportara exactamente igual que los gobiernos priístas. Sólo que Fox le ganó la presidencia al PRI, que manejo un sistema político autoritario similar al de Cuba.

De ahí que Castro se haya visto obligado a chantajear a México: la abstención de voto a cambio de no revelar la conversación de Fox con Castro. La jugada de Castro fue extrema y tiene una explicación: Castro quiere distraer la atención de la decisión de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU de observar la violación de los derechos humanos en Cuba. El problema no es Monterrey sino la represión.

Si México rompe relaciones con Cuba, Castro tendrá el pretexto para encerrarse más en Cuba y profundizar la represión de la disidencia política. Es el estilo Castro. Como al hombre fuerte de Cuba se le agotó el argumento de que la represión había permitido una política de desarrollo social, ahora Castro llevó el conflicto a un enfrentamiento con el presidente de México.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:51 am

Continuación:La petición de López Portillo a Castro en 1981 para que no llegara a la reunión Norte-Sur no le preocupó a Castro porque le arrancó concesiones políticas a México: cerrar los ojos ante la represión. Pero se dio el hecho singular de que México en esos momentos estaba embarcado en una operación de represión contra la guerrilla --por cierto entrenada en Cuba-- y que el responsable de la guerra sucia mexicana era Fernando Gutiérrez Barrios, el gran amigo de Castro al que recibían en La Habana como jefe de Estado. Castro, así, fue cómplice con la represión priísta a la disidencia de izquierda que luego dio a luz al PRD.

En este contexto, México no debe romper relaciones con Cuba porque eso justamente quiere Castro para endurecerse hacia dentro y para rehuir la decisión de la Comisión de Derechos Humanos en Cuba. México ya sabe que no puede confiar en Castro y los perredistas y priístas que fueron a pedirle disculpas a Castro deberían de entender que fueron peones del juego de poder de Castro.

La conclusión está a la vista: los tiempos de Castro se agotaron. A Castro le llegó su hora final.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:52 am

Por qué el odio de Castro a Castañeda
La biografía del Che Guevara que escribió Jorge G. Castañeda aporta suficientes elementos para entender el odio de Fidel Castro contra el hoy canciller mexicano. Así, el hombre fuerte de Cuba ha trasladado a las relaciones diplomáticas entre dos Estados las pasiones personales de la política. El Castro de Castañeda es manipulador y oportunista.

El libro La vida en rojo le dedica dos capítulos a la aventura del Che en Bolivia, donde fue capturado y asesinado en octubre de 1967. El trasfondo de ese episodio le permite a Castañeda hacer un dibujo atípico --crítico-- de Castro, despojándolo de la imagen mítica del líder endiosado y colocándolo en la tierra como un personaje perverso, manipulador y dispuesto a impedir popularidades diferentes a la suya.

Pero Castañeda va más al fondo. La aventura de Bolivia le permitió a Castro deshacerse del Che, un espíritu rebelde que estaba criticando severamente la subordinación de Cuba a los dictados de la URSS. Y el Che estaba enterado de las jugadas secretas de Castro. Escribe Castañeda: "justo en el momento en que Fidel Castro trata de canjear (subrayados de CR) su apoyo a la revolución continental por una coexistencia pacífica con Washington, en el instante preciso en que la nueva dirigencia soviética parece optar por reducir las anteriores tensiones con EU, el Che, en el contacto cubano-norteamericano de más alto nivel en varios años, se vanagloria del compromisos internacionalista de La Habana".

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:53 am

Continuación:La batalla del Che en Bolivia fue clave para definiciones de poder en Cuba. Castro estaba de acuerdo en la revolución continental, pero a su manera. "Una cosa era pertrechar a revolucionarios latinoamericanos; otra muy distinta era confrontar a la Unión Soviética. Para el Che ambas estaban emparejadas y simplemente no toleraba la ambivalencia implícita en los malabarismos de Fidel. Este de regocijaba en ellos, aquél los aborrecía", dice Castañeda en su libro.

El Che quería organizar la guerrilla en Argentina, pero Castro no lo aprobaba. Y tampoco lo quería en La Habana. Se planeó Bolivia, pero cuenta Castañeda que Castro le escondió información al Che y lo dejó ir prácticamente a la muerte segura. Esta parte del libro fue la que desquició a Castro. Explica Castañeda que "Fidel y Piñeiro (el jefe Barbarroja del espionaje cubano) le ocultan al Che, hasta donde les resulta posible, la complejidad de los sentimientos y de las diversas posturas (de los bolivianos)".

Para evitar que el Che vaya a Argentina, "se construye así una cadena de engaños, malentendidos, eufemismos y simulaciones que concluyen en una conclusión preliminar: iniciar la lucha armada en Bolivia contra viento y marea. Después convergerán en un desenlace trágico: el fracaso completo de la tentativa y la muerte atroz o heroica de todos los participantes directos".

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:53 am

Continuación:Castro le pidió al intelectual francés Regis Debray un reporte sobre Bolivia para ayudar al Che en el arranque de la guerrilla. Debray cumple la tarea y sugiere dónde comenzar la lucha. "Pero, según recuerda hoy Debray, el Che jamás recibió el estudio que remitió a Barbarroja y por tanto no asimiló del todo la enorme diferencia que imperaba en la zona de Beni (sugerida por Debray) y el sureste (donde comenzó el Che)". Un compañero de Guevara dijo: "Al Che lo engañaron". Barbarroja no envío avanzada a Bolivia, El Che fue a ciegas.

El Che se quedó aislado. En la reunión de la Organización Latinoamericana de Solidaridad en La Habana el 15 de octubre de 1967, cuenta Castañeda, Fidel ignoró a situación del Che y evitó la solidaridad que le hubiera salvado la vida.

En su libro, Castañeda maneja dos interpretaciones sobre la muerte del Che: "una descansa en la hipotética decisión del gobierno de Cuba de apoyar inicialmente al Che con medios limitados para sacrificarlo después; la otra presupone buena voluntad de la isla junto con una enorme impericia que condujo al fracaso".

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:53 am

Continuación:En la primera hipótesis, Castañeda maneja información sobre la subordinación creciente de Castro a Moscú. Ahí se incluía el Che porque la guerrilla en Bolivia había provocado irritación en Washington y reclamos a la URSS. De acuerdo con un testimonios recogido por Castañeda, Kosigin, alto dirigente de Moscú, le advirtió a Castro: "o cesa la ayuda cubana a las guerrillas en AL o cesa la ayuda soviética a Cuba".

Cuando le preguntaron sobre el rescate del Che, Castro respondió que las posibilidades eran nulas. Sin embargo, escribe Castañeda, "¡cuantos comandos cubanos no hubieran entregado con gusto la vida para salvar al comandante Ernesto Guevara!" Las conclusiones de Castañeda de este episodio irritaron a Castro porque dibujan el lado perverso del poder:

"Fidel poseía varios motivos adicionales para descartar esta eventualidad (el rescate). El dilema de fondo ya no yacía en el fracaso sino en el éxito: ¿qué hacer con el Che si se le rescataba de un nuevo lance?". "A Fidel se le presentaría nuevamente un conflicto desgarrador: diseñar una alternativa entre la muerte y la rendición/residencia/resignación en Cuba de su compañero de armas"

"De haberse contemplado con seriedad la opción de un salvamento", agrega Castañeda, "es probable que Fidel Castro hubiera resuelto que un Che mártir en Bolivia servía más a la revolución que un Che vivo, abatido y melancólico en La Habana. Uno permitía crear un mito, avalar decisiones cada día más engorrosas, construir un martirio emblemático que la revolución requería para colocarlo en el panteón de los héroes, al lado de Camilo Cienfuegos y Frank País".

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:56 am

México y el lado oscuro de Fidel Castro

Ahora que el PRI y el PRD andan rindiéndole homenaje a la diplomacia cubana, sería bueno que preguntaran, como quién no quiere la cosa, por qué el gobierno de Fidel Castro desató una ola de arrestos políticos en Cuba como consecuencia de la ocupación de la embajada mexicana en La Habana por presuntos inconformes cubanos.

De acuerdo con defensores de derechos humanos de Cuba, cuando menos 32 disidentes fueron arrestados sin orden de aprehensión y por razones políticas. Asimismo, entre 130 y 200 personas habían sido detenidas por la policía política de Fidel Castro.

En un mensaje televisado, el hombre fuerte de Cuba por más de 40 años declaró que los detenidos eran "delincuentes y lumpen" con sanciones previas. Eran "escoria irresponsable y marginal", dijo Castro con evidente desprecio. Sin embargo, el asunto no era de clase social sino de intimidación: la policía política castrista utilizó el incidente de la embajada de México en La Habana para reprimir la disidencia política y castigar --en el estilo paternalista del estalinismo castrista-- a los que buscaron un encuentro con el presidente Fox para denunciar la represión política en la isla caribeña.

En este contexto, el incidente en la embajada mexicana en Cuba adquirió otro cariz: no fue una respuesta espontánea a declaraciones del canciller Jorge G. Castañeda en Miami, sino una maniobra del gobierno de Castro para obligar a México a someterse a las condiciones cubana. Para el embajador mexicano Ricardo Pascoe, el asalto a la embajada mexicana fue intencionado.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:57 am

Continuación:
El debate sobre las relaciones México-Cuba debe evaluarse, por tanto, alrededor de cinco puntos:

1.- La relación México-Estados Unidos pasó necesariamente por Cuba. México utilizó el apoyo a Cuba como un punto de definición de su diplomacia de confrontación con EU. Ahora que México no busca la confrontación o el agravio histórico, Cuba ya no interesa. Pero sin el apoyo de México, Cuba y el gobierno dictatorial de Fidel Castro se quedarán aislados en el continente. De ahí que Castro esté fabricando incidentes para obligar a México a seguir apoyando incondicionalmente a Cuba. Por eso Castro busca con desesperación que México regrese a la confrontación con EU. Castro quiere que Castañeda se vaya y poner un canciller mexicano a la medida de los intereses de Cuba.

2.- El expediente Cuba formó parte de la diplomacia mexicana en cuando al intento de EU de aislar a la isla en los sesenta. Pero la figura de Castro fue un expediente del PRI. El nacionalismo priísta se alimentó del conflicto con Estados Unidos. El Gustavo Carvajal que hoy critica a Castañeda fue el Carvajal que le entregó dinero mexicano a la guerrilla sandinista para combatir a Somoza. Pero el sandinismo ya estaba ligado, vía Cuba, al financiamiento del libio Kadafi. Los sandinistas llegaron al poder, ejercieron un modelo priísta, cayeron en la corrupción --como cuenta el ex vicepresidente Sergio Ramírez en Adiós muchachos-- y perdieron el poder por la vía electoral.

Sin embargo, en el expediente PRI-Castro hay un espacio que nadie quiere aclarar: el apoyo de Castro a los grupos guerrilleros mexicanos para derrocar al PRI. Oficialmente Cuba no entrenó ni financió a la guerrilla mexicana. Pero la guerrilla mexicana fue entrenada en Cuba y utilizó las banderas castristas para buscar la implantación en México de un régimen comunista al estilo Cuba.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:57 am

Continuación:3.- Cuando era perseguida, la izquierda mexicana buscó la condena internacional contra el sistema represivo priísta. En nombre de la Revolución Mexicana y su política social y educativa popular, el PRI persiguió disidentes, asesinó opositores, llenó cárceles de presos políticos y cerró los espacios a la democratización igual que Castro en Cuba. El deterioro del sistema priísta tuvo especial relación con la denuncia internacional por la violación de los derechos humanos.

Los mexicanos movilizaron a Amnistía Internacional, Americas Watch y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA. Inclusive, la señora Robinson --enviada especial de la ONU para derechos humanos o ejecuciones extrajudiciales-- ha estado en México para reportar represiones y ha contado con el apoyo y el beneplácito del PRD. Pero ahora resulta que México está imposibilitado para votar en Ginebra una resolución que enviaría a la señora Robinson a Cuba a indagar la violación de los derechos humanos. Hoy es atentatorio pedir que la señora Robinson vaya a Cuba cuando la izquierda mexicana la llevó a Chiapas.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:57 am

Continuación:4.- Castro ha ocultado detrás de su guerrilla personal contra Castañeda el verdadero propósito de su ofensiva diplomática: acotar a Fox, darle más fuerza a la alianza política PRI-PRD --Carbajal y Martí Batres-- y evitar la modificación de los protocolos diplomáticos del priísmo que fueron en el pasado la coartada para represiones aquí que nunca fueron condenadas por Cuba porque no quería enemistarse con el priísmo. Castro sabe que el gobierno de Fox no responde al populismo y menos al socialismo de Estado y por tanto la alianza de México con Estados Unidos por la vía económica será una derrota para Castro.

5.- El PRD se ha olvidado del factor Carlos Salinas. Castro traicionó a la izquierda mexicana en 1988 y traicionó la memoria del general Cárdenas cuando arribó al Palacio Legislativo de México a legitimar el ascenso de Salinas al poder, pese al fraude contra Cuauhtémoc Cárdenas. Salinas, que tiene cuentas pendientes por los más de 500 perredistas asesinados en su sexenio, ha encontrado un santuario en Cuba. Y no debe olvidarse que uno de los odios caribeños de Salinas es Jorge G. Castañeda. Por tanto, Castro estaría haciéndole el trabajo sucio a Salinas en contra de Castañeda, y con el beneplácito activo del PRD cardenista.

Detrás de la estridencia de Castro hay un escenario político que debe revisarse. México ya no puede ser cómplice de la dictadura de Castro en Cuba como lo fue durante el reinado priísta. En Ginebra se verá si el México de la alternancia traiciona su origen y protege a Castro o vota para que la ONU investigue, como en México, las violaciones a los derechos humanos y políticos fundamentales.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:58 am

Castro y la ingenuidad mexicana del PAN

En la visita en enero de más de un centenar de legisladores mexicanos a Cuba, el longevo hombre fuerte cubano --con más de 43 años en el poder-- hizo enormes esfuerzos para no soltar una carcajada de burla. Resultó que el diputado panista Ricardo Alanís le propuso a Fidel Castro que la cancillería mexicana se hiciera cargo de la negociación con Estados Unidos para terminar con el bloqueo económico.

Castro abrió los ojos ante esa desmesura. Y tuvo que hacer gala de su lenguaje cantinflesco --el filósofo de cabecera de su admirado amigo Hugo Chávez-- para salir del atolladero sin faltarle el respeto a los ingenuos legisladores mexicanos:

"Me hacen una pregunta a mí, y ha surgido una idea hoy. Decir no, es malo; pero decir sí, puede ser ridículo porque es la primera vez que escucho eso. Puedo decir que como principio de todo esfuerzo que se hace en todas partes del mundo por la paz, es bueno. Y estoy contento de oír algo así".

Esa reunión pudiera considerarse como la jugada maestra del viejo revolucionario cubano: sin creer en el pluripartidismo en su país, crítico del pluripartidismo en otras naciones, Castro quiere aprovechar la democracia mexicana después de la derrota del dinosaurio priísta para intentar colocarle a Fox un contrapeso político e institucional y obligarlo a que siga con las prácticas priístas. Esos legisladores son hoy los que piden la cabeza del canciller Jorge G. Castañeda porque decidió dar por terminada las relaciones mexicanas con la Revolución cubana hoy teñida de autoritarismo, represión y segregación social.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:59 am

Continuación:Hábil explotador de un pasado heroico que terminó en un Estado autoritario similar al priísmo que derrotó el voto el 2 de julio del 2000, Castro ha sabido moverse en la ciénega del oportunismo. Lo malo es que los legisladores mexicanos siguen deslumbrados con Castro. Y no es para menos. El politólogo Jesús Silva-Herzog Márquez escribió, luego de la masiva visita a Cuba, que los legisladores babeaban ante la figura obesa, cansada, enferma, encanecida y autoritaria del dictador caribeño.

Lo malo es que los legisladores mexicanos siguen obnubilados --un sinónimo de la palabra usada por Silva Herzog Márquez-- por Castro. Y se olvidan que el debate de fondo va más allá del romanticismo de una revolución cubana pervertida por el autoritarismo personalista de los hermanos Castro. El tema central tiene que ver con la democracia. Y en su diferendo diplomático con México, Fidel Castro ha mostrado el verdadero rostro autoritario del sistema político cubano.

Mientras en México el Congreso tiene libertad para criticar y llamar a cuentas al secretario de Relaciones Exteriores, en Cuba el poder legislativo es un apéndice de Castro, como antes ocurría en el sistema político priísta. En Monterrey, por ejemplo, Castro le dio al jefe del poder legislativo cubano, Ricardo Alarcón, la representación de jefe de Estado. Si en México hubiera ocurrido algo similar, el gobierno foxista habría sido ya lapidado por disponer a su antojo del legislativo.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:59 am

Continuación.Lo mismo ocurre con los medios. En México, el 90 por ciento de la prensa escrita ha criticado severamente al canciller Castañeda y al presidente Fox por el incidente con Castro y con Cuba. En Cuba, en cambio, es imposible porque no existe la libertad de prensa y los medios son controlados por Castro. Si se revisan los editoriales de Granma y Juventud Rebelde, la construcción de los textos no es más que una apología de culto a la personalidad de Castro, una copia de los tiempos en que la prensa soviética adoraba a Stalin.

Las falacias de Castro no terminan en el hecho de aprovechar el sistema democrático mexicano para arrinconar a Fox pero evitando que la prensa en Cuba discuta con la misma libertad el incidente con México. Hay hechos más graves que ilustran la mentalidad estaliniana y autoritaria de Castro: el dictador cubano estableció que la presunta conducta pronorteamericana de Castañeda y Fox constituían una violación de la soberanía cubana, pero Castro lo hace interviniendo en la vida política interna de México al reclamarle a Fox que siga teniendo como canciller a Castañeda. Al final, Castro quisiera designarle a Fox un canciller funcional a los intereses de Cuba; es decir, Castro viola la soberanía mexicana.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 11:59 am

Continuación:
Así, los legisladores mexicanos cayeron ingenuamente en el juego de intervención de Cuba en asuntos mexicanos --nombramientos del gabinete y definición de políticas públicas-- y quieren complacer al dictador de Cuba y poner en la cancillería mexicana a un diplomático que voltee hacia otro lado mientras Castro reprime a su pueblo sin observación internacional. Y los legisladores mexicanos fueron electos en el proceso electoral mexicano que marcó el fin del autoritarismo estatista y presidencialista priísta, mientras que Castro les dijo públicamente a los legisladores mexicanos que "soy enemigo del plupartidismo".

Pero los legisladores del pluripartidismo mexicano que fue producto de una lucha democrática que costo sangre y represiones defienden al dictador que no quiere el pluripartidismo. Y apenas el viernes pasado, Castro dijo, en la inauguración del curso de preparación integral para jóvenes, que "cuando se aprecian hechos como éste (el acarreo de 12 mil jóvenes adoctrinados), se puede empezar a soñar que un día habrá sociedades comunistas". De eso se trata: aprovechar el sistema democrático para instaurar el comunismo que no respeta la democracia.

Si se entienden las maniobras de poder del castrismo, la jugada contra Castañeda tiene un destino final: evitar que la política exterior de México se democratice y contribuir desde Cuba a una crítica contra el gobierno que derrotó al sistema político autoritario del PRI. En consecuencia, el problema para Castro no es Castañeda sino la alternancia democrática mexicana que representa un ejemplo político para los sistemas políticos unipersonales, estatistas y autoritarios como el de Cuba. A Castro le conviene un regreso del PRI al poder y no un panismo comprometido con la democracia.

Algo tenía el mojito que les dio Castro a los legisladores mexicanos que prefieren defender la dictadura cubana que la alternancia democrática mexicana.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 12:00 pm

Castro: affaire Castañeda; affaire Allende
Al final de cuentas, el canciller mexicano Jorge G. Castañeda no debe estar preocupado por el affaire Castro. No ha sido el primer diplomático en padecer los comportamientos teatralmente histéricos de Fidel Castro. En 1971, Castro le hizo un oso al presidente Salvador Allende para lograr la salida de la representación diplomática chilena en La Habana del escritor Jorge Edwards, entonces encargado de negocios, por presuntas actividades contra la Revolución Cubana.

La historia de Edwards tuvo repercusión internacional negativa, a pesar de la relación política entre Allende y Castro. Pero el dirigente cubano había descubierto que Edwards se había reunido con escritores disidentes y sobre todo con Heberto Padilla, el narrador y poeta que sería encarcelado por Castro para evitar su obra crítica al gobierno y liberado después de una autocrítica al estilo estaliniano.

El trasfondo de la historia de Edwards radicó en el hecho de que Castro había sometido al diplomático chileno a un severo sistema de espionaje político. Castro se enteró del contenido de las reuniones de Edwards con intelectuales cubanos disidentes por los micrófonos instalados ilegalmente en oficinas y habitaciones del enviado de Allende. En esas reuniones se hablaba duramente contra Castro y el régimen policiaco cubano.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 12:01 pm

Continuación:Castro utilizó esa información para acusar a Edwards con el presidente Allende. La intención de Castro, diría después en Barcelona el propio Edwards --como cuenta María Pilar Donoso, esposa de José Donoso, en el apéndice de Historia personal del boom-- era propiciar que Allende lo echara del servicio diplomático. Castro --como ocurrió con Castañeda-- quería controlar la diplomacia de otros países hacia Cuba. Edwards había llegado a La Habana a abrir la embajada. Como escritor, Edwards se había reunido con colegas del oficio. Pero como en Cuba está prohibida la libertad de pensamiento, los escritores cubanos no tienen autorización para pensar diferente a Castro.

La represión a intelectuales en Cuba ha girado en torno a la doctrina autoritaria de Fidel Castro: "con la Revolución, todo; contra la Revolución, nada". Amigo de Raúl Castro y participante en la lucha guerrillera, el escritor Norberto Fuentes ha sido otra víctima del autoritarismo castrista. En 1968 Fuentes le llevó a Castro su libro Condenados de Condado, breves cuentos sobre los contras cubanos cuando el fidelismo estaba en el poder, y Castro estrelló el libro contra la pared. Para Castro, escribir textos que no alabaran a la Revolución y a él mismo era "desperdiciar sus talentos" de los escritores.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Historias del Poder

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:44 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.