Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 37 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 37 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Juventud Rebelde: «nuestro caballo “tiene el tiempo conta’o”»

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Juventud Rebelde: «nuestro caballo “tiene el tiempo conta’o”»

Mensaje por odioafifo el Dom Jun 14, 2009 3:42 pm

Humor.

Juventud Rebelde: «nuestro caballo “tiene el tiempo conta’o”»
Se acerca ya el mes de agosto, nuevo cumpleaños de Castro I y ya la prensa cubana comienza sus aproximaciones al «Caballo». Sigue vía elíptica y lo hace en Juventud Rebelde. También a Jesús le gustaban las parábolas.

Pero la frase final es definitiva: «nuestro caballo “tiene el tiempo conta’o”».
Repasemos
la pieza sobre el «corcel».


Corcel matancero impresiona por su longevidad


(Birán se convirtió en Matanzas, la Atenas de Cuba. A «caballo» que acaba de ser aplaudido en la Comisión de derechos humanos en Ginebra se le modifica el lugar de alumbramiento –término poco apropiado para el zar de los apagones, ya sé– y donde fue Birán se escribe Atenas, cuna de la democracia).

De color dorado, cumplirá 38 años. Su buena salud y los cuidados de sus dueños seguro le propiciarán una más larga existencia.

(El color es más bien cenizo, los años 83 y los cuidados se los proporcionan sus súbditos. La amenaza de longevidad es tronco de amenaza.)

Por: texto y foto Hugo García

11 de junio de 2009 00:34:03 GMT
MATANZAS.— Jacomino va a cumplir 38 años de vida en los potreros de Ceiba Mocha, municipio de Matanzas, lo que significa que es un equino longevo. De color dorado, hace 14 años que lo «jubilaron». Sus dueños lo han soltado en un potrero para que viva libre recordando aquellos relinchos, cuando se iba «por la mañana con su pasito apurao,/ a verse con su potranca,/ que lo tiene embarbascao», igual que la historia de la ranchera del venezolano Simón Díaz.

(Jacomino: ¿no habría sido mejor «Jacobino»?; ¡Cómo se habrá reído Dalia Soto del Valle al verse llamada «potranca»! )

Los caballos viejos renquean suavemente por caminos y llanuras. Sin embargo, Jacomino es un ejemplar fuerte, con todos sus dientes, síntoma de una buena salud y de que podría vivir otros muchos años.

(Aquí el redactor desaprovechó un guiño a la dedicación del corcel a las «reflexiones». Corre por «caminos y llanuras», escribió, cuando pudo decir que corre por «sabanas»: «sábanas» se le suele llamar a las páginas de los periódicos.)

Nació allá por 1971, en el poblado de Ceiba Mocha, cerca de la ciudad de Matanzas. Legalmente su padrón lo identifica como M1-183. Apenas ha tenido dos dueños, lo que pudo influir en su longevidad, por el cuidado que le brindaron tanto en la alimentación como en el trabajo.

(«Apenas ha tenido dos dueños» que se ocuparon de su alimentación. Hmm… Arriesgado eso de los dos dueños. El Kremlin, sí, pero Chávez, ¿dueño también?)

«No lo vendemos ni por todo el dinero del mundo», se afinca en esa decisión su dueño heredero Tomás Antonio González Hernández, mientras nos cuenta de la cantidad de personas que han querido comprárselo.

(Típica jerga revolucionaria y martiana: «toda la gloria del mundo» y esas cosas…)

No es lo que se dice un ejemplar vistoso, aunque encanta por su espíritu explosivo cuando alguien se le acerca.
En nuestra segunda visita, Tomás Antonio lo montó a pelo limpio, y Jacomino impuso su ímpetu como en los años en que su sangre hervía ante cualquier potranca.

(A vueltas con las potrancas: ímpetu y sangre hirviendo… La mitología del «caballo» a pulso. Algo irrespetuoso eso de montarlo a pelo limpio, la verdad.)

Ya montado, trotó un poco por la pradera y se notó su resabio, algunas malas pulgas que traen consigo los achaques de la senectud.

(¡Esa es mi prensa cubana, caray! ¡Siempre crítica! Apuesto que los resabios y las malas pulgas se disparan si el jinete graba la palabra «Obama» en las espuelas.)

La ciencia no ha dicho aún la última palabra sobre la correlación de la edad humana con la equina; no obstante, los especialistas estiman que un caballo de 30 años de edad equivaldría a una persona de 80.

(No necesitaba incurrir en ese paralelo; ya sabíamos de qué va el artículo, ¿no? Pero esa es también mi prensa cubana: ¡ama el didactismo redundante!)

«Mi papá, Ramón Enríquez, era jefe de lote de la Empresa de Cultivos Varios en Ceiba Mocha cuando lo compró a finales de la década del 70, y luego un primo nuestro lo empleó para trasladarse diariamente en un carretón desde el pueblo donde vivía hasta su finca, diez kilómetros sumando ida y vuelta.
«Nunca se ha revirado ni atropellado a nadie», lo elogia Tomás, quien nos dice que aún tiene muy buenas condiciones.

(¡Ah, no, no! ¡Eso sí que no! ¡¡¡Que nunca ha «atropellado a nadie???»)

Desde el hocico hasta las orejas todo su pelambre está canoso. Sus dientes son enormes, lo que denuncia vejez.

(Cierto.)

El caballo más longevo de que se tenga noticias fue Old Billy, que murió a la edad de 62 años, en Inglaterra. Todavía a Jacomino le faltan 25 para romper ese récord.

(Ahí el dato más relevante del artículo. Lo que le queda de vida y reflexiones a nuestro Old Billy: 25 años. Luego, por estos días va a la barrica el licor con que celebrar su paso a mejor vida.)

«La expectativa de vida de los caballos depende del trato que les brinden sus dueños», sostiene Israel García, veterinario.
El promedio de vida de un caballo se sitúa en torno a los 24 años, y entre las razas más longevas se distinguen las orientales y el pura sangre inglés.

(Las razas orientales: ¡exacto! ¿A qué inventarle que es matancero cuando Birán está en Oriente y su raza es la longeva oriental?)

En la finca El palenque pasa sus días este singular caballo, y hasta el niño Brhantony González lo ha montado con suavidad y conoce del amor que le profesan los mayores de la familia.
La buena salud de Jacomino y los cuidados de sus dueños seguro le propiciarán una más larga existencia. La pérdida de brillo en su pelo y la aparición de canas son síntomas evidentes de que nuestro caballo «tiene el tiempo conta’o».

(¡¡¡«Nuestro caballo “tiene el tiempo conta’o”»!!!
Espera, espera: léase, again: «nuestro caballo “tiene el tiempo conta’o”».
Digo yo que Hugo García, redactor de esta pieza antológica, no va a dormir esta noche en su casa.
La única ventaja del cambio de alojamiento: allá donde va a dormir nunca se va la luz. Ni aunque uno lo pida...)

(
http://www.cubaencuentro.com/jorge-ferrer/blogs/el-tono-de-la-voz/juventud-rebelde-nuestro-caballo-tiene-el-tiempo-conta-o#comment

odioafifo
Moderador

Cantidad de mensajes : 2578
Valoración de Comentarios : 423
Puntos : 3758
Fecha de inscripción : 02/09/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.