Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 36 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 36 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

LA JUVENTUD CUBANA,ESPEJO A LA JUVENTUD VENEZOLANA.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA JUVENTUD CUBANA,ESPEJO A LA JUVENTUD VENEZOLANA.

Mensaje por Romano el Mar Jun 02, 2009 12:51 pm

La generación irreverente
Osmar Laffita Rojas
LA HABANA, Cuba, junio - En la edición del pasado 22 de mayo del periódico Granma apareció un artículo de la periodista Leticia Martínez Hernández, que con el título “Juventud, PERDIDA, aborda los problemas de los jóvenes cubanos.
Asombrosamente, recurriendo a argumentos fácilmente desarmables, presenta un escenario idílico y falso de los terribles problemas en que está sumergida la juventud cubana. La periodista omitió la gran demora de los jóvenes cubanos en emanciparse y salir del hogar de sus padres. La causa radica en que los ingresos que reciben por las labores que desempeñan son insuficientes para poder independizarse, y no les queda otra opción que sufrir todas las privaciones en casa de su familia.
Por la precariedad material existente, los jóvenes están apresados en un círculo vicioso. Observan impotentes cómo la sociedad los cerca y liquida. No encuentran ningún vericueto para cortar el cordón umbilical que los ata a sus padres. Resulta difícil la emancipación temprana porque el gobierno no les brinda las oportunidades que desean.
Uno de los problemas que más contribuyen a la distorsión de muchas conductas que vemos a diario, es la cada vez menor oportunidad de conseguir trabajos atractivos. Los jóvenes, por lo general, rechazan las ofertas laborales, lo cual genera una cada vez más amplia capa de desempleo residual. Son los familiares, privándose de lo más elemental, los que asumen lo que el gobierno no acaba de resolver.
La situación de los jóvenes cubanos en el mercado laboral en estos momentos es crítica. Ese deterioro es más alarmante en las provincias orientales. Son muchas las causas, pero la de mayor impacto se centra en la carencia de nuevas fuentes de trabajo. Lo que se oferta, desestimula por los bajos salarios y lo inaceptable de las condiciones laborales.
La elevada inflación y los salarios que apenan alcanzan, son algunos de los tantos conflictos de la nueva generación de la utopía desarmada en la no creen ni les interesa. Esto ha acentuado un acendrado relativismo moral en su comportamiento que perjudica su propia razón de existir.
El agravamiento de la crisis habitacional complica la situación. Los atrasos constructivos y de reparación de viviendas sobrepasan el millón de inmuebles pendientes de ejecución. Resulta riesgoso alquilar porque la ley lo prohíbe. Ante esta cruda realidad, no les queda otra opción que continuar bajo la protección familiar. Crecen en conflictiva estrechez, sin saber cuándo llegará el momento de independizarse, sin esperanzas de poder formar una nueva familia, apresados en sus derechos, sin importarle sus obligaciones. Esto genera conflictos existenciales que a diario son noticia de los vecinos y la comidilla de los chismosos de la cola del pan, la bodega o la parada del ómnibus.
La imagen que más nos encontramos entre los jóvenes cubanos es un creciente hedonismo. Es la respuesta a las carencias materiales en que están sumidos. Por ello se observa que en esta generación cobra mayor fuerza una desenfrenada epidemia consumista, marcada por un impenitente materialismo que desecha toda espiritualidad ética y conducta moral. Esto da lugar al auge de un deformante egocentrismo y un malsano individualismo que se desentiende de los compromisos con la sociedad y su entorno. Su único interés es su persona y su bienestar.
Para ellos, las arengas, la ideología y los desfasados discursos políticos son algo tan lejano, que cuando se les pregunta, la reacción es de burla y ataque contra los que culpan de su pésima e incierta existencia.
Por lo terrible de toda esta desesperanza, es dentro de la juventud cubana donde se registra el mayor índice de suicidios, el aumento de las enfermedades de transmisión sexual y los alarmante estragos del alcohol y la droga. Son su forma de evadir problemas a los que no encuentran respuesta.
De igual manera, aumenta la incorporación de jóvenes al creciente mercado de actividades ilegales. Buscar dinero de manera sucia es el modo que encuentran de adquirir las prendas, joyas y perfumes que se ofertan a altos precios en el mercado negro, y de esta manera vestirse con la moda del último grito, la que ven en las prohibidas televisoras satelitales, revistas y DVD que circulan profusamente de manera clandestina por el territorio nacional.
La generación que ya sobrepasa las seis décadas o más, está alarmada. No se explican que está ocurriendo con los jóvenes en la Cuba de hoy. Su comportamiento nada tiene que ver con ellos. Se ha producido una ruptura. Los adultos se escandalizan por el comportamiento irreverente de una juventud que contradictoriamente tiene altos índices de escolaridad.
Los entendidos en estas realidades afirman que lo que ocurre con los jóvenes cubanos, en gran parte se debe al desconocimiento y los prejuicios de los adultos que no acaban de aceptar que todo cambió, que hay que poner fin a los consabidos reflejos castradores en que la generación más vieja incurre contra la que está llamada a sucederle.
Pero quiéranlo o no, todo se ha trastocado. Los jóvenes están de espaldas los gobernantes, que no se cansan de pregonar que los jóvenes tendrán la responsabilidad de continuar “la obra” que persisten en mantener. Para la presente generación, esas no son sus aspiraciones ni sus sueños. Por eso le han dado la espalda. No les interesa.
C/O cubanet.

--------------- ---------------------- ---------------
MIENTRAS EXISTA LA MONARQUIA DE LOS CASTROS.
MIENTRAS LOS BUFONES DESORIENTAN A LA JUVENTUD,HACIENDO REIR A LOS CASTROS.
MIENTRAS SIGA LA DECADENCIA EN LA EDUCACION
MIENTRAS CUBA NO SEA LIBRE,
SEQUIRAN LOS PRBLEMAS DE LA JUVENTUD Y LA DEL PUEBLO DE CUBA.

POR TODO LO ANTES EXPUESTO,MUERTE A LOS BUFONES,ABAJO LA MONARQUIA DE LOS CASTROS Y QUE VIVA CUBA LIBRE!!!!!!!!!

Romano
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 838
Hobbies : LA LUCHA CONTRA LOS DICTADORES DE CUBA Y REIRME DE LOS TRAIDORES POR PARTIDA DOUBLE¿Se bebe agua, y se tiene que pagar por ella, y se quiere libertad y no se quiere pagar por ella?.
Valoración de Comentarios : 169
Puntos : 937
Fecha de inscripción : 21/12/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.