Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 37 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 37 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

La psiquiatria cubana Una perversa ideologia represiva

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La psiquiatria cubana Una perversa ideologia represiva

Mensaje por Anonymou el Miér Ene 31, 2007 11:13 am

"Toda crítica es oposición. Toda oposición es contrarrevolucionaria".
Fidel Castro R.


La psiquiatría cubana ocupa un sitial de honor entre los organismos
represores de los derechos humanos del orbe. Su prontuario es
apabullante por su bestialidad sin paliativos. Al acceder fungir como
mera polea de la maquinaria del terrorismo de Estado castrista, la
psiquiatría cubana ha renunciado lastimosamente a su condición de
ciencia biológica y del espíritu, remitiéndonos a los experimentos
humanos (incluyendo vivisección) practicados por los nazis en los campos
de exterminio de Dachau, Buchenwald, Auschwitz.


La extinta Unión Soviética maximizó el abuso psiquiátrico sistemático,
incluso se sacaron de la manga una ridícula categoría diagnóstica:
esquizofrenia retardada. La categoría de marras fue creada ad hoc para
serle aplicada a los desafectos al estado totalitario comunista. Los
cubanos han ido más allá al utilizar con soltura tres métodos
pertenecientes al arsenal de la psiquiatría científica: electrochoques,
químicos y medicamentos psicotrópicos.


En enero de 1979 el gobierno cubano puso en vigencia un Código Criminal
en el que tipifica innumerables actividades políticas como crímenes
comunes. Al quedar clasificados los actos políticos como actividades
criminales comunes disminuye de manera automática, hasta desaparecer, la
cifra de prisioneros políticos en Cuba. El inefable Eduardo Bernabé
Ordaz Ducungé, director del Hospital Psiquiátrico de La Habana, afirmaba
con desfachatez no hace demasiado tiempo: "No disponemos de información
acerca de la utilización de la psiquiatría para otros propósitos que no
sea el bienestar de los mentalmente enfermos. No se puede hablar de
prisioneros políticos porque no existen prisioneros políticos en nuestro
país. Nuestros prisioneros son terroristas".


Se trata de una maniobra tan cínica como artificiosa. La criminología
cubana asevera que el capitalismo es el origen de la conducta criminal.
El socialismo erradicaría el basamento de la conducta criminal (¿cómo
explicarían los teóricos marxistas el hecho escueto que después de
décadas de revolución y educación para el hombre nuevo, con el menor
resquicio como sucedió en el caso Mariel, decenas de miles de cubanos
abandonaran la isla paradisíaca? Entre esa masa humana se confundían
miles de sociópatas y delincuentes de alta peligrosidad. ¿Dónde están
las virtudes de la educación socialista?).


En teoría no pueden existir criminales en la utopía comunista (a la que
nuestros izquierdistas locales persisten en adscribirse hábilmente
agazapados en organizaciones-pantalla; de hecho controlan la mayoría de
los medios autoproclamándose sociedad civil. Y los que no pertenecemos a
su sociedad civil, ¿qué somos? En caso de que apareciera un caso
esporádico se recurre a la re-educación.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La psiquiatria cubana Una perversa ideologia represiva

Mensaje por Anonymou el Miér Ene 31, 2007 11:14 am

Continuación:

Para aplacar la disidencia se recurre a un retorcido expediente: son
agentes de una potencia extranjera o son enfermos mentales. Los
disidentes pasan de facto por una detención secreta a perpetuidad y sin
mediar acusación previa. La seguridad del Estado está facultada para
emitir diagnósticos psiquiátricos: el psiquiatra se convierte en
esbirro, el esbirro en psiquiatra. La psiquiatría (especialidad
nobilísima) pasa así a ponerse al servicio de una perversa ideología
totalitaria: La comunista.


No es inusual que un desafecto político cuerdo sin antecedentes de
enfermedades mentales sea remitido a una de las inenarrables "salas
forenses" de nosocomios reservados para criminales desquiciados de alta
peligrosidad (pervertidos sexuales, vesánicos, sociópatas). El objetivo
es evidente: desmoralizar, intimidar, fracturar voluntades.


El itinerario usual del objetor es el que sigue: puede ser internado en
las "salas forenses" Carbó-Serviá o Castellanos del Hospital
Psiquiátrico de La Habana (popularmente conocido como Mazorra). Por
supuesto existen otros destinos. Mencionemos el Hospital Gustavo Machín
en Santiago de Cuba o el amedrentador Hospital Nacional de Reclusos del
Combinado del Este en La Habana.


Las mismas autoridades sanitarias cubanas aceptan con indecible cinismo
este estado de cosas. Un estudio sobre las "infracciones disciplinarias"
en la "sala forense" de mujeres Córdova del Hospital Psiquiátrico de La
Habana (aparecido en la propia revista de dicho nosocomio en 1984),
informa sin ningún rubor (incluso con alborozo) que 4.6 por ciento de
las reclusas habían sido sentenciadas por crímenes contra la seguridad
del Estado o contra el orden público. El mismo estudio menciona con
candor al Departamento de Seguridad del Estado como "proveedor" de
reclusos al nosocomio habanero.


La indiferencia criminal de la psiquiatría cubana en afinar diagnósticos
aplicables a los insumisos se explica en la motivación última de la
represión psiquiátrica: castigar y torturar. Cualquier diagnóstico
resultaría enojoso y superfluo. La terapia electro convulsiva
(electroshocks) está indicada para escasas dolencias mentales (depresión
severa, esquizofrenia catatónica). Se administra en ambiente
hospitalario por un psiquiatra asistido por un anestesiólogo bien
entrenado. Las autoridades cubanas piensan de manera diferente: la
terapia electro convulsiva se aplica alegremente en las "salas forenses"
para castigar a los insumisos y persuadirlos a que reconsideren sus
actividades. Los compañeros de disidencia y familiares son obligados a
presenciar el espectáculo. Existe evidencia sobre "pacientes" que han
recibido hasta 24 tandas de electrochoques (Jesús Leyva Guerra,
dirigente sindical y activista de derechos humanos recibió las 24 tandas
de rigor. En 1981 la doctora Carmen Betancourt le diagnosticó
esquizofrenia paranoide. En 1983 otro esbirro de bata blanca (Dr.
Enrique Font) le endilgó el mismo diagnóstico. En 1985 otro esbirro de
bata blanca, el Dr. José Pérez Milán, insistió en el diagnóstico. En
1986 el Dr. Orlando Lamar-Vicens prescribió electrochoques y
psicofármacos. En 1988 fue a parar de nuevo a las manos del compasivo
Lamar-Vicens. El galeno recetó 12 tandas de electrochoques. En octubre
de 1989 Leyva logró abandonar Cuba. Vive actualmente en La Florida).
Nunca se les ofreció a los insumisos la opción de rechazar el
"tratamiento" (consentimiento informado).

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La psiquiatria cubana Una perversa ideologia represiva

Mensaje por Anonymou el Miér Ene 31, 2007 11:15 am

Continuación:

Los psicofármacos, de preferencia la cloropromazina (un antipsicótico
sedante) son utilizados con envidiable liberalidad. No se tiene en
cuenta la larga lista de efectos colaterales adversos, en particular los
llamados "extrapiramidales", causados por la acción del químico en la
zona del cerebro responsable del movimiento, la locomoción y
la
coordinación. Los insumisos son obligados a deglutir las tabletas. Los
que se niegan son sometidos a severas golpizas. Siempre queda el curso
de mezclar el fármaco con los alimentos.


Para la comunidad psiquiátrica internacional los pacientes con dolencias
mentales poseen los siguientes derechos: 1) Derecho al tratamiento
individual; 2) Derecho a la oportunidad de ser curado (o aliviado) en un
período de tiempo razonable; 3) Derecho a un ambiente físico y
psicológico de carácter humano y con higiene decorosa; 4) Derecho de
rehusar tratamientos; 5) Derecho a no ser utilizado en tratamientos
experimentales sin consentimiento previo; 6) Derecho a ser tratado y
cuidado por personal capacitado; 7) Derecho a ser ingresado de manera
que se garantice la seguridad y la vida del paciente y las personas de
su entorno.


No deja de ser una sangrante ironía que Cuba sea signataria de la
Convención Internacional contra la tortura y otros tratamientos y
castigos crueles, inhumanos o degradantes, firmada en La Habana el 27 de
enero de 1986.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La psiquiatria cubana Una perversa ideologia represiva

Mensaje por ElpidioValdez el Dom Feb 04, 2007 3:08 pm

Un tema del que no se ha hablado mucho dentro del marco de experimentos y torturas mentales y siquiatricas contra no solo disidentes y desafectos sino tambien contra personas indefensas y con historia de poco ayuda familiar como vagabundos etc, el tema de los implantes electronicos en el cerebro, en el ano 90 comparti en varias ocasiones y me reuni con otros Ingenieros rusos y me relataron de los avances sovieticos en la microelectronica de los implantes cerebrales estos implantes en aquella epoca tendrian el tamano de un grano de arroz pequeno y lugares tipicos eran en las sinus o detras de los oidos, la alimentacion para su funcionamiento eran de circuitos organicos y podrian producir efectos tales como puedes escuchar senales auditivas dentro de tu cabeza enviadas o irradiadas a tu cabeza en forma de micronda, otros efectos son alucinaciones, programacion prehipnotica, implantes de memoria electronica y otras tecnicas facistas de control mental, los rusitos quizas entusiasmados por perder tantos juegos de ajedrez con nosotros nos "revelaron" la parte cubana estaba muyyyy interesada en agarrar esa tecnica, pero hasta ahi llego, nunca me dijeron si a Cuba se le facilito esa tecnica o no, algunos de ellos me dieron la opinion de que con Cuba habia una politica de dosificar y limitar el acceso a estas avanzadas tecnologias quizas por el irresponsable uso que habian hecho de ellas con anterioridad empezando con los famosos cohetes nucleares.

ElpidioValdez
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2888
Localización : Central Florida
Hobbies : Destapando la verdad
Valoración de Comentarios : -642
Puntos : 1998
Fecha de inscripción : 06/11/2006

Ver perfil de usuario http://www.luzdeyara.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La psiquiatria cubana Una perversa ideologia represiva

Mensaje por QBANO 76 el Dom Feb 04, 2007 5:33 pm

oye ton~o:
no sera que a fidel le dieron una sobre dosis de la medicina esa que tu mencionaste (cloropromazina) y por eso no cordina...jajaja

QBANO 76
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1465
Valoración de Comentarios : 78
Puntos : 81
Fecha de inscripción : 25/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La psiquiatria cubana Una perversa ideologia represiva

Mensaje por Anonymou el Sáb Mar 10, 2007 6:37 pm

Psiquiatría en una utopía comunista

Por Miguel A. Faria, Jr.

Recientemente leí un libro que les produciría un shock a los lectores amantes de la libertad, quienes gracias al Dr. Thomas Szasz se volvieron escépticos y hasta críticos de la psiquiatría, particularmente en la sala del tribunal.
The Politics of Psychiatry in Revolutionary Cuba ("La política de la psiquiatría en la Cuba revolucionaria") por Charles J. Brown y Armando M. Lago (Transaction, 1992) provee una evidencia irrefutable y documentos gráficos que demuestran que el gobierno totalitario de Cuba ha utilizado (y continúa utilizando) la psiquiatría para propósitos políticos - en este caso, la represión política, el aplastamiento del disenso y el establecimiento de la conformidad dentro de la estructura política de la prisión en la Cuba comunista-.
Los autores han investigado cuidadosamente las historias de 27 disidentes cubanos que fueron culpados de crímenes políticos (oposición no-violenta al régimen), arrestados, interrogados por el aparato de Seguridad del Estado, y luego tratados cruelmente como casos psiquiátricos. En Cuba, los psiquiatras deben cooperar con la Seguridad del Estado o afrontar represalias, arrestos y castigo por parte del gobierno comunista; por lo tanto no se puede hablar de oposición.
Un claro patrón emerge de los casos. Después del arresto, los individuos son llevados usualmente a la Sede de Seguridad del Estado de Villa Marista para ser sometidos a un duro interrogatorio, luego al hospital de psiquiatría de La Habana (también conocido por su viejo nombre, Mazorra) dónde ellos padecieron un terror inexplicable. No fueron llevados a los pisos limpios y a los pasillos del pabellón Paredes, dónde los dignatarios extranjeros van a ver los maravillosos avances en psiquiatría en el sistema cubano para el cuidado de la salud, sino que fueron a los horribles pabellones Salas Carbó-Serviá y Castellanos, los cuales están bajo el control de la Seguridad del Estado.
En esos patéticos pabellones era obvio que los "pacientes" no eran confinados para ser tratados por "enfermedad mental", sino para ser aterrorizados. Algunos permanecían días, semanas o meses entre los juzgados criminalmente como insanos, para forzarlos a remitirse y a actuar conforme a los dictados de la Seguridad del Estado. Otros fueron forzados a ingerir grandes cantidades de drogas psicóticas (incluyendo Thorazine y otras fenotiazinas) o a someterse a otro "tratamiento" más drástico con terapia electroconvulsiva (ECT), usualmente sin anestesia o relajantes musculares, bajo la supervisión de un sádico enfermero llamado Heriberto Mederos, quién era realmente un agente de la Seguridad del Estado apodado "El Enfermero".

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La psiquiatria cubana Una perversa ideologia represiva

Mensaje por Anonymou el Sáb Mar 10, 2007 6:37 pm

Cada mañana a las cinco en punto, Mederos y sus sádicos asistentes, uno de los cuales tenía el apodo de "El Capitán", seleccionaría a los infortunados destinados a experimentar la terapia electroconvulsiva (ECT), después de haber sido rociados con agua fría (¡para una mejor conducción eléctrica!) y arrojados al piso de cemento duro, en dónde el procedimiento era llevado a cabo. Luego, El Capitán sodomizaría a los prisioneros jóvenes. Otros serían brutalmente golpeados. Uno de ellos fue encontrado ahorcado e incinerado con gasolina.
Los psiquiatras algunas veces estaban presentes. Ellos entrevistarían a los prisioneros, los clasificarían y, a veces, aprobarían "el tratamiento". Otras veces, admitirían en privado a los prisioneros que ellos no habían específicamente ordenado su medicación, tortura o rehabilitación. Luego de su detención y confinamiento, los pacientes, de repente, serían "despedidos" y transferidos a prisiones con o sin un diagnóstico. A ellos les dirían que habían sido "torturados in absentia" y sentenciados a permanecer durante largo tiempo en prisiones tan notorias como Combinado del Este, La Cabaña, El Príncipe Castle, El Morro Castle en la provincia de La Habana; otras prisiones u hospitales mentales como el Hospital Psiquiátrico Gustavo Machín (el viejo Jagua) en Santiago de Cuba; u otras facilidades presentes en la isla.
Los cargos levantados en contra de los disidentes, incluían la actividad en contra del régimen o el intento de abandonar el país de manera ilegal. El caso de Nicolás Guillén, el sobrino del poeta laureado cubano del mismo nombre, es notable. Él fue acusado de "desviación ideológica" por hacer un corto cinematográfico sobre agricultura, Café Arábigo, el cual contenía una escena de Fidel Castro subiendo a una montaña mientras de fondo sonaba la canción de Los Beatles "Fool on the Hill" ("Un tonto en la montaña"). Guillén fue capturado por la Seguridad del Estado y fue llevado a Villa Marista, donde permaneció sin juicio, y fue interrogado por seis meses. Él recibió, al menos, ocho sesiones de terapia electroconvulsiva (ECT) sin anestesia. Aunque Guillén había peleado en la Revolución, estuvo dentro y fuera de prisiones y hospitales psiquiátricos cerca de 20 años, desde 1970 hasta 1989, hasta que finalmente le permitieron emigrar a Miami. Hoy vive allí como un artista.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La psiquiatria cubana Una perversa ideologia represiva

Mensaje por Anonymou el Sáb Mar 10, 2007 6:37 pm

Languidecer en prisión

Lo más sorprendente de todo es que, aunque estos casos fueron verificados por - al menos - dos fuentes, en algunos casos por organizaciones de derechos civiles en los Estados Unidos como Freedom House, Of Human Rights, y Americas Watch, e incluso grupos internacionales como Amnesty International (Amnistía Internacional) y United Nations Human Rights Commission (Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas), estos casos no recibieron la atención que se merecen. Representan tan sólo un pequeño número entre los miles de conocidos prisioneros políticos cubanos que están languideciendo en cárceles cubanas.
La evidencia de que la psiquiatría cubana está totalmente subordinada a los corruptos propósitos del gobierno comunista de Castro es abrumadora. En el pasado, la Asociación Mundial de Psiquiatría, (WPA), ha rehusado investigar estos cargos porque "las querellas son examinadas en asociación con la WPA Sociedad Miembro (WPA Member Society) en el país en cuestión. Como la WPA no tiene una Sociedad Miembro en Cuba, no podemos examinar apropiadamente la querella." Quizás sea hora de que esta información sea de amplia disponibilidad para el público y que se haga justicia.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La psiquiatria cubana Una perversa ideologia represiva

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 14, 2007 4:21 pm

bueno , estos documentos solo hacen que la luz caiga sobre todo lo que ocurre en cuba , es voz populi que en mazorra pasan esas cosas y en villa marista y en 100 y aldabò y en le principe los muelen a palos, los ponen descalzos en agua con hielo , los mantienen despiertos en celdas sin ventanas por dias enteros pierden la nocion del tiempo y el espacio .,...
a nadie le extrañò nunca que en cuba los psiquiatras son todos del minint?? o que no se maneja libremente la doctrina freudiana o lacaniana de psicoanalisis? nooooo es demasiado peligroso que la gente piense....
que despreciable

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La psiquiatria cubana Una perversa ideologia represiva

Mensaje por airwolf97 el Jue Feb 07, 2008 10:02 pm

Al respecto quisieran que visitaran el siguiente enlace con información interesante.
http://comunismogenocida.blogspot.com/2007/09/comunismo-y-control-social.html

Saludos
Airwolf
http://comunismogenocida.blogspot.com

airwolf97
Miembro Moderado

Cantidad de mensajes : 54
Valoración de Comentarios : 8
Puntos : 8
Fecha de inscripción : 02/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La psiquiatria cubana Una perversa ideologia represiva

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:08 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.