Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 36 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 36 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

“””COREA DEL NORTE, 17 AÑOS DESPUES."""

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

“””COREA DEL NORTE, 17 AÑOS DESPUES."""

Mensaje por EstebanCL el Lun Ene 29, 2007 12:54 pm

“””COREA DEL NORTE 17 AÑOS DESPUES.”””





Después de descargar en el puerto de Tsingtao en China, el buque “Bahia de Cienfuegos”, donde me encontraba desempeñando el cargo de Primer Oficial, fue designado para cargar en Corea del Norte, exactamente en el puerto de Hunnang donde había estado 17 años antes. Aquello me produjo molestia, conocía muy bien las características de este país, pero sobretodo, sabía muy bien las dificultades que tendría que enfrentar ahora como el Oficial dedicado a la carga del barco.

Corría el mes de Diciembre de 1990, y en China no pudimos comprar el avituallamiento requerido para continuar el viaje por problemas en los pagos de nuestros representantes. China había cambiado y exigía que éstos se realizaran en dólares, por tal razón partimos para Corea escasos de víveres y con la calefacción rota. Yo compré una pequeña hornilla eléctrica que mantenia encendida en el piso del baño de mi camarote para mantener un poco caliente a ambos. Me sorprendió un cable recibido por el Capitán desde la agencia CUFLET de Corea, donde se nos suplicaba que no limpiáramos las bodegas una vez terminada la descarga del azúcar a granel en puertos chinos. Lo lógico en todos los casos, era arribar al puerto de carga con todas las bodegas limpias y listas, pero nada me sorprendía en esos momentos. Podia ser que nuestra futura carga fuera hierro o algo por el estilo, y que no exigiera tanta limpieza de los espacios dedicados a la carga.

Cuando llegamos a Corea, el panorama era peor que el observado la vez anterior, más destruido y en lugar de notar avances en el principal puerto de este pais, lo vi más deteriorado y sucio, 17 años no habían servido para nada. Las mismas locomotoras de vapor con su caballo de Chullima y banderas rojas, pero ahora con las fotos del hijo de Kim Il Sung, el gordito de Kim Yong Il, sucesor del padre que dió inicio a una dinastía. Seguian los mismos cañones antiaéreos en lo alto de la colina vecina, parece que eran de palos y tampoco se movieron durante el tiempo que permanecimos en ese puerto.

Nos dijeron que podíamos salir a la calle y eso representaba un avance comparándolo con la visita anterior, pero cuando salimos no había nada halagador que ver. Incluso, cuando caminabas por una acera, los coreanos cambiaban de senda unos cincuenta metros antes de encontrarse con nosotros. Parece que eran la orientaciónes y de esta manera, se verían muy remotas las esperanzas de cualquier contacto con la gente del pueblo.

Fuimos invitados una noche el Capitán, el Jefe de Máquinas y yó a una cena en un hotel de este pueblo. Durante la trayectoria, toda la ciudad estaba sumida en uno de esos apagones tan familiares, menos una enorme estatua, erigida en la cima de una pequeña loma construida para este fin en el centro de la misma. Ella podia divisarse desde todos los ángulos del pueblo, bien iluminada y dorada según nos contó el traductor. La cena fue presidida por una gran austeridad, más bien muy pobre y dedicada a resaltar la figura de este nuevo líder. En esta oportunidad, el hotel estaba totalmente vacío y solo vi la presencia del personal de seguridad del mismo.

Las operaciones de carga duraron más de un mes, creo que ha sido el peor castigo sufrido durante mi permanencia a bordo de los barcos cubanos. Las raciones se agotaron y los coreanos no tenían nada para vendernos, ni huevos que es mucho decir, ellos estaban más jodidos que nosotros. Pero aún así, sus gobernantes se empeñaban continuar con su fracaso sometiendo a este infeliz pueblo a incontables sacrificios, lo que les pueda contar seria muy poco sobre esta experiencia. La solicitud de que no se limpiaran las bodegas tenían sus justificaciones, una vez el buque en el puerto, se recogería toda la barredura del azúcar para consumo directo. Inmediatamente a nuestro atraque, el buque fué abordado por estibadores escoltados por personal del ejército, quienes embarcaban en sus camiones todos los sacos de esta barredura. Esta operación no fue nada fácil y aquellos trabajadores, andaban colgados de los techos y paredes de las bodegas en la búsqueda de cuanto terrón permanecía pegado a ella. A los mismos que se jugaron la vida por así decirlo en estas labores, no se les permitió llevarse a sus casas ni una onza del producto. Esta situación, aparte de hacerme sentir un poco de verguenza, me dió una imagen clara del duro momento por el que estaba atravesando el pueblo de Corea.

Con 18 grados bajo cero, aquellos infelices andaban con zapatillas de lona, sin guantes, mal abrigados y en varias oportunidades los ví comiendo maicena cruda mezclada con azúcar. Para calentarse reunían un poco de madera y prendian fuego dentro de un barril, alrededor del cual se agrupaban para calentarse cuando el frío les era insoportable. Nos suplicaban por señas que les diéramos cigarros y siempre les tirábamos a escondidas de los guardias alguna caja de Populares, los cuales se repartian entre los del grupo y fumaban con placer a pesar de la mala calidad de éstos. Las bolsas de poliétileno con la basura que colocábamos en la popa de nuestro buque, eran abiertas y después de extraerles la misma se llevaban los sacos con ellos, provocándonos tener un gran basurero en esta parte del barco. Todo lo que para nosotros era considerado como inservible y se dejaba abandonado, desaparecia como por arte de magia. Sin embargo, nosotros no podíamos ayudarlos aunque quisiéramos, todo contacto con extranjeros estaba prohibida para ellos, pero no para los dirigentes del puerto que venían a diario a matarse el hambre en nuestro buque, y nos recalcaban que para nada debíamos ofrecerle ayuda a los estibadores.

Un día de esos, embarcó uno de sus políticos y en su recorrido por el buque llegó hasta el basurero de popa. Lo inspeccionó con detenimiento y encontró una hoja de periódico con una fotografía del camarada Kim hijo, pero que al parecer algún tripulante utilizó para limpiarse el trasero por falta de papel sanitario. Aquello dió origen a tremendo problema, ya que había sido considerado una falta de respeto para el pueblo coreano, según las palabras de este individuo. La sangre no llegó al río por nuestra condición de cubanos, pero de acuerdo al individuo, nuestra falta era muy grave y merecía ser condenado a prisión su autor. Por otra parte, las condiciones nuestras empeoraban en la medida que pasaba el tiempo, los víveres se nos agotaban y nuestro desayuno se limitó a una taza de un café preparado con cualquier grano tostado y molido con leche condensada, sentía mucha pena cuando tenía que exigirle a los marineros realizar cualquier tipo de reparación en el exterior del buque con 18 grados bajo cero.

Un día, nos visitó la representante de CUFLET en aquel país, era ella muy comunista y hablaba maravillas del gobierno coreano. Entre otras cosas, me dijo que habian sido muy caritativos porque le habían regalado al compañero Alberto Juantorena, la fuente que serviría para adornar la entrada al estadio Olimpico que se estaba construyendo en La Habana para la celebración de los Juegos Panamericanos, fuente que por supuesto, nosotros transportaríamos. Le pregunté cuánto tiempo llevaba de representante de una empresa operadora de buques y me contestó que solamente un mes, que ella se había desmovilizado del Ministerio del Interior, y le habían asignado ese trabajo porque su marido era el Agregado Militar de la Embajada de Cuba allí. Le pregunté si conocía los términos utilizados en los contratos de transportación marítima, de fletamentos, de compra y venta, le pregunté si sabía algo de sobre estadia, pronto despacho, etc., etc. Realmente ella no conocía nada de esto, por lo que le manifesté que la fuente de la que me hablaba, hubiera salido más barata comprándola enchapada en oro en Las Vegas. Le expliqué someramente cuanto se perdía por cada día que nuestro buque estaba parado, y ella me respondió que los tratos con los hermanos coreanos eran preferenciales y asunto de nuestro estado. Así a sido durante estos cuarenta años, un problema de nuestro estado, por la mala dirección de la economía y no del gastado bloqueo americano.

Para el pueblo cubano, Corea seguía siendo el ejemplo a seguir, al pueblo le mostraron imágenes bellísimas del Festival Mundial de la Juventud celebrado en Pyongyang, y cuando yo les decía a muchos que se estaban muriendo de hambre no me lo creían. Hace solo unos meses veía por la TV de Canada las noticias acerca de la cantidad de personas que morian en Corea por inanición, ya habían pasado varios años de mi última visita a este país. Creerían entonces aquellas personas lo que les dije en aquel momento, de verdad que no me importa.

Los coreanos celebraron aquel festival sometiendo a su pueblos a grandes sacrificios para vender una imagen falsa de su país, como lo hizo Fidel cuando la celebración de los Juegos Panamericanos. Claro, el visitante no se da cuenta como está viviendo el pueblo y parte hablando maravillas.

Corea, 17 años después, era un verdadero infierno como lo es Cuba también y otra muestra del fracaso del socialismo, aunque sigan empeñados en tratar de mostrar lo contrario.

¿Es esto lo que quieren vender los señores comunistas a nuestros pueblos latinoamericanos ?







Esteban Casañas Lostal…………..Montreal.Canada

EstebanCL
VIP

Cantidad de mensajes : 575
Valoración de Comentarios : 212
Puntos : 705
Fecha de inscripción : 12/12/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “””COREA DEL NORTE, 17 AÑOS DESPUES."""

Mensaje por jose gonzalez el Lun Ene 29, 2007 2:00 pm

gracias esteban,muy buen post,y "original" ya que de corea del norte no sale mucho,ni aun en los periodicos...y si..parece que algunos seres humanos tratan y tratan de implantar el mismo sistema fallido y genocida,aunque se a probado con suficientes hechos,tiempo,y vidas que no funciona,pero na'..parece que nunca aprendemos..:shock:

jose gonzalez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2692
Valoración de Comentarios : 142
Puntos : 261
Fecha de inscripción : 28/08/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.