Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 81 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 81 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

JUGADA MAESTRA

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

JUGADA MAESTRA

Mensaje por obberoso el Vie Abr 17, 2009 1:48 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Viendo varios hilos encontré un sin número de foristas ecepticos con la posición del presidente americano con relación a Cuba,me gustaría saber la opinión de todos ellos si se diera la muy posible jugada de los Castro brothers,de pedirle a Obama como condición de cuaquier cambio la liberación de los cinco terroristas,qué se supone que haria el Dandy americano?...


Última edición por obberoso el Vie Abr 17, 2009 1:56 pm, editado 1 vez

obberoso
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 545
Valoración de Comentarios : 170
Puntos : 689
Fecha de inscripción : 15/11/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 18, 2009 11:56 pm

No fue por falta de avisos, pero Miami se está quedando fuera de lo que se está “cocinando” entre Washington y La Habana, cualquier cosa que sea. Con su agenda siempre lista exclusivamente para protestar y “rechazar” lo que venga, pero sin casi nada concreto que ofrecer como alternativa realista y pragmática, buena parte del discurso de los “duros” de la Calle 8 resulta irrelevante cuando en el Potomac se buscan nuevos enfoques en las relaciones hacia Cuba, a pocos días de la Cumbre de Las Américas en Trinidad-Tobago.



Gritar “traición” o “maten al mensajero” solo sirve para la catarsis y para endulzar los “cortaditos” del Versailles, pero no para lograr un protagonismo que se ha ido dejando escapar día a día, y ni siquiera para conseguir un puesto en palco de observador en el que ya tienen sus asientos reservados el presidente brasileño Lula da Silva, el senador republicano Richard Lugar, el Caucus Negro del Congreso norteamericano, la Cámara de Comercio de Estados Unidos, los productores agrícolas de ese país, y la Unión Europea.



No sería nada sorprendente que esta misma semana el presidente Obama, vísperas de la Cumbre de Trinidad-Tobago, eche al piso mediante Orden Ejecutiva las restricciones a los viajes de los cubanos y el envío de remesas a Cuba, proclamadas por el presidente Bush en 2004, dicen que en respuesta a las redadas represivas de la “Primavera Negra” de marzo del 2003 en Cuba, pero casualmente quince meses después de tales redadas, y poco antes de las elecciones presidenciales.



Cuando uno de los congresistas del Caucus negro de visita en La Habana le dijo a Fidel Castro que “el Presidente no puede ir más allá de la liberación de los viajes y las remesas a los cubanoamericanos pues declarar el levantamiento del bloqueo o la normalización total de las relaciones bilaterales significaría la imposibilidad de reelegirse”, le comunicaba claramente al régimen que no puede esperar el levantamiento del embargo durante los primeros cuatro años de Obama.



Y cuando el congresista Bobby Rush, ex Pantera Negra y admirador de Che Guevara, que conoce por años a Barack Obama, le dice al Convaleciente en Jefe que “Obama puede mejorar las relaciones con Cuba, pero Cuba debe ayudar a Obama”, está dejando claro que nada va de gratis, y que la dictadura debe hacer determinadas concesiones si pretende que Estados Unidos, por su parte, las haga. Naturalmente, se puede tildar al Sr. Rush de comunista, si se desea: solamente es necesario olvidarse que fue elegido por sus votantes en Illinois, y que no existe discurso callejero que pueda ignorar eso.



REALPOLITIK



¿Moral? ¿Ética? ¿Principios? Nada de eso: realpolitik, política pura y dura, donde los intereses de ambas partes son los que cuentan y se lanzan al ruedo. Imposible creer que los ilustres congresistas no sepan, entre otros, de dos valientes cubanos negros, Oscar Elías Bicet, desgarrando su vida en una celda de castigo, o de “Antúnez”, quien ya cumplió diecisiete años de prisión, hoy en su casa en una huelga de hambre quizás más apasionada que pragmática, pero de todas maneras retando al régimen.



Hubo tiempo de los visitantes para Varadero y La Habana Vieja, y también para entrevistarse con familiares de los “Cinco Héroes”, espías convictos de la Red Avispa, y para comprometerse a enviar bibliografía sobre Martin Luther King al reflexionador, pero no para hablar con disidentes o visitar las prisiones sobrecargadas de población negra. Naturalmente, esas fueron las reglas del juego impuestas por el régimen, pero no había obligación de aceptarlas.



Para bien de todos, los caminos en una democracia no corren en una sola dirección, y siempre existe el derecho a la opinión diferente: el congresista republicano por New Jersey, Christopher Smith, dijo certeramente al comentar sobre la visita del grupo demócrata a Cuba: “El gobierno cubano niega rutinariamente acceso al país a legisladores que hayan criticado su historial de derechos humanos, pero para miembros del Congreso que den a entender que serán dóciles, los reciben con la alfombra roja”. Esto es algo que tanto los que fueron como los que no reciben el permiso para ir lo saben perfectamente.

Sin embargo, mientras las cosas se mueven de esta manera en Estados Unidos, y las polémicas alrededor del caso cubano abundarán en una y otra dirección, muchos disidentes en la Isla siguen perdiendo su momentum, como Miami. Allá no porque no lograran entrevistarse con los congresistas, ni anteriormente con el Comisario de la Unión Europea Louis Michel, -no dependía solamente de ellos, sino también de los visitantes- sino porque, aparte de sus denuncias sistemáticas, están viviendo con una cierta y comprensible paranoia, y cada vez se sienten más aislados y “traicionados” por más protagonistas en el escenario internacional, a pesar de que en un momento tuvieron todo a su favor, y tampoco logran “marcar” con propuestas y programas específicos y unitarios.


Eso no significa que no sea valiosa y valiente su exigencia al régimen del respeto a los derechos humanos, pero los escasos programas que esbozan son fragmentarios, incompletos, y en ocasiones poco realistas: no logran diseñar un mínimo programa único con una estrategia común, ni consiguen el consenso mínimo para movilizar a una población más preocupada de inmediato por las dificultades cotidianas para subsistir que por programas políticos alternativos que no logran conocer ni entender.



La torpe política de la administración Bush hacia los disidentes, canalizando la ayuda económica a través de instituciones oficiales, y dificultando las vías privadas de ayuda, además de provocar que solamente llegara a la Isla una pequeña parte de la ayuda (el 17% de la ayuda autorizada, según denuncias serias), regaló al régimen la utilización de la acusación de “mercenarios” contra los disidentes. Ahora mismo, diversos disidentes dentro de Cuba han solicitado al presidente Obama que “si el Gobierno de Estados Unidos no puede garantizar en adelante que la ayuda para la promoción de la democracia en Cuba llegue realmente al principal escenario, es decir, al interior del país, entonces será mejor retirar esos fondos y emplearlos en otros objetivos”.



La Fundación Nacional Cubano-Americana acaba de hacer público un documento que propone “una nueva dirección para la política de los Estados Unidos hacia Cuba”. Se puede estar a favor o en contra de algunas o de todas las propuestas de este documento, pero no debe pasarse por alto que se intenta “una ruptura con el pasado” y “adaptarse a las realidades del presente” para diseñar las nuevas estrategias: enfoques de este tipo son los que pueden conducir, más tarde o más temprano, a las más efectivas estrategias a favor del pueblo cubano, mientras que los abundantes “rechazos” a propuestas de otros, sin una alternativa realista que ofrecer, solo conducen al pataleo y la frustración.



Si los exiliados y los disidentes no logran ponerse de acuerdo, ni entre ellos mismos entre sí ni los unos con los otros, no hay que sorprenderse, entonces, de que Washington hable con La Habana sin preocuparse de Miami, ni de que el régimen hable con Washington sin preocuparse de los disidentes: cada uno, por su parte, sabe que tiene que tomarse en serio al adversario, pero que lo demás es secundario: este criterio es fuerte y doloroso, pero es así.



EL ESTABLISHMENT NORTEAMERICANO



Por un conjunto de muy diversas razones, el establishment norteamericano busca en estos momentos un nuevo enfoque en las relaciones con Cuba, y con la actual administración hay condiciones muy favorables para ello. Nuevo enfoque en las relaciones no significa transigir con el régimen ni darle palmaditas en el hombro para rogarle que se anime a dar firmes pasos hacia la democracia, sino la definición de nuevas estrategias para lidiar y coexistir con una realidad que no va a ser modificada simplemente porque se desee o se tenga la razón.



El grito apasionado de que un relajamiento en las relaciones daría la espalda al pueblo cubano que durante medio siglo ha sufrido la dictadura es eso, precisamente: un grito apasionado. Pero es demasiado infantil considerar que el establishement norteamericano dejaría de tener en cuenta sus propios intereses para priorizar los del pueblo cubano o los de sus exiliados.



Cuando un senador federal pide que se relajen las normas en el comercio con Cuba no está pensando en beneficiar a los cubanos ni en cómo afecta esto a los cubanos, sino en como beneficiaría esta medida a los granjeros y productores de su propio estado, ahora atenazados por la crisis económica, que fueron, precisamente, quienes lo eligieron, y lo pueden reelegir o enviar de vuelta a casa, en dependencia de cómo evalúen su gestión.



Y aunque todavía en partes de la Florida o New Jersey la posición que mantenga un funcionario electo hacia el régimen cubano, aunque ni siquiera haya nacido en Cuba, o presentar determinadas propuestas descabelladas y contra-corriente para "apretar" al régimen, puede determinar más en la decisión de los votantes que las acciones a favor de sus electores en su territorio, en las Dakotas o el Medio Oeste “lo que importa es el cash”, la medida en que las economías locales y regionales, en medio de la crisis económica, encuentran vías para recuperarse o, al menos, para impedir seguir en caída libre como en los últimos tiempos.



No porque todos los norteamericanos y sus líderes electos sean insensibles a los reclamos democráticos de los cubanos, sino porque la política, el arte de lo posible, y más que nada la política exterior de las naciones, se determina por intereses y necesidades, mucho más que por sentimientos. Es lo que se conoce como realpolitik. El resto queda para juegos de video y el Parque del Dominó.



Es válido para ambas partes: ¿o es que alguien realmente pensará que los hermanos Castro aparentan estar interesados en una mejoría de relaciones con Estados Unidos porque admiran a Barack Obama, son seguidores de Martin Luther King, o respetan el sagrado derecho a la convivencia y la colaboración entre las naciones? Es interesante observar, en medio de todos estos acontecimientos, la forma en que Hugo Chávez, en la medida que se acerca la Cumbre de Las Américas, ha bajado el tono en referencia a Estados Unidos y hasta ha hecho guiños a Barack Obama, en un evidente esfuerzo para presentar una imagen más cálida y de menor confrontación con “el imperio”.

.

Es el mismo escenario que, en los últimos tiempos, se ha visto repetido en China, Vietnam, Arabia Saudita y muchos otros lugares, aunque la administración de turno sea demócrata o republicana. Algunas semanas atrás se decía en “Las nuevas realidades”, publicado en El Think-Tank: “¿Y qué hay en este escenario con la libertad y el respeto de los derechos humanos de la población cubana? Nada en especial: los cubanos no somos más seres humanos que los chinos o los sauditas, y el establishment necesita del comercio chino y el petróleo saudita, por lo que mira hacia el otro lado para no complicar las cosas”.



No se trata de un cinismo inherente a la política exterior de Estados Unidos, sino de pura realpolitik. Países tan democráticos y respetuosos del estado de derecho como Inglaterra y Francia mantienen relaciones normales con gobernantes de sus ex-colonias africanas que, según los estándares del mundo civilizado, merecerían pasar el resto de sus años en prisión, y si no por otros abominables delitos, al menos por el de corrupción. Sin embargo, mientras tales lidercillos de pacotilla no sobrepasen determinadas normas y formas, ahí se mantienen sin sustos ni embargos. Y aunque las sobrepasaran, si los escenarios no son favorables para medidas más enérgicas. Pregúntenle a Robert Mugabe en Zimbabwe, o a Andry Rajoelina, quien tras un golpe de estado militar fue investido muy recientemente como “presidente de la Autoridad Suprema de la Transición” de la República Malgache (Madagascar).



CONTINUA>>>>>>

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por davisito el Dom Abr 19, 2009 12:00 am

@AND escribió:Si alguno ha visto a Obama caminar sobre el agua, entonces estoy equivocado...
Si no, ... entonces no habra una profunda reforma de las relaciones con Cuba.
No porque Obama no quiera, sino porque la Dictadura Cubana no quiere, porque no puede
perder el unico pretexto que tiene para argumentarle al pueblo el porque de la vida miserable que lleva.
El restablecimiento de relaciones y el fin del bloqueo significaria el fin de la Dictadura, eso lo saben los dictadores y es por ello que al pliego de demandas que presentaran a Obama - o a quien sea en el futuro- se unira una demanda de varios billones de dolares de indemnizacion....sin dar nada a cambio... y ahi mismo se acabara el empeño del total y libre restablecimiento de las relaciones.
Los Castro saben que el Congreso, incluso el Democrata no sentara el precedente de pagar por medidas tomadas contra otros paises y mucho menos si no obtienen algo tangible a cambio.
Incluso en el caso de que este pais estuviera dispuesto a ir tan bajo, entonces los Castro buscarian otra confrontacion. Fidel Castro mismo ha confesado que la "guerra" contra el Gobierno norteamericano es un arma de su Revolucion y que hay que mantenerlo por encima de cualquier cosa.
Lo que estan buscando Raul y Fidel no es un replanteamiento total de las relaciones, sino junto con las conversaciones, buscar la manera de aumentar el flujo de exiliados y posibles turistas norteamericanos, pero sobretodo, tener acceso al credito en las transacciones con Estados Unidos -que es entre el segundo y el quinto socio comercial de Cuba segun el año que se contemple. El tener acceso al credito lo mas rapido posible es una necesidad impostergable para la Dictadura Cubana, aunque para ello tengan que hacer pequeñas concesiones, como abrir los mercados cubanos a empresas norteamericanas, liberar algunos presos politicos, etc.
La economia de Cuba esta tan deteriorada que un colapso no es inminente, ya esta ocurriendo. Es por eso que Raul se muestra tan inclinado a negociar, no porque quiera, sino porque esta obligado.
Por desgracia, si nada sucede aquello puede degenerar en un mar de sangre pues a esos H..P.. no les temblara la mano para reprimir al pueblo. Tengase en cuenta que El Burro de Bariñas esta corto de dinero por los bajos precios del petroleo, que China ha planteado que todo Comercio sera solo Comercio, sin ninguna base ideologica -lo que significa que no le regalara el dinero a los Castro- , que los rusos tambien estan en crisis y aunque quieren retornar a Cuba, sencillamente no tiene los recursos financieros para sostener a los Castro y por ultimo, la economia cubana, esta por el piso y no puede obtener credito en ningun lugar por ser el segundo pais del mundo mas endeudado con el Club de Paris y todo el mundo sabe que Cuba no paga.
El panorama es mas sombrio de lo que parece y de ahi toda la verborrea de los mandatarios bajo gobierno cubano -Evito, El Burro de Bariñas, Jack el Destripador Ortega y su socio Correa- en los dias recientes.
Obama, los politicos de ambos partidos y los empresarios americanos van a llegar hasta donde los Castro lo dejen llegar. Si se le abre el credito a Cuba, los empresarios van a hacer zafra pero las cuentas la van a pagar....los que pagan taxes en Estados Unidos. Vivir para ver. Nuestro camino a la libertad del pueblo de Cuba es aun largo y tortuoso.

AND el cuento del bloqueo hace rato que ya nadie se lo cree,el unico que cree que el pueblo se lo cree es ese viejo loco de fidel,y yo creo que ni el pero que otra cosa puede inventar?
Si de alguna forma ese pueblo esta retenido es por la buena funcion y organizacion represiva del gobierno,que han sabido sofocar cualquier chispita de rebelion por parte del pueblo,pero lo mas sucio que puedo ver es que todavia ese gobierno es capaz de formar tropas y entrenar tropas aun cuando esos mismo cubanos saben que estan siendo entrenados para reprimir,y como tal ejercen hasta que se corrompen ,los botan o se dan cuenta que siguen siendo unos miserables marionetas del regiemn por un tiempo ganandose el odio de su amigo su vecino y hasta de su familia.

Antes formaban a muchos que todavia sus padres creian en la revolucion,pero ahora quien cree en ella ,si te das cuenta que ni los mallimbes creen,ejemplo carlos lage y perez roque.

davisito
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1653
Localización : miami
Valoración de Comentarios : 364
Puntos : 1090
Fecha de inscripción : 16/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Dom Abr 19, 2009 12:04 am

ABSURDAS EXIGENCIAS AL PRESIDENTE OBAMA



Curiosamente, por alguna esotérica razón, hay muchos cubanos dentro y fuera de Cuba que pretenden que el actual gobierno norteamericano ponga a un lado sus intereses para garantizar los de la población cubana. Paradójicamente, en el exilio, los que no votaron por este presidente, y hasta algunos que no tienen derecho al voto por no poseer ciudadanía americana, son los que con más fuerza “exigen” al gobierno que no establezca la política que considere necesaria y conveniente para los Estados Unidos.



CONTINUACION >>>>>>>>>>>



Más aún, cuando se observa con un poco de detenimiento, se comprueba que lo que verdaderamente se pretende exigir no es una política diferente hacia Cuba, sino mantener la misma establecida por la anterior administración, cuyo mayor “logro” en ocho años fue que 186 naciones del planeta votaran en Naciones Unidas contra el embargo, quedando Estados Unidos totalmente aislado, solamente con el apoyo de Israel y una pequeña isla en medio del océano: tan evidente es esta realidad, que hasta el boliviano Evo Morales, un presidente capaz de hacer huelga de hambre para exigirle algo a su Congreso, se da cuenta y lo repite.



¿Por qué Estados Unidos seguirá adelante buscando un nuevo enfoque en sus relaciones hacia Cuba, aunque no le guste a los “duros” de ambas orillas? Por diversas razones:





  • por razones económicas, mucho más en momentos de crisis de la economía mundial, con la potencialidad de un eventual mercado que necesita comprar cada año más de dos mil millones de dólares en alimentos;
  • por razones pragmáticas: para una mejoría en las heredadas maltrechas relaciones con América Latina y el Caribe, Estados Unidos ha prometido y necesita mostrar un nuevo enfoque hacia el régimen, que no tiene que ser como lo pide la izquierda belicosa, de concesiones sin condiciones ni mucho menos, pero que de alguna manera tiene que ser “nuevo” en cuanto a su estrategia e implementación;
  • porque también aliados cercanos del primer mundo, como Canadá, Europa, Japón, y países con los que Estados Unidos mantiene relaciones amistosas, como China, Vietnam y Rusia, son favorables a un nuevo enfoque en esas relaciones con el régimen;
  • porque no está demostrado que la política seguida por diversas administraciones norteamericanas hacia el régimen, mantenida o endurecida durante muchos años, haya propiciado señales de hacer peligrar la estabilidad del régimen cubano, ni intenciones de un cambio real hacia la democracia por parte de ese mismo régimen;
  • y, en última instancia, y aunque estuvieran equivocados, porque son los gobiernos soberanos los que determinan la política exterior de sus naciones.




Recurrir a frases tales como “no podemos permitir que…” o “lo que Obama tiene que hacer es…” o “pues si los hermanos Castro quieren eso, entonces primero deberán…” son válidas como prueba de la libre expresión del pensamiento en un país democrático, pero no necesariamente tienen un efectivo poder de convocatoria, ni tampoco generan estados de opinión que puedan verdaderamente influir en los acontecimientos que se desarrollan.



Como cubanos que somos, y latinoamericanos, y caribeños de herencia hispana, no somos propicios a los consensos sino al enfrentamiento; no consideramos que la otra parte pudiera estar mencionando argumentos a tener en cuenta, sino que “está totalmente equivocada”; y nunca decimos que nosotros estamos viendo con más claridad el asunto, sino que “tenemos toda la razón del mundo…”



Y al no poder hablarle a quienes toman las decisiones trascendentes, o no lograr que nos escuchen, o si nos escuchan pero no convencemos, en muchas ocasiones tendemos al desgaste endógeno y la querella fraticida, perdemos el rumbo y terminamos enajenados de la realidad que nos circunda, recurriendo a descalificaciones personales más que a razones. Es interesante que mientras en el mundo musulmán y el latinoamericano abundan las acusaciones de “traición”, en toda la historia de Estados Unidos han existido solamente cuatro condenas por “traición”.



DEFINIENDO AL ENEMIGO



En las fuerzas armadas cubanas, formadas bajo la doctrina militar soviética, lo primero que se define es quién es el enemigo y cuales son sus posibles ideas de maniobra, y así es como razona, como siempre ha razonado el gobierno cubano. Y cuando la definición está clara, toda la planificación posterior de estrategias y acciones se basa en esa definición primaria.



No necesariamente todos sus adversarios razonamos siempre así. Sería muy saludable entonces preguntarse: ¿quién es “el enemigo” del exilio cubano y de la población cubana? ¿Barack Obama, los disidentes, o el régimen cubano? ¿Quién es “el enemigo” de los disidentes y la población cubana? ¿Barack Obama, el exilio, o el régimen cubano?



La respuesta es evidente. Pero la conducta y las estrategias subsecuentes que se asumen y se hacen públicas muchas veces no son tan evidentes: en ocasiones concentran innecesariamente toda o buena parte de la artillería pesada en el enemigo equivocado, provocando víctimas y bajas por “fuego amigo”. Y, de paso, haciéndole un favor al verdadero enemigo.



No se hable ahora de que quienes tienen puntos de vista diferentes “le hacen el juego al enemigo”: es una excusa pedestre. Y no caben en estos conceptos los asalariados del régimen en todo el mundo, o quienes apologizan mediante “trabajo voluntario”: esos son parte del “enemigo”, o por lo menos, del adversario. No se trata de ellos.



Ante la visita a Cuba de los congresistas del Caucus Negro, ha habido diversas reacciones de parte de los disidentes dentro de Cuba: aceptación, reserva, rechazo. Muy normal: esos seres humanos en la Isla tienen los mismos derechos que todos los demás a tener una opinión, aunque expresarla libremente en El Vedado o Centro Habana es mucho más peligroso que hacerlo en Hialeah o en el Paseo de la Castellana.



Del otro lado del estrecho de la Florida, los cubanos exiliados, emigrantes, de la diáspora, o como quiera que se llame cada uno a sí mismo, han manifestado las mismas reacciones: aceptación, reserva, rechazo. La diferencia radica en que fuera de Cuba realmente existe la posibilidad de expresarse libremente, ya sea en una esquina del downtown o en una página digital.



DIVERSIDAD DE CRITERIOS Y UNANIMIDAD



Es lógico que ninguna política o estrategia reciba aceptación unánime. Lo saben hasta los más furibundos del régimen, aunque públicamente no se den por enterados. Y es lógico entonces que, donde las opiniones pueden expresarse libremente, surjan y se puedan conocer con más facilidad distintos puntos de vista y criterios encontrados. Lo cual no establece el derecho de considerar enemigos a quienes piensen diferente.



Un enfoque del que no se ha hablado hasta ahora, y que quede muy claro que no reclamo para nada la autoría de esta opinión, pues la escuché de una persona inteligente, tiene que ver con lo siguiente:



Todos saben perfectamente que la población negra residente en Cuba es la que menos acceso tiene a la moneda fuerte, con la que se pueden obtener productos de primera necesidad, dada la casi ausencia de remesas para ellos por la escasa cantidad de negros cubanos residentes en el exterior (afortunadamente, entre cubanos, no tenemos que decir “afro-americanos” para ser políticamente correctos, pues la mención al color de la piel es descriptiva, y casi nadie la entiende como discriminatoria). Por otra parte, esa población negra tiene vedados o muy cerrados los accesos a los trabajos y negocios que pueden generar ingresos (legales y casi-legales) en dólares o CUC.



Con un aumento en flecha de turistas estadounidenses a la Isla, independientemente que el destino final de los dólares que gasten sean las arcas del régimen, una gran cantidad de dinero se movería por las manos de los cubanos en la calle, tanto a través de la economía formal como de la informal, y de esa manera esa población negra marginada podría tener acceso a dólares que en las circunstancias actuales le están prácticamente vedados.



Decir que no pasa lo mismo con los más de dos millones de turistas que visitan Cuba cada año es una verdad muy porosa: en cierto sentido, parte de esos dólares sí llega a la población negra por las vías referidas, y tampoco es exacto considerar que los europeos y latinoamericanos que van a Cuba buscando turismo barato pueden tener el mismo nivel de consumo y gastos que normalmente tienen los turistas estadounidenses en cualquier lugar del mundo.



No hay que estar de acuerdo con el razonamiento anterior, pero tampoco hay que sorprenderse si esa idea estuviera latente entre los congresistas del Caucus Negro que visitaron Cuba. Podrán ser considerados ingenuos por algunos, por muchos, o por todos, (“naives”, como se dice en inglés), oportunistas políticos si se desea, pero automáticamente no califican como “enemigos” ni hay derecho, razonablemente, a descalificarlos, simplemente porque no nos gusten sus puntos de vista.



Algo se está “cocinando” entre el establishment norteamericano y el régimen cubano, cada parte con sus objetivos, agendas y estrategias. Y lo peor de todo, para los cubanos, sería quedarse fuera y lejos de esa realidad que se nos viene encima.



Cuando alguien no está de acuerdo con la dirección que lleva un tren democrático lo más práctico y saludable no puede ser acostarse en las vías para tratar de detenerlo; tampoco pretender descarrilarlo con violencia, pues se trata de un tren democrático. Y nada de todo lo anterior debe verse tampoco como una invitación para subir al tren y disfrutar el paseo, aunque no nos guste su destino.



Es una invitación a pensar, a razonar, de qué manera algo que es inevitable por estar fuera del alcance de casi todos los cubanos puede hacerse llegar a un final que, aunque no sea el más feliz, sea por lo menos lo más aceptable que se pueda lograr.



En otras palabras, pensar realistamente, sin patalear como ahorcado, en cómo lograr que ese tren Washington-La Habana, que ya ha comenzado a moverse, pueda de alguna manera tener que hacer escala en Miami, y sin que Penélope tenga que deshacer su tejido continuamente.



Es decir, ahora. Porque después sería muy tarde. O, peor aún, innecesario.



Fuente : Think Tank cubano por: Dr. Eugenio Yáñez


Saludos a todos , de Americo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Dom Abr 19, 2009 11:25 pm

Yo,la verdad no me quiero abrazar con todos,por ejemplo...no quiero abrazar a Juan Formell,tampoco quiero abrazar al policia que me registro la casa,ni al que declaro en contra de mi suegro y condeno a mi esposo a crecer sin su padre..no critico a los que no son victimas y como no tienen nada que perdonar les resulta facil abrazar al contrario....en mi opinion la politica del Presidente Obama no dara nada,ni para Cuba y aun menos para su propio pais....las tremendas deudas contraidas haran muy dificil la vida de todos.....generaciones futuras recordaran estos momentos como los peores administrados de la historia..

Sandra

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Lun Abr 20, 2009 12:51 am

Cese, señora, el duelo en vuestro canto,
¿Qué fuera nuestra vida sin enojos?
¡Vivir es padecer! ¡sufrir es santo!
¿Cómo fueran tan bellos vuestros ojos
Si alguna vez no los mojara el llanto?

Romped las cuerdas del amargo duelo.
Quien sufre como vos sufrís, señora:
Es más que una mujer, algo del cielo,
Que de él huyó y entre nosotros mora
.
Jose Marti.

Saludos de Americo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por freedom of expression el Lun Abr 20, 2009 1:12 am

La dictadura ya logro lo que quería y sabia que podía obtener,cientos de millones de dolares en turismo y remesas,lo demás es historia,ese tren ya se fue.

freedom of expression
VIP

Cantidad de mensajes : 1691
Edad : 53
Valoración de Comentarios : 192
Puntos : 1049
Fecha de inscripción : 14/10/2007

Ver perfil de usuario http://pinceladasdecuba.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por roberto ramirez el Lun Abr 20, 2009 12:34 pm

Me enantaria ver que sucede , miren los presos politicos cubanos que sufren los rigores de ese cruel sistema , llamese los ferrer garcia, bicet etc, etc , mas los que fueron liberados anteriomente como el mismo antunez , beatriz ,fariñas y demas no tienen la mas minima intecion de abandonar la isla , estos han manifestado que su mision es adentro y no fuera de cuba , si el sr obama hace ese canje que dudo por que el poder judicial norteamericano se respeta y ir en contra es una violacion como quedarian esto en cuba si no emigran ,seguiran bajo hostigamientos , amenazas y por que otra vez carcel , indudablemente la jugada no la veo por ninguna parte .

roberto ramirez
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2206
Edad : 49
Localización : MIAMI
Hobbies : BEISBOL
Valoración de Comentarios : 418
Puntos : 1765
Fecha de inscripción : 18/06/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Lun Abr 20, 2009 3:29 pm

Esto lo encontre en el Blog Penultimos Dias...



Penúltimos Días




La Cumbre de las Américas: una oportunidad perdida


April 20th, 2009 · 6:43 pm · 7 Comentarios



Por Mary Anastasia O’Grady, THE WALL STREET JOURNAL
Si el objetivo del Presidente Barack Obama en la Quinta Cumbre de
las Américas —celebrada este fin de semana en Trinidad y Tobago— era
agradar más que su predecesor George W. Bush a los dictadores y
populistas de izquierda de la región, la Casa Blanca puede anotarse una
victoria.
Si, por otra parte, nuestro comandante en jefe buscaba adelantar los
ideales de Estados Unidos, las cosas no salieron tan bien. Como ha
reportado la prensa, Obama pareció tener en Trinidad una buena acogida.
Pero el país más libre de la region soportó una paliza de parte del
presidente venezolano Hugo Chávez, el boliviano Evo Morales y el
nicaragüense Daniel Ortega.
Desde que Bill Clinton organizó la Primera Cumbre de las Américas,
en 1994 en Miami, esta cita regional ha estado decayendo. Pareció tocar
fondo en 2005 en Mar del Plata, Argentina, donde el Presidente Néstor
Kirchner le permitió a Chávez y a sus aliados revolucionarios del área
celebrar en un estadio cercano un masivo festival, con todo y quema de
banderas americanas, con el objetivo de humillar al Sr. Bush. Este año
fue todavía peor, con los bravucones del área acaparando las candilejas
y Obama dejando pasar una inapreciable oportunidad para defender la
libertad.
El Sr. Obama tenía que saber que la reunión es utilizada por los
políticos de la región para cohesionar sus bases domésticas,
demostrando que pueden poner al Tío Sam en su lugar. De haber entendido
esto, el presidente de Estados Unidos podría haber llegado a Puerto
España preparado para devolver el balón. Después de todo, estos
gobernantes han tolerado e incluso alentado durante décadas a uno de
los regímenes más represivos del siglo XX. En los últimos años, esa
represión se ha propagado de Cuba a Venezuela, y millones de
latinoamericanos viven hoy bajo una tiranía. Cómo líder del mundo
libre, Obama tenía el deber de hablar por estas personas sin voz. No
hacerlo fue un error.
El tema de Cuba era un lanzamiento lento que el presidente americano
pudo haber sacado del parque. Él sabía bien que sus homólogos le iban a
presionar para que pusiera fin al embargo estadounidense. Incluso se
preparó para ello días antes de la cumbre, al levantar
incondicionalmente las restricciones de los viajes y las remesas a la
isla, y ofrecer a las compañías estadounidenses de telecomunicaciones
la oportunidad de llevar tecnología a la atrasada isla caribeña.
¿Cree usted que eso ayudó a que Estados Unidos fuera visto bajo una
luz más positiva en la región? Se equivoca. Raúl Castro respondió el
viernes desde Venezuela con una larga diatriba contra el opresor yanqui
y una oferta fresca para negociar en términos de “igualdad”. Si usted
no habla cubano, le traduciré: los hermanos Castro quieren créditos de
los bancos estadounidenses, pues le han dejado de pagar al resto del
mundo, y nadie más quiere prestarles dinero. También anhelan la
asistencia exterior del Banco Mundial.
Quienquiera que piense que Raúl está valorando celebrar elecciones
libres está soñando. No obstante, la sugerencia cubana de poner “todo”
sobre la mesa se convirtió en la “noticia” de la cumbre. Y si bien es
cierto que Obama mencionó a los presos políticos en su lista de cosas
que Estados Unidos desea negociar, pudo haber hecho mucho más.
En realidad, pudo haber desenmascarado el bluff de Raúl
poniendo los reflectores sobre los presos de conciencia, mencionándolos
por sus nombres. Pudo haber hablado de hombres como el pacifista
afrocubano Oscar Elías Biscet, quien ha escrito con elocuencia sobre su
admiración por Martin Luther King Jr., y que actualmente se encuentra
en una cárcel por el delito de disentir.
El primer presidente negro de Estados Unidos pudo haber nombrado a
cientos de otros cubanos retenidos en condiciones inhumanas por un
dictador blanco. También pudo haber preguntado al Presidente Lula da
Silva de Brasil, a la chilena Michelle Bachelet y al mandatario
mexicano Felipe Calderón cuáles son sus posiciones respecto a los
derechos humanos para todos los cubanos. Imagine qué habría pasado si
Obama hubiese pedido que levantaran la mano los que creyeran que los
cubanos merecen menos la libertad que, digamos, la mayoría negra de
Sudáfrica bajo el apartheid, o los chilenos durante la dictadura de
Pinochet. Claro que ésa no sería una buena forma de ganar un concurso
de popularidad o congraciarse con aquellos simpatizantes del presidente
que forman fila para hacer negocios en Cuba.
En lugar de hacer estas cosas, el presidente de los Estados Unidos
se limitó a flotar en el río de la cumbre, y a rebotar pasivamente en
los obstáculos que encontró. El “regalo” de Chávez a Obama, el manual
revolucionario izquierdista de 1971, Las venas abiertas de América Latina,
seguido por una sugerencia de renovar las relaciones a nivel de
embajadas, fue un insulto al pueblo estadounidense. Es cierto que
dedicarle demasiada atención al venezolano habría sido
contraproducente. Pero Obama debió haber presentado una sonora queja
por las agresiones de ese país, que ha apoyado a los terroristas
colombianos, el narcotráfico y las ambiciones nucleares de Irán. Como
le dijo el domingo el ex director de la CIA Michael Hayden a la
division de noticias de la cadena Fox: “la conducta del Presidente
Chávez en los últimos años sin dudas ha sido nefasta, tanto
internacionalmente como en lo que respecta a lo que ha hecho
internamente en Venezuela”.
Lástima que Obama no tuviera a mano un ejemplar del éxito de librería de fines de los 90 Manual del perfecto idiota latinoamericano
para que se lo hubiera regalado a Chávez. Otra manera en que Obama
podía haber neutralizado a la izquierda habría sido anunciar una
gestión de la Casa Blanca para ratificar el Acuerdo de Libre Comercio
con Colombia. Pero eso tampoco ocurrió. Sólo prometió continuar
discutiendo el tema, una estrategia que no ofende a nadie, pero que
tampoco conduce a ninguna parte. Una estrategia que podría resumir,
hasta la fecha, la política exterior del Sr. Obama para el hemisferio.
[Traducción por cortesía de Rolando Cartaya]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por armando aguilar el Lun Abr 20, 2009 5:09 pm

Sin ánimo de ser pesimista: pueden darse las conversaciones, y el regimen permitirá que se le pidan concesiones hasta que lleguen a las que puedan hacer peligrar su "estabilidad". En ese punto comenzará la historia de siempre:
"No permitiremos que se trate de dañar nuestra soberanía y autodeterminación"... frase muy bien secundada por sus muchos aliados letrinoamericanos y europeos.
Soberanía... palabra muy de moda para definir los caprichos de los regimenes totalitarios; y aunque parezca increíble, todavía funciona.
Saludos.

armando aguilar
VIP

Cantidad de mensajes : 4062
Edad : 60
Valoración de Comentarios : 1726
Puntos : 4151
Fecha de inscripción : 18/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por obberoso el Lun Abr 20, 2009 6:46 pm

Eso me recuerda al presidente de Colombia Alvaro Uribe cuando en una entrevista le preguntaron a cerca de Cuba y respondió que colombia respeta la soberanía de Cuba y por eso no se inmiscuia,como usted dice Armando,palabrita muy mal usada para dejar que las tiranías hagan y desagan a su antojo,por otra parte buen enfoque el de ese artículo con respecto al presidente americano,esa es exactamente la palabra,congraciarse con los dictadores latinoamericanos,gesto este muy divorciado de la política estadounidense por los siglos de los siglos,ya lo decía y que me perdonen los demócratas,lo que gobierna estados unidos hoy cambiado por m....se pierde el embase....Obberoso

obberoso
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 545
Valoración de Comentarios : 170
Puntos : 689
Fecha de inscripción : 15/11/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 1:10 pm

martes 21 de abril de 2009





Militarización






Estoy feliz de que Estados Unidos levante las sanciones y asuma una nueva posición política con respecto al gobierno cubano. Pero
se me aprieta el pecho cuando salgo a la calle y reafirmo una impresión
que se ha ido convirtiendo en certeza estos últimos meses: de cada
cinco carros que circulan por las avenidas dos tienen chapa verde. Mis
amigos me confirman mi inquietud, además de los consabidos Ladas, ahora
BMW y Audi ostentan la inconfundible chapa del Ministerio del Interior.
¿Qué
está sucediendo? ¿Por qué de cada cinco carros hay dos de militares?
¿Por qué veo mi ciudad “enverdecerse” a niveles absurdos en menos de
tres meses? ¿Por qué desde 23 y G hasta 23 y Malecón hay, además de los
policías, grupos uniformados de verde olivo transitando? ¿Por qué si
Raúl Castro afirma que quiere terminar con la “Guerra Fría”, la
operación Caigüirán continúa llevándose diariamente a los hombres
“aptos” FAR? Pues sí: Artistas, médicos, informáticos, estudiantes,
desvinculados, vinculados, profesionales y todo el mundo han recibido
la tristemente esperada citación del Comité Militar para movilizarse en
una Unidad Militar durante un mes como mínimo (a mi cuñado se lo han
llevado ya dos veces). ¿Por qué si el gobierno cubano exige el
levantamiento total del embargo y apoya la reunificación familiar Edgar López
lleva dos años esperando un permiso de salida para estar con su esposa,
su madre y sus hermanos? ¿Por qué entonces hay un operativo y arrestos
diarios frente a su casa para que se rinda de su huelga de hambre? ¿No
sería más consecuente, más inteligente e incluso más conveniente para
el gobierno otorgarle su tarjeta blanca?
La
desinformación es un hueco negro en el cerebro de la gente. Ayer
saliendo del cine un amigo me decía que estaba bien levantar las
sanciones sobre los viajes, pero que Obama debería también levantar las
restricciones informáticas…cuando le dije que ya estaban levantadas
casi se desmaya: acababa de argumentarme que en Cuba no había Internet
por culpa del embargo. Con los ojos muy abiertos y cara de decepción me
contestó: ¡Pero eso sí que no lo han dicho! Ya lo pregunté en un post: ¿Estamos en Alerta Roja?, pero lo triste es que parece que continuamos.

Esto lo traigo del Blog Octavo Cerco.

Les ire poniendo lo que desde Cuba se escribe sobre como reacciona el castrismo a los ojos del cubano de a pie

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 1:12 pm

Hacia afuera



La cumbre de las Américas terminó ayer y no parece que se vaya a
convocar una reunión urgente del parlamento, ni un pleno extraordinario
del Comité Central del Partido para analizar las propuestas hechas por
Obama. “Un nuevo comienzo con Cuba” dijo el presidente norteamericano
en Trinidad y Tobago, pero hoy las reflexiones de Fidel Castro sólo
aludían al largo discurso de Daniel Ortega. Los periodistas del
Noticiero Nacional no han salido a las calles a recoger las impresiones
del pueblo y a mi vecino lo alistaron para la Operación Caguairán, ante
una posible invasión del Norte.
Dada la importancia de lo que está ocurriendo, la reunión de
rendición de cuentas que se hará hoy en mi edificio debería dedicarse a
las nuevas relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Sin embargo, el
delegado prefiere hablar de los indisciplinados vecinos que botan la
basura fuera de los tanques antes que saber nuestra opinión sobre el
fin del diferendo. En la escuela de mi hijo, algún profesor le repite
que “Obama es como Bush, pero pintado de negro” y las vallas
llamándonos a la lucha contra el imperialismo continúan en las calles.
No sé qué pensar ante la diferencia entre lo que se dice hacia el
exterior y el cansino sermón que nos administran cada día. Hasta el
propio Raúl Castro parece estar dispuesto a hablar con Obama sobre
temas que nunca ha querido debatir con nosotros. No puedo evitar
cuestionarme, entonces, si todo eso del “ramo de olivo” y de la
predisposición a tocar amplios temas, no serán sólo palabras dichas
hacia afuera, frases pronunciadas lejos de nuestros oídos.
Esto lo tome de Generacion Y

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 1:15 pm

a agenda de discusiones


21 de Abril, 2009





Ahora que parece inminente que se
produzca un diálogo entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba, sale
a relucir una de las aristas más espinosas del tema: que los
norteamericanos reconozcan a los mandatarios cubanos como los legítimos
gobernantes de la nación.

Desde enero de 1961, cuando USA rompió
las relaciones, el tratamiento dado por los diferentes gobiernos de los
Estados Unidos al de Cuba pudiera ser comparado al procedimiento que
sigue un negociador cuando habla con un secuestrador que mantiene
cautivos a sus rehenes. Quizás sea por eso que Raúl Castro exigió con
tanto énfasis en la Cumbre del ALBA que podría discutir de todo con
los norteamericanos a condición de que fuera en igualdad de condiciones.

Hay que reconocer que la parte cubana
nunca (excepto en discursos muy ideologizados) ha tratado a ningún
gobierno norteamericano como un usurpador que toma o mantiene el poder
en contra de la voluntad del pueblo. Para sustantivar esta abstracción,
Fidel Castro nunca negó que Eisenhower, Kenedy, Johnson , Nixon, Ford,
Carter, Reagan, Bush (padre), Clinton, Bush (hijo), hayan sido los
legítimos presidentes del pueblo norteamericano. Sin embargo, todos
ellos lo consideraron a él como un dictador.

Ahora, Obama afirma que está dispuesto
a llevar las relaciones entre los dos países en una nueva dirección y
que su administración podría discutir una amplia gama de asuntos, desde
los derechos humanos a la libertad de expresión, las reformas
democráticas, las drogas y los asuntos económicos. Por su parte, Raúl
Castro, mientras gesticulaba como si estuviera declarando la guerra,
anunció una agenda similar cuando dijo estar dispuesto a discutir sobre
cualquier cosa, incluyendo los temas de los presos políticos, los
derechos humanos y la libertad de prensa.

Mi impresión personal es que Raúl
Castro ha elegido al señor Obama como un interlocutor válido para
debatir temas que tendría que discutir con sus opositores, vivan estos
en el exilio o en la isla. Para llevarlo más lejos, son los temas de
política interna que tendrían que discutirse en el seno del Partido
Comunista en su próximo congreso o entre los diputados en la próxima
sesión del Parlamento. Entiendo que hay que hablar con los Estados
Unidos sobre muchos temas, como son los asuntos migratorios, el control
de las drogas en la región y asuntos más complicados como el de las
propiedades confiscadas o la indemnización que reclama el gobierno
cubano por los daños ocasionados con el bloqueo, pero no me imagino al
presidente de mi país comprometiéndose con el jefe de una potencia
extranjera a que va a soltar prisioneros, que va a permitir que los
ciudadanos expresen libremente sus opiniones y los va a dejar salir de
la isla cuando quieran. No lo entiendo. Esa es la agenda de los
secuestradores cuando le van a pedir al mediador que les sitúe un avión
con gasolina en el aeropuerto más cercano.


Esto lo escribe Reynaldo en su blog Desde Aqui.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 1:42 pm

LAS EMBOSCADAS DE TRINIDAD-TOBAGO




Cuba fue suspendida de la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1962, durante la VIII Reunión de Cancilleres en Punta del Este, Uruguay, en base a la resolución sexta de ese cónclave, que declaró al marxismo-leninismo incompatible con el sistema interamericano, y por su estrecha alianza y vinculación con el entonces todavía bloque chino-soviético.



Evidentemente, en términos técnicos, ninguno de esos elementos tiene vigencia en nuestros días: ni existe un bloque chino-soviético, ni el “marxismo-leninismo” es una categoría a tener en cuenta en la actualidad: la ideología en la Cuba de hoy, lo saben todos, aunque el régimen se proclame socialista y comunista, es un engendro conceptual para entretener a la izquierda belicosa latinoamericana y europea, y un demasiado clásico caudillismo dinástico, con dos hermanos en el poder por medio siglo.



Como esa resolución sexta de Punta del Este es “inútil” y “obsoleta”, una gran cantidad de gobiernos latinoamericanos y caribeños desean dejarla sin efecto. El secretario general de la organización, el chileno José Miguel Insulza, acaba de decir que “es una resolución que habla del marxismo-leninismo, del eje chino-soviético”. “Hoy China es el principal socio comercial de Estados Unidos y la Unión Soviética ya desapareció. Y hay un país que está suspendido de la OEA por ser miembro del eje chino-soviético”. Por eso ha asegurado que “mi primer planteamiento es que deroguemos la resolución del año 62 y eso se lo voy a pedir a la asamblea yo, a la asamblea general de la OEA” que se celebrará en San Pedro de Sula, Honduras, a fines del próximo mes.



Llevando las cosas más lejos, el presidente brasileño Lula da Silva ha señalado que Cuba merece una “disculpa” por haber sido separada de la organización en aquellos momentos, lo que resulta un criterio muy discutible, teniendo en cuenta que en 1962, cuando el régimen fue suspendido de la OEA, el bloque chino-soviético y la guerra fría eran realidades muy evidentes y Cuba estaba estrechamente aliada a tal bloque “socialista”.



El presidente boliviano Evo Morales llegó a solicitar, en uno de sus delirios en Brasil, la expulsión de Estados Unidos de la OEA y la admisión de Cuba al mismo tiempo. Y el presidente ecuatoriano Rafael Correa ha propuesto la creación de una Organización de Estados Latinoamericanos y del Caribe, amparada en conceptos geográficos, que dejaría fuera a Estados Unidos y Canadá. Lo que en la Unión Africana tiene sentido, al no incluir a los países europeos en la misma, porque no son parte de África, es absurdo en el continente americano, a no ser que se establezcan criterios ideológicos como base de tal organización.



El gobierno cubano a partir de 1959 tuvo una breve relación con la OEA, de poco más de tres años, frente a los cuarenta y siete de separación, alejamiento, insultos y desprecios que han caracterizado su posición oficial frente a la organización. Solamente en 1979, cuando la organización cerró filas frente al tambaleante dictador nicaragüense Anastasio Somoza, Fidel Castro tuvo algunas palabras cálidas, destacando que era un caso excepcional. El resto del tiempo, el lenguaje del régimen cubano ha sido de guerra fría y enfrentamiento, llamándola desde ministerio de colonias de Estados Unidos hasta letrina.



El pasado 14 de abril Fidel Castro escribió en una “reflexión”, titulada “¿Tiene la OEA el derecho a existir?”, que esa organización “tiene una historia que recoge toda la basura de 60 años de traición a los pueblos de América Latina”. Aunque evidentemente los resultados que ha logrado la organización durante sesenta años no son nada envidiables, la arremetida del Comandante va mucho más allá de un simple rechazo: “nosotros no queremos ni siquiera escuchar el infame nombre de esa institución. No ha prestado un solo servicio a nuestros pueblos; es la encarnación de la traición. Si se suman todas las acciones agresivas de las que fue cómplice, estas alcanzan cientos de miles de vidas y acumulan decenas de años sangrientos”.



¿Por qué ese furibundo ataque contra la organización, en momentos en que ésta está haciendo gestiones para facilitar el regreso de Cuba al marco del sistema interamericano? La OEA en la actualidad es muy diferente a la de la década del sesenta del siglo pasado, y la presencia en esa institución de países ideológicamente aliados con Cuba, y otros que sin dificultad le darían apoyo para un regreso, hace imposible que se conjuguen condiciones como las de entonces para una nueva humillación o suspensión.



Sin embargo, Fidel Castro no deja resquicios para la duda. Refiriéndose a la Cumbre de Trinidad-Tobago amenazó: “Su reunión será un campo de batalla, que pondrá en situación embarazosa a muchos gobiernos. Que no se diga, sin embargo, que Cuba lanzó la primera piedra. Nos ofende incluso, al suponer que estamos deseosos de ingresar en la OEA. El tren ha pasado hace rato, e Insulza no se ha enterado todavía. Algún día muchos países pedirán perdón por haber pertenecido a ella”.



Todo se explica fácilmente cuando se lee la Carta Democrática Interamericana (CDI), aprobada en el año 2001 en Lima Perú, que señala que “Los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla. La democracia es esencial para el desarrollo social, político y económico de los pueblos de las Américas”. Además, “La democracia es indispensable para el ejercicio efectivo de las libertades fundamentales y los derechos humanos, en su carácter universal, indivisible e interdependiente, consagrados en las respectivas constituciones de los Estados y en los instrumentos interamericanos e internacionales de derechos humanos”.



Por si fuera poco, se añade: “Son elementos esenciales de la democracia representativa, entre otros, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al estado de derecho; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas; y la separación e independencia de los poderes públicos”.



Ya no se trata de “incompatibilidad” con una ideología o pertenencia a un bloque político-militar, sino de principios muy concretos universalmente aceptados y que forman parte del derecho natural de las personas: “Son componentes fundamentales del ejercicio de la democracia la transparencia de las actividades gubernamentales, la probidad, la responsabilidad de los gobiernos en la gestión pública, el respeto por los derechos sociales y la libertad de expresión y de prensa”.



¿Cómo se podría compatibilizar la presencia de Cuba en la OEA con la existencia de tales cláusulas en la Carta Democrática Interamericana? Evidentemente, habría que dejar sin efecto tal documento, lo que desprestigiaría a la organización, o hacer una bochornosa excepción en el caso de Cuba, amparándose en la supuesta “injusticia” de 1962, para permitirle la entrada, cuyo resultado práctico sería tan des-legitimante como la anulación de la CDI.



No por gusto Hugo Chávez hizo la inverosímil declaración de que “en Cuba hay más democracia que en Estados Unidos”, que sería el camino del enfoque para forzar el regreso de Cuba a la organización con el desconocimiento deliberado de la Carta Democrática Interamericana. Que se trate de un dislate no es suficiente para que no argumente de esta manera, aunque así es evidente que no puede conducir a ningún resultado sensato.



Con un sentido más práctico, Raúl Castro señaló al llegar a Venezuela, el día anterior al arrebato de Chávez, que “la OEA tiene que desaparecer”: él sabe perfectamente que la barrera de la Carta Democrática es infranqueable, y como militar entiende perfectamente que se trataría de una batalla que solo reportaría desgaste y bajas, sin posibilidades reales de victoria. Naturalmente, la “desaparición” de la OEA no parece nada sensato por el momento, pero se podrían estar jugando otras cartas a la vez.



Pretendiendo colocarse en el medio, el brasileño Lula da Silva parecía intentar favorecer el regreso de Cuba al sistema interamericano sin su inclusión en todos sus mecanismos, sino solamente en algunos, comenzando por la participación del gobierno cubano en la siguiente Cumbre de las Américas, aunque primero habría que ver si su entrada sería como miembro pleno o como observador, y a la vez darle participación en mecanismos regionales donde Cuba podría desempeñar un papel en coordinaciones tales como la lucha contra desastres naturales, epidemias, narcotráfico, o tráfico de personas, de la misma manera en que el país no ha dejado de participar ni un instante en los mecanismos de la Organización Panamericana de la Salud, por ejemplo. Aunque nadie lo ha dicho así, este enfoque parecería estar contando con el paso inexorable de la biología, y que en dos o tres años habría que lidiar solamente con un Castro y no con dos, o tal vez con ninguno.



A pesar de los escándalos y alborotos de Hugo Chávez, fue el presidente brasileño, sin bulla ni aspavientos, quien más ha hecho, y logrado, para la readmisión de Cuba en los mecanismos del sistema interamericano, o más exactamente, latinoamericano. El pasado mes de diciembre de 2008, en Brasil, fue la apoteosis del regreso de Cuba, con el apoyo de todos los mandatarios latinoamericanos y caribeños.



Como señalaba Público.es de Madrid, antes de la Cumbre Lula había “mostrado un cierto nerviosismo ante la posibilidad de que el líder bolivariano opte por el tono de confrontación y dé al traste con sus intentos de formalizar su liderazgo en el cono sur. Fuentes diplomáticas citadas por el diario brasileño O Globo, aseguraron que Lula ha asumido un papel de ‘bombero’ en el encuentro de Puerto España para calmar los ánimos. Esas mismas fuentes también indicaron que Chávez será transparente en su exposición sobre el modelo económico imperante y sobre el embargo a Cuba pero dejará a Lula la interlocución con Obama”.



Asesores de alto nivel del gobierno brasileño dejaron entrever a la prensa de su país que la reciente visita del canciller cubano Bruno Rodríguez a Río de Janeiro tuvo por objetivo la discusión de tales perspectivas, y aparentemente el gobierno de Raúl Castro manifestó su aprobación a tal estrategia, lo que permitiría a los cubanos avanzar dentro del actual sistema interamericano sin tener que chocar directamente con la administración del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.



Sin embargo, las cosas tomaron otro camino muy diferente desde la semana pasada, comenzando con la eliminación de las restricciones para remesas y viajes de cubanoamericanos a la Isla, y se creó un escenario diferente.



“Sentimos que la política hacia Cuba ha fracasado”: es significativa la forma en que la secretaria de Estado Hillary Clinton respondió muy pragmáticamente en Santo Domingo, en una conferencia de prensa conjunta con el presidente Leonel Fernández, a las fogosas, intempestivas e imprevistas declaraciones de Raúl Castro en Venezuela.



El general había dicho unas horas antes en la Cumbre del ALBA, en una intervención improvisada y no prevista en el programa de la reunión: “Le hemos mandado a decir al gobierno norteamericano, en privado y en público, que estamos abiertos cuando ellos quieran a discutirlo todo, derechos humanos, libertad de prensa, presos políticos, todo lo que quieran discutir”. (Por cierto, se le escapó la frase “presos políticos” en vez de decir, como hace siempre, “mercenarios”).



Hillary Clinton explicó: “Hemos visto los comentarios del presidente Raúl Castro y acogemos con beneplácito esa declaración”. Y añadió: “Lo tomaremos muy seriamente y vamos a considerar esa respuesta”, basados en que “el diálogo es un herramienta útil para alanzar la paz, la prosperidad y el progreso”. Estados Unidos no le quiere cerrar las puertas al general ni mucho menos, a pesar de las continuas andanadas en las reflexiones del Comandante.



Sin embargo, las estrechas relaciones de Hugo Chávez con su “padre” ideológico Fidel Castro, sus incendiarias declaraciones y su anuncio de estar “preparando la artillería” para la Cumbre de Las Américas, sumadas a cuatro reflexiones en menos de veinticuatro horas por parte del Convaleciente en Jefe, a pesar de que había anunciado anteriormente que este año escribiría menos, podrían sugerir que Raúl Castro, en su relación con Lula da Silva, se habría movido en una línea diferente a la de su hermano mayor, lo cual podría resultar un movimiento demasiado peligroso para el general.



No se puede culpar al hermano mayor de entrometerse, puesto que Raúl Castro le regaló públicamente, desde que asumió la presidencia en febrero del 2008, el derecho a ser consultado en las “cuestiones estratégicas” de política exterior y economía, y nada más “estratégico” en Cuba que el manejo de las relaciones con Estados Unidos.



Continua:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 1:45 pm

Podría tratarse tal vez del juego del policía malo y el policía bueno: con una exigencia desproporcionada de concesiones, como plantean reiteradamente Fidel Castro y Hugo Chávez con su cohorte extremista, se pensaba que sería más fácil llegar, en el tema de Cuba, a un acuerdo de consenso como el que encabezaba Lula, con integración selectiva del gobierno cubano solo a determinados mecanismos del sistema interamericano y no a todos. Un rechazo de Estados Unidos también a esta solución intermedia le podría haber dejado mal parado ante la casi totalidad de los gobiernos latinoamericanos y del Caribe que desean que se haga “algo”.



El grupo del ALBA, con Chávez a la cabeza, siempre imprevisible, pretendía hacer estallar el caso Cuba en el mismo medio de la cumbre, aunque después lo primero que hizo frente a Obama fue darle la mano sonriente y decirle “yo quiero ser tu amigo”, y al día siguiente regalarle un libro y nombrar embajador en Washington, cargo vacante desde septiembre del 2008.



En el “Documento de los Países del ALBA para la V Cumbre de las Américas” aprobado en Cumaná, Venezuela, con la participación de Raúl Castro y la delegación cubana, se decía hasta: “demandamos la abrogación de la Ley de Ajuste Cubano y la eliminación de la política de Pies Secos – Pies Mojados, de carácter discriminatorio y selectivo, y causantes de pérdidas de vidas humanas”, algo que para nada tiene que ver con los objetivos y razones de la Cumbre de Trinidad-Tobago.



En esa Declaración final, el lenguaje era belicoso y confrontacional: haciendo referencia al proyecto de Declaración de la Quinta Cumbre de Las Américas, que supuestamente ya estaba consensuado entre los participantes, el documento del ALBA señalaba que “Excluye injustificadamente a Cuba, sin hacer mención al consenso general que existe en la región para condenar el bloqueo y los intentos de aislamiento de los cuales su pueblo y su gobierno han sido incesantemente objeto, de manera criminal”.



A continuación señalaba que “respecto al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba y la exclusión de este país de la Cumbre de las Américas, los países de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América reiteramos la Declaración que todos los países de América Latina y el Caribe adoptaron el pasado 16 de diciembre del 2008 sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos de América a Cuba, incluida la aplicación de la llamada ley Helms-Burton…”



Preparado para esta realidad en Port of Spain, a pesar del interés manifestado por Estados Unidos de no convertir el tema de Cuba en asunto central de la Cumbre de Trinidad, el presidente Barack Obama abordó el tema valiente y creativamente desde sus primeras palabras a la magna cita, en su discurso de dieciséis minutos de duración, que representa el cambio más trascendental y estratégico de la política norteamericana hacia Cuba en los últimos cincuenta años:



“Estoy aquí para lanzar un nuevo capítulo” en las relaciones entre EEUU y Cuba. “En los dos últimos años he indicado, y repito hoy, que estoy preparado para que mi Administración se involucre con el Gobierno de Cuba en una amplia gama de asuntos, desde los derechos humanos a la libertad de expresión, las reformas democráticas, las drogas y los asuntos económicos”. (…) "Quiero aclarar que no estoy interesado en hablar por hablar. Pero sí creo que podemos mover las relaciones entre Estados Unidos y Cuba en una nueva dirección'' (…) “Sé que hay un largo camino por delante para acabar con décadas de desconfianza, pero hay pasos decisivos que podemos tomar hacia un nuevo día”.



Durante el segundo día de la Cumbre, Obama sorprendió de nuevo positivamente, como puede verse en este despacho de El País: “Barack Obama restableció ayer la comunicación con el venezolano Hugo Chávez y le pidió, así como a otros líderes rivales y aliados de Estados Unidos en América Latina, ayuda para conseguir un diálogo fructífero con Cuba. El Gobierno estadounidense recordó que ese diálogo tiene como objetivo último la consecución de la democracia en la isla, pero advirtió que, en el camino, hay muchos asuntos, como emigración y narcotráfico, que pueden empezar a discutirse en un marco de normalización de las relaciones”.



La misma fuente admitió que no había habido compromisos específicos de parte de los dirigentes latinoamericanos de actuar en ese sentido y que la mayor parte de ellos insistieron en que Estados Unidos levante el embargo económico impuesto a Cuba en 1962.



Estados Unidos no parece, sin embargo, preocupado por las cautelas de algunos Gobiernos latinoamericanos respecto a su nueva política hacia Cuba, ni parece empeñado en pretender obtener resultados de inmediato. “Este es sólo el inicio de un proceso. El presidente ha dejado claro que nuestra meta es ver una Cuba democrática, pero hay otros asuntos de los que podemos hablar y que tienen que ver simplemente con la naturaleza de las relaciones de dos países que comparten continente. No hay condiciones inmediatas, esto es un proceso”, explicó una fuente oficial”.



Con declaraciones de ese tipo, Obama desarmó muchas emboscadas y trampas que se habían preparado cuidadosamente contra él, y lo hizo días después del anuncio que dio la vuelta al mundo en instantes, al eliminar las restricciones de la era Bush tanto a viajes de los cubanoamericanos y envío de remesas a la Isla, como ampliando posibilidades en otras direcciones, lo que fue muy bien recibido por cubanos de la Isla y de Estados Unidos, y prácticamente por todas las cancillerías del mundo.



Simultáneamente, desentonando con el entorno antiimperialista latinoamericano, señaló que el levantamiento del embargo está estrechamente ligado a la evolución democrática en la Isla, y que no sería levantado como reparación de una injusticia histórica ni mucho menos. Y para no comenzar por el final, señaló que había muchos temas de los que se podría comenzar a conversar si realmente el gobierno cubano está interesado en hacerlo.



Más que defenderse, Obama enfrentó al problema activamente, tomando la iniciativa, y a partir de ese momento ya no serían necesarios interlocutores “soft” tipo Lula, ni “duros” tipo Chávez, porque él mismo ofreció negociar directamente con Cuba si Cuba realmente estaba interesada. Y a pesar de todo el pragmatismo en las ofertas para comenzar a negociar, ni en un momento se olvidó de los valores que dan sentido a la democracia. Vetar la resolución final de la Cumbre por no mencionar a Cuba y “el bloqueo”, como amenazaba el ALBA, ya no tenía sentido: los “duros” tuvieron que conformarse con no firmar la declaración final, que a fin de cuentas solamente firmó el primer ministro trinitario Patrick Manning, designado “por consenso” para hacerlo a nombre de todos los participantes.



“La batalla campal que se había anticipado para la V Cumbre de las Américas no se produjo y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se dio un "baño de América Latina" abriendo una nueva etapa en las relaciones entre Washington y la región”, dijo el mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.



Los hermanos Castro han ganado los “corazones y mentes” no solo de la opinión pública latinoamericana y caribeña, sino también de los gobiernos y cancillerías, en la batalla contra el “criminal bloqueo imperialista”, que comenzó con mucha fuerza a finales de los años ochenta, cuando se desmoronó el mito del campo “socialista” y terminaron los subsidios: desde Argentina a México y el Caribe, todos claman por el levantamiento del embargo, lo que no es más que el reflejo del criterio mundial en ese sentido, que se manifiesta cada año en las votaciones de Naciones Unidas, y donde las causas primarias del establecimiento del embargo, en respuesta a las acciones agresivas de Cuba contra Estados Unidos, o no se recuerdan o no se mencionan. Sin embargo, no pudieron ganar la batalla de la Cumbre de las Américas.



Muchos mandatarios del continente, quienes conocen perfectamente las condiciones dictatoriales y antidemocráticas de la sociedad cubana, al hablar del tema públicamente dicen “bloqueo” (el lenguaje de Cuba), no “embargo” (como dice EEUU), y los temas de los cambios democráticos y la liberación de presos políticos raramente se mencionan por cuando reclaman “el levantamiento del bloqueo”. En las escasas ocasiones que lo hacen, lo dicen de tal manera que más parecen caricias al régimen que reales exigencias. Por eso, “el presidente [Obama] les recordó que todos ellos están democráticamente elegidos, y que la democracia y el imperio de la ley en Cuba debería también ser una preocupación para ellos”, comentó un alto funcionario estadounidense.



Curiosamente, la separación de Cuba de la OEA y el establecimiento del embargo, independientemente de las causas que lo hayan motivado en su momento y de su “obsolescencia” o no en la actualidad, tuvieron como objetivo la creación de un “cordón sanitario” para aislar al régimen del resto del continente, pero tras cuarenta y siete años de funcionamiento de esa política el resultado ha sido absolutamente contraproducente, siendo Estados Unidos quien ha ido quedando aislado y enfrentado a América Latina y el Caribe en el tema cubano.



Lo que para Estados Unidos constituye sin dudas un arma muy efectiva en una eventual negociación con el régimen, se podría convertir en una herramienta oxidada de ceder a las presiones y el enfoque de la mayoría de los gobiernos latinoamericanos, que basados desde la desidia o el oportunismo hasta las mejores intenciones, y con buena dosis del antiimperialismo genético de nuestro continente, prácticamente exigen el levantamiento incondicional del embargo, precisamente la misma tesis defendida por Fidel Castro desde el principio, no como un elemento de negociación, sino como una injusticia histórica a reparar por “el imperio”.



Los mandatarios intentaron presionar al presidente de Estados Unidos con tales reclamos, pero además de que Obama se mantuvo firme en su posición en este tema, las decisiones sobre el embargo están en manos del Congreso, donde las presiones de los gobiernos del continente llegan, cuando llegan, con muchos menos decibeles, y no es un tema en el que el presidente Obama, enfrentado a los colosales retos de la crisis económica planetaria y la reconstrucción económica y social de Estados Unidos, tenga interés en invertir capital político en estos momentos.



Después de todo este proceso, es posible que la OEA y su secretario general tomen acuerdos sobre Cuba el próximo mes en Honduras, pero sin dudas van a tener muy poco efecto práctico, si es que tienen alguno. En el caso de la OEA, como en el del embargo, y todo lo que pase por la democratización, recibirá el rechazo absoluto y el desprecio de Fidel Castro. Si no hay alternativa sin pasar por la democratización, como debe ser y no hay razón para renunciar a ello, el proceso quedará empantanado.



Tal vez para resolver el dilema interamericano que representan Cuba y la OEA sería necesario reconstituirla mediante profundos cambios estructurales y conceptuales, como sucedió con la antigua Organización de Unidad Africana y la actual Unión Africana, dirigida nada menos que por Muamar el Khadafi. Sin embargo, esa idea no parece tener muchas posibilidades de prosperar.



Lo que si podría tal vez prosperar sería una “alternativa” paralela a la OEA, en cierto sentido como el ALBA de Chávez y Fidel Castro se creó, a golpes de petróleo, servicios médicos y maestros, como alternativa al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que promovió Estados Unidos y no logró materializarse: una alternativa de un mecanismo latinoamericano y caribeño, basado en una muy amplia colaboración técnico-económica y en aspectos de servicios sociales, donde no exista el estorbo de una Carta Democrática Interamericana, y pueda funcionar paralelo a la OEA, con Cuba como miembro pleno.



Si tal organismo fuese creado, sería competencia silenciosa y permanente de la OEA, restándole protagonismo continuamente, pues mientras la organización tradicional se iría concentrando en temas políticos y protocolares, las verdaderas preocupaciones del continente estarían en los temas económicos y sociales de la nueva organización.



Si fuera así, al final del cuento sería una victoria política de Fidel Castro, quien tendría que conformarse con que sea incompleta, al no poder lograr en vida el levantamiento incondicional “del criminal bloqueo imperialista” que siempre pretendió. Algo es algo.



En realpolitik, ganan los que juegan mejor. Y esta vez Barack Obama lo hizo mejor que los “duros”.

http://www.cubanalisis.com/ARTÍCULOS/EUGENIO%20-%20LAS%20EMBOSCADAS%20DE%20TRINIDAD-TOBAGO.htm[i]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 2:10 pm

EE.UU. se siente bienvenido
Que las relaciones entre Estados Unidos y América Latina parecen haber entrado en una nueva dinámica es algo que ninguno de los asistentes a la V Cumbre de las Américas, en Trinidad y Tobago, parece dudar.


Uno de los impulsores de esa nueva aproximación de la Casa Blanca hacia la región es Daniel Restrepo, el principal asesor en temas de América Latina del presidente Barack Obama.

Una medida de la importancia de su cargo dentro del gobierno la puede dar el hecho de que, a principios de la semana, Restrepo fue el encargado de anunciar los cambios en la política de Washington hacia Cuba, con el levantamiento de las restricciones de viajes de ciudadanos cubano-estadounidenses a la isla y el fin de los límites al envío de remesas.

Restrepo conversó con BBC Mundo sobre la marcha de la Cumbre de las Américas y, aunque reconoció el buen clima de la reunión, advirtió que lo importante es lo que se haga de ahora en adelante.

El funcionario aseguró que su país está dispuesto a escuchar opiniones distintas, si bien en una nota más personal afirmó que "duda" que leerá el libro que le regaló el presidente venezolano, Hugo Chávez, a Obama: "Las Venas Abiertas de América Latina", todo un clásico de la literatura izquierdista latinoamericana.


¿Con todo este clima de cordialidad, Estados Unidos se está sintiendo bienvenido de vuelta en el hemisferio durante esta Cumbre?

Obviamente, el presidente vino a cambiar el tono de las relaciones entre Estados Unidos y los demás países de las Américas. Creemos que lo ha logrado, pero también debemos reconocer que hay cosas más importantes que las bienvenidas, darse la mano, sonreír y las fotos, y son los hechos de todas partes. Lo importante va a ser qué se hace para mejorar las relaciones.


Pero las críticas fundamentales que se han hecho desde Washington en tiempos de la administración de George W. Bush a gobiernos como Venezuela, Bolivia o Cuba permanecen.

El presidente ha dejado bien claro que él quiere dejar detrás los argumentos del pasado, los argumentos ideológicos, y él está interesado en lo pragmático, en lo que se puede hacer para mejorar la vida de los pueblos. Sea superando esta crisis económica, sea en el marco del medio ambiente y energético, o sea en la seguridad ciudadana. Esas son las cosas prácticas que afectan a los pueblos de las Américas.

¿Eso significa que a la hora de acercarse a Cuba o a Venezuela, esas preocupaciones por la calidad de la democracia venezolana o por los derechos humanos en Cuba no va a estar en la mesa?

No. Como lo dejó bien claro anoche el presidente de los Estados Unidos, a él le preocupa la situación de los derechos humanos del pueblo cubano. Él piensa que las cosas que ha puesto en marcha para abrir una nueva etapa en la relación con Cuba son hechos que van a mejorar la situación de los derechos humanos. Él piensa que todos tenemos que enfocarnos en las Américas, en mejorar el bienestar y el respeto a los derechos humanos en todas las Américas, Cuba incluido.

No hay delegación cubana aquí en Trinidad, ¿pero se están acercando ustedes a Cuba a través de alguna otra delegación como Venezuela o Nicaragua?

No tenemos intermediarios con el gobierno cubano. El presidente ha dicho en varias ocasiones que está dispuesto a que el Departamento de Estado tenga comunicación sobre temas importantes como migración, el combate al narcotráfico, la mejoría de la democracia o el respeto a los derechos económicos básicos del pueblo cubano. Él sigue dispuesto a tener esas comunicaciones al nivel apropiado dentro del Departamento de Estado.

¿Pero no se van de la Cumbre con la sensación de que lo que aceptaría América Latina como la definitiva manifestación de buena voluntad de Washington es el desmontaje del bloqueo?

Obviamente, no salimos aquí tratando de encontrar una posición unánime sobre las tácticas para mejorar el bienestar del pueblo cubano. Tenemos en común que todos respetamos la democracia, la importancia de que los pueblos pueden autodeterminar su dirección, su gobierno. Y salimos de la Cumbre todavía con diferencias sobre cómo debe tratarse el tema de Cuba, pero siempre y cuando estemos dispuestos a escuchar y a tomar en cuenta la opinión de otros.

Ahora, tener esa discusión no implica necesariamente adoptar el punto de vista de otros. El presidente piensa que los pasos que ha tomado en abrir el espacio para que familias cubanas ayuden a otras familias cubanas son pasos de quiebre con una política del pasado. De allí en adelante vamos a hacer lo posible para llegar a ese día en el que el pueblo cubano pueda vivir en democracia.

¿Diría que lo logrado hasta ahora en la Cumbre garantiza que no habrán retrocesos en las relaciones entre América Latina y Estados Unidos, si aceptamos que están en una nueva etapa?

Estamos en una nueva etapa. Lo importante es cómo poner esto en práctica. Ver cómo se forman las asociaciones entre países sobre los temas importantes, cómo superar la crisis económica, los temas energéticos y climáticos o de seguridad de los ciudadanos. Lo importante de esta Cumbre, viendo hacia delante, es cómo se pone este nuevo espíritu y cómo hacerlo pragmático y real.

¿Ha leído usted alguna vez el libro que le regaló el presidente Chávez?

No lo he leído y dudo que lo leeré (...) Dudo que el presidente Obama haya tenido tiempo para enfocarse en el libro que le regaló el presidente Chávez que, obviamente, es un libro de ese pasado que queremos dejar detrás.

http://www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2009/04/090418_0349_entrevista_restrepo_gm.shtml

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 2:33 pm

Unidad.
Nos une la isla mas bella, que ojos humanos verán.
Cinco franjas, y una estrella, que el luto quiere apagar.
Nos une Marti; el Apóstol. Líder de la libertad.
Esas hermosas Praderas, y el Escudo Nacional

Nos unen nuestras familias, separadas por el mar.
Y amigos que desde infancia, nos esperan ver llegar.
Nos unen viejos juguetes, olvidados en algun antiguo hogar.
Con sus colores marchitos, ¡no tenian con quien jugar!

Nos unen miles de besos. Esos, que no les pudimos dar.
A tantos y tantos abuelos, porque no los vimos mas.
Ya los abuelos marcharon. ¿Sus nietos? . . . ¡Regresaran!

Nos unen tumbas, ¡tan tristes! . . . Silentes, mirando al mar.
Como buscando los cuerpos, perdidos sin rescatar.
¡Nos unen tantos recuerdos! Raíces, dificiles de olvidar.
Tantos padres sin sus hijos, ¡tantos hijos sin hogar!

Nos unen las capillitas, donde aprendimos a orar.
Y nos une la nostalgia del partir sin regresar.

Son tantas, ¡tantas las cosas!, uniendonos a la par,
que si me pongo a contarlas, no tendré donde acabar.
Solo se, que si un enojo, nos tratara de alejar,
como todos anhelamos ver a Cuba en libertad.
Se nos pasara ese enojo, ¡y nos uniremos mas!

Sue Mendez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 2:47 pm

Americo posteo...

Cuba fue suspendida de la Organización de
Estados Americanos (OEA) en 1962, durante la VIII Reunión de
Cancilleres en Punta del Este, Uruguay, en base a la resolución sexta
de ese cónclave, que declaró al marxismo-leninismo incompatible con el
sistema interamericano, y por su estrecha alianza y vinculación con el
entonces todavía bloque chino-soviético

Yo tengo entendido que el gobierno cubano fue suspendido....por invadir a Venezuela....si no fue asi que alguien me aclare.

Sandra


Última edición por Sandra el Miér Abr 22, 2009 10:09 pm, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 3:05 pm

Expulsión de Cuba
Cuba está excluida de participar en la organización; debido, oficialmente, a su régimen comunista, pero técnicamente aún es un país miembro. Esto es resultado de una decisión tomada en la octava cumbre en Punta del Este, Uruguay, el 31 de enero de 1962. La votación se produjo con el voto en contra de Cuba y con seis abstenciones de países latinoamericanos que no quisieron verse implicados pero sí seguir manteniendo relaciones con Estados Unidos: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador y México.

La parte operativa de la resolución decía literalmente que la adherencia al marxismo-leninismo es incompatible con el sistema interamericano y el alineamiento de tal gobierno con el bloque comunista rompía la unidad y solidaridad continental; que el gobierno de Cuba, identificado con el marxismo-leninismo, es incompatible con los principios y objetivos del sistema interamericano y que esta incompatibilidad excluye al gobierno cubano de participar en el sistema interamericano.

Sin embargo al excluir solo al gobierno cubano la comisión de la OEA se dedicó a redactar informes sobre derechos humanos en Cuba y atender casos de ciudadanos cubanos que fueron cuestionados por otros países americanos miembros. Como respuesta, el gobierno cubano envió una nota oficial a la Organización que decía que Cuba fue excluida arbitrariamente y que la OEA no tiene ninguna jurisdicción ni competencia en el país.[1]

http://es.wikipedia.org/wiki/OEA#Expulsi.C3.B3n_de_Cuba

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 3:43 pm

Gracias Americo...por traer informacion...

No se porque todos los canales de TV de Miami,criticaron el discurso de Cristina Fernandez ....argumentando que la conspiracion fidelista-comunista de mediados 1960 contra el gobierno de Romulo Betancourt en Venezuela habia sido el motivo por el cual el gobierno cubano habia sido suspendido en la OEA...todo resulta muy confuso..

He gustaria encontrar la Declaracion Final en alguna pagina oficial ,que no sea de izquierda...y de manera fundamental las palabras del presidente Betancourt.

Sandra


Última edición por Sandra el Miér Abr 22, 2009 10:09 pm, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 3:47 pm

Sandra el problema de Cuba ha sido tanto y tan complejo que ya muchas veces se olvida la causa , pero hay miles , pero lo de la OEA , fue asi , Saludos , Americo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 4:00 pm

INTRODUCCION



A. Informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en Cuba

Desde la iniciación de sus actividades, la CIDH ha recibido numerosas comunicaciones en las cuales se hace referencia a la situación de los derechos humanos en la República de Cuba habiendo elaborado, hasta la fecha, los siguientes cinco informes sobre este particular:

a) Informe sobre la Situación de los Derechos Humanos en Cuba (OEA/Ser.L/V/II.4, doc.30, 1o. de mayo de 1962);

b) Informe sobre la Situación de los Presos Políticos y sus Familiares en Cuba
(OEA/Ser.L/V/VI.7, doc.4, 17 de mayo de 1963);

c) Informe sobre la Situación de los Derechos Humanos en Cuba (OEA/Ser.L/V/II.17, doc.4, rev.1, 27 de abril de 1967);

d) Segundo Informe sobre la Situación de los Presos Políticos y sus Familiares en Cuba
(OEA/Ser.L/V/II.23, doc.6, rev.1, 7 de mayo de 1970); y

e) Quinto Informe de la CIDH sobre la Situación de los Derechos Humanos en Cuba
(OEA/Ser.6 CP/Inf.872/76, 1o. de junio de 1976).

B. La Organización de Estados Americanos y el Gobierno de Cuba

1. En vista de la exclusión de Cuba, en el año 1962, por parte de VIII Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, algunos Estados han objetado la competencia de la Comisión para considerar los asuntos concernientes a los derechos humanos en ese país.[1]

En razón de ello, la Comisión, en esta parte introductoria, señalará los antecedentes de este asunto y expondrá las razones que, en su concepto, justifican su competencia para continuar conociendo denuncia relativas a presuntas violaciones de derechos humanos en Cuba y para elaborar informes, como el presente estudio, sobre la materia.

2. El 31 de enero de 1962, durante la Octava Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA, celebrada en Punta del Este, Uruguay, se aprobó una serie de resoluciones relativas a Cuba; la más importante, a los efectos de este Informe, fue la Resolución VI, adoptada por el voto de catorce países a favor, uno en contra (Cuba) y seis abstenciones (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador y México), y por la cual se excluyó al actual Gobierno de Cuba de participar en el Sistema Interamericano. En dicha resolución se dispuso:

1. Que la adhesión de cualquier miembro de la Organización de los Estados Americanos al marxismo-leninismo es incompatible con el Sistema Interamericano y el alineamiento de tal Gobierno con el bloque comunista quebranta la unidad y solidaridad del hemisferio.


2. Que el actual Gobierno de Cuba, que oficialmente se ha identificado como un Gobierno marxista-leninista es incompatible con los principios y propósitos del Sistema Interamericano.

3. Que esta incompatibilidad excluye al actual Gobierno de Cuba de su participación en el Sistema Interamericano.

4. Que el Consejo de la Organización de los Estados Americanos y los otros órganos y organismos del Sistema Interamericano adopten sin demora las providencias necesarias para cumplir esta Resolución.2

3. En su sesión del 14 de febrero de 1962 el Consejo de la OEA tomó conocimiento de las resoluciones adoptadas por la VIII Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores y procedió a considerar, en primer lugar, la Resolución VI, especialmente, a la luz de lo dispuesto en los párrafos 3 y 4 de esa Resolución.

En dicha oportunidad, el Presidente manifestó lo siguiente sobre esta materia:

En atención a lo expresado en los párrafos 3 y 4 de la resolución que acaba de leerse, sólo compete al Consejo tomar las providencias que resulten de la exclusión del actual Gobierno de Cuba de su participación en el Sistema Interamericano, decidida por el Organo de Consulta. Por lo tanto, habiendo quedado excluído el actual Gobierno de Cuba de su participación en este Consejo, sus Comisiones y sus Organos desde la fecha de la aprobación de la citada resolución, sólo procede encomendar a la Comisión General el estudio de las providencias que puedan ser conducentes, a fin de que proponga, con la urgencia que el caso requiere, sus recomendaciones al Consejo acerca de algunos trámites que corresponda adoptar. La Presidencia ha creído prudente adoptar este procedimiento en vista de la variedad de providencias que pueden ser las comisiones respectivas, con el fin de que tenga un adecuado cumplimiento la decisión del Organo de Consulta. Además, la Presidencia estima que debe solicitarse al Secretario General que transmita al texto del Acta Final de la VIII Reunión de Consulta para su conocimiento y los fines consiguientes. Me permito adoptar el procedimiento que se ha permitido sugerir la Presidencia. Hay objeción? Se procederá, pues, de la manera indicada por la Presidencia.

El Consejo prosiguió la consideración de este asunto en su sesión ordinaria celebrada el 21 de marzo de 1962, oportunidad en la cual recibió el “Informe de la Comisión General en relación con el cumplimiento de la Resolución VI de la Octava Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores” (OEA/Ser.G/IV, C-i-567, Rev.).

Dicho informe fue elaborado por la Comisión General en virtud del encargo formulado por el Consejo para que realizara “el estudio de las providencias que puedan ser conducentes, a fin de que proponga, con la urgencia que el caso requiere, sus recomendaciones al Consejo acerca de los trámites que corresponda adoptar”, en relación con el cumplimiento de la Resolución VI.

De acuerdo con el informe referido y como resultado del examen realizado acerca de la situación de los órganos, organismos y entidades del Sistema Interamericano, la Comisión General llegó a la conclusión de que el único trámite que cabía efectuar al Consejo, con respecto al cumplimiento de la mencionada Resolución VI, se refería al Comité de Acción Cultural del cual Cuba era miembro. Frente a este caso la Comisión General opinó que lo prudente era que el Consejo pasara a elegir un Nuevo miembro de este Organo de acuerdo con su Estatuto y tan pronto como se presentaran los candidatos por parte de los Estados no eran miembros del Comité aludido.

El citado informe terminó señalando lo siguiente: “La Comisión General entiende que ninguna otra medida del Consejo es necesaria con relación a la Resolución VI de la Octava Reunión de Consulta, por cuanto los demás órganos y organismos del Sistema Interamericano deberán dar cumplimiento por si mismo a la mencionada resolución. De conformidad con este criterio el Consejo acordó, en su sesión del 14 de febrero último, que el Secretario General de la Organización enviara a dichos órganos y organismos el Acta Final de la citada Reunión de Consulta”.

Desde la adopción de la Resolución VI y más precisamente con posterioridad a la acción del Consejo antes descrita, el actual Gobierno de Cuba no ha participado en ninguna de las reuniones celebradas por los distintos órganos y organismos del Sistema Interamericano. Tampoco la Secretaría General ha tenido contacto con ese Gobierno.

4. No obstante lo anterior, debe hacerse presente que existen dos excepciones a la situación arriba planteada, cada una de ellas de naturaleza diferente y características propias.

La primera se refiere a la participación del Gobierno de Cuba en la Organización Panamericana de la Salud (OPS), organismo especializado de la OEA. Dicha participación cubana se deriva del acuerdo que existe entre la Organización Mundial de la Salud y la OPS, el Consejo Directivo de ésta y la Oficina Sanitaria Panamericana, los cuales sirven al mismo tiempo como Comité Regional y Oficina Regional de la OMS, y por lo tanto dentro de ellas el Gobierno de Cuba participa como miembro del organismo mundial de la salud.

La Segunda excepción estaría configurada por la acción que ha venido desarrollando con relación al Gobierno de Cuba la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En efecto, la CIDH, a partir de 1962, continuó ocupándose de los derechos humanos en Cuba y examinando, en base a las denuncias recibidas, dicha situación.

A. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Gobierno de Cuba

1. Desde su primer período de sesiones, celebrado en octubre de 1960, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha recibido numerosas comunicaciones de ciudadanos cubanos en las cuales se acusa al Gobierno de Cuba de violaciones de los derechos humanos consagrados en la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre. De acuerdo con las atribuciones previstas en su Estatuto el 4 de abril de 1962, la Comisión transmitió un cablegrama a Cuba en el cual recomendó a dicho Gobierno que los juicios contra los prisioneros de Guerra de Playa Girón, se ajustasen a las obligaciones contendidas en el Artículo 26 de la Declaración Americana.

Posteriormente, durante su cuarto período de sesiones, la Comisión publicó un primer “Informe sobre la situación de los Derechos Humanos en la República de Cuba” (OEA/Ser.L/V/II.4 doc.30, 1o. de mayo de 1962). En este informe se reprodujo una nota de la Comisión al Gobierno cubano, de 7 de noviembre de 1961 solicitando información sobre algunas de las reclamaciones más apremiantes y recomendando la adopción de “medidas progresivas en favor de los derechos humanos”.

2. En relación con la controversia sobre la competencia de la Comisión para conocer sobre actos de violación de derechos humanos en Cuba, cabría mencionar que desde el año 1962, la Comisión se ha basado para continuar ocupándose de la situación de los derechos humanos en Cuba, en el hecho de que este país no ha denunciado ni tampoco ha dado los pasos necesarios para denunciar la Carta de la OEA y, en consecuencia, continúa obligado a respetar los principios contenidos en ella, entre los cuales se encuentra la necesidad de respetar los derechos fundamentales de la persona humana, sin distinción de raza, nacionalidad, credo o sexo.

3. El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Dr. Raúl Roa, en cablegrama de 8 de abril de 1962, negó a la Comisión el derecho de formular recomendaciones y de insinuar “pautas ajenas en asuntos de la jurisdicción interna del Estado cubano.” También acusó a la Comisión de no haber intervenido cuando fue invadido el territorio cubano en abril de 1961.

Al referirse a las acusaciones del Gobierno cubano la Comisión dejó expresa constancia en ese primer informe, que carecía de competencia para conocer de situaciones como la aludida por el Canciller cubano, lo cual corresponde a otros órganos del Sistema Interamericano; pero, a la vez, insistió en que tenía competencia, de conformidad con la facultad que la confiere el Artículo 9 de su Estatuto, para formular recomendaciones a los gobiernos de los Estados americanos en casos como los contemplados en el cablegrama enviado.

El 9 de abril de 1962, la Comisión se dirigió nuevamente al Gobierno de Cuba solicitándole información sobre la legislación en el campo de los derechos humanos. El 27 de abril del mismo año, el Canciller Dr. Roa contestó al Presidente de la Comisión expresándole su perplejidad por la solicitud formulada en vista de que el Gobierno de Cuba había sido excluído de la Organización en la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de Punta del Este.

4. Esta fue la última comunicación enviada por el Gobierno de Cuba a la Comisión. La Comisión, por su parte, decidió que en ningún caso se podía despojar de su irrenunciable obligación de promover el respeto de los derechos humanos en todos y cada uno de los Estados miembros de la Organización, dentro de los cuales se encuentra Cuba y en consecuencia, ha continuado conociendo y tramitando las denuncias sobre violación de derechos humanos respecto del Gobierno Cubano, no obstante que éste, desde el mes de abril de 1962, no ha vuelto a dar respuesta a las comunicaciones que le ha dirigido la Comisión.

D. Naturaleza del presente informe

El presente informe se refiere sólo a la situación de los presos políticos en Cuba. La Comisión espera, en un próximo informe, hacer un estudio más amplio que se refiera a la vigencia en Cuba de otros derechos humanos consignados en la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre.

Se tratará, en sucesivos capítulos, del sistema normativo cubano en relación al derecho de la libertad y a los presos políticos; de la situación en la que se encuentran estos presos; de los casos individuales denunciados a la Comisión; y de los recientes acontecimientos acaecidos en Cuba, que han concluido con la liberación de muchos de los presos políticos.

Como fuente para la elaboración de este informe se ha empleado, principalmente, la legislación cubana; documentos y publicaciones que la Comisión ha recibido de diferentes entidades o personas; testimonios directos de algunos cubanos; y otras denuncias sobre presuntas violaciones de derechos humanos que la Comisión ha recibido y tramitado conforme a su Reglamento.

La Comisión lamenta que debido a la falta de contacto con el Gobierno cubano no haya podido utilizar las informaciones que éste le habría podido suministrar y que, sin duda, habrían contribuido a que este informe reflejase la situación de los derechos humanos en Cuba de una manera más precisa y completa.


[ Indice| Anterior| Próximo]


--------------------------------------------------------------------------------

[1] Tal problema quedó de manifiesto en la Séptima Sesión de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos del VII Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General, celebrada en el año 1977 en St. George’s, Grenada, cuando el proyecto de resolución sobre el Quinto Informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre Cuba no alcanzó la mayoría necesaria para su aprobación, y seis de los diez países que se obstuvieron en la votación explicaron que la Comisión carecía de jurisdicción sobre Cuba.

2 OEA, Octava Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores para servir de Organo de Consulta en Aplicación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, Documentos de la Reunión, Punta del Este, Uruguay, 22 al 31 de enero de 1962. OEA/Ser..F/II.8, doc.68, pag.19. En la parte declarativa de la Resolución se señaló que “el actual Gobierno de Cuba, como consecuencia de sus actos reiterados, se ha colocado voluntariamente fuera del Sistema Interamericano”.

http://www.cidh.oas.org/countryrep/Cuba79sp/introduccion.htm

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 4:18 pm

Aqui les dejo algo que encontre en el Periodico Digital "Nuevo Accion"



No hubo un Presidente lo suficientemente preparado,
conocedor de la historia, y con pantalones, que le aclarara a la Ex Montonera
devenida en Presidenta de Argentina, el disparate histórico que lanzó en el
discurso inaugural de la pachanga vergonzosa de Trinidad-Tobago, cuando dijo que
a Cuba "se le había expulsado de la OEA por tener un gobierno marxista
leninista."




Causa asombro que la presidenta Cristina sea tan
bruta, pero lo doloroso es que allí nadie sabía o no se atrevió a decirlo: que
Cuba como Nación sigue perteneciendo a la OEA, que lo que está suspendido es el
gobierno de Cuba y no por marxista leninista, sino porque no cumple con los
principios democráticos de la carta de esa obsoleta e inverecunda organización y
por intervenir en los asuntos internos de otras naciones del Hemisferio y en
particular por patrocinar una invasión contra la Venezuela de Rómulo Betancourt.


Última edición por Sandra el Miér Abr 22, 2009 10:10 pm, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 8:26 pm

@Sandra escribió:Aqui le dijo algo que encontre en el Periodico Digital "Nuevo Accion"



No hubo un Presidente lo suficientemente preparado,
conocedor de la historia, y con pantalones, que le aclarara a la Ex Montonera
devenida en Presidenta de Argentina, el disparate histórico que lanzó en el
discurso inaugural de la pachanga vergonzosa de Trinidad-Tobago, cuando dijo que
a Cuba "se le había expulsado de la OEA por tener un gobierno marxista
leninista."




Causa asombro que la presidenta Cristina sea tan
bruta,
pero lo doloroso es que allí nadie sabía o no se atrevió a decirlo: que
Cuba como Nación sigue perteneciendo a la OEA, que lo que está suspendido es el
gobierno de Cuba y no por marxista leninista, sino porque no cumple con los
principios democráticos de la carta de esa obsoleta e inverecunda organización y
por intervenir en los asuntos internos de otras naciones del Hemisferio y en
particular por patrocinar una invasión contra la Venezuela de Rómulo Betancourt.




Sandra en mi calidad personal me cuesta cuando hago o digo algo que no sea correcto , me parece que la prensa de descalificacion no es una prensa inteligente , creo que le he domostrado hasta la saciedad la causa por la cual fue expulsada Cuba de la OEA , si hubiera sido por ingerencia interna en los asuntos internos de otros paises , ya hubieran expulsado a USA de la OEA ...!
A continuacion le pongo el texto completo de lo que ud trajo para que se pueda evaluar mejor por todos el matiz politico (de derecha extrema) y el odio con el cual se escribe el texto , yo no lo comparto , pero respeto el derecho de los que piensen asi , Gracias , Americo



Por El Director
Creo que por primera vez en mi vida, coincido con los Castro (el tirano mayor y el tiranuelo borrachin): La OEA es una reverenda mie..., porqueria y debiera desaparecer de inmediato: La OEA resuma sangre y mi..da.
Verguenza ajena he sentido al regresar de un viaje fuera de Miami, y ver en los noticieros al presidente de esta nacion corriendo detras de los enemigos de los EE.UU., para saludarlos, palmotearles las espaldas, sonreirles y recibir de regalos libros comunistas, escritos y distribuidos por enemigos declarados del sistema capitalista, que se supone represente el Presidente de USA.

Lo obsoleto y atrasado del pensamiento (si es que piensa, este gorila) de Hugo Chavez, quedaron de manifiesto con el gesto de regararle a Obama, un libro rabiosamente anti norteamericano y anti capitalista escrito hace mas de tres decadas, en un lenguaje anacronico y desfasado.
Parece ser que ya se ha perdido la verguenza y que la dignidad presidencial anda por los suelos.
Ya hoy en dia no tiene ninguna importancia ni le da ninguna verguenza a un presidente democratico estrechar las manos llenas de sangre y manchadas de dinero robado de politiqueros, aspirantes a dictadorzuelos, ladrones del erario publico, enemigos jurados de la democracia, viejos libidinosos e incestuosos y toda una ralea de delincuentes metidos a politicos.
A los que ya cargamos sobre nuestros hombros un monton de anos, nos produce asco el contraste: Hace muchos anos, en una reunion de Presidentes en Panama, el presidente electo democraticamente de Costa Rica, Jose Figueres, se nego rotundamente a estrechar la mano de Fulgencio Batista, porque era producto de un golpe de Estado perpetrado contra un gobierno legitimamente electo.
Ya no hay estadistas de esa talla, que ponian el honor, la verguenza y sus principios, por sobre el protocolo y la hipocresia de las pachangas llamadas "cumbres".
No hubo un Presidente lo suficientemente preparado, conocedor de la historia, y con pantalones, que le aclarara a la Ex Montonera devenida en Presidenta de Argentina, el disparate historico que lanzo en el discurso inaugural de la pachanga vergonzosa de Trinidad-Tobago, cuando dijo que a Cuba "se le habia expulsado de la OEA por tener un gobierno marxista leninista."
Causa asombro que la presidenta Cristina sea tan bruta, pero lo doloroso es que alli nadie sabia o no se atrevio a decirlo: que Cuba como Nacion sigue perteneciendo a la OEA, que lo que esta suspendido es el gobierno de Cuba y no por marxista leninista, sino porque no cumple con los principios democraticos de la carta de esa obsoleta e inverecunda organizacion y por intervenir en los asuntos internos de otras naciones del Hemisferio y en particular por patrocinar una invasion contra la Venezuela de Romulo Betancourt.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 10:22 pm

Americo escribio "Sandra
en mi calidad personal me cuesta cuando hago o digo algo que no sea
correcto , me parece que la prensa de descalificacion no es una prensa
inteligente , creo que le he domostrado hasta la saciedad la causa por
la cual fue expulsada Cuba de la OEA , si hubiera sido por ingerencia
interna en los asuntos internos de otros paises , ya hubieran expulsado
a USA de la OEA ...!

A continuacion le
pongo el texto completo de lo que ud trajo para que se pueda evaluar
mejor por todos el matiz politico (de derecha extrema) y el odio con el
cual se escribe el texto , yo no lo comparto , pero respeto el derecho
de los que piensen asi , Gracias , Americo
"



La verdad es que no entendi lo que me escribe sobre la calidad personal..porque yo me equivoco a cada rato y solo me cuesta,cuando es en la compra del mercado y me dan mal el cambio...por lo demas solo queria que supiera de donde saque la informacion.....y no tenia idea de que usted fuera tan "piqui" con de donde salen los datos...ya que ha traido algunos dados por granma...y no parecia importarle mucho la fuente....
de todas formas le dire que he hablado en una que otra reunion con Aldo Rosado y la verdad es que no lo vi muy de extrema...algunos otros foristas tambien han hablado con el y le pueden dar fe de lo que digo...es una persona encantadora y con una experiencia tremenda..por aca andan las fotos de la reunion donde nos encontramos.

Saludos,Sandra

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 10:57 pm

Sr Sandra , siento mucho que ud no entienda lo que quise decir que en nada tiene que ver con ud, ni tampoco con piqui (no se lo que quiere decir esto) pero se que viniendo de una dama tan amable no pienso que sea nada desagradable , la culpa de que ud no entienda es mía por no saber explicar , no hablaba de ud , hablaba de la manera burda del escritor del articulo , solo eso , muchas gracias por su amabilidad y atención a mi post , respetuosamente , Americo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 11:13 pm

Querido Americo...no tiene que disculparse..no tiene la mas minima importancia...creo que usted tampoco me entendio....en el caso que nos ocupa..."Suspencion de Cuba en la OEA" solo un parrafo de lo escrito por Aldo,explicaba lo que yo habia escuchado en la TV local de Miami....es por eso que solo cite una parte.....sobre lo "burdo" del escritor...pues no comparto su opinion....a mi me gusto el articulo....y como ya le dije....Aldo Rosado es muy de mi agrado...no siempre comparto su opinion,cosa que me ocurre con casi todo el mundo,estoy de acuerdo en unos puntos y en otros no...pero su trato general es muy agradable..sobre la palabra "piqui"...pues bueno...la tome prestada de mi hija...la usa para llamar a las personas que son muy selectivas en cuanto a un tema en particular...

Saludos,Sandra

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 11:21 pm

No se preocupe Sandra , ud tiene todo el derecho del mundo a tener sus criterios y para nada me desagrada que no pensemos igual en todo , creo que es lógico , sino el mundo seria muy aburrido , esto es solo un intercambio de ideas y la conozco desde hace tiempo leyendo sus escritos aquí y se que es una noble persona y en mi caso ante un mal entendido con una dama , prefiero disculparme siempre antes que tener un mal entendido , una vez mas mis saludos y mi respeto , pase buena noche , Americo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por freedom of expression el Mar Abr 21, 2009 11:24 pm

USA...1 / CUBA...GRACIAS POR EL REGALO



http://cubahumor.blogspot.com/2009/04/usa1-cubagracias-por-el-regalo.html

freedom of expression
VIP

Cantidad de mensajes : 1691
Edad : 53
Valoración de Comentarios : 192
Puntos : 1049
Fecha de inscripción : 14/10/2007

Ver perfil de usuario http://pinceladasdecuba.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 21, 2009 11:36 pm





Siempre hay otras opciones para lograr la libertad de la dictadura , aqui hay un grupo de aguerridos combatientes anti-cagandante , que llevan tiempo entrenando y preparandose , hay cupo para mas personas jejejejejejejejejejejejeje

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: JUGADA MAESTRA

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:01 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.