Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 66 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 66 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

democracia y libertad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

democracia y libertad

Mensaje por tito el Vie Mar 20, 2009 6:46 pm

Democracia
es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica
predominante es que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus
miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva
de los miembros del grupo.





En
sentido estricto la democracia es una forma de gobierno, de organización del
Estado, en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo
mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren
legitimidad a los representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de
convivencia social en la que todos sus habitantes son libres e iguales ante la
ley y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos
contractuales.





La
democracia se define también a partir de la clásica clasificación de las formas
de gobierno realizada por Platón primero y Aristóteles después, en tres tipos
básicos: monarquía (gobierno de uno), aristocracia (gobierno de pocos),
democracia (gobierno de la multitud para Platón y "de los más", para
Aristóteles).[2]





Hay
democracia directa cuando la decisión es adoptada directamente por los miembros
del pueblo. Hay democracia indirecta o representativa cuando la decisión es
adoptada por personas reconocidas por el pueblo como sus representantes. Por
último, hay democracia participativa cuando se aplica un modelo político que
facilita a los ciudadanos su capacidad de asociarse y organizarse de tal modo
que puedan ejercer una influencia directa en las decisiones públicas o cuando
se facilita a la ciudadanía amplios mecanismos plebiscitarios. Estas tres
formas no son excluyentes y suelen integrarse como mecanismos complementarios.





Clásicamente
la democracia ha sido dividida en dos grandes formas:





* Democracia directa: el pueblo reunido en
asamblea o concejo, delibera y toma las decisiones que van a regular la vida en
sociedad, de forma horizontal.


* Indirecta o representativa: el pueblo se
limita a elegir representantes para que estos deliberen y tomen las decisiones,
de forma jerárquica.





Algunos
autores también distinguen una tercera categoría intermedia, la democracia
semidirecta, que suele acompañar, atenuándola, a la democracia indirecta. En la
democracia semidirecta el pueblo se expresa directamente en ciertas
circunstancias particulares, básicamente a través de tres mecanismos:





* Plebiscito. El pueblo elige «por sí o por
no» sobre una propuesta.


* Referéndum. El pueblo concede o no
concede la aprobación final de una norma (constitución, ley, tratado).


* Iniciativa popular. Por este mecanismo un
grupo de ciudadanos puede proponer la sanción o derogación de una ley.


* Destitución popular, revocación de
mandato o recall. Mediante este procedimiento los ciudadanos pueden destituir a
un representante electo antes de finalizado su período.





En la
práctica, existen muchas variantes del concepto de democracia, algunas de ellas
llevadas a la realidad y otras sólo hipotéticas. En la actualidad los
mecanismos de democracia más extendidos son los de la democracia
representativa; de hecho, se trata del sistema de gobierno más utilizado en el
mundo. Algunos países como Suiza o Estados Unidos cuentan con algunos
mecanismos propios de la democracia directa. La democracia deliberativa es otro
tipo de democracia que pone el énfasis en el proceso de deliberación o debate,
y no tanto en las votaciones. El concepto de democracia participativa propone
la creación de formas democráticas directas para atenuar el carácter puramente
representativo (audiencias públicas, recursos administrativos, ombudsman). El
concepto de democracia social propone el reconocimiento de las organizaciones
de la sociedad civil como sujetos políticos (consejos económicos y sociales,
diálogo social).[18]





Estas
diferenciaciones no se presentan en forma pura, sino que los sistemas
democráticos suelen tener componentes de unas y otras formas de democracia. Las
democracias modernas tienden a establecer un complejo sistema de mecanismos de
control de los cargos públicos. Una de las manifestaciones de estos contrales
horizontales es la figura del impeachment o "juicio político", al que
pueden ser sometidos tanto los presidentes como los jueces, por parte de los
parlamentos, de acuerdo a ciertas constituciones, como la de Argentina, Brasil
o Estados Unidos. Otras agencias más modernas orientadas al mismo fin son el
defensor del pueblo u ombudsman, las sindicaturas de empresas públicas, los
organismos de auditoría, las oficinas de ética pública, etc.[19




La libertad de expresión es un derecho
fundamental o un derecho
humano, señalado en el artículo 19º de la Declaración
Universal de los Derechos Humanos de 1948, y las constituciones de los sistemas democráticos, también lo señalan. De ella deriva la libertad
de imprenta también llamada libertad de prensa





El
derecho a la libertad de expresión es defendido como un medio para la libre
difusión de las ideas, y así fue concebido durante la Ilustración. Para
filósofos como Montesquieu, Voltaire y Rousseau la posibilidad del disenso
fomenta el avance de las artes y las ciencias y la auténtica participación
política. Fue uno de los pilares de la Guerra de la Independencia de los
Estados Unidos y la Revolución Francesa, hechos que revolvieron las cortes de
los demás estados occidentales.





Otro
argumento clásico, asociado a John Stuart Mill, es que es esencial para el
descubrimiento de la verdad. Oliver Wendell Holmes Jr. y Louis Brandeis,
famosos juristas estadounidenses, acuñaron el argumento del mercado de ideas.
Según esta analogía con la libertad de comercio, la verdad de una idea se
revela en su capacidad para competir en el mercado. Es decir, estando en
igualdad de condiciones con las demás ideas (libertad de expresión), los
individuos apreciarán qué ideas son verdaderas, falsas, o relativas.





Este
argumento ha sido criticado por suponer que cualquier idea cabría en el mercado
de ideas. Y aun así, el que unas ideas tengan mayores medios de difusión las
impondría sobre otras, al margen de la verdad. Es más, tras la teoría del
mercado de ideas existe la suposición de que la verdad se impone sobre la
falsedad. Para los detractores está demostrado que los prejuicios se imponen a
menudo sobre la verdad, y para cuando ésta se impone muchos han sufrido, a
veces de una manera brutal y despiadada, por ejemplo: esto se ha visto, muchas
veces, en graves daños a la imagen de personas a través de medios de
comunicación, como los periódicos o la televisión. La alternativa a esta
debilidad del mercado de ideas sería la persecución de la falsedad. Pero esta
presenta su propia debilidad, ¿cómo saber si se está en lo cierto si se
persigue la opinión disidente? Incluso si pudieramos tener la certeza de la
verdad de una opinión, la existencia de opiniones disidentes permite poner a
prueba, mantener viva y fundamentada la opinión verdadera y evita así que se
convierta en dogma o prejuicio infundado.





Lo
cierto es que esta metáfora se presta a equívocos, y Mill no comparó la
libertad de expresión con un mercado. En Sobre la libertad (1859) apelaba a la
libertad para exponer y discutir con el fin del conocimiento. Esto implica unas
normas implícitas de conducta que aseguren el mutuo respeto entre los ponentes.




La
libertad es un concepto muy amplio al que se le han dado numerosas
interpretaciones por parte de diferentes filosofías y escuelas de pensamiento.
Se suele considerar que la palabra libertad designa la facultad del ser humano
que le permite decidir llevar a cabo o no una determinada acción según su
inteligencia o voluntad. La libertad es aquella facultad que permite a otras
facultades actuar y que está regida por la justicia.





Históricamente,
en especial desde las Revoluciones burguesas del siglo XVIII y XIX, la libertad
suele estar muy unida a los conceptos de justicia e igualdad.





Este
estado define a quien no es esclavo, ni sujeto, ni impedido al deseo de otros
de forma coercitiva. En otras palabras, lo que permite al hombre decidir si
quiere hacer algo o no, lo hace libre, pero también responsable de sus actos.
En caso de que no se cumpla esto último se estaría hablando de libertinaje.





La
protección de la libertad interpersonal puede ser objeto de una investigación
social y política, mientras que el fundamento metafísico de la libertad
interior es una cuestión psicológica y filosófica. Ambas formas de la libertad
se unen en cada individuo como el interior y exterior de una malla de valores,
juntos en una dinámica de compromiso y de lucha por el poder; las sociedades
que luchan por el poder en la definición de los valores de los individuos y de
la persona que lucha por la aceptación social y el respeto en el
establecimiento de valores de la propia en el mismo.


En el
marco de control interno, la libertad es también conocida como la libre
determinación, la soberanía individual, o la autonomía.





La
libertad también puede significar autonomía interna, o de maestría sobre la
condición interna. Esto tiene varios significados posibles:





* La capacidad de actuar de conformidad con
los dictados de la razón.


* La capacidad de actuar de conformidad con
el propio ser verdadero o valores.


* La capacidad de actuar de conformidad con
los valores universales (como la verdad y el bien).


* La capacidad de actuar con independencia
de los dictados de la razón y la insta de deseos, es decir, arbitrariamente.

pongo estos conceptos aqui que como es de suponer solo copie de algun lugar y ojala algunos los leyeran y entendieran
saludos

tito
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1045
Edad : 48
Localización : españa
Valoración de Comentarios : 229
Puntos : 797
Fecha de inscripción : 18/07/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: democracia y libertad

Mensaje por roberto ramirez el Sáb Mar 21, 2009 12:23 am

Son dos palabras indisolublemente unidas , nunca podras separlas si no hay libertad nunca habra democracia y viseversa.

roberto ramirez
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2206
Edad : 49
Localización : MIAMI
Hobbies : BEISBOL
Valoración de Comentarios : 418
Puntos : 1765
Fecha de inscripción : 18/06/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.