Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 29 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 29 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

El axioma.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El axioma.

Mensaje por Patrio el Vie Ene 30, 2009 9:54 am

El odio cerval es causa directa de ceguera total ante el axioma incuestionable. Si se analizan las opiniones dentro de diferentes estamentos de la sociedad cubana incluído el exilio, existe un denominador común, la necesidad de un cambio social en la isla. Conclusión seguida de una interrogante a modo de remolque conceptual: ¿Pero cómo?.
Durante cinco décadas, la sociedad cubana ha estado a merced de las posiciones radicales por una parte de los hermanos Castro y del otro, un largo camino de resistencia preñado de diversas tendencias liberales pero que han resultado infructuosas. El pueblo cubano ha sido víctima de una dictadura brutal, pero también un peón de cierta importancia en el ajedrez político internacional antes y después de la llamada Guerra Fría. Aun hoy, los colmillos de las grandes potencias se afilan ante la posibilidad de un cambio en la estratégica isla y más de uno no dudaría en aportar un empujón a la fruta para hacerle caer de uno u otro lado de la valla. Pero lo más interesante es que la cuestión es realmente engorrosa pues lo actuales protagonistas de la élite política cubana, no gozan de confianza política ante los ojos del más noble espectador político.
Es cierto que lo ideal sería una transición pacífica, tomando como un buen ejemplo la Transición Española, que aunque no carente de lógicas pifias y alguna que otra arbitrariedad, permitió el paso de una nación bajo un régimen dictatorial a una democracia real. España sembró un antecedente en la historia mundial, un gobierno presidido por Adolfo Suárez logró lo que a los ojos de la izquierda y la derecha era impensable, un régimen autoritario cambiado de la noche a la mañana por un referendum. Pero el problema cubano dista notablemente de la situación del franquismo de los años setenta y el establecimiento de la diarquía actual, con un Raul Castro al frente intentando mantener a toda costa los preceptos de su agónico hermano, inclinan la balanza hacia una sucesión dinástica similar a la norcoreana sin la menor intención de una apertura democrática.
El Embargo estadounidense, más simbólico que efectivo es mencionado por muchos como una necesidad imperante de los nuevos tiempos, pero a pesar de ser contradictorio y crtiticado incluso por las Naciones Unidas, al menos desde mi punto de vista personal, ha mantenido el tema del pueblo cubano subyugado por la dictadura en la palestra pública por muchos años. Una apertura al mercado estadounidense sería una inyección de bienestar para cualquier economía pero ofrecer tal manjar a una dictadura como la castrista, es regalarnos cincuenta años más de miseria. Estoy convencido que el Embargo contra Cuba debe cesar y que alguien debe dar el primer paso, pero si recurrimos a los últimos cincuenta años de la historia cubana, pensar que los Castro ofrecerán el menor resquicio a una apertura política, es casi como llevar una canoa en el equipaje para un viaje por el desierto. El régimen de La Habana está sostenido por su propia intransigencia ante la menor desobediencia civil y sus bases que han violado hasta la Constitución de la república, imponen el Partido Comunista como única representación del pueblo, es decir no hay opción alguna a la diferencia y por tanto es imposible modificarlo. Según la Constitución Cubana los nativos en el año 3085, tendrán que seguir bajo la bota castrista y por tanto, un acto de buena voluntad no sería más que añadirle dos centímetros más al grosor de nuestros grilletes. Se imponen condiciones bilaterales en un momento de difícil acceso pues el líder actual, busca refugio por estos días en sus antiguos protectores moscovitas, que a pesar de sus cambios prodemocracia siguen mirando con recelo al occidente democrático.
El actual presidente norteamericano tiene dos opciones ante el problema cubano. La primera es mantenerse al margen manteniendo el Embargo y su ineficacia como lo han hecho sus antecesores o la de estar dispuesto a eliminarlo, condicionando el mismo a un viraje político en la isla, que es totalmente improbable bajo la presencia de los Castro. Afrontar el problema de Cuba implicaría estar en disposición de ejercer una presión en condiciones, incluso de exigir un referendo en toda regla, pero la posición del menor de los Castro tras la sucesión no parece estar a favor de negociaciones para la democracia en Cuba.
La opción real que tenemos los cubanos dentro y fuera de la isla es seguir sin descanso enfrentándonos a la dictadura con todas las variantes posibles e intentan llevar nuestra situación a cuanto receptor disponible tengamos a nuestro alcance. El mensaje que a todas luces debe prevalecer es el de una Cuba para todos sin los Castro, los que predican razzias y venganza en vez de prosperidad, paz y trabajo para el cubano han pasado de moda, no por carecer de razón en función de su propio dolor sino por ineficacia. Una Cuba sin los Castro y pluripartidista, arrojará con prontitud de sus escaños a los que hayan sido dogmatizados al extremo de pretender seguir en caminos alejados de la democracia. Una Patria sin odios, sin rencores y sin los Castro es un sueño demasiado hermoso como para no creerlo posible.
Patrio

Patrio
VIP

Cantidad de mensajes : 3948
Valoración de Comentarios : 1734
Puntos : 5002
Fecha de inscripción : 19/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El axioma.

Mensaje por armando aguilar el Vie Ene 30, 2009 11:58 am

Excelente análisis, hermano. Quisiera añadir un punto que considero muy importante: el predicar razzias y venganza no es nuestro objetivo, y debemos unirnos ante el único reclamo posible que nos llevará a la prosperidad futura; me refiero a la JUSTICIA, palabra que ha sido y es temida por quienes dentro de Cuba han sido criminales cómplices del regimen, aún sin haber llegado a manchar sus manos de sangre.
La venganza no existe... el dolor cubano reclama justicia; y eso pedimos, aunque pocos escuchen.
Un abrazo.

armando aguilar
VIP

Cantidad de mensajes : 4062
Edad : 60
Valoración de Comentarios : 1726
Puntos : 4151
Fecha de inscripción : 18/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El axioma.

Mensaje por Patrio el Sáb Ene 31, 2009 7:21 am

@armando aguilar escribió:Excelente análisis, hermano. Quisiera añadir un punto que considero muy importante: el predicar razzias y venganza no es nuestro objetivo, y debemos unirnos ante el único reclamo posible que nos llevará a la prosperidad futura; me refiero a la JUSTICIA, palabra que ha sido y es temida por quienes dentro de Cuba han sido criminales cómplices del regimen, aún sin haber llegado a manchar sus manos de sangre.
La venganza no existe... el dolor cubano reclama justicia; y eso pedimos, aunque pocos escuchen.
Un abrazo.

La justicia ha de llegar, Don Armando, es imprescindible y justo sobre todo.

Patrio
VIP

Cantidad de mensajes : 3948
Valoración de Comentarios : 1734
Puntos : 5002
Fecha de inscripción : 19/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El axioma.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:36 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.