Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 51 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 51 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

China: Una crisis económica, no financiera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

China: Una crisis económica, no financiera

Mensaje por Invitado el Jue Nov 20, 2008 9:29 am

China: Una crisis económica, no financiera. Analizamos junto con la reconocida economista He Qinglian, el origen y las claves de la creciente crisis económica del país, su relación con la crisis financiera mundial, y el futuro de su economía
Por Maria Zheng - La Gran Época

16.11.2008
En el marco de la crisis financiera mundial que afecta principalmente a Estados Unidos, Europa y otros países, algunos en el exterior consideran que los países en desarrollo del G20, y en especial China, podrían emerger de la crisis con una posición internacional fortalecida. El régimen chino ha aprovechado ese marco y ha alimentado tales opiniones disfrazando la crisis económica interna de China como un mero efecto momentáneo de la caída de Wall Street.
Sin embargo, la economía china sufre una severa crisis que viene de larga data, originada, para muchos especialistas, en la falta de una reforma política que acompañe a la reforma económica, y que ha derivado en un crecimiento estructuralmente desequilibrado, envuelto además en corrupción, en el colapso moral manifestado en la producción, y en las peligrosas burbujas especulativas. En particular, en el último año, las principales exportaciones de China han bajado debido a los mayores requisitos y controles de seguridad impuestos tras la detección de una gran variedad y cantidad de productos tóxicos o peligrosos de ese origen. Los derrumbes de los mercados de bienes raíces y de valores siguen sus cursos mientras explotan burbujas especulativas tras años de inflación. Los ciudadanos chinos, en medio de la alta inflación y la terrible calidad de los alimentos, enfrentan tiempos sumamente duros.
La Sra. He Qinglian es una de las economistas chinas más reconocidas en China y en el mundo. Viviendo en China, publicó varios artículos y libros, entre ellos el bestseller nacional “Los riesgos de la modernización”. Sus artículos, que apuntan a una profunda reforma política para acompañar la reforma económica, le generaron cada vez más presión por parte del régimen comunista chino; finalmente tuvo que dejar China en 2001 y exiliarse en Nueva York, donde reside desde entonces.
La Gran Época dialogó con la Sra. He Qinglian, y le consultó sobre el origen y las claves de la creciente crisis económica de China –poco percibida y analizada en occidente–, su relación con la crisis financiera mundial, y el futuro de la economía china.

La Gran Época (LGE): En un simposio económico usted dijo que una crisis económica en China precedía a la crisis financiera mundial. Esto difiere bastante de la posición oficial. ¿Hay realmente una crisis económica en China?
He Qinglian (HQ): Después del estallido de la crisis financiera, el régimen chino aprovechó inmediatamente la oportunidad para echarle la culpa a ésta, por la crisis económica en China. En realidad, esto está lejos de la verdad. ¿Por qué? El régimen chino usó cada oportunidad durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 para presentar una “China fuerte”. En realidad, la recesión ya había aparecido en toda China durante 2008.
Con el lema “Todo por los Juegos Olímpicos”, la euforia olímpica afectó al sector financiero, al de bienes raíces y al accionario en 2006. El régimen chino hizo grandes esfuerzos para dar confianza al mundo exterior y afirmó que los Juegos Olímpicos de Beijing traerían mucho dinero. Dada la ‘confianza olímpica’, todos intentaron subirse al ‘expreso económico olímpico’.

LGE: Suena como la formación de una burbuja.
HQ: La economía china ya presentaba la formación de una burbuja hasta el grado más alto. Aunque los inversionistas extranjeros ya temerosos anticipaban el peligro del estallido de la burbuja económica a comienzos del año pasado, los inversionistas chinos estaban llenos de optimismo. Ellos creían que el régimen usaría todo su poder para mantener la estabilidad en el mercado inmobiliario y el bursátil. Por eso pensaron que en el marco de las Olimpiadas podrían jugar temerariamente en esos mercados.

LGE: ¿Cómo quedó la economía china después de los Juegos?
HQ: En realidad, los Juegos Olímpicos solo tuvieron una influencia limitada en esos mercados, con la excepción de las inversiones en los proyectos de construcción específicos de las Olimpiadas. La bolsa de valores mostró fatiga desde comienzos de año. La continua inflación alta de China, que ha estado circundando durante varios años, es gran responsable de la baja en el bienestar de todos los ciudadanos chinos. Los ciudadanos de bajos niveles sociales están en una situación desesperada, con cada vez más dificultades para sobrevivir. Ya observé esta situación a comienzas de este año.
El 13 de marzo, la bolsa de valores de Shanghai cayó 3.971 puntos. Ese día, se perdieron 700 mil millones de yuanes (US$ 102 mil millones). Desde entonces, el mercado de valores no ha parado de caer; no se ha visto ninguna mejoría. Así que la caída del mercado de valores en China tiene poco que ver con la crisis financiera de EE.UU. Es un problema de China, porque ya antes de la crisis financiera de EE.UU., concretamente durante los primeros seis meses de este año, la bolsa en China había experimentado una caída en picada.

LGE: Las compañías ya no tienen acceso a fondos para expandir sus producciones en China. ¿No resultó esto en muchas quiebras?
HQ: Las continuas bancarrotas en China tampoco surgen de la crisis financiera de EE.UU. El año pasado, los juguetes hechos en China fueron rechazados por contener altos niveles de plomo. Muchos millones de juguetes tuvieron que ser retirados de los mercados. La compañía de juguetes Li Da de Foshan, provincia de Guangdong, fue la más afectada. Solamente esta compañía tuvo que retirar 967.000 juguetes vendidos a través de 96 marcas. Su presidente en Hong Kong, se suicidó colgándose en un depósito de la compañía el 11 de agosto.
La mayor proporción de los productos ‘Made in China’ en los mercados internacionales corresponde a los textiles, calzado y juguetes. Este año ha habido problemas en la venta de cualquiera de esos productos. El 1 de mayo, la Asociación Americana de la Industria del Juguete (TIA, por su nombre en inglés) y el Instituto Americano de Estándares (ANSI, por su nombre en inglés), establecieron un nuevo “Programa de Certificación de Seguridad del Juguete”. La fabricación de los juguetes chinos está siendo controlada por etapas, y se realizan inspecciones de seguridad. El costo debe cubrirlo el fabricante. Esto aumenta el costo de exportación de los juguetes a Estados Unidos en un 25 por ciento, según los expertos chinos.

LGE: ¿Y qué ocurre con el mercado inmobiliario?
HQ: De acuerdo con predicciones de fines de 2005, el mercado inmobiliario iba colapsar, sin duda alguna. Veamos qué pasó en Shanghai. En esa época, los corredores de bienes raíces controlaban el 90 por ciento de todo el comercio en el área. Si los corredores controlan el mercado inmobiliario, es definitivamente poco sólido, porque la especulación domina las transacciones comerciales. Esto significa que el mercado no se movía en función de la demanda, sino de la especulación.
Pero, ¿cuándo comenzó el estruendo? Los mercados inmobiliarios en Beijing, Guangzhou, Shanghai y Shenzhen comenzaron a colapsar en octubre de 2007. El mercado inmobiliario de Shenzhen experimentó el agotamiento mayor, alcanzando una caída de entre el 20 y el 40 por ciento. Ahora, ciudades más pequeñas consideradas de segundo o tercer nivel están afectadas, incluidas Nanjing, Wuhan, Chengdu, Chongqing, Xiamen, Fuzhou y Zhuhai. Considerando todas las ciudades, los valores promedio de los bienes raíces cayeron alrededor de un 15 por ciento. Los analistas lo llaman el efecto dominó.

LGE: El régimen chino invirtió la mayoría de sus reservas de divisas extranjeras en Wall Street o en bonos del gobierno de los EEUU. ¿Influencia esto a la crisis financiera en Estados Unidos?
HQ: No. La crisis financiera de los Estados Unidos es cosa de Estados Unidos. ¿Por qué? La crisis financieras en los Estados Unidos sólo afectó a derivados financieros de los círculos financieros, tales como los créditos subprime. Los sectores afectados no son de amplio espectro. La economía estadounidense real aún está bastante saludable. La confianza de los consumidores todavía es alta, y el poder adquisitivo de los hogares individuales también es bastante bueno. Por lo tanto, no ha habido problemas en las compañías de alta tecnología. En general, las instituciones financieras están en buenas condiciones. Solo los bancos inversionistas fueron golpeados duramente. Otros bancos no sufrieron grandes pérdidas. Los estadounidenses también reconocieron que el mayor problema es la pérdida de confianza.
El mercado bursátil de Estados Unidos se ha estabilizado. En cuatro semanas, Estados Unidos vendió más de US$ 100 mil millones en bonos. Eso muestra claramente que todavía hay confianza en Estados Unidos. Bajo tales circunstancias, la crisis financiera de Estados Unidos puede ser estabilizada. Yo pienso que simplemente hay que digerir las consecuencias; después de eso, todo funcionará bien. El desarrollo de la economía china no tiene influencia directa en la crisis financiera de Estados Unidos.

LGE: En su opinión, ¿cuál es la diferencia principal entre la crisis de la economía china y la crisis financiera en Estados Unidos?
HQ: China se convirtió en la fábrica del mundo, pero sin asumir un rol de liderazgo en tecnología, tal como lo tuvo Inglaterra durante la revolución industrial. En ese tiempo, Inglaterra fue el precursor tecnológico, algo que nadie más ha logrado todavía. Es diferente en el caso de China, que está en el nivel más bajo dentro de la producción tecnológica global. Sólo entrega productos de trabajo intensivo que requiere poco conocimiento tecnológico. Muchos de los componentes centrales en los productos electrónicos ‘Made in China’ son importados desde otros países.
En los mercados financieros hay un problema. Antes de 2006, los créditos bancarios subprime ya acumulaban una suma considerable; según información filtrada de Ernst & Young, se estimaban en $900 mil millones. El presidente de UBS AG [una firma de servicios financieros globales basada en Suiza] estimaba la misma suma.
El régimen chino empaquetó estos bancos de forma muy bella y vendió sus acciones en el mercado de valores para disminuir el porcentaje de créditos de bajo rendimiento. Cuando se trata de créditos de bajo rendimiento, el régimen chino los evalúa de manera diferente que el resto del mundo. Hasta fines de marzo de 2004, los créditos de bajo rendimiento en los cuatro bancos estatales más grandes de China sumaban 1.890 mil millones de yuanes (US$ 277 mil millones). Esto significaba el 19 por ciento de todo el valor bursátil chino.
Sin embargo, desde 2006, las acciones de todos los bancos estaban en las listas de las bolsas de valores, y los números cambiaron repentinamente. El porcentaje de los créditos de bajo rendimiento era de 8,05 por ciento –según las cifras oficiales, había bajado 11 puntos–. Ningún país del planeta cree esos números.
La corrupción está desenfrenada, y a la par de la corrupción está el quiebre de los mercados inmobiliario y accionario. En realidad, los créditos de bajo rendimiento siguen creciendo.

LGE: Las exportaciones de China también tienen problemas en este momento.
HQ: Incluso si no hubiera una crisis financiera en Estados Unidos, Estados Unidos restringiría sus importaciones desde China. Como mencioné anteriormente, los estadounidenses ya sospechaban de los productos ‘Made in China’ desde hace tiempo. Estados Unidos ya había reducido sustancialmente la importación de juguetes. Y la decreciente importación de alimentos desde China nada tiene que ver con la crisis financiera. La razón de esto es la contaminación de la leche en polvo. Los consumidores perdieron confianza en los productos alimenticios chinos, y no sólo de la leche en polvo contaminada de hoy, sino también de la comida para animales venenosa, que en junio del año pasado generó bastante disgusto en Estados Unidos. ¿Tiene esto algo que ver con la crisis financiera? ¿Cree realmente usted que los estadounidenses quieren importar alimentos contaminados y juguetes tóxicos?

LGE: En China, la crisis financiera de Estados Unidos es publicitada y celebrada como señal de fracaso de la economía de libre mercado y del capitalismo. El régimen sugiere que la economía dirigida por el estado socialista y el potente control que ejerce es mucho más eficiente en comparación. ¿Cuál es su opinión al respecto?
HQ: [El régimen de] China aprovechó la oportunidad para declarar un fracaso del modelo de mercado de libre comercio. Pero esa mentira fue expresada demasiado temprano, porque el régimen chino pensó que Estados Unidos tendría más dificultades para sobreponerse a la crisis; no predijo que la economía de EE.UU. se estabilizaría en un mes.
El régimen chino puede decir lo que quiere porque los medios chinos son manejados por el estado. La mayoría de los chinos carecen de oportunidades para leer periódicos extranjeros y no tienen manera de acceder a información del exterior. Además, los periódicos chinos publicados afuera en general no contienen mucho análisis económico; así que incluso si hay quienes pueden traspasar la barrera del bloqueo informativo, tampoco podrán leer mucho sobre la crisis financiera en Estados Unidos.

LGE: La dictadura china dice que quiere fortalecer el mercado interno para estabilizar la economía nacional. ¿Cree usted que existe tal esfuerzo?
HQ: El régimen chino ha hablado acerca de esto no solo recientemente, sino durante décadas. La economía china se caracteriza por una super dependencia del exterior. El factor de dependencia es de un 60 por ciento, mientras que el consumo interno ronda el 30 por ciento. Dada esta relación, la expansión del mercado de consumo interno es algo que el régimen ha deseado por años. ¿Pero por qué no lo ha logrado? La razón es simple. La diferencia entre ricos y pobres es simplemente demasiado grande. El ciudadano chino común tiene muy poco dinero.

LGE: ¿Por que cree usted que el ciudadano chino común tiene poco dinero?
HQ: Incluso si la gente tiene algo de dinero, necesita ahorrarlo para jubilación, educación, seguro de salud y gastos de alquiler (desde que se adoptó la reforma). La educación, los seguros de salud y los gastos de alquiler son como tres enormes montañas que presionan a la gente.
Es por eso que la tasa de ahorros en China es la más alta del mundo. Los chinos ahorran para 1) educación de los hijos, 2) en caso de enfermedad, y 3) para una casa. Bajo tales condiciones es difícil convencer a un ciudadano ordinario de que gaste su dinero. Así que a la hora de consumir, uno se enfrenta a problemas: primero, los aumentos de sueldo que vienen de la inflación no son proporcionales al incremento de los egresos, y segundo, las tres montañas no se han movido. Bajo tales condiciones, uno se pregunta cómo pueden las necesidades personales ser satisfechas. Hay que recordar, además, que las quiebras de las compañías generarán más desempleo. El número de desempleados en China actualmente es de alrededor de 200 millones de personas. En 2009, será incluso peor. Esta es la razón por la cual el ciudadano común quiere sentarse sobre su dinero.

LGE: A menudo se pregunta si existe la posibilidad de un colapso.
HQ: Si hablamos de un colapso moral, es una realidad desde hace mucho tiempo. Esto quedó de manifiesto en el escándalo de la leche en polvo contaminada. La confianza de la gente común se quebró hace mucho tiempo.

http://www.lagranepoca.com/articles/2008/11/16/2639.html

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.