Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 32 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 32 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Cambiando la bola

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cambiando la bola

Mensaje por freedom of expression el Vie Nov 14, 2008 2:47 am

Odelín Alfonso Torna


LA HABANA, Cuba, noviembre (www.cubanet.org)
- Decir en Cuba que vino a la carnicería media libra de pollo por jurel
o picadillo condimentado, es señal que el Estado benefactor, a falta de
un producto, distribuye otro. De cualquier forma inmediatamente
abordamos la bodega y hacemos de esa media libra de pollo normado la
gran cena de la semana.

La XXVI Feria Internacional de la Habana cerró sus puertas el sábado 8
de noviembre y el empresariado socialista en armas firmó contratos que
superan los 350 millones de dólares. Dicen que es la de mayor
participación en los últimos cinco años, siendo el inversionista
ibérico el protagonista por excelencia en los pabellones de la Expo
habanera.

Mientras la Habana y sus empresarios tienden la mano a socios de
Argentina, Brasil, Chile, México, Puerto Rico y Venezuela, países a
tono con el marcapasos político de un régimen a punto del colapso
económico, otra feria sostiene su desidia ante el proletariado.

Siento pesar por las bodegas y sus heroicos estantes, exponentes de
paliativos que subsidian el hambre los primeros diez días del mes. Son
estas las ferias que visitamos cada inicio de mes y extraemos la ración
que un día se nos impuso sin la menor consulta popular.

Desde el año 2000, Alimport, empresa importadora de alimentos, que ha
estado presente en varias ferias internacionales, alardea de haber
gastado más de 2 mil millones de dólares en los productos subsidiados
de la canasta básica, en medio de altas y bajas en los precios que
impone el mercado internacional.

Aquellos samaritanos con fusil al hombro que a principios de los 60
intervinieron las bodegas privadas, hicieron de estas el cuerno de la
equidad con los remanentes de su poder. Hoy sostienen la canasta básica
importando el 80% de los alimentos subsidiados, además de buscar
fórmulas que alivien sus gastos por este concepto.

A la sazón de una feria que promete entre firmas y protocolos
incrementar la compra de alimentos, equipos y materia prima, el Estado
apuesta por los racionamientos con la fórmula de siempre: variantes de
pago, innovaciones sobre los productos, incrementos y reducciones de
las cuotas, siempre inclinando la balanza a su favor.

Con sólo citar tres ejemplos se puede entender como el Estado gana
terreno en las bodegas. Desde el año 2005, la propuesta de Fidel Castro
fue distribuir cuotas normadas adicionales para superar el costo de los
productos subsidiados.

De los diez huevos mensuales que se distribuyen por persona en la
capital, cinco se venden a 15 centavos y el resto 90. Si sumamos el
valor total de las posturas y lo dividimos entre diez, nos damos cuenta
que cada huevo cuesta 52 centavos, cifra que supone aliviar el costo de
producción por postura.

Igual sucede con el arroz y sus siete libras a distribuir por
consumidor. Cinco son subsidiadas (20 centavos) y dos adicionales (90),
con la resultante de 40 centavos por libra.

Pero el que más se desmarcó de los subsidiados fue el café, que aumentó
su cantidad y precio, de 14 centavos a cinco pesos por cada envase de
115 gramos distribuido por consumidor.

Es habitual que la Unión de Empresas Minoristas de Comercio y
Gastronomía anuncie en su sección dominical del periódico Tribuna de la
Habana, que distribuirá pollo en lugar de pescado o picadillo
condimentado.

Prefiero el pollo despechugado del norte. El “enemigo histórico de la
revolución”, a pesar del embargo, le vende a Alimport la tercera parte
de los alimentos que consumimos.

Puede que los 209 empresarios estadounidenses que participaron en la
Feria de 2008, se opongan a las regulaciones impuestas por Washington.
Por más que aumenten sus ventas a Cuba, con más de lo mismo, nos toca
media o una libra de pollo al mes. Esa es la cuota de siempre, con
ferias o sin ellas.

odelinalfonso@yahoo.com

freedom of expression
VIP

Cantidad de mensajes : 1691
Edad : 53
Valoración de Comentarios : 192
Puntos : 1049
Fecha de inscripción : 14/10/2007

Ver perfil de usuario http://pinceladasdecuba.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.