Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 43 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 43 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

LA VERDERA CUBA, FOTOS DE LA POBRESA NACIONAL

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA VERDERA CUBA, FOTOS DE LA POBRESA NACIONAL

Mensaje por Islalibre el Dom Oct 19, 2008 4:20 am

SIN DERECHO A SOÑAR


SIN DERECHO A SOÑAR

Por Guillermo Fariñas Hernández


Santa Clara, Villa Clara, octubre 16 de 2008, (SDP) Bárbara Conyedo Riego vive con su hijo y un hermano de crianza en una casa del reparto Virginia, en la ciudad de Santa Clara. En ese lugar, la pobreza forma parte de la existencia de esta familia cubana. Quien mira la vivienda de la señora Conyedo Riego, se da cuenta que los beneficios de la Revolución Castrista nunca llegaron a ellos.

Conyedo tiene solo 44 años de edad, o sea, nació después de la Revolución Cubana de 1959. Bárbara está dentro de aquel concepto dicho por Ernesto Che Guevara, ella forma parte del Hombre Nuevo. Por el hecho de tratarse de una fémina, diríamos con permiso del señor Guevara, que es La Mujer Nueva.

Al domicilio de Bárbara le fue arrancado el techo en el año 2005, al pasar por las cercanías de donde reside el huracán Lily. A partir de ese instante, comenzó para ella y sus familiares una maldición, porque a los hombres o mujeres que debían resolverle su crítica situación, un huracán de indiferencia les extirpó los sentimientos.

Uno tras otro, llegaron funcionarios para evaluar la vivienda sin techado, ubicada en la calle Zapatero # 2002 (Interior) entre Caridad e INRA, en el corazón de la barriada Virginia. Los evaluadores del Instituto Nacional de la Vivienda (INV) decidieron que no había las condiciones mínimas para vivir allí y la enviaron a un albergue.

El albergue se encuentra en el Politécnico de Zootecnia “Victoria de Santa Clara”, a unos 7 kilómetros de la ciudad. En ese sitio se puede ver de todo lo peor, desde un robo hasta un intento de violación. Por ello, en el 2006, Bárbara regresó con los suyos, a su destruido e inhabitable hogar.

Pidió ayuda a los Trabajadores Sociales en el marco de la Batalla de Ideas. Su caso resultó reevaluado. Se le asignaron los materiales constructivos necesarios para poder levantar las paredes y el techo. Conyedo Riego llegó a ilusionarse con, de verdad, poseer una casa como Dios manda.

Pero la vida le volvió a jugar otra mala pasada a Bárbara. En el 2006 se supo que el Dr. Fidel Castro Ruz estaba muy enfermo. Los Trabajadores Sociales que tanto la ayudaron al principio, con la enfermedad del líder histórico de la Revolución, perdieron poder sobre su caso.

El problema de Bárbara fue a parar a manos de los burócratas de la Unidad Municipal de Inversiones de la Vivienda (UMIV). Estos funcionarios empezaron a engañarla en cuanto a las entregas de los mismos, porque los usan para venderlos a altos precios y también para favorecer a familiares o amigos en gestiones constructivas.

Así llegamos al paso por Cuba de los meteoros Gustav e Ike, entre los meses de agosto y septiembre del 2008. Las lonas y tejas de fibrocemento volaron por los aires, al igual que las esperanzas de Conyedo y familia. Todos tuvieron que aprender a dormir bajo la luna, pues la total indigencia estaba de regreso en esta familia.


Cuando Bárbara, obstinada con su perra vida, contactó vía telefónica con la Agencia Cubanacán Press para que la prensa independiente denunciara al mundo su precariedad, enseguida fue visitada por el capitán Osmany Balmaceda, jefe de la Tercera Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria de la ciudad. Este oficial de la Policía Criminal solo hizo el papel de mensajero de la Policía Política. La Seguridad del Estado en la provincia de Villa Clara trataba de evitar que tanto la opinión pública internacional como la nacional conociese de las desventuras de la familia Conyedo.

El represor de oficio la engañó inescrupulosamente al prometerle una pronta solución el día 12 de septiembre del 2008. Ya estamos en el mes de octubre y la indigencia continúa instalada en ese humilde hogar cubano. Por eso Bárbara Conyedo se siente timada por otro funcionario estatal, como ya es costumbre.

Nadie tiene en cuenta que la señora Bárbara es una mujer enferma, que padece de varias enfermedades certificadas por médicos. Es portadora de una Sinovitis Crónica en ambas Rodillas, de Hipertiroidismo Crónico y Osteoporosis en sus sufridos huesos. A pesar de ser relativamente joven, tiene demasiado enfermo su soma.

A quienes corresponde solucionar las penurias de estos cubanos, tampoco valoran el hecho demostrado de que el hijo de Bárbara, el adolescente 21 años Valentín Zamora Conyedo, es portador de un Soplo Funcional Crónico Cardiológico. Debido a ello, tiene falta constante de aire y casi siempre debe estar acostado o sentado.

Algunos prefieren relegar de su memoria al hermano de crianza de la señora Conyedo, el internacionalista Antonio Vera Agüero, de 54 años, a quien no dudaron en enviar a la guerra de Angola y quien como constructor en Jamaica perdió los dedos de la mano izquierda. Está diagnosticado por los galenos que Antonio Vera Agüero, además de su Incapacidad Física, posee Retraso Mental Moderado e Hipertensión Arterial. Ahora a nadie le importa su precaria situación personal, pero antes si se preocuparon para que fuera carne de cañón en África.

Todo hace creer a Bárbara Conyedo Riego, que a su casa todavía no ha llegado la Revolución Cubana. Eso a pesar que forma parte de la generación nacida con la Revolución Castrista. Todo le iba a ser otorgado, bastaba con solo sacrificarse. Pero la realidad la golpea a cada paso, porque ella y los suyos se quedaron sin derecho a soñar.

primaveradigital@gmail.com





Islalibre
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 325
Valoración de Comentarios : 6
Puntos : 67
Fecha de inscripción : 05/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LA VERDERA CUBA, FOTOS DE LA POBRESA NACIONAL

Mensaje por Islalibre el Dom Oct 19, 2008 4:22 am

ASI VIVEN LOS CUBANOS DE A PIE, A PESAR DE LAS GRANDES MENTIRAS DEL GOBIERNO ASESINO CASTRISTA, PODEMOS AQUI MOSTRAR COMO VIVEN LOS CUBANOS EN LA REALIDAD.

MIENTRAS QUE LOS GENERALES Y ALTOS FUNCIONARIOS VIVEN EN INMENSAS MANSIONES Y CASAS DE DESCANSOS EN LAS PLAYAS.

Islalibre
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 325
Valoración de Comentarios : 6
Puntos : 67
Fecha de inscripción : 05/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LA VERDERA CUBA, FOTOS DE LA POBRESA NACIONAL

Mensaje por Islalibre el Dom Oct 19, 2008 10:15 am

LA INDIGENCIA POPULA EN CUBA




Por Guillermo Fariñas Hernández
Ex Prisionero Político
y Periodista Independiente
Cubanacán Press
Santa Clara
La Nueva Cuba
Octubre 19, 2008
.

.- Los fotogramas sorprendieron incluso a los propios residentes en Cuba, por las imágenes de pobreza socializada que proyectaron. Las carestías materiales de los cubanos de a pie, fueron reflejadas y mostraron el estancamiento económico de la sociedad isleña. El asombro golpeó las conciencias de los compatriotas dentro de Cuba.

Por las dificultades en el transporte al interior de la isla, los nacionales desconocen otras partes de su misma patria. Factor importante se constituyen los insalvables aprietos, para lograr hospedarse en cualquier hotel de mala muerte. A pagar en una moneda nacional, que no sea divisa libremente convertible.

Muchos cubanos saben de la galopante pobreza en su entorno inmediato y si acaso conocen sobre otros ambientes a los cuales visitan. Por vivir en ellos sus familiares más cercanos, a los que tienen que dar una vuelta de un modo periódico. Pero desconocen como viven sus coterráneos en otras partes de su tierra.

Al cruzar el huracán Gustav por encima del municipio especial Isla de la Juventud y las municipalidades de la parte este de la provincia Pinar del Río, se pudieron mirar a través de la televisión el estado de pobreza extrema en que coexisten los nacionales. Pero la visión resultó relativa, puesto era solo en la zona occidental.

Con la devastación que acarreó el siguiente fenómeno meteorológico, el ciclón con nombre americanizado Ike, el cual se caracterizó por destruir al archipiélago desde oriente hasta occidente, ninguna provincia quedó incólume a sus daños. En algunos territorios por la fuerza de sus vientos, y en otros por la crecida de las aguas.

Pero el Sistema de la Televisión Cubana se vio obligado a darle cobertura a cada paso destructivo del huracán. Y junto con los fuertes vientos o con las revueltas aguas de ríos y mares, también salió a flote una cuestión bien escondida; la galopante pobreza en que viven los cubanos, por la falta de desarrollo endémica en el país.

En ese preciso momento no se podían exhibir a todo trapo, como si se hace en otros instantes. De los flamantes hospitales o escuelas recién reinaugurados debido a la Batalla de Ideas, que se ha convertido en una constante de la campaña mediática, por propangandizar al socialismo como sistema político-social a aceptar por los pueblos.

Las casas de paredes de maderas y techos con tejas de fibrocemento pululaban por todas partes de Cuba. Este tipo de vivienda fueron las que llevaron la peor parte, ante los embates del meteoro. Por eso se vieron obligados a trasmitirlas una y otra vez, por los medios televisivos o de soporte digital con que cuenta el estado cubano.

El sentimiento de sorpresa se impregnó en las almas y las mentes de cualquier cubano, en las disímiles partes del mundo donde se encontraran en ese momento. Una indescriptible vergüenza sobrecogió a todos los nacionales, porque vieron las imágenes precariedad del también azotado caribeño Haití.

Instintivamente las compararon con las que salían desde Cuba. Y arribaron a triste conclusión patriótica, que la miseria en ambos países es la misma. Solo que de Haití sí se plantea en cualquier lugar, que es la sociedad más pobre del continente americano. Lo que por cierto, sospechosamente no se dice sobre Cuba y su sociedad.

Unos cubanos en el municipio Los Palacios con estupor miraron, que sus residencias eran tan enclenques y endebles, como otras también derrumbadas en la municipalidad de Antilla. Que a pesar de la distancia entre el occidente y el oriente de Cuba, se demuestra al mundo que la indigencia pulula en Cuba.

Islalibre
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 325
Valoración de Comentarios : 6
Puntos : 67
Fecha de inscripción : 05/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LA VERDERA CUBA, FOTOS DE LA POBRESA NACIONAL

Mensaje por Islalibre el Dom Oct 19, 2008 10:19 am

FRENTE A USTEDES,

LA VIAJERA TERMINAL:
CRONICAS SUIZO-CUBANAS’


(II)

CUANDO A SUIZA LLEGUÉ
¡Adelante , viajeros! No huyendo del pasado
hacia vidas distintas o hacia cualquier futuro (...)
No buen viaje,
sino adelante, viajeros.

(Thomas Stearns Eliot*)



[size=9]Por Iria González-Rodiles *
Colaboración
Berna
Suiza
[/size]

La Nueva Cuba
Octubre 19, 2008




El avión atravesó la compacta apariencia de la frágil alfombra nubosa: aterrizaba. Y yo que quería caminar sobre las nubes y quedarme allá, un poco más al menos, tal vez siempre. Pero desapareció el seductor paisaje celestial que tentara mi alma viajera con una permanencia libérrima en tan lejanos parajes divinos.

Baja
por el sendero del viento,
tu alma no es inmortal
para volar al cielo. (1)

Así llegué a Suiza, la apacible, neutral y democrática, por naturaleza y tradición. La bellísima y casi perfecta Suiza. Arribé en total soledad, hasta sin mi maleta. Según indicios, mi equipaje se quedó en Cuba; no salió conmigo en el vuelo de Air France 479 que, además, despegó de la Isla con un día de retraso. Quizás la retuvieron los ‘segurosos’, para registrarla: nada encontraron, iba ‘limpia’. Bien sabía yo que cualquier minucia podría utilizarse contra mí, para bajarme del avión o impedirme abordarlo. Pero ya todo iba quedando atrás, hasta la maleta.

No temáis nada, yo no maldigo
a nadie. Puesto que un paraíso
matinal se abre y me hace callar.(2)

Fui la última de los pasajeros en salir de la aduana a causa del extravío. Allí, en el aeropuerto de Zürich, sólo me esperaba una persona. Detrás del inmenso cristal –otra marca divisoria más—, serena, callada, atenta a la salida de los pasajeros, vi a Zita –una joven suiza, poseedora de cierta mezcla de dulzura y fortaleza espirituales, muy amada por mi pequeña familia— quien, en lo adelante, sería para mí como un ángel custudio helvético, similar a la guardia suiza del Papa en el Vaticano. Gracias a su protectora acogida mis primeros pasos fueron menos errantes en un país que me resultaba tan hermoso como extraño.

“¿Qué fue lo que más le sorprendió de Suiza?”, me preguntaron cierta vez dos cubanitos con estampa de agentes de poca monta, o sea, de esos apapipios del régimen socialista de la Isla, que andan sueltos por el mundo viviendo ‘la dulce vida del odiado capitalismo’, o como decimos en Cuba, disfrutando “las cosas buenas de los malos”.

“Estar aquí, en Suiza”, respondí, pasando cuentas anteriores por la violación de mi derecho humano a la libertad de movimiento.

Pero, en realidad, cuando alguien respira nuevos aires –después de haber estado sometido a la asfixia en un medio ambiente totalitario, como el cubano— la primera impresión es más abarcadora. No se trata de una sola, sino de un conjunto de impresiones que nos impactan agradablemente, al unísono.

Ya en pleno mundo suizo, dejando atrás los límites del aeropuerto, lo primero que sentí fue un olor intenso a nuevo, a limpio, a puro...a prosperidad. Desde que abordé el avión en Cuba, el cambio en el olor ambiental se me hizo evidente: mi olfato conserva bastante los dones primarios naturales que nos son dados al nacer. Pero, al llegar a Suiza, esa percepción de un olor distinto se intensificó, con plena concordancia entre el olfato y la visión que el nuevo entorno presentaba ante mí: abundancia, desarrollo, modernidad.

Sí, terminó para mí la insalubridad que tanto me irritaba en Cuba, originada por la escasa cultura higiénica social y la deficiente organización sanitaria. Pero siempre desfilan por mi memoria... la fetidez de los basureros... la acumulación de escombros... el desbordamiento de aguas residuales... los pestilentes tragantes citadinos... la podredumbre del agua estancada en los charcos y baches callejeros... el vaho de orina en los portales de la habanera “Ciudad de las Columnas”...

Con disgusto y tristeza, con impotencia y dolor, retornan a mi mente, una y otra vez, aquellas imágenes mugrientas, ruinosas, cuando contemplo el esplendor y el orden del país helvético, que también Cuba tuvo y podría tener –más aún que antes— si no hubiese equivocado el rumbo o si tuviera el coraje de enmendarse, en obediencia al certero refrán popular: “rectificar es de sabios”.
En mi país qué tristeza,
la pobreza y el rencor...
Dice mi padre que llegará,
desde el fondo del tiempo,
otro tiempo... (3)


No, nada borra las vivencias pasadas, nada puede cortar el lazo, el cordón umblical que nos une al lugar de origen. Nadie sabe –hasta que lo vive— qué ocurre dentro de quien todo lo abandona para comenzar un viaje hacia un destino incierto, dejando atrás, tal vez para siempre, la tierra natal, que abriga y obliga.
La tierra te duele, la tierra te da
en medio del alma, cuando tú no estás.
La tierra te empuja, de raíz y cal,
la tierra suspira, si no te ve más. (4)

Pero, ¿cuándo llegué en realidad a Suiza? Físicamente, el 16 de enero del 2004. Pero el curso del tiempo y las circunstancias posteriores a las que me hallé expuesta, mutilaron mi sensación de encontrarme en la paradisiaca tierra helvética.

Alguna vez mi hijo Greco me comentó que, según su experiencia personal, ‘algo de uno mismo’ queda rezagado cuando se viaja lejos, en medios de transportación veloces, produciendo una sensación rara, cierto estado de incomodidad, hasta que ese ‘algo’ regresa y se incorpora a uno cierto tiempo después. Los estudiosos de los llamados asuntos paranormales o parasicológicos explican a su manera esas ‘impresiones’. Incluso, tal vez se deba a este fenómeno que algunas sectas mormonas estadounidenses sólo utilicen medios de transportación lentos, como las carretas tiradas por caballos.

Cuentan que unos guías africanos, tras andar con suma rapidez durante varios días, se sentaron en el suelo negándose a caminar, pese a la buena paga recibida por el explorador blanco, presuroso por llegar a su destino. Ante el reclamo del contratante, respondieron: “Hemos andado de prisa, y ya no sabemos ni lo que estamos haciendo.Tenemos que esperar a que nuestras almas nos alcancen”.(5)

En mi caso, el fenómeno y el relato son dos aspectos de la verdad, pero no la conforman toda. La vida, con sus infinitos e imprevisibles sucesos y situaciones, trasciende los límites de lo explicable. Otros elementos objetivos, ajenos a la mística o a las ‘ciencias ocultas’, conspiraron contra mí.

Tan pobre me estoy quedando,
que ya ni siquera estoy
conmigo, ni sé si voy
conmigo a solas viajando. (6)

Ciertamente, yo experimentaba un atolondramiento extraño. A expensas de esa ‘sensación’ y del aviso bilingüe de la compañía aérea –“votre bagage a été retardé, your baggage has been delayed, su equipaje ha sido retrasado”—, yo jugaba diciéndome:

“Undoubtly, my spirit, is not yet with me, it stayed in Cuba, far away from here”. Que en buen ‘cubano’ significa: “Indudablemente, mi espíritu aún no está conmigo, se quedó en Cuba, lejos de aquí”.

Ahhh, esa encantadora mala costumbre del doble sentido, la mofa, la risa, que integran la idiosincrasia de nosotros, los cubanos, aún en medio de la tragedia o la adversidad: Spirit es la marca de mi maleta. Vaya simbolismo con dual y exacta convergencia.



Iria González-Rodiles
Berna, Suiza, octubre 15,
Año 2008 del Señor.


(*) The Dry Salvages, III. Thomas Stearns Eliot (St. Louis, EEUU, 1888-1965, naturalizado
ciudadano inglés en 1927).
(1) Oda a la Hoja. Josef Ozga Michalski. (Polonia, 1919-2002).
(2) Testamento. Charles Cross. (Fabreza, Francia, 1842-París, 1888).
(3) Adagio a mi país. Alfredo Zitarrosa (Montevideo, Uruguay, 1936-1989).
(4) Mi tierra. Canción. Gloria Estefan (La Habana, Septiembre 1, 1957).
(5) Maktub. Paulo Coelho (Río de Janeiro, Brasil, 1947).
(6) Otro viaje, Antonio Machado (Sevilla, España, 1875-1939).


* Iria González-Rodiles, es periodista independiente. Fundadora de la Agencia CubaPress. Escribe para la prensa alternativa desde 1995. Sus artículos y crónicas han sido publicados en diferentes medios tales como en las páginas WEB de la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa), CubaFreePress, Nueva Prensa Cubana, Cubaicei.org del Instituto de Economistas Indepiendientes, RSF (Reporteros sin Fronteras) y en revistas como la Hispano Cubana y Nueva Prensa Cubana.

Islalibre
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 325
Valoración de Comentarios : 6
Puntos : 67
Fecha de inscripción : 05/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LA VERDERA CUBA, FOTOS DE LA POBRESA NACIONAL

Mensaje por Islalibre el Dom Oct 19, 2008 11:28 am

VIDEO:

TRAICCION DE LA PENINSULA:

http://www.baracuteycubano.blogspot.com/

Islalibre
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 325
Valoración de Comentarios : 6
Puntos : 67
Fecha de inscripción : 05/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LA VERDERA CUBA, FOTOS DE LA POBRESA NACIONAL

Mensaje por PLACETA el Dom Oct 19, 2008 1:07 pm

Como siempre digo esta es la obra de la revolucion. Saludos

PLACETA
VIP

Cantidad de mensajes : 5781
Edad : 57
Valoración de Comentarios : 1111
Puntos : 3420
Fecha de inscripción : 07/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LA VERDERA CUBA, FOTOS DE LA POBRESA NACIONAL

Mensaje por alexovera el Vie Oct 24, 2008 12:35 pm

pobreza?? pobreza es un piropo amigos, todo lo del ciclon es algo que favorece a ese regimen , para esconder en algo su decadencia...
la niñes , la juventud y la vejez , carecen por completo de la mas minima esperanza, puede haber pobreza mayor?
saludos
alex

alexovera
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 3802
Localización : austin, TX
Hobbies : la lectura , futbol y numismatica.
Valoración de Comentarios : 1399
Puntos : 5060
Fecha de inscripción : 19/06/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LA VERDERA CUBA, FOTOS DE LA POBRESA NACIONAL

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:33 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.