Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 38 usuarios en línea: 0 Registrados, 1 Ocultos y 37 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Mirandonos por dentro..!!!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mirandonos por dentro..!!!

Mensaje por jose gonzalez el Mar Sep 23, 2008 10:33 pm

“el pueblo que no quiere pagar el precio de la libertad no merece ser libre.”



La naturaleza se unió al régimen de los Castro para destruir lo poco que quedaba en pie. Esa destrucción es la menos grave. Lo más grave y profundo es la pérdida de la moral y de la solidaridad humana, y eso se perdió hace mucho tiempo, lo peor, lo que más duele, es la falta de patriotismo del cubano de hoy. Todos lo sabemos. Basta hablar con los cubanos que vienen de la isla.

Cuando el Colonialismo Español fusiló a los 8 estudiantes de medicina, el Capitán Federico de Capdevila, rompió su espada en protesta y dijo “ Este es un hecho indigno que deshonra a España y a su ejército ”. Hasta ahora los militares cubanos han aplaudido o por lo menos se han mantenido en silencio ante todos los crímenes cometidos por el régimen, sin embargo cuando vienen al exilio, por problemas personales, se acogen a la famosa Ley de Ajuste Cubano y se convierten de la noche a la mañana en un exiliado más y enseguida, con un valor extraordinario, comienzan a denunciar los mismos crímenes que presenciaron en silencio. Es demasiado tarde para que tengan mi respeto.

El patriotismo en nuestro país es un sentimiento en peligro de extinción, solo quedan pequeños focos de patriotas regados por toda la isla. La gran mayoría de los cubanos de hoy no lloran oyendo el himno nacional. Lloran pidiendo zapatos, ropas y medicinas mientras se arrodillan ante el que los maltrata y llenan la famosa Plaza de la Revolución para oír a sus verdugos. Lo cubanos de hoy son carneros con campanitas en el cuello que alegremente la hacen sonar ante la presencia de sus torturadores. Ese es el hombre nuevo de la Revolución que no es el cubano de los mambises. No es culpa de ellos. Es culpa de ese sistema miserable que durante casi cincuenta años les ha impuesto condiciones de vida que los ha envilecido, degradado y desmoralizado. Esa es la triste y dura realidad. Por eso nos animamos cuando vemos que desde Cuba se alza una bandera cubana, rota y ensangrentada, enarbolada por los cubanos que se niegan a claudicar y nos da esperanzas de que algún día una nueva Patria renacerá para orgullo y disfrute de todos los cubanos . Para ellos mi gratitud eterna y para ellos toda mi compasión y todo mi dolor.

No pertenezco a la Cruz Roja, ni a ningún Organismo Humanitario, y creo que ellos deben hacer su trabajo y por ello se merecen mi respeto. Soy solamente un pobre diablo obsesionado con la libertad de mi país.

Debo confesar que no siento mucho dolor ante la tragedia que pasa nuestro país, o por lo menos no quiero sentirlo. El amor a la Patria tiene que estar por encima de todo. Recuerden a Carlos Manuel de Céspedes. Lo que siento es pena al ver a un pueblo, antes heróico y rebelde, arrastrando sus cadenas y miserias en silencio. Quiero que me perdonen si alguien se siente ofendido por mi sinceridad. Mi dolor se gastó con mis hermanos fusilados y con los miles de hombres y mujeres que guardaron muchos años de prisión. Lo poco que me queda lo guardo para los opositores, que desamparados, son acosados por los mismo que hoy nos piden alimentos y ayuda humanitaria y por otros, que siendo mejores, padecen de anestesia moral y patriótica. Unos son culpables por acción y otros por omisión.

Veo las imágenes de la tragedia y en cada rostro, veo duplicada la cara de los mismos que le cayeron a golpes a Antúnez, a Martha Beatriz o a los que mantienen en prisión a Rafael Ibarra , y a Biscet y a los que vieron impasibles como arrastraban a la Damas de Blanco. Reconozco que estoy traumatizado y que tal vez no soy justo haciendo semejante comparación. Perdónenme si les parezco cruel, pero no siento la mas mínima pena, o por lo menos no quiero tenerla. Prefiero que en mi país se pase más hambre y más dificultades, porque otros han dado la vida, antes de que mis sentimientos fraternales se impongan y con ello prolongue la libertad de mi país ayudando al régimen a resolver la crisis que encara, porque la miseria no se acabará con nuestra ayuda ,sino con la desaparición de ese régimen implacable

Que ayuden los organismos internacionales directamente, pero nosotros no debemos ofrecer nuestra ayuda, si no hay una garantía de que el pueblo lo recibirá directamente, y todos sabemos que con ese régimen las garantías no existen. No quiero que mi ayuda alimente a los cuerpos represivos y a esa claque comunista que atropella diariamente a ese pueblo arrodillado y hambriento. No quiero tampoco criticar a los que llevados por ese sentimiento de solidaridad que nos caracteriza son capaces de dejar a un lado las raíces de nuestra tragedia y envían ayuda a nuestro país con el concepto idealista de que somos el mismo pueblo. Desgraciadamente esas debilidades tan nobles y humanas han sido utilizadas por el régimen para alargar su tiranía.

Que sufran más los cubanos, para que mediten sobre su destino y que no miren al exilio para que los ayude, que miren hacia arriba, hacia al verdugo que los ha envilecido y levanten la cabeza, boten sus cascabeles de carneros y luchen por sí mismos, por sus hijos, por su familia, por orgullo y no continúen con el cascabel al cuello soportando con resignación ese destino miserable. Que se quemen las naves de Cortés, que hoy se llama la Ley de Ajuste Cubano, para que el pueblo enfrente su destino y busque la libertad en tierra propia y no en tierra ajena. Que cada uno escoja el arma que prefiera, la resistencia pacífica de Ghandy y o el machete de Maceo, porque el pueblo que no quiere pagar el precio de la libertad no merece ser libre.

Hiram Gonzalez

HGonz77819@aol.com

Nuevo Accion

jose gonzalez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2692
Valoración de Comentarios : 142
Puntos : 261
Fecha de inscripción : 28/08/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mirandonos por dentro..!!!

Mensaje por PLACETA el Mar Sep 23, 2008 10:47 pm

Duro, cruel pero una realidad.

PLACETA
VIP

Cantidad de mensajes : 5781
Edad : 57
Valoración de Comentarios : 1111
Puntos : 3420
Fecha de inscripción : 07/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.