Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 18 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 18 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

INFIERNO BAJO LAS ESTRELLAS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

INFIERNO BAJO LAS ESTRELLAS

Mensaje por odioafifo el Miér Sep 10, 2008 10:35 pm

INFIERNO BAJO LAS ESTRELLAS






Por Oswaldo Yañez *
Ciudad de La Habana
Analista
La Nueva Cuba

September 11, 2008



.





Compatriotas nuestra patria ha quedado como una tabula rasa, son cuatro los muertos oficiales por lo que sabemos que son más, la devastación es inconmensurable en viviendas, cosechas, tendidos eléctricos e infraestructuras viarias y acuíferas, en los que quedamos vivos hay todavía que contabilizar una pérdida más, la esperanza.



En estos días negros, en los que el mar presagiaba entre remolinos el zarpazo que había de asestar a la tierra, el cielo dibujaba caprichosos augurios de tragedia y muerte, el viento susurraba terror y ululaba destrucción, centenares de miles de compatriotas han unido a la condena que supone vivir bajo la tiranía otro oprobio más, están condenados a vivir en los refugios lo que les resta de vida pues el desgobierno castrista no será capaz de implementar soluciones de habitabilidad para ellos.
En Camagüey, Las Tunas y Holguín las pérdidas de viviendas se cuentan por decenas de miles. Bayamo, Ciego de Ávila y Granma sucumben al desborde de ríos y presas. En La Habana Vieja se produjeron decenas de derrumbes y aún peor resultará cuando las afectaciones por la ingente cantidad de agua sequen vigas y pilares y los colapsos de edificios se sucedan en un estruendoso silencio que puede pillar desprevenido a cualquiera de mis conciudadanos que luchan por no perder su casa.
En Pinar del Río y Habana provincia la destrucción de viviendas y pérdidas de cosechas es casi completa, sin contabilizar todavía las afectaciones de los brazos de mar que se adentran impunemente en la devastada tierra, ante la horrorosa constatación de que la tragedia adquiere dantescas proporciones a medida que llegan noticias, el desaliento cunde con facilidad.


Lloraremos a los muertos, a los de Ike y al resto de nuestros compatriotas que sucumbieron al peor de los huracanes que jamás azotó nuestra patria, el de los Castro. Después, cuando terminemos de vagar sin rumbo contemplando asombrados las ruinas de lo que en otro tiempo fue una próspera metrópoli nos percataremos de que aún hay que salvar la vida, no estamos a salvo de las enfermedades que sobrevienen tras el desastre, el aedes y el dengue nos sobrevuelan acompañados de invisibles virus y bacterias que ansían cebarse en nuestros débiles cuerpos.
Superado el primer impacto, los que sean capaces, sobrevendrá la necesidad de seguir resolviendo el día a día, oyendo las manidas voces que animaran al sacrificio y que solo son ya el estertor de un moribundo, la revolución castrista no será capaz de resolver nuestra tragedia y papa estado hará promesas viejas que devendrán en incumplimientos nuevos, no abandonara a sus hijos de palabra pero si de facto, como siempre, nos veremos desamparados.
Ha llegado el momento en que nuestros hermanos en el exterior levanten al unísono la voz que nosotros no podemos alzar. Deben unir sus fuerzas para coordinar las ayudas, muchos quieren ayudar, la mayoría no saben como.
Hay que denunciar a voz en grito que la tiranía castrista no nos permite organizarnos en nuestra patria para repartir lo poco que salvamos entre los que lo perdieron todo. Luego deben exigir que la tiranía permita a las Organizaciones No Gubernamentales entrar a todas las provincias para repartir la ayuda que nuestros compatriotas exiliados están recaudando. También se debe ahogar en indiferencia a los agentes castristas de influencia que han recibido la consigna de culpar al embargo norteamericano de su inoperancia e incompetencia para gestionar la tragedia, pidiendo su levantamiento, más oxígeno para el tirano es lo que imploran. Deben refrenar los caldeados ánimos de los agentes provocadores que buscan un enfrentamiento directo entre ambos gobiernos planeando una falsa invasión humanitaria que solo serviría como justificación para un mayor represión y endurecimiento de las posturas.


El empecinamiento del Dos le llevará a rechazar la ayuda que no provenga de sus aliados y a tratar de impedir cualquier intento de paliar las necesidades que no esté bajo el control de la revolución. Es por ello que cuando se restablezcan las comunicaciones será el momento en que la disidencia interna se una de una vez por siempre para salvar nuestra patria. Desde Flamur al Movimiento Cristiano de Liberación, pasando hasta por el Arco Progresista deben aunar sus fuerzas para establecer una Comisión Gestora para los Damnificados.
Presentes en todas las provincias se pueden repartir la ingente labor de identificar las necesidades de cada persona creando las listas de los damnificados, a los que no se les pedirá el carné de PCC para incluirlos, que permitirían que la ayuda llegue de cubano a cubano, el único recurso que la tiranía nos permite en el ejercicio de su satrapía. Las redes de bibliotecas independientes, la de Flamur, los disímiles partidos y asociaciones y las agencias de prensa independientes podrían tener una vital importancia en este desempeño.


Una vez que estas listas fueran enviadas al exterior si en Europa y en América las organizaciones disidentes exiliadas se unieran y coordinaran para poder hacer llegar la ayuda de persona a persona se podría paliar en parte la necesidad más imperiosa que serán el alimento y las medicinas.
Podrían pedir voluntarios que se encargaran de enviar el dinero y los paquetes, un desconocido se convertiría en el padrino de los que no tienen familiares en el extranjero y que no tendrán ayuda suficiente para poder sufragar las necesidades más esenciales, esa serían una buena manera de sortear las trabas del régimen castrista que se quiere erigir como el único salvador de nuestra patria, consciente de que solo será de cara al exterior pues los cubanos sabemos bien lo que podemos esperar de ellos, represión, injusticia y miseria.
Es probable que parte de la ayuda sea secuestrada por el aparto represor del monstruo y que caiga en sus garras pero no les quepa duda de que ahí estarán los periodistas independientes para denunciar los atropellos que a buen seguro se producirán.
Deben saber que antes de que Ike llegara ya se comerciaba con la ayuda rusa y venezolana, los castristas saben bien que en la tragedia hay negocio y ellos son especialistas en comerciar con la miseria propia y ajena. Se pueden dar cuenta de lo rastrero de sus intenciones si conocen que aprovechando el desastre nacional han subido los precios de los combustibles en un porcentaje tan elevado que en otro momento podría conllevar una protesta organizada ante el descalabro que supondrá en toda la sociedad este impacto.


Ha que ser plenamente conscientes de que el aparato represor del régimen no se parará en prendas para intentar impedir que el exilio actúe en un frente común, los castristas llevan toda la vida dividiéndolo, es el momento de la generosidad y de aunar esfuerzos para demostrarle al mundo que el exilio cubano solo ha cometido un delito, seguir amando a su patria. A mi no me lo tienen que demostrar pero al desinformado resto del mundo si.
No debemos olvidar que las ergástulas castristas también han padecido el azote del huracán y los injustamente encarcelados padecerán todavía más rudamente las consecuencias, si ello es aún posible; es un momento perfecto para clamar por su liberación pues ya ni los penales se mantienen en pie, libertad inmediata para los injustamente encarcelados, hoy con mayor motivo que nunca.
Se impone un ejercicio supremo de generosidad, aparcar las diferencias para que la ayuda que nos envíen ustedes sirva para abrirles los ojos a los que todavía piensan en la Cuba profunda que los exiliados tienen cuernos y rabo, no se trata de ser ángeles sino de demostrar que lo que nos une es más que lo que nos divide, un intenso y profundo amor a Cuba.
Nos hallamos ante una oportunidad histórica para demostrarle al mundo y todavía más importante aún, a nosotros mismos, que somos capaces de convertir en realidad la pesadilla de Castro, los cubanos del insilio y del exilio unidos en un frente común, si conseguimos este objetivo será el paso definitivo que nos permitirá salvar el obstáculo, que parecía insalvable, en el camino para la liberación de nuestra patria.


Panis egentium vita pauperum est.
El pan de los necesitados es la vida de los pobres.


Oswaldo Yáñez.
Ciudad de La Habana.
A diez de septiembre del año de la inminente libertad para todos los cubanos.
















.
* Oswaldo Yañez, analista, Ciudad de La Habana.

odioafifo
Moderador

Cantidad de mensajes : 2578
Valoración de Comentarios : 423
Puntos : 3758
Fecha de inscripción : 02/09/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.