Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 72 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 72 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Cruzando el mar a caballo..

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cruzando el mar a caballo..

Mensaje por jose gonzalez el Dom Ago 31, 2008 9:40 pm

"Si una palangana llega a la Florida, en una palangana se tiran al mar los cubanos"

Juan Moya era un hombre muy original, autentico, único, cuando lo conocí ya tenía sesenta y dos años, pero por su entusiasmo y el colorido que le daba a la vida parecía no tener mas de veinte. Fue en la prisión Combinado del Este en La Habana allá por el año 1989, en el depósito donde lo vi por primera vez. Eran tiempos aquellos donde solo en esa prisión entraban más de cien balseros diarios. El deposito tenia solo capacidad para treinta reclusos y había días que permanecían más de doscientos hombres hacinados allí. Pocas eran las camas y la capacidad de la cárcel para albergar tantos detenidos, era un problema enorme para las autoridades penitenciarias y una permanente angustia para los presos.

En aquellos tiempos la salida ilegal de Cuba era castigada severamente, la mayoría de la juventud cubana de aquella época tenia la esperanza de abandonar territorio cubano en una balsa y también la mayoría que lo intentaba iba a parar a alguna cárcel de Cuba y el Combinado del Este era donde mas balseros capturados llegaban, Juan Moya era uno de ellos.

Conocí a Moya porque a la sazón yo estaba en esa prisión y había organizado una especie de agencia clandestina de ayuda a los presos “contrarrevolucionarios” sobre todo a los balseros, porque en aquellos tiempos balsero y contrarrevolucionario era la mima cosa. La agencia en cuestión se dedicaba a entregar artículos a los balseros que entraban en el deposito para que pudieran pasar lo mejor posible los días que estuvieran en ese sitio. Le entregábamos cajas de cigarros y colchonetas con la condición que entregaran el doble de las cajetillas de cigarrillos una vez fuera del hacinado depósito y entregaran la colchoneta para ser entregada a otro necesitado. La idea era comprar con las cajetillas de cigarrillos recibidas a cambio de la ayuda, mas ayuda para los que fueran llegando, porque en las cárceles cubanas el cigarrillo es el dinero, con el se compra todo.

Yo escuche historias de balseros a montones, todas contadas con el corazón, historias trágicas en su mayoría pero en ocasiones había cada relatos, tan ocurrentes que muy bien podrían ingresar en las paginas del teatro vernáculo cubano. Escuche desde uno que se quería ir en una tabla de surf, hasta quien hizo de una bicicleta una embarcación, sin embargo, de todas las que oí, la más curiosa fue la del viejo Moya.

El viejo Moya pretendió irse de Cuba montado en la cabalgadura de su caballo, Juan Moya pensó atravesar el estrecho de la Florida montado encima de su caballo negro, y según relata, por poco lo logra.

“Era temprano en la madrugada de aquel fresco día de Domingo que decidí de una buena vez irme de Cuba (contó el viejo Moya) Ya desde hacia un tiempo venia maquinando la forma de convertir mi caballo Pepo en una lancha rápida. En la crecida del Río San Diego del año pasado puse a prueba las habilidades de mi caballo, ese día salvó la vida a mas de una lechona nadando conmigo a cuesta casi todo el temporal, sin cansarse, sin comer y sin tomar agua; la crecida se había llevado el corral de puercos con todo y la arboleda y Pepo y yo hicimos todo el trabajo de rescate nadando contra la corriente del Río y entre los matorrales inundados. Así que pensé, si Pepo hace esto conmigo encima, nadando sin cansarse, muy bien pudiera llegar a Miami si le pongo algunos arreos. Y así lo hice, unos días mas tarde me agarré dos tanques de cincuenta y cinco galones los cuales até a la cabalgadura del animal, en el pescuezo le habilité un arreo para guardarle algo de yerba y en los cascos le adapté cuatro patas de rana”

Ahí mimo lo detuve…”coño no metas mentiras Moya, ¿Cómo metiste el caballo en el agua con las patas de rana puestas?”

“Coño déjame terminar (protestó el ocurrente y gentil viejo, luego continuó) como les decía, le puse las patas de rana a Pepo y lo lleve hasta la costa y le hice una prueba de mar, en efecto, el animal nadaba que era una maravilla, Salí pa’fuera hasta que casi no se veía la tierra, regrese a la casa y espere por un buen día, mi embarcación estaba lista, solo faltaba un buen pronostico del tiempo”

“Oye Moya…todavía no has dicho cómo metiste al caballo en el agua con las patas de ranas puesta” (interrumpí de nuevo)

“!Marcha atrás coño no jodas mas!, al caballo lo metí en el agua marcha atrás, no jodas tanto y déjame terminar (protestó el joven anciano) como les iba diciendo. Ese día era Domingo, la brisa de la madrugada estaba muy rica, un fresco acogedor acariciaba mi rostro con cariñosa suavidad, aparentemente Pepo también estaba feliz, no sé si era porque sabia que iba para la Yuma o porque le gustaba la refrescante madrugada, el caso fue que entró al mar con suma facilidad (marcha atrás como ya le dije al come mierda este) y comenzó a patalear con un entusiasmo pocas veces visto en él. En mas o menos media hora ya no se veía la costa, yo creo que ese animal iba a diez o quince nudos ¡que manera de nadar ese caballo! Estuvimos en el mar como tres o cuatro horas, ya estábamos lejicimo y Pepo como si nada. Yo creo que eran como las diez de la mañana, íbamos muy lejos, yo lo sé porque no se veía nada, solo agua por los cuatro costados, cuando de pronto vimos a lo lejos el guardacostas cubano. La Grifin enfiló proa hacia nosotros pero pasó trabajo para alcanzar a Pepo que viendo el aparato aquel que nos venia pa’rriba decidió apretar la velocidad y por poco no nos pueden atrapar…una vez los guardafronteras nos dieron captura, Pepo en son de protesta comenzó a gemir “Brrrru, brrrru, brrrru” y movía la cabeza como queriendo decir !Manda pin… esto!”

Para El viejo Moya aquello había sido una tragedia, para los que lo escuchábamos era una verdadera comedia.

¿Y qué pasó con el caballo Moya? Pregunte curiosamente.

“Estos comunistas lo mataron y lo dejaron en medio del mar” contestó con lagrimas en sus pequeños y vivarachos ojos.

Luís Alberto Ramírez. Miami


El blog de Katungo

jose gonzalez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2692
Valoración de Comentarios : 142
Puntos : 261
Fecha de inscripción : 28/08/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cruzando el mar a caballo..

Mensaje por Invitado el Dom Ago 31, 2008 10:33 pm

tu te imaginas si ese`caballo contrarevolucionario balsero lo llegan a virar y organiza toda una caballeria la que se hubiera formado de madre mi hermano

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cruzando el mar a caballo..

Mensaje por Patrio el Dom Ago 31, 2008 10:37 pm

Es genial esta anécdota.
Patrio

Patrio
VIP

Cantidad de mensajes : 3948
Valoración de Comentarios : 1734
Puntos : 5002
Fecha de inscripción : 19/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cruzando el mar a caballo..

Mensaje por Cubano Libre el Lun Sep 01, 2008 9:26 am

Bueno la verdad que es increible pero bueno de los cubanos se puede esperar cualquier cosa. Pero esta bueno para hacer una pelicula

Cubano Libre
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1171
Valoración de Comentarios : 277
Puntos : 938
Fecha de inscripción : 04/08/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cruzando el mar a caballo..

Mensaje por kubanita el Mar Sep 02, 2008 4:20 pm

Increíble,pero cierto.Los cubanos salen de Cuba hasta en un cascarón de huevo con dos paletas de helado.

kubanita
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 984
Localización : USA
Hobbies : Hacer lo posible por la libertad de Cuba
Valoración de Comentarios : 92
Puntos : 713
Fecha de inscripción : 17/12/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cruzando el mar a caballo..

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:37 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.