Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 31 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 31 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

LA CAMPAÑA SE DEFINE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA CAMPAÑA SE DEFINE

Mensaje por cubivallejo el Sáb Ago 30, 2008 4:41 pm

Publicado en www.cubacapitalista.com


LA CAMPAÑA SE DEFINE
Agosto 30, 2008

La Convención del Partido Demócrata de los Estados Unidos terminó hace un par de días con una convocatoria apoteósica en un estadio deportivo frente a una multitud de más de 80,000 personas. El candidato presidencial, Barack Obama, adepto en el uso del simbolismo y el mercadeo de las imágenes, aceptó la nominación del Partido en un estadio, tal como lo hizo su modelo político, John F. Kennedy en 1960. Su discurso electrificó a la multitud rendida a sus pies.

No hay duda que Obama es un orador carismático, y su discurso promete a los votantes un futuro brillante si logra ser electo Presidente. Pero si analizamos la retórica, su agenda política representa el mismo paternalismo de Estado que promueve el Partido Demócrata desde los tiempos de Franklin Roosevelt, y que ha sido rechazado por los votantes americanos desde los grandiosos (y fallidos) experimentos sociales del “Great Society” de Lindon Johnson.

Las vulnerabilidades de Obama como candidato son muchas. Su carrera política es muy corta, y su experiencia laboral se limita a sus años de “servicio comunitario” como parte de la maquinaria política del Partido Demócrata en Chicago, Illinois. Sus relaciones personales con individuos que promueven ideologías racistas (como su pastor religioso durante 20 años, Jeremy Wright) y de extrema izquierda (como Bill Ayers, terrorista de la década de los años 70), continúan generando sospechas sobre la dirección que el país pudiera tomar bajo su liderazgo. Su “capacidad de juicio”, que supuestamente demostró oponiéndose a la invasión de Irak en 2003, es cuestionable, ya que también se opuso al cambio estratégico militar que ha derrotado a las fuerzas de Al Qaeda en los últimos meses, y que todavía se niega a reconocer. Su concepto de la política exterior que formularía su Administración me preocupa en un momento en que los Estados Unidos confronta tantos retos a nuestros intereses. La lista es más extensa, y las diferencias entre los candidatos se debatirán más ampliamente antes de Noviembre. Esos temas los exploraré más adelante.

Obama se proyecta como un “agente de cambio”, listo a realizar cambios en el gobierno federal y en la política americana, eliminando las “injusticias” que supuestamente le han impedido a la mayoría de los ciudadanos lograr el nivel de desarrollo económico que se merecen. Sin embargo, su compañero de fórmula como Vicepresidente es un Senador con 35 años de servicio, sin ninguna otra experiencia laboral en su expediente. Yo considero que es una contradicción que un político profesional que por 35 años ha formado parte de la maquinaria federal en Washington DC, pretenda convertirse ahora en un “reformador” de esa maquinaria. Y no olvidemos que el propio Obama es una criatura de la maquinaria del Partido Demócrata en Chicago, notoria por su corrupción.

Lo interesante de esta campaña presidencial es que lo inédito, lo inesperado, es parte del acontecer noticioso del día. En la mañana después del discurso apasionado de Obama, los medios de comunicación no analizaban la retorica inspirada del candidato, sino debatían la inminente nominación del candidato para Vicepresidente del Partido Republicano. Me imagino la frustración de Obama y el Partido Demócrata cuando el impacto de su discurso histórico quedó totalmente eclipsado por las especulaciones alrededor de los pretendientes a la Vicepresidencia que John McCain anunciaría al mediodía.

El impacto resultó ser demoledor cuando John McCain nominó a Sarah Palin, la Gobernadora del Estado de Alaska, de solo 44 años de edad (más joven que Obama), con una biografía interesantísima, y con una carrera política corta pero impresionante.

La reacción de la campaña de Obama fue inmediata, y sus portavoces cuestionaron la nominación de un candidato con tan poca experiencia para una posición política de tanta importancia. Aparentemente el Partido Demócrata no reconoce la contradicción que implica su crítica, cuando el propio Obama, candidato a la Presidencia, carece de experiencia ejecutiva, y cuando su expediente político es aun más corto que el de la Sra. Palin.

El historial de Sarah Palin merece reconocimiento. Es una mujer que ha fundamentado su carrera política retando la burocracia y la corrupción, aún dentro del propio Partido Republicano en Alaska. Primero como consejal, después como alcalde de su pueblo, y finalmente derrotando en las primarias al candidato Republicano para Gobernador del Estado. En esas elecciones, la Sra. Palin fue electa, la primera mujer en esa posición, y el candidato más joven en la historia del Estado. Su popularidad sobrepasa el 80%, y durante su administración ha rebajado los impuestos de los contribuyentes y ha luchado contra la corrupción en su propio Partido. Un ejemplo de su eficacia es el rechazo del famoso “puente a la nada” (bridge to nowhere) que el Senador Stevens, Republicano y ahora bajo investigación por corrupción, había propuesto como parte del sistema de “favores mutuos” en el Senado federal que caracteriza la corrupción en Washington DC.

Es una mujer de principios, y su discurso aceptando la nominación que McCain le ofreció, ha generado un alto nivel de entusiasmo en la base política del Partido Republicano, y pone en juego el voto femenino en Noviembre.

Ahora comienza la fase final de la campaña electoral, y las agendas de Obama y McCain van a ser contrastadas durante los debates políticos. Mientras tanto, la nominación de Sarah Palin representa un paso histórico para el Partido Republicano (la primera mujer nominada en una boleta presidencial). Es importante notar que, independientemente del Partido político que gane estas elecciones, es un momento histórico para nuestro país. Obama sería el primer Presidente negro, y Sarah Palin sería la primera mujer en esta posición.

cubivallejo
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 748
Edad : 70
Valoración de Comentarios : 79
Puntos : 462
Fecha de inscripción : 12/01/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.